Domingo 25 de Junio del 2017
Santo Domingo, República Dominicana
Buscar Noticias


Euri Cabral

Brasil y la crisis mal manejada

Hace unos dos meses publiqué un artículo donde establecía que debíamos tener mucho cuidado al manejar la situación de Odebrecht, de manera que no fuéramos a actuar frente al gobierno de Danilo Medina igual que como actuaron los brasileños con la presidenta Dilma Rousseff y su gobierno.

Ante una operación de corrupción profunda encontrada en la empresa estatal de petróleo, Petrobras, llamada Lava Jato, la cual vinculaba a funcionarios del gobierno y del partido que dirigía esa nación, el PT, los sectores políticos de oposición brasileños unidos a sectores empresariales y a un partido aliado al gobierno que lo traicionó, desarrollaron una irracional campaña de acoso en contra de la presidenta Dilma Rousseff, lo cual provocó un golpe de estado dirigido por el vicepresidente Michel Temer.

Fruto de esa acción ilegal y oportunista consumada hace dos años, el señor Temer pasó a ser el presidente del país y ahí mismo comenzó la debacle de la economía brasileña y la incertidumbre más grande de los últimos tiempos en esa nación, la cual se había convertido en los anteriores gobiernos de Lula da Silva en una gran modelo para el mundo.

Temer, un político tradicional lleno de ambiciones y sin ninguna preparación gerencial, usó todas las armas sucias que pueden usarse para derrocar a Dilma. Buscó como aliado principal al expresidente de la cámara de diputados de Brasil, Eduardo Cunha, un político totalmente corrupto que meses después se demostró su vínculo con el caso Lava Jato y hoy está en la cárcel condenado a 15 años de prisión.

Y como quien siembra vientos cosecha tempestades, el actual presidente Temer está a punto de ser destituido debido a que el empresario Joesley Batista presentó una grabación donde Temer le paga a Eduardo Cunha para que se callara y no dijera todos los sobornos que pagó en el congreso para destituir a Dilma Rousseff.

Como se ve, Brasil nos enseña las graves consecuencias para una nación por un mal manejo de una situación política de enfrentamiento a la corrupción y a la impunidad. Es por eso que todos los sectores políticos y empresariales dominicanos deben ser muy cautos en sus exigencias ante el manejo del caso de Odebrecht, para que no vayamos a reeditar el desastre de Brasil.

Y finalizo este artículo con las reflexiones que, a propósito de esta situación, publiqué hace dos meses:

“La realidad del Brasil de hoy da pena y vergüenza. Esa nación, fruto de la falta de gerencia de quienes lo dirigen, está llena de problemas económicos, pasando por la más grave crisis de los últimos 60 años, con una caída sin precedentes de la capacidad de consumo de su población y con 10 trimestres consecutivos de recesión. El PIB decreció -(7.4%) entre 2015 y 2016, el sector agropecuario se redujo en un -(6,6%), la industria un -(3,8%) y el de los servicios un -( 2,7%).

“Los 40 millones de personas llevadas por Lula a clase media, han vuelto a niveles de pobreza y se les han sumado unos 10 millones más de pobres. Hoy Brasil es, sencillamente, un desastre económico y social. Y la razón fundamental ha sido la crisis política y la irracionalidad de la oposición.

“Esto nos debe servir de alerta. Los sectores empresariales y políticos que están detrás de acciones irracionales en contra del gobierno de Danilo Medina, deben verse en ese espejo, pues si afectan la estabilidad económica y política, como en Brasil, ellos serán los más perjudicados”.


Euri Cabral
Es Economista y Comunicador
euricabral07@gmail.com

Otras opiniones de: Euri Cabral

Danilo y la estrategia de la oposiciónLa licitación de Punta CatalinaHay que terminar Punta CatalinaNuevamente, andar en integridadEn la UASD, con Jesús en el corazónLeonel ante el espejo de Bill ClintonLos cristianos y la crisis del mundoVestirnos de amor2do aniversario de Señales-TVDos líderes en el PLD: así fue y así seráGustavo Montalvo, amigo y funcionario ejemplarDios no está muertoDanilo y la Ley Especial de NaturalizaciónDuarte y las enseñanzas de JesúsResultados de la economía en el 2013Buenas relaciones con HaitíDanilo, los cristianos y la Fe Navidad, Jesús y reflexión"Lo mejor aún está por llegar"La grandeza de Nelson MandelaDesacierto del gobierno haitianoUn acto ridículo y peligrosoUn drama humanoReiventar el amor cada díaJuan Bosch y los haitianosUn presidente con sentido humanoOtra vez en Nueva YorkEl Pacto por la EducaciónAndar en integridadLo que siembras, eso mismo cosechas"Duarte, un hombre de fe y de acción"El maravilloso mundo de Disney WorldPRD, un diálogo de sordosPinewood Indomina y la industria del cineLa armonía en la Junta Central ElectoralExpansión del crédito y dinamización de la economíaDanilo se crece ante la historiaDanilo se crece ante la historiaLas Grandes Enseñanzas de JesúsLula, un gobernante ejemplar"...Por sus frutos los conocereís"Cien días de acciones positivasDanilo y los hombres y mujeres de FeDanilo, Brasil y ColombiaDanilo y el Banco de los Pobres Sin fe es imposible agradar a DiosUn grave irrespeto de HipólitoCarta a mi primera nietaDios es Amor Los errores de HipolitoUna gran diferencia Danilo y la reducción de la pobrezaEncuentro de escritores en BrasilJP Morgan y la economía dominicanaMis 50 añosDanilo, lo mejor para todosCaminar en integridadCoincidencias entre Lula y LeonelLa convención del PRDLeonel no es BalaguerEs tiempo de DaniloNuestro amparo y fortalezaDeseos para el 2011La dimensión histórica de LeonelLeonel y Danilo, por el mismo caminoLas mentiras del PRDNo hay dudas, es tiempo de DaniloLa Biblia, palabra de DiosAl maestro Vincho, con cariñoNueva realidad de AméricaSe puede, Presidente, se puedeLula, Danilo y el desarrolloEl PLD y el PRD no son igualesSeñales de LeonelJesús, Príncipe de PazPRD, narcotráfico y economíaUn grave error del gobiernoDanilo, candidato natural del PLDGobierno, informe y PNUDLeonel y el sentido de la historiaEl amor hacia los enemigosEn defensa de Roberto y la JuntaEl triunfo del PLDLa paz y la fortaleza de DiosPartidos, crisis y liderazgoLa política no tiene principiosEl PLD y SantiagoLas acciones de la refineríaLeonel, Haití y HondurasTodos con Haití¿Legalizar las drogas?Jesús es la Navidad 22 años de amorBanco Central y crecimientoConvenciones del PLD y el PRDPLD, elecciones y disciplina Calderón, el PRD y el PLDLa modificación del códigoLa modificación del código Proeza de Jesús en Pablo Buen indicador de la economía Un consejo a Doña Milagros El PLD y sus candidatosFMI, gobierno e impuestosLa grandeza de Juanes JP Morgan y la economía dominicana Los dos deudoresLibia y las perspectivas económicasFMI, acuerdo y deudaSeñales económicas alentadorasMiguel Vargas y el futuro del PRD Relanzar el gobiernoTodo lo puedo en Cristo La fortaleza del Banco de ReservasEl PRD y sus líderesCabildos y telecomunicaciones El golpe de estado en HondurasLos obstáculos de Miguel VargasMensaje a Leonel y DaniloEn Junio nació la libertadTasa de cambio y estabilidadLo que le conviene a LeonelMiguel Cocco, gran ser humanoUn acuerdo histórico El gran ganador es Danilo... Empresarios y el Banco Central Cuidado, señor PresidenteA Zinayda, con amor eterno Aporte patriótico del merengueEl merengue y la bachataGobierno y protestas socialesLa crisis y el futuro inmediato La crisis y el futuro inmediato Médicos, congreso y gobiernoEl valor de las mujeresEl reto de las Fuerzas Armadas Israel y la masacre palestinaUn buen inicio de añoDeseos para el 2009Jesús y la NavidadFondos de pensiones-GobiernoSugerencias al Presidente Iglesias y Estado dominicanoLos 70 de Fafa Taveras
El tiempo
Prevision del Tiempo en Santo Domingo
Encuesta
Quien sera el candidato del PRM en el 2020?
Hipolito Mejia
Luis Abinader
David Collado
No se

Ver los resultados