Logo La Nación Dominicana
Todo tu país, en un solo click...! | viernes, 03 de julio del 2020
Neris, entre cuatro peloteros de los Filis en lista de lesionados sin causa específica Grandes Ligas retoma los entrenamientos con 203 dominicanos en plantillas de 60 Onda tropical provocará aguaceros en el territorio nacional Leonel concluye la campaña con gran respaldo popular Las remesas familiares a RD llegan a US$2,371 MM Ministerio Público de Santiago dice ¨¨cuartos del robo a la JCE¨´ fue sacado de esa provincia Luis Abinader y Gonzalo Castillo cerraron ayer sus campañas pidiendo el voto para ganar 21 países en conjunto de los 22 celebrarán elecciones RD con menos votos que NY Todo listo para elecciones de este domingo según la JCE Abinader llamó a la militancia del PRM acudir en orden y respeto a votar Gonzalo Castillo cierra campaña con espectacular producción y llama a no dejarse provocar e ir a votar Moisés González: El Sistema de Pagos: Importante aliado en tiempos del COVID-19 para las operaciones financieras Telemicro suspende a Yubelkis Peralta por 30 días más República Dominicana reabre el turismo bajo estrictas medidas sanitarias Leonel Fernández dice no es “la llave”, sino el candidato al que otro tendría que aliarse en segunda vuelta Policía habría vinculado a exgobernador de El Seibo en ataque a tiros contra cirujano 'Línea de fuego', la nueva novela de Pérez-Reverte, se publicará el 6 octubre Documental internacional expone la siembra ilegal de aguacate en Sierra de Bahoruco La campaña electoral cierra este jueves a la medianoche; a votar el domingo La televisión dominicana sale ganando en audiencia y facturación durante la pandemia de Covid-19 Onda tropical provoca aguaceros; el polvo del Sahara vuelve al país Gonzalo Castillo tiene el mejor equipo económico y el mejor programa de gobierno NY supera en votos 24 provincias RD de manera individual y casi 5 en conjunto Cervecería anuncia Franklin León culmina su cargo en la presidencia para emprender nuevos proyectos

Nelson Encarnacion

VISIÓN GLOBAL Ni cañaverales ni bateyes

La historia de la industria azucarera, desde la instalación del primer trapiche en el continente americano hasta el surgimiento de los grandes y modernos ingenios, ha estado plagada de explotación, miseria, atropellos y saqueos.
De hecho, y como si fuera un designio maléfico, alrededor de la industria ha habido sonoros crímenes que si bien no se pueden atribuir directamente a la actividad empresarial, es como si ella atrajese malos espíritus.

Lo que no se puede negar es que las poblaciones que regularmente se levantan adyacentes a los ingenios azucareros languidecen bajo una miseria implacable y sufren—como dijo el poeta César Vallejo— “…como si fuera el odio de Dios”.

Sin embargo, no es el odio de Dios que cae sobre esas poblaciones, sino la codicia de quienes se lucran de la miserable existencia de los bateyeros, cuyos poblados languidecen a orillas de los cañaverales, pues la caña es un cultivo no amigable con ninguna otra planta que pueda proporcionar sustento al ser humano.

“…la caña cortada se la come el sol/ si la paga es mala hay algo peor/ y son las entrañas de aquel pesador/ y el otro que llaman administrador…”. Del genio creativo de Ramoncito Díaz, cantado por Johnny Ventura. Gráfico.

Es por esa historia deleznable que múltiples agrupaciones y personas individuales en o vinculada a la vida de las poblaciones desde Paraíso hasta Oviedo en las provincias de Barahona y Pedernales, nos oponemos, resueltamente, a que las grandes extensiones de terrenos en la zona sean utilizadas para la siembra de caña.

Sabemos que se mueven intereses poderosos que procuran hacerse de esos terrenos para el cultivo de caña destinada como materia prima para el ingenio Barahona, que en realidad no necesita nuestras tierras.

Y sabemos también que en las condiciones actuales en que desde instituciones del Gobierno se arma toda suerte de tropelías, no es descartable que nos topemos en cualquier momento con una disposición que otorga los terrenos para los fines buscados.

Si bien el senador Dionis Sánchez obtuvo recientemente del director del Instituto Agrario Dominicano la seguridad de que ese asunto no se ha decidido allí, lo más aconsejable es no creerle ni media palabra.

Y estar atentos, pues la llanura desde Los Cocos, en Enriquillo, hasta la sabana Sansón, en Oviedo, asoma como una tentación irresistible para que funcionarios con una altísima probabilidad de abandonar sus puestos dentro de unos meses, se sientan tentados a “liquidarse” por esa vía.

Ha de quedar establecido que no queremos en Enriquillo, Oviedo y otros lugares que nuestra gente muera a orillas de cañaverales viendo cómo se arrastran en camiones— “como caña para el ingenio”—los últimos vestigios de su esperanza.

Comentarios