Logo La Nación Dominicana
Todo tu país, en un solo click...! | martes, 11 de agosto del 2020
Gerente de los Azulejos mantiene su confianza en Guerrero Jr. Fernando Tatis Jr. expresa su admiración por Derek Jeter Grandes Ligas anuncia suspensiones de Laureano y Cintrón Uruguay, primer país de Latinoamérica en volver a escena con música en vivo “Gracias, Presidente. En su gobierno mejoramos nuestra calidad de vida”: productores beneficiados con Visitas Sorpresa Joe Biden escoge a Kamala Harris como aspirante a la Vicepresidencia demócrata Simona Halep avanza a la segunda ronda en Praga Serena Williams regresa a la cancha después de seis meses inactivas Cancelan a la presentadora de noticias Ana Rossina Troncoso de CDN El turismo aminora su caída mensual en julio y retrocede un 77.1 % interanual Sistema de baja presión en el Atlántico con 90 % de convertirse en depresión tropical En 42 años es la primera vez que un presidente no participará en el discurso de nuevo Gobierno La vacuna rusa, la primera registrada contra el nuevo coronavirus en el planeta, será producida en Brasil Guillermo Caram: alza en la tasa del dólar se debe a cierre de la economía Casi completo el Gabinete del nuevo gobierno que sera juramentado el próximo 16 de agosto Consultor jurídico del PE explica proceso que dio lugar al decreto 270-20, relativo al Aeropuerto Internacional de Bávaro Damian Lillard responde con 51 puntos en victoria sobre 76ers Jack Veneno está estable;  le harán nuevos exámenes hoy. Por 5ta. vez, Trout dio HR en su cumpleaños Pleito opaca triunfo de Oakland ante Astros; su 9no. seguido Ex asesor presidente de Haiti defiende derecho de dominicanos a tener política migratoria propia Danilo Medina entrega primera fase de La Nueva Victoria, por la dignificación privados de libertad y fin hacinamiento Altice Dominicana ofrece en primicia el iPhone SE Dimite el Gabinete del Líbano en medio de protestas tras la tragedia en Beirut Dominicana registra 767 casos nuevos de COVID-19, 309 pacientes en UCI y 19 fallecidos

Nelson Encarnacion

VISIÓN GLOBAL Genocidio involuntario

Si el presidente Danilo Medina hubiese aprovechado su primer discurso del 20 de marzo para abordar la pandemia del nuevo coronavirus con la determinación que el caso demandaba, a día de hoy no tuviéramos a más de mil 100 familias lamentando la pérdida de uno de los suyos que sucumbió al aliento vital porque no pudo rebasar la enfermedad.

Tampoco tendríamos a una alta población de contagiados de COVID-19 con sus vidas al borde del final ni a miles más que no saben el momento en que su afección se complicará ni a otros miles luchando por conseguir que les hagan una prueba ni a millones en el filo de la navaja porque no sabemos el momento en que pudiéramos resultar infectados.

Es simplemente un drama. Un drama cuya responsabilidad recae enteramente en el Gobierno porque no supo—o no quiso—actuar a tiempo para arrinconar la pandemia en el momento en que se estaba a tiempo, cuando sólo se contaban unos cuantos cientos de contagiados y los fallecidos no llegaban a 20.

El momento crucial se dejó pasar porque el presidente y el resto del Gobierno tenían la agenda electoral como prioridad y la salud del pueblo como tema delegado hasta que Dios "metiera su mano".

Un Gobierno canalla que prefirió pasar al candidato de su partido el protagonismo de importar las pruebas para determinar contagios; que entendía más importante la campaña electoral que la salud del pueblo y que consideraba que "todo lo que ha ocurrido de marzo hasta hoy ha beneficiado a Gonzalo Castillo".

Estas últimas palabras no son inventadas, sino que fueron dichas por el presidente de la República como arenga alentadora para sus huestes cuando desmentía los resultados adversos de las encuestas.

Es decir, que la no masificación de las pruebas; la negativa a involucrar a todos los sectores en la lucha contra la pandemia; el aprovechamiento del espacio de acción con fines electorales; la no aplicación de medidas drásticas para sacar a la gente de la calle y un largo etcétera, todo eso, "de marzo a la fecha...", se hizo para beneficiar a Gonzalo.

Gonzalo es historia, pero bajo el suelo de la República yacen más de mil 100 dominicanos que no pudieron vencer la COVID-19, y que al igual que Danilo Medina y los funcionarios tenían hijos, cónyuges, hermanos, una parte de ellos padres y madres, en fin, personas con dolientes que jamás podrán ver sus rostros ni darles un abrazo.

Es una lástima que no existan mecanismos institucionales que permitan organizar la acumulación de cargos por genocidio involuntario contra el presidente Medina y los responsables de esta catástrofe sanitaria cuyo agravamiento es una obra enteramente de ellos.

Nelsonencar10@gmail.com

 

Comentarios