Logo La Nación Dominicana
jueves, 23 de noviembre del 2017
Joseíto Mateo celebra en el Ministerio de Cultura Hoy se celebra el Día de Acción de Gracias, en los Estados Unidos  y  que se expande por el mundo Análisis económico BC: “Señoreaje y Déficit Cuasifiscal” Licey vence Estrellas 7-3, Aguilas vencen Toros y Gigantes a Leones La DEA busca en Massachusetts pareja dominicana por tráfico de heroína y armas de fuego Danilo Medina entregará premio periodismo a Osvaldo Santana Meteorología pronóstica nubes dispersas y pocas lluvias sobre el país Atropellan, atracan y dejan por muerto a un joven en Galván Educacion suspende docencia parcialmente hoy y totalmente el viernes Contraloría implementa nuevo sistema de trámites de pagos con cheques PRD incorpora grupo renuncia del PRSD Periodista Trifolio se dirige a su colega César Medina Por creciente demanda productos criollos Cibao Meat se instala en NJ Fundación 809 dona miles de pavos en el Alto Manhattan Presentan NY innovaciones chacabanas y trajes para mujeres y hombres El Ingenio Cristóbal Colón anuncia próxima zafra de azúcar superará la anterior DNCD Y Aduanas ocupan 21.5 millones de pesos a un extranjero en el AILA Hieren de bala a un teniente de la Policía en La Romana a quien despojaron de arma ; PN mata hombre implicado en crímen Francisco Javier: El turismo es la actividad fundamental de la economía Iberostar construirá dos hoteles en la Ciudad Colonial y en Bávaro ;  El grupo hotelero cuenta con 3,000 habitaciones en el país República  Dominicana promoverá su cultura a través de embajadas y consulados Adolescente de 15 años es apuñalada por su novio de 20 Cadena perpetua para “el carnicero de Bosnia”, Ratko Mladic, militar acusado de genocidio FENATRADO protesta por supuesto maltrato de aduanas en Dajabón Apresan cuatro sujetos entre ellos dos haitianos por la comisión de robos en Puerto Plata

Editorial

La crisis del sistema y la Ley de Partidos Politicos...Hasta cuando!

El sistema de partidos politicos de la república Dominicana atraviesa por una grave, profunda y dilatada crisis. Los protagonistas del sistema de partidos del país se niegan a enfrentar a profundidad y deshacer de una buena vez, ese entuerto que ellos mismos, en gran parte, han sido los responsables de que tocáramos fondo como ha sucedido.

Cada vez más surgen nuevas y contundentes evidencias de una crisis que no resiste mayores rodeos por parte de las direcciones de los distintos partidos. Ora son los oficialistas, ora son los de oposición, que evitan mirarse en el espejo de su propios estamentos partidarios en lo referente a las distintas situaciones de conflictos, que les impiden avanzar en el tiempo actual, como deberían.

La institucionalidad de la nación requiere un esfuerzo de transparencia, en todos los sentidos. La ciudadanía reclama ya con vigor que se regulen aportes, finanzas, nóminas, matrículas y eventos, a lo interno de los instrumentos a través de los cuales canalizan sus derechos ciudadanos, como los son los partidos políticos.

Más de una década manoseando la reglamentación de las actividades de las organizaciones políticas, expresada en un proyecto que no termina de convertirse en Ley de Partidos Políticos. De la misma manera, más de una década de esfuerzos que no terminan de cristalizar en una reforma a la Ley Electoral, para superar así situaciones que nos averguenzan a todos.

Un proyecto de ley, elaborado por la Junta Central Electoral, JCE, reposa en el Congreso Nacional, consensuado en la mayor parte de su contenido, y cuya diferencias de criterios entre los actores principales del partidarismo, se ubican tan sólo en poco más de tres de sus artículos...Y aun así no logran ponerse de acuerdo para su aprobación.

Los reclamos ciudadanos, en el sentido del cese de la corrupción y la impunidad, que deberían tener en las entidades políticas su marco de actividad, han superado a los propios partidos, los han desbordado. Más aún, la incapacidad de los propios partidos de respetar las reglas de juego llevó a que ni siquiera sean capaces de reconocer cuándo pierden y cuándo ganan un proceso electoral, y a perder con esto un porcentaje alto de su legitimidad.

Es hora ya de que los partidos políticos dominicanos reflexionen sobre sus propias prácticas, de que venteen sobre su futuro, antes de que sea definitivamente tarde para su existencia. Aprobar la Ley de Partidos Políticos y la reforma a la Ley Electoral podría ser el inicio de un cambio en la partidocracia criolla.

Salvador Sánchez

Director

 

 

 

Comentarios