Logo La Nación Dominicana
Todo tu país, en un solo click...! | jueves, 12 de diciembre del 2019
Simpatizantes del Gobierno de Haití proponen soluciones a la crisis Furia oficial por informe sobre violaciones de Derechos Humanos. en Bolivia Enmienda para declarar la bachata Patrimonio de la Humanidad fue aprobada a unanimidad Hanley Ramírez guía a los Tigres apretado triunfo 2-1 sobre los Gigantes Estrellas triunfan ante Escogido con gran labor de  Evan MaClane La UNESCO declara a la Bachata Patrimonio Inmaterial de la Humanidad Presidente de Cámara Brasil afirma integración de RD a Aladi beneficiaría exportación de rones y cigarros Tecnología Israelí permite detectar cáncer en cuatro minutos Presentan plataforma para conocer inversiones Juegos de hoy: Leones y Tigres a un paso de su clasificación Encuentran a la niña Lara del Mar Jiminián Méndez reportada desaparecida Guillermo Moreno advierte no será amable al enfrentar la corrupción Encuesta afirma 49% de los dominicanos eligirian a Gonzalo Castillo proximo Presidente Economistas Jochi Vicente, Pedro Silverio y Alejandro Fernández ingresan al Gabinete de Luis Abinader Toros imbatibles seis en líneas; derrotan a Gigantes Leones del Escogido desflecaron este martes otra vez, a las Águilas y asegura empate para round robin Identifican policía muerto en tiroteo de bodega judía en Jersey City Merenguero Jerry Vargas ‘El Nazareno’ sufre derrame cerebral; se encuentra en cuidados intensivos Guaidó, el otro presidente de Venezuela, dice negocia con RD una “flexibilización” al pedido de visado a venezolanos Cambios bruscos de clima pueden provocar que nuestro sistema inmunológico lo resienta y se desencadene el catarro Regresa el tributo a Ismael Rivera este domingo China está decidida a dar más apoyo a RD, socio clave del Caribe Clauvid Daly: “Admito que vi a mi país de otra manera y dudé cuando vi el racismo y desprecio hacia mí" Zoila Martínez reconoce a Luis Gómez como Defensor del Pueblo 2019 Maná y Alejandro Sanz listos para su concierto en Punta Cana este próximo sábado

Manuel Hernandez Villeta

A Pleno Sol Evo y las derechas

La derecha se congeló durante un período de la historia reciente de América, pero ahora retorna con bríos y ganas de gobernar. El socialismo del siglo 21 se esfumó. Fue una chispa de esperanzas, pero no pudo hacer frente a sectores faticos que nunca fueron erradicados.

Ese socialismo fue víctima de sus dualidades. Enfrentó al gran capital, pero sin nacinalizarlo. Enfrentó a los militares con sus prácticas tradicionales, pero sin poder hacer cambios radicales. El resultado es que la derecha retorna, y el socialismo siglo del 21 se comienza a evaporar.

La caída de Evo Morales indica las fragilidades del proceso. También el fenómeno de que los guardias siguen siendo el poder mandante en América Latina. Ninguno de estos golpes blandos se hubiera  producido, si el estamento militar no hubiera cambiado de rumbo.

Evo Morales  tiene bajo su tutela al principal partido político de Bolivia, y con estos militares hoy golpistas logró adentrarse en el socialismo del siglo 21 y gobernar en tres períodos. Al final, se vio imposibilitado de tirar las masas a las calles, y fue desbordado por la derecha que pedía nuevas elecciones y después su renuncia.

Es a todas luces un golpe de Estado. No es al estilo de los viejos operativos  militares, con los tanques en las calles y fusilando a los contrarios. Ahora se disfrazan de golpes institucionales. Masas derechistas en las calles, y el gendarme que aconseja que se deje el poder.

Siendo Evo un populismo y un dirigente que levantó su fuerza social en base a la movilización de masas, es incompresible que se dejará tumbar sin apelar a la movilización popular. Por el contrario,  lució de manos atadas, imposibilitado de hacer un llamado a que el pueblo boliviano defendiera su gobierno.

El German de su derrocamiento vino cuando permitió que la derecha se movilizara libremente, sin el apelar a los que le eran fieles. Se proclamó ganador en la primera ronda electoral, pero fue de mal gusto que ante la presión de la calle, de los militares y de la  Organización de Estados Americanos proclamara que iba a permitir nuevas elecciones.

Como es lógico, esa promesa demostraba debilidad extrema, por lo que los grupos derechistas la iban a rechazar e irían por más, o sea pedir su renuncia. ¿Un golpe de Estado donde el presidente renuncia?. Tenía que dejar que lo derrocaran por la fuerza  y que la coyuntura siguiera su curso.

Esta ola de golpes de Estado de nuevo cuño va a seguir en América Latina, es la respuesta de una derecha que cobra vida y exige retornar al poder que le quitó el socialismo del siglo 21.  Los enfrentamiento seguirán y habrá una hemorragia continua de sangre. El grito que los grupos tradicionales están  imponiendo a la fuerza es hora de  cambiar para volver al pasado. Se abren las compuertas del infierno político. ¡Ay!, se me acabó la tinta.
 

 

Comentarios