Logo La Nación Dominicana
Todo tu país, en un solo click...! | lunes, 20 de agosto del 2018
Accidente deja varios heridos en Cambita, San Cristóbal Canciller RD y ministro de Defensa niegan se violara soberanía de Haití en incidente en la frontera Créditos agropecuarios otorgados registraron un crecimiento de un 29.86 % Chayanne ultima el inicio de su gira que comenzará en Estados Unidos el día 23 de agosto Leonel Fernández lamenta muerte del exsecretario general de la ONU Kofi Annan Aparecen 113 tortugas muertas en costa del Pacífico Antiguos bastiones sandinistas anuncian protestas contra Daniel Ortega Tensión regional: Brasil enviará tropas a la frontera por violencia contra venezolanos Danilo Medina y sus seis años de Gobierno en la República Dominicana Zona fronteriza en calma tras incidentes de cuatro heridos Luis Severino consigue victoria  16, ponchó 8 en seis entradas; Andújar conectó su jonrón 20 en la victoria de los Yankees Jonathan Villar pega jonrón de tres carreras; Orioles vencen Indios y Atléticos a Astros El dominicano Héctor Junior renueva contrato hasta 2023   con el Betis Halep vence a Sabalenka y jugará ante Bertens; Djokovic acaba con Cilic y disputará su sexta final Presidente haitiano denuncia violacion de territorio, dominicanos y haitianos se enfrentaron a tiros Teatro Nacional “Eduardo Brito” celebró su 45 aniversario el pasado 16 de agosto Peleador Canelo Alvarez cumple suspensión de Comisión de Boxeo Confederación Dominicana Pequeña y Medianas Empresas (CODOPYME) juramenta nueva directiva Freddie Cabral con exposición “Regreso al Nido 41 años después” en Casa de Teatro Bertico Santana dice: “Mayoría de lideres y partidos de oposición han pactado con ex presidente Fernández” Carlos Peña renuncia del PLD y aspirará una presidencia por el Partido Nuevo RD vence a Cuba 3-1 y avanza a la final de la Copa Panamericana de Voleibol U-23 Fidel Santana dice: “Presidente Danilo Medina nombra delincuentes mediante Decreto”. Qué es el deseo sexual hipoactivo y qué se puede hacer para tratarlo La Sony A7 III es un sueño para los aficionados a la fotografía

Nelson Encarnacion

VISIÓN GLOBAL La reducción de la nómina del Estado

Una de las demandas más frecuentes en el debate público nacional es la necesidad, según muchos, de que se reduzca la nómina pública, debido a que la abultada plantilla estatal consume millones de pesos que bien pudiesen ser utilizados en inversiones reproductivas.

Es un reclamo que forma parte de todos los foros y es condición casi indispensable para que las discusiones de los grandes temas en los que interviene el Estado puedan conducir a entendimientos duraderos.

Negar que las instituciones públicas operan con un personal que sobrepasa sus necesidades de funcionamiento óptimo, sería ir contra una realidad que no admite discusión, pues se acepta que desde hace décadas el Estado emplea más gente de la que requiere.

Ahora bien, la otra realidad—más pesada aún que la primera—es que el Estado no puede deshacerse de ese personal que excede las necesidades operacionales de su estructura, sin causar un gravísimo problema social que desbordaría la capacidad de respuesta del propio Estado.

Hagamos un ejercicio del absurdo y supongamos que para complacer esos reclamos se echaran de manera gradual a 125,000 empelados públicos en un período, digamos, de seis meses.

La relación directamente proporcional sería un ahorro de cientos, quizá miles de millones de pesos del presupuesto público, pero otra sería, igualmente, un incremento de la presión social, las demandas, la delincuencia y quién sabe si hasta un estallido que acabaría con la tranquilidad de quienes creen que el problema de este país son los magros ingresos que el Estado proporciona a esos ciudadanos para que ellos y sus familias puedan sobrevivir.

¿Qué haríamos con el sustento que por vía de los ingresos percibidos por esos imaginarios 125,000 desahuciados llega a casi un millón de personas que dependen directamente de los hombres y mujeres catalogados de parásitos estatales?

Como ejercicio de lógica económica esta demanda luce hasta cierto punto razonable. Pero en una economía donde el sector privado no genera empleos a la velocidad que se demanda y la informalidad es la causa principal de la precarización del ingreso, abogar por la desaparición de los pocos recursos que perciben los llamados supernumerarios es hasta criminal.

Ahora mismo, según el Banco Central, la tasa de desocupación abierta—un método más restringido de medir el índice de desempleo—ronda el 7.5% de la población económicamente activa. Sin embargo, cuando se mide la tasa de desocupación ampliada—otro método aceptado en esta materia—la cifra se duplica.

En cualquier caso, reducir la nómina pública implicaría agregar más desocupados al índice y una mecha social de difícil manejo y cuyas consecuencias sólo se prevén políticamente, no contablemente, como la ven quienes piden una barrida de la empleomanía estatal.

Nelsonencar10@gmail.com

 

Comentarios