Logo La Nación Dominicana
Todo tu país, en un solo click...! | lunes, 18 de junio del 2018
Policía Nacional difunde foto de supuesto matador de empleada de joyería en El Conde La Iglesia de Dios de la Profecía realiza multitudinaria marcha contra la corrupción e impunidad Méxixco aprovechó baja defensa de Alemania y lo maniató 1-0 Un muerto y veinte heridos en un tiroteo durante un festival de arte en EEUU Anthony Santos relata la historia de su vida en el Radio City Music Hall Un camióncargado de pollos se precipitó al vacío en tramo Pedro Sánchez-Miche Piratas disparan tres jonrones para respaldar a Iván Nova ante Rojos, Beltré ayuda Rangers Luis Severino logra su décima victoria, Gary Sánchez conecta cuadrangular 13 José Ramírez llega a 21 jonrones, Iván Nova alcanza cuarto triunfo, más noticias Apple recluta a Oprah Winfrey para producir contenidos por varios años MITUR: Turismo en Puerto Plata vive momento estelar con las inversiones Implementarán proyecto piloto de citas médicas por telefóno en 25 hospitales Catherine Zeta-Jones hace polémico comentario sobre su belleza y riqueza Diecisiete muertos al estallar bomba lacrimógena en club social de Caracas Falleció la cantante Anán Cepeda, madre de los merengueros Bonny y Richie  Cepeda Gobierno británico autoriza medicación de cannabis a niño epiléptico Mesa de diálogo nacional lamenta muertes por incendio en Nicaragua Anuncia programa para promover arte y cultura dominicana en los EEUU Celebran “Xterra Samaná” en la playa Cosón Anuncian celebración de Feria del Libro Dominicano en Nueva York Apenas dos dias después del crimen en la joyería el presunto asesino de Anneris compró tenis y otros artículos    Messi falla un penalti y Argentina e Islandia empatan a un gol, Dinamarca 1- 0 a Perú Petro o Duque es el dilema de los colombianos mañana en las votaciones presidenciales Dodgers ganan a Gigantes con jonrones de Hernández y Kemp, Arizona vence Metros Marineros ganan a Medias Rojas con un doble clave de Span; Astros superan Reales

Manuel Hernandez Villeta

A Pleno Sol Modificaciones  al Código Trabajo

Hacer cambios a la carrera y sin ser necesarios al Código de Trabajo se puede interpretar de una acción criminal. Es como si se diera un golpe en la nuca al proletariado nacional. Los empresarios, la patronal,  presentan  nueva demostración de que sólo les interesa su dinero.

Lejos estamos en la República Dominicana del establecimiento de un capitalismo de rostro humano. Por el contrario, muchos empresarios  el retrato que guardan es de ese inversionista gruñón, y que fuera de sus recursos se le importa todo.

En la buena  convivencia pacífica hace falta que los que más tienen, no aprieten la soga en el cuello del proletariado. El caos nace de la opresión, y eso deben saberlo los empresarios. Ningún capital está seguro y se puede reproducir donde la anarquía sea la forma de subsistir.

El Código de Trabajo tiene limitaciones y  de hecho favorece más a los patronos que a los trabajadores. Está cojo de un lado, y aun así hay que defenderlo. Con todas sus fallas, es inaceptable que ahora se le haga una modificación de sastrería, para favorecer a algunos patronos.

Con el surgimiento de la industria del servicio y las grandes plazas comerciales, el sector privado se solidifica como el principal empleador del país. Sin embargo, rechaza un salario mínimo justo para sus empleados.

La modificación al Código Penal tiene como uno de sus objetivos básicos eliminar el subsidio por despido. También reducir las vacaciones a las parturientas y trata de refilón el caso de las pensiones. A tiempo, el voraz empresario dominicano debe ir donde un buen maquillista para que le ponga un rostro humano.

A pesar de todo, el obrero dominicano está prácticamente solo. Las centrales sindicales han ido perdiendo fuerzas en los últimos años. Han caído en el economicismo, talvez producto de esa lucha frontal que sostuvieron con el doctor Joaquín Balaguer y sus gobiernos.

Las centrales sindicales rudamente golpeadas no se pudieron recuperar. Unas se esfumaron y las otras tomaron caminos conservadores, aunque es de destacar que lucharon hasta ser derrotadas en lo que se refiere al reajuste de salarios.

Tiene que darse la unidad obrero-sindical. Asimismo, en muchas ocasiones hay un divorcio entre el movimiento  obrero organizado, y los simples asalariados. Las centrales sindicales deben ahora hablar claro, y tener una gran capacidad de combate.

Tengo fe que serán derrotadas las aspiraciones  a una modificación del Código de Trabajo, para adecuarlo a los intereses patronales. Ese movimiento sería peor que el llamado Código Trujilo  del Trabajo, que fue malo porque nació en la dictadura de los 32 años, pero que era uno de los más progresistas del continente.

Hay que defender los derechos de los trabajadores  al seguro médico, plan de pensiones, derecho de cesantía, unas vacaciones justas a las parturientas, y sobre todo que no sean vejados y atropellos por la patronal. ¡Ay!, se me acabó la tinta.

Comentarios