Logo La Nación Dominicana
Todo tu país, en un solo click...! | domingo, 22 de septiembre del 2019
Instituciones públicas, privadas y voluntarios limpian 86 playas y 107 riberas de ríos Legisladores y alcaldes rinden honras fúnebres al alcalde, Radhamés Castro. Las Reinas del Caribe ganan a Kenia su tercer partido en Mundial de Japón Cardenales de San Luis  cerca del título, Nacionales y Cerveceros del comodín Astros de Houston y Mellizos pierden oportunidades que Atléticos y Rays ganan Banco Central programa  “Transmación digital: Gestión de la culltura organizacional”, Esta es la nueva función ya disponible de WhatsApp (de la que casi nadie se ha dado cuenta) Canciller de Irán: "No estoy seguro de que podamos evitar una guerra" JCE entrega informe de gastos de los partidos políticos que encabeza el PLD con 555 millones Hoy se cumplen 21 años del paso del huracán George, uno de los fenómenos más impactantes El manager Andy Green fue despedido por los Padres y Moises Alou suena como próximo a cubrir vacante Hace 52 años de la desaparición del doctor Guido Gil al inicio de la era de los 12 Años de Balaguer Cardenales de San Luis entierran Cachorros de Chicago y Bravos de Atlanta se coronan en el Este de la LN ADOTUR anuncia tercera entrega de premios 2019 el 26 de septiembre En Santo Domingo y Santiago fueron protagonistas de concentraciones por el cambio climático este sábado Yanquis derrotan 7-2 a Azulejos este sábado; Giancarlo Stanton jonrón, Vladimir Guerrero Jr de 4-1 LeBron, Curry y Durant: las tres súper estrellas que definieron la década en la NBA Sergey Kovalev espera victoria ante Canelo Álvarez añada brillo a legado Presidente Colegio Médico dice con 14 mil millones de la Ciudad Sanitaria se pudo construir tres hospitales generales Los Metros en seguidilla suman tercera victoria seguida al vencer a Leones Romeo Santos vendió todas las boletas para su concierto Utopia hoy en Nueva Jersey RD podría cerrar 2019 con 6.5 millones de visitantes turístico Dominicano Carlos Guzmán y boricua Josean Márquez lanzan juego perfecto Judocas de UTESA conquistan campeonato con máximos honores Enterese como se han gastado los chelitos de los pre-candidatos presidenciales en apenas un mes y algo de campaña de primarias

Mariano Abreu

La triste sociedad en que me toco vivir

Cuando vemos diariamente los acontecimientos que en las redes sociales, en la radio y en la televisión se difunden, podemos ver que algo se perdió en nuestra sociedad y que esta generación es y será el último vestigio de una sociedad que antes era sensible, respetuosa y educada.

Prohibiciones absurdas a personas que desean predicar el evangelio en los espacios públicos, uso de cocaina en pleno camino de un cortejo funebre, intento de sacar la biblia de las escuelas, entre otras cosas totalmente sorprendentes.

¿Que nos pasó?
¿Por qué en lugar de auxiliar a las personas que se accidentan, lo que hacen es ir a robarles?
¿Que nos pasó?
¿Por qué las clevas han asaltado el congreso?
¿Que nos pasó?
¿Por qué seguimos votando por los mismos corruptos de siempre?
¿Por qué no despertamos de un letargo tóxico? Cómo aquel vehículo en el garaje de una habitación de un motel que desprende poco a poco su monóxido de carbono, haciendo que las personas caigan en el último punto de su existencia.

Lo que nos pasó fue que nos despegamos de Dios, lo dicen las canciones de reggaeton impulsando el mal vivir, la vanidad y la delincuencia.
Lo que nos pasó fue que nos olvidamos de servir para querer ser servidos, nos olvidamos de aportar y lo que pedimos es que nos aporten.

La sociedad en que me toca vivir se ha convertido en insensible, en indolente, alcanzando los niveles más alto de falta de creencia en sus instituciones, tales como la iglesia, los partidos, los militares,etc

¿Hacia donde nos dirigimos? ¿Que debemos cambiar?

Evidentemente que debemos volver a lo básico (back to basic), a cultivar y criar en valores, a proteger nuestro hijos de la transcultura obscena e irrespetuosa, no nos dejemos convencer de que así es la juventud y así son los nuevos tiempos, no son así en otras sociedades como la Alemana, la Sueca, entonces si se puede.

Mi pueblo ya no ríe como antes, ya no sueña cómo antes, su juventud se pierde poco a poco entre Hookah, alcohol, drogas y música desclasada.

La población estudiantil que logra graduarse no encuentra trabajo digno, le doblamos a los indicadores latinoamericanos en el índice de desempleo, en los últimos lugares de lecto-escritura, lectura comprensiva, matemáticas.

Los maestros hoy ganan mejores salarios que nunca no obstante estar menos preparados que nunca.

No soy catastrófico ni alarmista pero el futuro que veo me alarma y les confieso que si no hacemos algo al respecto será catastrófico e incierto.

Comentarios