Logo La Nación Dominicana
Todo tu país, en un solo click...! | viernes, 19 de agosto del 2022
Se mantiene al rojo vivo conflicto entre suplidores y autoridades de INABIE, marchan a Palacio Inauguraran exposición individual, "Memoria de la piel", de Oscar Abreu Ausentes de discurso presidencial: Los daños colaterales de la gestión Agricultura asume préstamos informales agricultores y paga RD$340 millones por producción habichuelas Comunicador Manuel Duncan muere en un incidente en negocio de comida rápida Orquesta La Gran Manzana celebrará 40 años de merengue con gira por América Nacionales derrotan a los Padres en San Diego; Soto cierra con ponche Inauguran la sexta “Copa de Baloncesto Restauración 2022” dedicada a Ministro de Defensa RD vence a Chile, pierde de PR; Estados Unidos mantiene dominio Danil Medvedev pasa a cuartos del Masters de Cincinnati al batir a Danis Shapovalov Nick Hardt y Andrés Burruchaga avanzan a la semifinal del dobles en el Open Dominicano Gabriel Domínguez avanza a semifinales en Norceca de Pentatlón Moderno Atribuyen incremento de pérdidas en Edes a negligencia gerencial; ni contadores tienen para medir consumo de miles de clientes Policía apresa nuevamente al Crok por muerte de adolescente el año pasado Sky High planea conectar Santo Domingo con 15 destinos en Valencia Blanco Canto pide a partidos no politizar los temas de turismo Yanquis ganan con grand slam de Donaldson en la décima; resultados en la jornada de ayer Dominicano Nick Hardt cae ante argentino Thiago Agustin en el Open Emma Raducanu arrolla a Azarenka en Cincinnati Primoz Roglic vuelve tras lesión para defender título en la Vuelta Rhule, sin prisa por decidir quarterback titular de Panthers “Armonía espiritual” exposición conjunta de artistas haitiano y dominicano en Altos de Chavón Crisis del sector eléctrico: Nuevas promesas sin que se avizoren soluciones a las falencias actuales Ministro de Turismo inaugura dos obras en la playa de Macao por más de RD$53 millones Al cumplirse 10 años de la muerte de “Esperancita” pais adolece de Código Penal que proteja niñas y mujeres

Nelson Encarnacion

VISIÓN GLOBAL Formación de los policías

La Universidad de Justicia Criminal de la ciudad de Nueva York, la John Jay College, es la principal academia que ofrece soporte para la formación de los futuros agentes del Departamento de Policía de la gran urbe, uno de los más eficaces y menos violentos de todo Estados Unidos, con índices de brutalidad contra las minorías bastante modestos en comparación con otros cuerpos policiales de ese país.

Es una de las 25 instituciones que dependen de CUNY (City University of New York), un entramado de educación superior diseminado por toda la geografía neoyorquina.

Junto con la Academia de Policía de Nueva York, la que, en su Centro de Capacitación de College Point, proporciona la última tecnología y conocimiento táctico, John Jay provee a los aspirantes de las herramientas fundamentales en el conocimiento de las leyes, de forma que un ignorante no salga a patrullar las calles y a violentar los derechos de las personas.

Quien crea tener vocación para policía tiene que someterse al pensum formativo de dichos centros antes de ser investido con el poder que proporcionan el informe y el arma de reglamento; en pocas palabras, la autoridad que se les confiere.

En el portal de John Jay College se puede leer: “Nació a mediados de la década de 1950. El catalizador para la escuela provino de las crecientes preocupaciones de los líderes cívicos y del Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York sobre la complejidad creciente del trabajo policial en la administración y operación del departamento y las relaciones continuas entre la policía y la comunidad”.

Es una referencia fundamental para entender la trascendencia de las recientes disposiciones del presidente Luis Abinader respecto de la transformación de la estructura formativa en la Policía Nacional, las cuales van en consonancia con la necesidad de que ese cuerpo deje de actuar como una reminiscencia del trujillismo, o una expresión vívida del canibalismo contra los ciudadanos.

Reformar la Policía Nacional no implica simplemente cambiar lo visible, dotarla de más recursos logísticos o endurecer sus métodos de control interno con la finalidad de botar cientos o miles de sus manzanas podridas.

Eso también ayuda. Pero lo que impacta y trasciende es la formación de origen de los futuros agentes policiales, lo cual solo es posible transformando la estructura educativa como se pretende. Y es que un policía bien formado y que además ame su oficio, es menos proclive a transgredir las leyes y a violentar los derechos de los ciudadanos a quienes sirve.

Esta última medida anunciada por el jefe del Estado va en la dirección correcta y nos aleja del complaciente “debemos arar con los bueyes que tenemos”.

Nelsonencar10@gmail.com

Comentarios