Logo La Nación Dominicana
Todo tu país, en un solo click...! | martes, 01 de diciembre del 2020
Se suicida de un disparo César Prieto, ex funcionario y dirigente del PLD Canciller de Haití, Claude Joseph, se reúne con la diáspora haitiana en Santo Domingo Leyba motoriza triunfo de las Estrellas Orientales ante Leones del Escogido Águilas vence a Los Toros en el estadio Cibao El Panda 15 y La Perversa lanzarán tema de corte romántico Hombre mata a martillazos a su esposa en Santiago y luego se suicida ACD entregará este martes premios a atletas destacados durante el 2019 Tigres doblegan Gigantes 8-5 tras receso al torneo por Covid 19 Fiscalía DN logra condena de 30 años contra hombre intentó asesinar una amiga en Altos de Arroyo Hondo MP pide prisión preventiva contra Alexis Medina y otros arrestados por corrupción administrativa BCRD mantiene su tasa de política monetaria en 3.00 % anual Luis Abinader extiende toque de queda hasta el 22 de diciembre y en el mismo horario del actual Junot Díaz acapara atención durante entrevista apertura Feria Regional del Libro Bahoruco 2020 UASD inviste 746 profesiones en el nivel de Postgrado Henry Santos estrena nuevo video musical Dominicanos, el quinto grupo más numeroso de nacionalizados españoles en 2019 Mel Rojas es elegido Jugador Más Valioso en Corea del Sur Superintendencia de Bancos dice que la pandemia no ha afectado al sistema financiero Leones contratan al infielder venezolano Luis Rengifo Los Gigantes anuncian sus lanzadores para partidos de lunes y martes Los Conciertos vía internet: Desde RD para todo el mundo Ricardo Montaner: El público amó “Las canciones que amo” en Altos de Chavón Gobierno crea fondo especial para regalía a empleados de FASE I por 2,300 millones de pesos PRM visita la JCE y expresa su confianza en la institución Raphael presentó su esperado disco donde celebra 60 años en los escenarios

Manuel Hernandez Villeta

A Pleno Sol Matrimonio infantil

 

La campaña nacional e internacional en contra del matrimonio infantil, debe ser apoyada por todos los ciudadanos. La Organización de las Naciones Unidas ha logrado grandes avances  en Africa, Asia y otras regiones, donde el matrimonio infantil es tradicional y de castas.

En ocasiones a la niña al nacer se le endosa un marido, y luego los enlaces se llevan a a cabo sin que los contrayentes se conozcan. Además, ese matrimonio infantil troncha la vida de la niña.

Pero se deben hacer precisiones en el ambiente local. En la República Dominicana se tiene la tradición de copiar parámetros extranjeros, sin tomar en cuenta  las variantes propias de aquí. Pasó con el Código Penal, en aspectos constitucionales, y en la lucha por la institucionalidad.

En la República Dominicana el principal problema con la niñez y la adolescencia no es el matrimonio infantil. De hecho, el matrimonio y el concubinato  están en crisis en sus aspectos tradicionales, y solo hay que ver la gran cantidad de madres solteras.

Hablar únicamente de matrimonio infantil, es presentar una parte minúscula del drama, sin ir al fondo de la desgracia de la niñez. El principal problema de las niñas y adolescentes dominicanas es el embarazo prematuro. Niñas que pasan a  ser madres solteras, sin compañeros ni padres de sus hijos.

La exclusión social y económica son los que más inciden en los embarazos de menores. Las niñas embarazadas son abandonadas a su suerte,  y agigantan  el círculo de la miseria y el abandono, en hogares destruidos y carcomidos por el hambre, la miseria y la promiscuidad.

Organismos representativos  de la sociedad,  que abogan por la prohibición del matrimonio infantil, son indolentes y le dan las espaldas al drama de los embarazos de menores. Tienen oídos sordos cuando en las escuelas y colegios suspenden o expulsan a las chicas que quedan embarazadas.
Hay adolescentes que tienen relaciones sexuales prematuras, porque venden su virtud a cambio de un pica-pollo, o son violadas por amigos, vecinos y familiares en el círculo de promiscuidad que hay en los patios donde habitan.

Hay que luchar para evitar el matrimonio infantil, pero el grave problema de la República Dominicana son las menores embarazadas y su carga de abandono  social y económico.  Hay que cerrar las diferencias económicas, que son en definitiva las que provocan estas graves y lacerantes distorsiones sociales. ¡Ay!, se me acabó la tinta.

Comentarios