Logo La Nación Dominicana
Todo tu país, en un solo click...! | miércoles, 20 de febrero del 2019
Gobierno y hoteleros alzan la voz en defensa de la seguridad turística Incautan 81 porciones de estupefacientes en sectores de Sosúa Los 10 mayores contratos otorgados en la agencia libre El presidente venezolano anunció que el miércoles llegará 300 toneladas de ayuda humanitaria al país Muere Wallace S. Broecker, padre del término “cambio climático” Bernie Sanders anuncia su carrera presidencial para 2020 Banda británica Queen actuará en ceremonia de premios Oscar en EE.UU. Presidente haitiano busca mediador en diálogo nacional El diagnóstico de cáncer de mama puede empezar por ti misma, a través de una revisión casera Los ojos sobre Vladimir Guerrero Jr en entrenamientos de Toronto Constructora País inaugura Residencial Palmeras del Este I y II en Ciudad Juan Bosch Gran despedida a la Dama de la Canción dominicana en su Adíos Dominicano Manny Machado acuerda con Padres de San Diego por 300 millones de dólares Real Madrid cae ante el Girona y se aleja a nueve RD se mide a Venezuela este jueves en Torneo Clasificatorio; Francisco García recomienda salir con tres armadores Dominicana Estefanía Soria gana oro en los 48 kilos  en Súper Copa España Senior Boxeador británico Tyson Fury pone en peligro segundo pelea con Decontay Wilder Muere el legendario diseñador de moda Karl Lagerfeld a los 85 años Red Latinoamericana advierte situación de Haití impactara Dominicana y debe preocupar a todos El materno se convierte en el primer hospital del país en emitir recetas médicas digitales Barco de lujo Le Ponant llega por vez primera a Bahía de las Aguilas   Hipólito Mejía reclama la firma urgente del Pacto Eléctrico Dice nueva Ley Electoral producirá graves daños al debate democrático y a la libertad de expresión Presidente Danilo Medina promulga Ley que prohíbe el uso de la hookah en lugares públicos y privados Presidente Maduro autoriza a fuerza armada a responder ante amenazas de EE.UU.

Manuel Hernandez Villeta

A Pleno sol Retenes para Haití

La solución de la  situación creada por la migración clandestina haitiana no depende de aumentar la presencia militar. Es una acción política la que puede corregir la caótica intervención pacífica haitiana, que viola la territorialidad y soberanía nacional.

En consecuencia, no se va a detener la migración de haitianos indocumentados porque se pongan más retenes, o se envíen  decenas de  militares a la frontera. Ese control solo dependerá de la voluntad política. En un año en que ya se comienzan a escuchar los tambores electorales, es difícil que se planteen soluciones reales a esta crisis haitiana echada sobre los hombros de los dominicanos.

Si la posición de los Estados Unidos y de sus aliados europeos es que haya frontera abierta entre Haití y la República Dominicana, luce que nadie  la va a contradecir. Aún con vigilancia militar cerrada en la frontera, la posición política es de tratar el tema con manos blandas.

Los norteamericanos llevan a cabo una primavera latinoamericana donde prácticamente ya eliminaron a los gobiernos de neo-izquierda o democráticos que había en el continente. Hay en marcha una carrera hacia un radical viraje a la derecha de los cuadros de mandos en América Latina.

La República Dominicana es libre y soberana, por lo que no tiene que aplicar consignas apuntaladas por las grandes potencias. Con los haitianos, lo importante y trascendental, es que se respete nuestra soberanía. Los dominicanos son generosos con ellos, pero no puede asumir mayor sacrificio.


Una cosa es generosidad y otra defender la soberanía. No es verdad que los culpables de todos nuestros males son los haitianos. No tienen capacidad para ello. Pero si su presencia masiva genera graves problemas al país. Es lo que tratamos de evitar.


Hay que tener la voluntad política para solucionar este problema. No hay posibilidades de que se detengan la migración ilegal con mayor vigilancia militar y puestos de control. Solo pedimos acción política, y la posición vertical de que se defienda la soberanía nacional. ¡Ay!, se me acabo la tinta.
 

Comentarios