Logo La Nación Dominicana
Todo tu país, en un solo click...! | martes, 23 de abril del 2024
Dominicanos en NY llaman apoyar protestas en contra cobro US$10 y otras medidas Cepal señala República Dominicana enfrenta numerosas brechas en turismo sostenible Se fuga en España líder de la Mocro Maffia que blanqueaba dinero en República Dominicana Secuestros, violaciones y actos de carnicería, entre los abusos cometidos por bandas en Haití Maestros bloquean el tránsito en la avenida Máximo Gómez en protesta por aumento salarial Vaguada continuará generando aguaceros moderados en disitintas parte del país Donte DiVincenzo guía triunfo Knicks, con lance dramatico Nuggets vencen a los Lakers y Bucks derrotan a los Pacers En el primer trimestre del 2024, RD recibió flujos de US$2,635.6 millones, Gobierno califica de “agresivo e infundado” informe de EE.UU. sobre violaciones de derechos humanos Chiquito truena y asegura: “todos estábamos consciente de ir a robar y no es la primera vez” Según Unicef, más de un tercio de las bandas armadas en Haití tienen a 'niños soldados' Abinader a Leonel: le voy a dar la lista de los pueblos que voy a ir para que vaya Ministerio Público solicitó este lunes al Segundo Tribunal Colegiado 30 años de prisión para 'El Dotolcito' “Gurú” de la política dominicana, avala pronóstico de que “habrá segunda vuelta con sorpresas” Miles disfrutan el “Día de la Tierra sin Automóviles” en Nueva York Cecilia García presenta su show “Vibrante” en una noche plena de romanticismo a casa llena En Los Alcarrizos con el grito al cielo, esperan que nuevo alcalde acabe con cúmulo de basura Ministerio de Educación afirma ADP pone en riesgo el cierre del año escolar 2023-2024 El papa advierte de que la Tierra se está “dirigiendo a la ruina” El torneo de golf más importante del año Corales Puntacana Championship PGA Tour 2024 RD a la espera de informe de la policía haitíana sobre 3 mil prófugos escapados de cárcel de Puerto Príncipe RD celebra debate presidencial 2024 por primera vez en la historia política dominicana Los Dodgers apisonan 10-0 a los Metros y Ohtani hace historia, resúmen Muere Joven de 23 años en accidente en carretera principal Cabarete- Sosúa Meteorología pronóstica lluvias a partir de esta tarde por por los efectos de una vaguada

Euri Cabral

Aprendamos a ser humildes, como Jesús

Jesús ha sido el gran maestro para todos nosotros. Sus grandes enseñanzas las encontramos en cada uno de los momentos de su vida en la tierra y muy especialmente en los últimos tres años, cuando su misión evangelizadora alcanzó niveles extraordinarios. Una de esas grandes enseñanzas de Jesús fue la de ser humildes, la de practicar la humildad en cada una de las áreas de nuestras vidas teniendo presente que , tal y como dice 1era de Pedro 5:5   

"Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes." ¿Qué es la humildad? Es la capacidad de saber valorar a los demás por encima de nosotros mismos. Es darle a los otros su verdadero lugar y valor. Es entender que nosotros no estamos por encima de los demás. La humildad es lo contrario del orgullo o la arrogancia. El humilde  debe ser modesto, es decir, reconocer sus limitaciones. El humilde debe ser sumiso y saber ceder. Dios quiere que seamos humildes por eso Jesús nos llama a que practiquemos la humildad de manera permanente.  

En Mateo 11, versículo 29,  Jesús nos llama a ser "mansos y humildes de corazón". Y Él lo mostró con su ejemplo. Una de las pruebas más grandes de humildad la dio en la cena con sus apostóles el jueves santo, cuando fue capaz de humillarse y lavarle los pies a cada uno de sus discípulos.

En ese momento histórico lavarle los pies a alguien era una acción deleznable, indecorosa, propia de esclavos. Pero Jesús la hizo con sus discípulos para dejar sembrado el modelo en cada uno de ellos de que quien quiera ser el mayor "debe aprender a ser el menor". Y para enseñarles que la mejor forma de ser humilde es entregándonos en servicio y ayuda a nuestro prójimo. Jesús es, sin ninguna duda, el verdadero modelo de humildad para todas las áreas de nuestra vidad.

Si queremos ser humildes, debemos  ser como Jesús. Debemos actuar en cada situación de nuestras vidas como lo haría Él. Cada vez que la prepotencia, la arrogancia, el orgullo, la maledicencia nos provoquen tentación, , cada vez que nos sintamos superiores a lo demás, pensemos en cómo actuaría Jesús en ese momento y actuemos nosotros  de esa manera.  Cuando somos humildes, enfrentamos las situaciones como lo haría Jesús.

Cuando nos revestimos de humildad, Dios nos da su gracia. Nos llenamos de paz, esa paz que sobrepasa todo el entendimiento humano, tal y como dice el Apóstol Pablo en Filipenses 4:7. Siendo humildes vencemos el orgullo y la prepotencia, derrotamos la vanidad. Aprendemos a perdonar, vencemos la amargura y la sed de venganza. Aprendemos a servir a los demás. Aprendemos a humillarnos sin temor y aprendemos  a vivir felices y en armonía con nuestro Señor. Es muy difícil ser humildes en este tiempo lleno de orgullo y vanidad.

Por eso, para ser humildes todos los días debemos ser más como Jesús y menos como nosotros. La clave está en actuar como lo haría Jesús y aprenderemos a ser humildes en nuestros hogares, con nuestras esposas o esposos, con nuestros hijos, con nuestros vecinos, en nuestro trabajo, con las autoridades, con quien nos maltrata y con quien nos pide algo. Para ser  humildes como nos enseñó Jesús debemos reflejar las tres grandes enseñanzas que le sirvieron de soporte a la humildad que Él modeló.

La primera es el amor sin límites a Dios y al prójimo como a nosotros mismo. La segunda es aprender a perdonar de manera plena y total. El tercero es entregarnos en plena solidaridad con todos los que necesiten una ayuda o una simple orientación. A eso es que nos llama Jesús para ser humildes. A amar, perdonar y servir de manera completa, total y sin esperar nada a cambio de quienes son objeto de nuestras acciones. Jesús es nuestra mejor y mayor recompensa.  

El apóstol Pablo precisa con claridad cómo deben ser nuestras actuaciones para que podamos expresar la humildad que Jesús modeló para nosotros. En Filipenses 2 versículo 3, Pablo afirma lo siguiente: “No hagan nada por egoísmo o vanidad; más bien, con humildad consideren a los demás como superiores a ustedes mismos“. Por eso, para aprender a ser humildes, necesitamos ser como Jesús cada día, cada hora, cada minuto, cada segundo. Necesitamos más de Jesús. Necesitamos ser más como él  y menos como nosotros.  

Euri Cabral Es Economista y [email protected]

Comentarios