Jueves 30 de Marzo del 2017
Santo Domingo, República Dominicana
Buscar Noticias


Carlos Martínez Márquez

Sociedad libre de patógenos

‘’La corrupción del alma es más vergonzosa que la del cuerpo. ’’ Vargas Vila

No todo el que delinque o atenta contra el erario público o privado, necesariamente, no fue porque no tuvo una crianza de rigor.

Nos pasamos toda una vida dando seguimiento a nuestros hijos y ver su comportamiento de cómo evolucionan en la sociedad. Yo, particularmente, me fue imposible hacer desmadres que no estuvieran dentro de las expectativas de mis progenitores. El temor a las consecuencias del que dirán, me ha servido, a nunca caer en tentaciones. Y me siento súper satisfecho de ser quizás, un gran aventajado, por haber exhibido una conducta de portafolio para orgullo de mis hijos.

Quiero significar que la sociedad tiene que trabajar en esa dirección, que en estos nuevos tiempos, el hacer riqueza constituye un instrumento que hace perder el juicio y genera enfermedades físicas y existenciales. No pueden conciliar el sueño aquellos que tienen rabos kilométricos que les puedan pisotear. Esta sociedad está viviendo más rápido que inmediatamente. Debemos aprender a vivir de los procesos. Todo ser humano tiene derecho a una vida holgada y sosegada, que las cosas no nos lleguen en contra del tiempo. La probidad es lo más excelso que pueda uno tener en la vida.

La corrupción es una gran realidad, de que la misma, forma parte de una cultura que atenta contra la dignidad de una persona, grupo o nación: de ahí, la mentira, el engaño y el soborno, etc. La gran preocupación de todo esto, es que la sociedad está asumiendo estos malos hábitos como algo normal. Es difícil detectar los casos de corrupción por esa apatía que obnubila a quienes entran en el juego de la prisa por lo ilícito y lo fácil.

La corrupción éticamente, denota, todo aquello que va en contra de la norma que cada grupo humano adopta y consagra, para poder estimular su acción colectiva, que nos haga sobrevivir en una sociedad civilizada y desarrollada. En síntesis, la corrupción atenta y daña la dignidad de una persona que exige ser respetada. Para no caer en los tentáculos y en la trampa de la ambición (…) debemos trabajar en la prevención de lo ilícito y anti valores; educando a nuestros hijos, en la que su hábitat y zona de confort sea un ambiente sano, en donde la ignorancia no sea un impedimento que les genere conciencia de transparencia. Los ciudadanos hemos sido víctimas de este flagelo generacional, porque nos han robado millones y millones de razones, que bien pudieron haber sido útiles para hacer mejores propuestas en torno al desarrollo educativo del que todos soñamos.

Todavía estamos a tiempo de rescatar la sociedad, señores. Emulemos lo bueno de los países desarrollados. Este es un país bueno y el que todos queremos. Los paraísos fiscales de una minoría, están matando la ilusión y la moral de países pequeños como el nuestro. Somos más los que podemos cambiar el rumbo de esta pequeña isla. La conciencia ciudadana, es importante, para llamar la atención con carácter profundo de seriedad a los gobernantes y a los administradores y hacedores de leyes.

Otras opiniones de: Carlos Martínez Márquez

La música por dentroAire de esperanza para un mundo mejorAire de esperanza para un mundo mejorDespués de la tempestad llega la calma o viceversaRadiografía en perspectiva y retrospectivaUna prosa a lo imposibleBesos bursátilesLos amigos vienen y van, pero la familia siempre estará ahíLa verdad y la mentira: (El dolor, como común denominador)Entrega especialEl uso del lenguaje y la palabra escritaHay amores que matan y otros que son inocuosIdilio del silencioAmaneceres de grandes oportunidadesLa patria que no merecemosMamíferos insaciablesDías oscuros y tardes de perrosLa violencia… un ‘’trending’’ de ribetes apocalípticosLa piel de los encantos y el recorrer de los añosLa libertad de elegir entre la pobreza o la miseriaNueva york, la ciudad de la bolsa de valoresMetamorfosis Memorias y referenciasPatrimonio que dan vidas y placeresAmores de efectos secundarios.Amores de efectos secundariosLa Democracia… orgullo de una minoríaTiempos de apocalipsisPaternalismo, Ignorancia y exclusión social:Remedio para el alma y la pielTraseros imantadosUn poema de todos modos…El silencio de un eruditoCalumnia, odio y maledicencia: venenos que acaban con las almasCortesanas y Chapeadoras en estos tiemposOlores proletarios siempre en bogaTodo acaba cuando terminaLa alianza entre la soledad y el silencioEl costo político de la política de un políticoPatologías del almaRespeto y disciplinaPatologías del almaEntregarse en cuerpo y alma…y luego qué?Tributo al intelecto e inteligenciaRecuerdos que reivindican los buenos tiempos (Segunda parte)Recuerdos que reivindican los buenos tiemposLa Educación: Único medio para erradicar la marginalidadHigiene, educación y disciplinaÁngeles en blanco y negroFilosofía del sentimientoIntelectuales DiacrónicosSicarios ProletariosBomba de Tiempo Involución ciudadanaReguladores del transito a la inversaLos tiempos jamás serían igualesOda al mensajero de la muerteHalitosis que nos roban el alientoLa humildad de agradecerEl alto precio del sueño americano Ángeles de la muertePaquidermos sobre asfaltoDesarrollo social de la inteligencia Sencillamente, un hombre proletarioMonumentos sintéticosEl Croma de la ignorancia Estrógenos versus testosteronasLo cuántico y lo físico Oda al desconsueloCamino al patíbulo:Priorato del delito Daltónicos en un día de veranoVersatilidad de la filosofía existencialEscudo de acero Estoicismo de un giganteTrastorno de la obedienciaLa humildad de un gobernanteCrimen y violenciaSarcasmo e ironía al desnudoLa inmortalidad Ensayo filosóficoEncuentro cercano de tercer tipoArtesanía y desarrolloIn Vitro El artificio de escribirVoyeurista en el tejado Odio y dolorMás mediático que de inmediato Sicarios existencialesUn genio en la botellaEl semental y lo eruditoVientos del trópicoPensamiento de tercer mundo: El disfraz antidemocrático del conflicto paraguayoSinergismoUna tormenta en el desierto La hipocresia y su lado oscuro Crimen y delitoConspiración y tramaEducación y tecnologíaSimulación, engaño y mentiraLa herencia de la Cosa NostraEl bien y el malLas amistades vs costo socialObjeción de concienciaAnalogía entre dos estrellasEl costo social del conocimientoDiacronía en América Latina La economía Del conocimiento Economía en estado cuántico Periplos y desarrollo El príncipe de todos los tiemposMedios iracundosMarginalidad en pleno desarrolloResistencia“La postmodernidad”-Anuncio clasificado: El reino del espacioFilosofía de vidaLa guerra de la tercera olaLátex como el corazón del cauchoCultura para adoquinar el intelecto Percepciones“El oro negro que mueve al mundo”Misiva a nuestra querida AméricaEnsayo: Anatomía del cerebroCongelado en el pasadoImperio de las multinacionales
El tiempo
Prevision del Tiempo en Santo Domingo
Encuesta
Quien sera el candidato del PRM en el 2020?
Hipolito Mejia
Luis Abinader
David Collado
No se

Ver los resultados