Logo La Nación Dominicana
Todo tu país, en un solo click...! | martes, 19 de febrero del 2019
Real Madrid cae ante el Girona y se aleja a nueve RD se mide esta noche a Venezuela en Torneo Clasificatorio; Francisco García recomienda salir con tres armadores Dominicana Estefanía Soria gana oro en los 48 kilos  en Súper Copa España Senior Boxeador británico Tyson Fury pone en peligro segundo pelea con Decontay Wilder Muere el legendario diseñador de moda Karl Lagerfeld a los 85 años Red Latinoamericana advierte situación de Haití impactara Dominicana y debe preocupar a todos El materno se convierte en el primer hospital del país en emitir recetas médicas digitales Barco de lujo Le Ponant llega por vez primera a Bahía de las Aguilas   Hipólito Mejía reclama la firma urgente del Pacto Eléctrico Dice nueva Ley Electoral producirá graves daños al debate democrático y a la libertad de expresión Presidente Danilo Medina promulga Ley que prohíbe el uso de la hookah en lugares públicos y privados Presidente Maduro autoriza a fuerza armada a responder ante amenazas de EE.UU. Donald Trump reconoce que pretende acabar con socialismo en el mundo Un adolescente fue encontrado muerto junto a su madre en su apartamento en El Bronx Ley 15-19, Ley Orgánica de Régimen Electoral es una realidad, fue promulgada Según la PN venezolana hallada muerta en su residencia se habría suicidado  Diputada por el PLD  Mónica Lorenzo se accidenta en carretera La Romana-Higueral Qué contienen las cajas de ayuda humanitaria que Maduro no quiere que ingresen a Venezuela Régimen de Nicolás Maduro anuncia que también realizará mega concierto Karl-Anthony Towns se hace sentir en Juego de estrellas de la NBA Ministro Administrativo de la Presidencia destaca RD es uno de los destinos turísticos más seguros en el mundo Maritza hernández califica de machistas y desconsiderados precandidatos del PLD 6 cosas que puede hacer tu celular y que tal vez no sabías ¿Para qué usas el celular? Capital de Haití por regresar a la normalidad tras manifestaciones Jefatura Policía suspende a subcomandante de San Cristóbal por desaparición de cargamento de drogas

Nelson Encarnacion

VISIÓN GLOBAL La reducción de la nómina del Estado

Una de las demandas más frecuentes en el debate público nacional es la necesidad, según muchos, de que se reduzca la nómina pública, debido a que la abultada plantilla estatal consume millones de pesos que bien pudiesen ser utilizados en inversiones reproductivas.

Es un reclamo que forma parte de todos los foros y es condición casi indispensable para que las discusiones de los grandes temas en los que interviene el Estado puedan conducir a entendimientos duraderos.

Negar que las instituciones públicas operan con un personal que sobrepasa sus necesidades de funcionamiento óptimo, sería ir contra una realidad que no admite discusión, pues se acepta que desde hace décadas el Estado emplea más gente de la que requiere.

Ahora bien, la otra realidad—más pesada aún que la primera—es que el Estado no puede deshacerse de ese personal que excede las necesidades operacionales de su estructura, sin causar un gravísimo problema social que desbordaría la capacidad de respuesta del propio Estado.

Hagamos un ejercicio del absurdo y supongamos que para complacer esos reclamos se echaran de manera gradual a 125,000 empelados públicos en un período, digamos, de seis meses.

La relación directamente proporcional sería un ahorro de cientos, quizá miles de millones de pesos del presupuesto público, pero otra sería, igualmente, un incremento de la presión social, las demandas, la delincuencia y quién sabe si hasta un estallido que acabaría con la tranquilidad de quienes creen que el problema de este país son los magros ingresos que el Estado proporciona a esos ciudadanos para que ellos y sus familias puedan sobrevivir.

¿Qué haríamos con el sustento que por vía de los ingresos percibidos por esos imaginarios 125,000 desahuciados llega a casi un millón de personas que dependen directamente de los hombres y mujeres catalogados de parásitos estatales?

Como ejercicio de lógica económica esta demanda luce hasta cierto punto razonable. Pero en una economía donde el sector privado no genera empleos a la velocidad que se demanda y la informalidad es la causa principal de la precarización del ingreso, abogar por la desaparición de los pocos recursos que perciben los llamados supernumerarios es hasta criminal.

Ahora mismo, según el Banco Central, la tasa de desocupación abierta—un método más restringido de medir el índice de desempleo—ronda el 7.5% de la población económicamente activa. Sin embargo, cuando se mide la tasa de desocupación ampliada—otro método aceptado en esta materia—la cifra se duplica.

En cualquier caso, reducir la nómina pública implicaría agregar más desocupados al índice y una mecha social de difícil manejo y cuyas consecuencias sólo se prevén políticamente, no contablemente, como la ven quienes piden una barrida de la empleomanía estatal.

Nelsonencar10@gmail.com

 

Comentarios