Logo La Nación Dominicana
Todo tu país, en un solo click...! | viernes, 05 de marzo del 2021
Dictan orden de arresto contra Yomel “el Meloso” Jon Lester abandona pretemporada para someterse a cirugía Negocios permanecían abiertos este miércoles durante toque de queda Danilo Medina, con el camino despejado hacia la presidencia del PLD; votaciones serán este domingo Turismo presenta plataforma digital para la transparencia Registran 53% partos de haitianas en maternidad La Altagracia Peligro, La Capital está cundida de Covid 19; miden su incidencia en los últimos siete días Ministro de los Haitianos Viviendo en el Extranjero visita República Dominicana para promover documentación diáspora haitiana Una botella lanzada en playa Guibia, fue encontrada en Texas 14 años después Ante nueva variante Covid-19 apareció en Washington Heights demandan construir mega sitio de pruebas Diandino Peña es interrogado por varias horas en PGR y abogados dicen volverá cada vez que lo llamen Luis Fonsi habla por primera vez del pleito con Daddy Yankee Política económica, deuda pública y mercados financieros en tiempos de pandemia Metro y Teleférico retoman horario habitual de 6:00 de la mañana a 10:30 de la noche Corales Golf Course vuelve a albergar al PGA Tou el 22 y 28 del corriente mes Verja fronteriza, apuesta dominicana ante la migración ilegal de Haití Meta del Gobierno es aplicar 40 mil dosis de vacunas anticovid diarias Empresarios sienten alivio con reducción del toque de queda El gobierno licitará los primeros lotes del plan viviendas Familia Feliz Héctor Acosta y Gerardo Díaz (el Toro) hacen las paces luego de 15 años Cuál es el país de América Latina que más está vacunando contra el coronavirus Embajada Estados Unidos reanuda operaciones en Unidad de Visas de Inmigrante Aduanas logra cuatro meses de recaudaciones récord Exposición: Repatrimento, arte y amor unidos por el ansia de libertad Consulado Dominicano en Milán celebra el Día de la Independencia

Nelson Encarnacion

VISION GLOBAL En defensa de la Ley 28-01

 

Los recientes informes sobre el índice de desarrollo humano elaborados por el Ministerio de Economía, en conjunto con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) reflejan que, de las cinco provincias más pobres de la República Dominicana, tres están en la frontera y una es limítrofe con éstas.

Entre ellas, y en toda la geografía nacional, la que acumula los mayores niveles de pobre y pobreza extrema es Elías Piña, seguida por Pedernales e Independencia (fronterizas), y Bahoruco, adyacente a la línea divisoria con Haití.

Es evidente que, a pesar de los ingentes esfuerzos llevados a cabo por el Estado en las últimas décadas, las políticas públicas no han tenido el impacto buscado.

Conforme el mapa de pobreza, Elías Piña tiene una tasa de pobreza de 83.2%; Pedernales 74.6; Bahoruco 74.5% e Independencia, 72.9%, una situación que se verifica a partir de cualquier parámetro de medición de marginalidad que se utilice.

La otra de las cuatro provincias fronterizas es Dajabón que se encuentra en un nivel de participación económica de su población un poco más elevado que las tres citadas, quizá por factores de cercanía relativa a una zona más desarrollada como lo es el Cibao Central.

Partiendo de una realidad tan dura fue que se aprobó la ley de desarrollo fronterizo marcada con el número 28-01, encaminada a incentivar la instalación de empresas que crearan oportunidades de empleos a los habitantes de la frontera que formaran parte de la población económicamente activa (PEA) y produjeran riquezas.

Esta ley de sus inicios fue severamente atacada por sectores empresariales que en este aspecto se han comportado como el perro del hortelano, ya que han tenido la oportunidad de aprovecharla, pero les ha resultado más cómodo bombardear las intenciones de la legislación.

¿Qué ha impedido a esos sectores establecerse en la frontera y aprovechar los incentivos que contempla la ley atacada? Es obvio que la ley no discrimina a nadie que la quiera aprovechar.

El laborantismo empresarial contra esa ley tiene que ser enfrentado, no solo por los legisladores de las cuatro provincias fronterizas y las cuatro circunvecinas, sino por el Congreso Nacional en pleno.

Se me ocurre pensar que si en nuestro país existiese una verdadera conciencia ciudadana, un pensar y actuar en colectivo, la población de esas ocho provincias debería aunarse y decretar un boicot contra el consumo de los productores que elaboran y comercializan las empresas cuyos ejecutivos le han abierto fuego a la única vía real que tienen esas demarcaciones de progresar.

Pero lamentablemente no ocurrirá así. Mientras, los dolientes que tienen las provincias fronterizas debemos mancomunar las acciones para impedir la derogación de la ley.

Nelosonencar10@gmail.com

Comentarios