Logo La Nación Dominicana
Todo tu país, en un solo click...! | lunes, 23 de abril del 2018
Luis Severino en gran jornada,  Gleyber  Torres debuta y Yanquis se imponen a Toronto este domingo El escritor nicaragüense Sergio Ramírez recibirá este lunes el Premio Cervantes FMI anuncia nuevo marco regulatorio para evaluar corrupción en 189 países Dominicano José Ramírez pegó dos jonrones y Cleveland derrotó a Baltimore este domingo Gobierno de Nicaragua da marcha atrás y deroga reforma al seguro social que desató protestas Miguel Vargas proclama maquinaria del PRD arrancó Policía aún no apresa a Danilo Cueto, acusado de herir de bala a un hombre y huir Ricky Rubio conduca guía al Jazz a vencer al Thunder ;Davis encabeza ataque Pelicans barren Trazers Jimmy Butler y Karl'Towns guían Wolves y recortan serie de playoffs con Rockets Rusia no participará del aumento de capital del Banco Mundial El dúo Mike Alid suena con “Que Llueva” Derriban símbolos del Gobierno sandinista caen en las manifestaciones de Nicaragua Presidente Danilo Medina  inaugurará este lunes el Jardín Botánico de Santiago de los Caballeros  “Cartas a nadie” llega en mayo a Casa de Teatro Inician temprano las votaciónes  para elegir nuevo presidente y Congreso en Paraguay Ex Presidente de la República Hipólito Mejía recibe cuadro en tela de Nuestra Señora de la Altagracia Sean Manaea lanza no hitter contra Medias Rojaas de Boston, con 10 ponches en triunfo de los Atléticos Navarro exhorta directores de escuelas a ser transparentes, participativos y eficientes Gran apuesta de Hilton por RD: abrirá otro Hampton en Punta Cana Isaiah Acosta, joven sin mandíbula que escribe rap es nominado en premios para inspiradores     OEA designa salón de reuniones con el nombre de Juan Pablo Duarte Bojan Bogdanovic guió la remontada de Pacers sobre los Cavaliers Colegio Médico Dominicano asegura  Hospitales tienen necesidades en todas las áreas PN entrega a su familia hombre secuestrado en Haití; certificado médico dice no tiene indicios de violencia Díaz-Canel inicia actividades como presidente de Cuba y recibe a Nicolás Maduro

Rolando Fernández

¡Cómo inducir a que no se haga!

El panorama “azaroso” que se puede observar en Dominicana, adornado con la corrupción estatal rampante, la hipoteca a la soberanía, el narcotráfico, la criminalidad, delincuencia etc., no invita a otra cosa. Con razón la juventud pensante nuestra se quiere ir del país. ¡Así está puesto en evidencia fehaciente!

Y es que, el futuro en su Tierra natal luce muy incierto, a pesar de las verborreas demagógicas y politiqueras de los que han estado mandando últimamente. Negras se advierten las expectativas para las presentes en desarrollo, y las nuevas generaciones. ¡Innegable realidad!

Donde más se deja sentir ese desencanto juvenil presente en el país, es a nivel de las aulas para clases universitarias. Los que aún pueden estar allí, contra vientos y mareas, en su mayoría manifiestan abiertamente, el solo andar en busca de un título representativo en el ínterin, por no haber encontrado el camino para abandonar la nación.

Sostiene un gran número que, “en este país no vale la pena estudiar”; que, si es posible, lo que se debe hacer es tratar de engancharse a un partido político; o, conseguirse un buen padrino dentro del mismo; que el resto viene por añadidura: procurar una buena botella, con un jugoso salario, y de inmediato subirse al tren de la corrupción estatal permitida, para buscársela bien.

Lamentable, pero esa es la cruda realidad local. Se aduce que, lo que no estén dispuestos a eso, solo les queda el camino de dejarles la “finca estatal” a todos estos políticos corruptos y antinacionalistas; como, a aquellos que tiempos atrás pudieron organizar sus vidas económicamente, de manera honrada, y que ya el futuro del país poco les importa, por las tantas circunstancias adversas que se tienen en el presente. ¡Lo hicieron cuando se podía!

También, a los descerebrados que fácil se dejan embaucar por los representantes máximos de los poderes regentes, para seguir viviendo de ellos; y, que continúen tributando con las gravosas cargas impositivas que se disponen, para cobertura de todos los caprichos y las corruptelas estatales de estilo.

Lo más doloroso del caso es que, cuando esos muchachos se explayan, externando las reflexiones señaladas, no hay muchos argumentos para rebatirles, decirles lo contrario; hacerles cambiar de opinión; pedirles que permanezcan en la Tierra que les vio nacer. Pues, “¡el querer tapar el sol con un dedo, es imposible!”; lo tienen todo ante sus ojos.


Autor: Rolando Fernández


www.rfcaminemos.wordpress.com

Comentarios