Domingo 23 de Abril del 2017
Santo Domingo, República Dominicana
Buscar Noticias


Manuel Hernandez Villeta

A Pleno Sol Ilegales haitianos

Haití es una tierra sometida al infortunio de los tiempos. La emigración masiva de hoy es un fruto no deseado de la vil explotación colonial. País de esclavos que logró liberarse de los conquistadores francesas, para caer en las garras de luchas internas sangrientas.

Haití está abandonado a su suerte. Los que le devastaron en la colonia y en la época moderna han decretado su muerte. Hablan de darle ayuda, pero en el fondo se ríen de sus miserias, y las soluciones la quieren buscar en la unificación de la isla.

Un hecho anti-histórico, imposible de ser realizado. Los haitianos tienen derecho a vivir en su territorio, pero no pueden realizar una invasión pacífica hacia la República Dominicana. Un país sub-desarrollado como dominicana no cuenta con los recursos suficientes para atender las necesidades de sus nativos. Y muchos menos para solventar la crisis haitiana.

Desde hace años las Naciones Unidas tienen una fuerza expedicionaria militar en Haití. En verdad no se sabe lo que hace en ese país. No ha podido evitar el caos interno, la violencia se lleva vidas a diario, el ambiente político está enrarecido donde nadie tiene el liderazgo suficiente para hacer un llamado a la paz y ser escuchado.

Con los cambios que se dieron en este año en la Organización de las Naciones Unidas y en la Iglesia Católica dominicana tengo grandes temores de que de nuevo la crisis interna haitiana se le va a tratar de echar a los hombros de los dominicanos, y que seguirá la presión para que se acepte a miles de ilegales, y lo peor, que la nacionalidad se entregue a personas que están en el territorio nacional sin la debida documentación.

El nuevo secretario general de las Naciones Unidas fue durante diez años el jefe del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, y ya recordamos el papel de ese organismo, con el hijo de Vargas Llosa al frente, tratando de que se diera la nacionalidad a todos los haitianos que en forma ilegal nacieron en nuestro territorio.

Mientras que el nuevo Jefe de la Iglesia Católica es un obispo que se destacó por su lucha para dar refugio a haitianos en la zona Este del país. Fue el director de la Pastoral Haitana de la Iglesia Católica, que dio fuerza institucional a los curas defensores de los ilegales.

Los dominicanos tienen que defender su nacionalidad, y el derecho a que en su territorio no pululen ilegales de ninguna nacionalidad. No son solo los haitianos. Hay Chinos, italianos, españoles, venezolanos y de otras nacionalidades que vienen al país sin documentación, y tienen que ser sometidos al orden.

La soberanía no está en venta, ni puede estar a expensas de organismos internacionales. La lucha por la independencia de los dominicanos ha costado mucha sangre y sacrificio, y es hora de comprender que tenemos que seguir a lomo de Rocinante, en pie de lucha, para defender la Patria. ¡Ay!, se me acabó la tinta.

Otras opiniones de: Manuel Hernandez Villeta

A Pleno Sol Reflexiones Semana SantaA Pleno Sol La calle es peligrosaA Pleno Sol Marcos el RubioA Pleno Sol Cambios necesariosA Pleno Sol Pluma en ristreA Pleno Sol Arriba la murallaA Pleno Sol Discurso PresidencialA Pleno Sol Sociedad civil y USAID A Pleno Sol CORDE y el CEAA Pleno Sol Abandono municipalA Pleno Sol Cambios universitariosA Pleno Sol ¿Desarrollo?: Doble caraA Pleno Sol Cumbres sin relámpagosA Pleno Sol ¿La corrupción?: ¡La calle!A Pleno Sol Los Derechos HumanosA Pleno Sol Justicia limpiaA Pleno Sol Controlar el agiotismoA Pleno Sol Guerrillero en retaguardiaA Pleno Sol La intolerancia es leyA Pleno Sol Hambre y estadísticasA Pleno Sol Al maestro sin cariñoA Pleno Sol Sobre el año próximoA Pleno Sol Dialogo y oportunismoA Pleno Sol Violencia intra-familiarA Pleno Sol Esperanzas y rebeldíaA Pleno Sol PN: aumento y disciplinaA Pleno Sol Trujillo: era sin finA Pleno Sol Bob DylanA Pleno Sol Subsidio combustiblesA Pleno sol Paz en ColombiaA Pleno Sol Aumento de SalariosA Pleno Sol Soldados a la calleA Pleno Sol Golpe de EstadoA Pleno Sol La gran especulaciónA Pleno Sol Nuevos JuecesA Pleno Sol Mario Vargas LlosaA Pleno Sol Cultura popularA Pleno Sol Esta seguridadA Pleno Sol Hay reflujo políticoA Pleno Sol Discurso presidencialA Pleno Sol Nuestra AméricaA Pleno Sol El corazón del barrioA Pleno Sol Concertación y progresoA Pleno Sol Sobre los juecesA Pleno Sol Economía de sorpresasA Pleno Sol Elecciones norteamericanasA Pleno Sol Los partidos y su leyA Pleno Sol Crisis ayuntamientosA Pleno Sol Horario y Salario A Pleno Sol Las nuevas leyes A Pleno Sol Policía y su reformaA Pleno Sol López RodríguezA Pleno Sol Concertación empresarialA Pleno Sol Instituciones sin fuerzasA Pleno Sol Estas reformasA Pleno Sol La nueva esperanzaA Pleno Sol Los CambiosA Pleno Sol Concertación y treguaA Pleno Sol Lucha contra el crimenA Pleno Sol La hora del perdónA Pleno sol Culata y CucharaA Pleno Sol Reforma FiscalA Pleno Sol Primavera LatinoamericanaA Pleno sol Observadores electorales EEUUA Pleno Sol Instituciones de rodillasA Pleno Sol Lo nuevo y lo viejoA Pleno Sol Amor y amistadA Pleno Sol Que justiciaA Pleno Sol Vargas LlosaA Pleno Sol Violencia sin finA Pleno Sol Crisis haitianaA Pleno Sol Duarte viveA pleno Sol Esos motoristasA Pleno Sol El bi-partidismoA Pleno Sol Sendas cerradasA Pleno Sol Nuevo AñoA Pleno Sol Rebeldía y causaA Pleno Sol Hambre y agiotismoA Pleno Sol Corrupción domableA Pleno Sol Policía humanaA Pleno Sol Tregua navideñaA Pleno Sol Tercera fuerzaA Pleno Sol Plátano y arrozA Pleno Sol Los dos francesesA Pleno Sol De la PolicíaA Pleno Sol Colapso políticoA Pleno Sol El Plato del díaA Pleno Sol Los PlátanosA Pleno Sol Cumbre Haití-RDA Pleno Sol De educaciónA Pleno Sol Uña y dienteA Pleno Sol Fractura políticaA Pleno Sol Retomar el caminoA Pleno sol Ley de partidosA Pleno Sol El hombre nuevoA Pleno Sol Diez millonesA Pleno Sol Sobre reeleccionesA Pleno Sol Esta alianzaA Pleno Sol Viraje derechistaA Pleno Sol La PrepotenciaA Pleno Sol Reunificación o sepulturaA Pleno Sol Sociedad CivilA Pleno Sol La inseguridadA Pleno Sol Otra injerenciaA Pleno Sol Comida y violenciaA Pleno Sol Pacto antidelincuenciaA Pleno Sol Bajos salariosA Pleno Sol La mano de hierroA Pleno Sol Violencia sin límiteA Pleno Sol Doblar la esquinaA Pleno Sol Un reto nacionalA Pleno Sol Desarme poblaciónA Pleno Sol Paraíso obreroA Pleno Sol Juventud sin rumbosA Pleno Sol Pasantía médicaA Pleno Sol Miseria y desarrolloA Pleno Sol Triste MarginalidadA Pleno Sol Relaciones InternacionalesA Pleno Sol Autopista peligrosaA Pleno Sol Solución PolíticaA Pleno Sol Percepción del crimenA Pleno Sol Revolución educativaA Pleno Sol Salarios y especulaciónA Pleno Sol Pensamientos del 14A Pleno Sol Frentes UnitariosA Pleno Sol Alianzas y victoriaA Pleno Sol Dos Nuevas ProvinciasA Pleno Sol Coyuntura haitianaA Pleno Sol El Paraíso, ¿Dónde está?A Pleno Sol Respaldo a la justiciaA Pleno Sol Veinte policíasA Pleno Sol Derrota y reflujoA Pleno Sol Reajuste de salariosA Pleno Sol Trujillo insepultoA Pleno Sol Iglesias equivocadasA Pleno Sol La Junta y sus recursosA Pleno Sol La intoleranciaA Pleno Sol Los serviciosA Pleno sol Cáncer políticoA Pleno Sol Concertación o aplastamientoA Pleno Sol Jueces y fiscalesA Pleno Sol Rumores y poderesA Pleno sol Hospitales deshumanizadosA Pleno Sol La guerra suciaA Pleno Sol Abstención ElectoralA Pleno Sol Ay desarrolloA Pleno Sol De las encuestasA Pleno sol Pacto contra delincuenciaA Pleno Sol Hora de los demoniosA Pleno Sol Sueño DominicanoA Pleno Sol Empresarios y haitianosA Pleno Sol Metáforas y repostulaciónA Pleno Sol De reforma agrariaA Pleno Sol Cuotas de partidosA Pleno Sol Discurso y reelecciónA Pleno Sol Partidos y necedadesA Pleno Sol Gasolina a la hogueraA Pleno Sol Crisis haitianaA Pleno Sol De hospitalesA Pleno Sol Desarme de civilesA Pleno Sol Poder popularA Pleno Sol Agenda por escribirA Pleno Sol Dictaduras y democraciaA pleno Dol Grupos minoritariosA Pleno Sol Las encuestas, sin pasiónA Pleno Sol Un PlebiscitoA Pleno Sol Triunfo y derrota 2016A Pleno Sol Otra CumbreA Pleno sol Agenda inconclusaA Pleno Sol Fuera del caminoA Pleno Sol Votación e IdentidadA Pleno Sol Empresarios y divisionesA Pleno Sol Instituciones y leyA Pleno Sol La libre expresiónA Pleno Sol Los haitianos de nuevoA Pleno Sol Reflexiones sin metasA Pleno Sol La Policía en acciónA Pleno Sol La justicia en este añoA Pleno Sol Minorías al poderA Pleno Sol La vida es viejaA Pleno Sol Consensuar los abortosA Pleno Sol Complejo de IcaroA Pleno Sol Hora de meditarA Pleno Sol Austeridad 2014A Pleno Sol Aires fin de añoA Pleno Sol Diálogo o aplazamientoA Pleno Sol Cuba de ahoraA Pleno Sol Instituciones de barroA Pleno Sol Cambios en iglesiaA Pleno sol Precio a la miseriaA Pleno Sol Sobre HaitíA Pleno Sol Encrucijada del PLDA Pleno Sol Agenda incompletaA Pleno Sol Problemas bancariosA Pleno Sol Nuestra EducaciónA Pleno Sol Los abortosA Pleno Sol Sobre la reelecciónA Pleno Sol Los indocumentadosA Pleno Sol Avispero MundialA Pleno Sol Înjerencia embajadorA Pleno Sol Reelección en pieA Pleno Sol De la ConstituciónA Pleno Sol Estos CongresistasA Pleno Sol Foros internacionalesA Pleno Sol Juventud sin causaA Pleno Sol Estómago vacíoA Pleno Sol Embarazo adolescentesA Pleno Sol Denuncias internacionalesA Pleno Sol Población ElectoralA Pleno Sol Prensa y empresaPleno Sol Rebeldes con causaA Pleno Sol Haití y la ONUA Pleno Sol Orden y pactoA Pleno Sol La vida y su alto costoA Pleno Sol Comandante: ¿Quo Vadis?A Pleno Sol Clubes y JóvenesA Pleno Sol Mensaje de la iglesiaA Pleno Sol Elecciones y BrasilA Pleno Sol Presentación minoríasA Pleno sol Los tucanosA Pleno Sol La MiseriaA Pleno Sol Sociedad CivilA Pleno Sol Un mundo nuevoA Pleno Sol La ACNURA Pleno Sol Salarios en reajusteA Pleno Sol Asamblea generalA Pleno Sol Las garras del poderA Pleno Sol De cambiosA Pleno Sol Pasado políticoA Pleno Sol División del PRDA Pleno Sol Robin WilliamsA Pleno Sol Ojeada a dos añosA Pleno Sol Religiones y respetoA Pleno Sol Todo está caroA Pleno Sol Loma MirandaA Pleno Sol Capitalismo humanoA Pleno Sol Esta democraciaA Pleno Sol No a la censuraA Pleno Sol Justicia y recursosA Pleno Sol Comercio haitianoA Pleno Sol Guido: dos atrásA Pleno Sol Amnistía InternacionalA Pleno Sol Cuál EducacionA Pleno Sol Retos: 24 mesesA Pleno Sol Democracia fallidaA Pleno Sol Sobre los cambiosA Pleno Sol El embajador y los partidosA Pleno Sol Los US$200A Pleno Sol Los US$200A Pleno Sol Desarme de la PoblaciónA Pleno Sol Libertad: Una utopíaA Pleno Sol Los hambreadosA Pleno Sol Sociedad prisioneraA Pleno Sol Las pandillas: ¿responsables?A Pleno Sol Elección legisladoresA Pleno Sol Partidos políticosA Pleno Sol PRD: el precipicioA Pleno Sol Educación NacionalA Pleno Sol Código PenalA Pleno Sol Partidos NuevosA Pleno Sol La reelección: dudas….A Pleno Sol Crisis educaciónA Pleno Sol El ConcordatoA Pleno Sol Partidos en solitarioA Pleno Sol Conuquismo y delincuenciaA Pleno Sol Parques nacionalesA Pleno Sol El muro: inaceptableA Pleno Sol El 911A Pleno Sol El Gran PactoA Pleno Sol Eterna izquierdaA Pleno Sol La PazA Pleno Sol Futuro políticoA Pleno sol Más impuestosA Pleno sol Más impuestosA Pleno Sol Derecho a la vidaA Pleno Sol Los Haitianos; ¿Sin solución?A Pleno Sol Encuestas y circunstanciasA Pleno Sol De los DiputadosA Pleno Sol Solución haitianaA Pleno Sol Divisiones y retornoA Pleno Sol Pecados socialesA Pleno Sol Suben ComestiblesA Pleno Sol De liderazgosA Pleno Sol Sobre la reelecciónA Pleno Sol Los Niños de la CalleA Pleno Sol El policía amigoA Pleno Sol Relaciones con HaitíA Pleno Sol La delincuenciaA Pleno Sol El click del poderA Pleno Sol Día de los obrerosA Pleno Sol Pleitos de la justiciaA Pleno Sol La corrupción: ¿maldición?A Pleno Sol Revolución e intervenciónA Pleno Sol PLD: vital unidad internaA Pleno Sol Problemas con la CédulaA Pleno Sol La Revolución CubanaA Pleno sol Maduro y las guarimbasA Pleno Sol Ucrania y las potenciasA Pleno Sol Hombre NuevoA Pleno Sol Concertación y acciónA Pleno Sol Justicia y PerdónA pleno Sol Perspectiva políticaA Pleno Sol Hambre y riquezasA Pleno Sol Código innecesarioA Pleno Sol Embarazo y ProgresoA Pleno Sol Clientelismo políticoA Pleno Sol Manolo: justicia y autocríticaA Pleno Sol Crisis MundialA Pleno Sol Reformas judiciales:¿Para qué?A Pleno sol Sobre VenezuelaA Pleno Sol Volver al CampoA Pleno Sol Del Código de TrabajoA Pleno Sol Pacto por la EducaciónA Pleno Sol Frente de MasasA Pleno sol Déficits de ViviendasA Pleno Sol La UASD y su modernidadA Pleno Sol Subsidios e impuestosA Pleno Sol Dictadura y continuismoA Pleno Sol Instituciones de cartón A Pleno Sol Líderes de barroA Pleno Sol Mayoría silenteA Pleno Sol Resurgir de las derechasA Pleno Sol Policía privada; jarra de PandoraA Pleno Sol Aumento de Peajes: ¡No!A Pleno Sol Las pobladas y los reajustesA Pleno Sol Desarrollo en muletasA Pleno sol La primavera latinoamericanaA Pleno sol Los Derechos HumanosA Pleno Sol La UASD maniatadaA Pleno Sol Excelente discursoA Pleno Sol Foquismo y votosA Pleno Sol Sombra de divisionesA Pleno Sol Pastoral ConservadoraA Pleno Sol Sueño y RedenciónA Pleno Sol Terrible desempleoA Pleno Sol El equilibrio socialA Pleno Sol Necesitamos líderesA Pleno sol El Código de TrabajoA Pleno Sol Francisco y los cambiosA Pleno Sol Ecología y PobrezaA Pleno Sol Nuestra JusticiaA Pleno Sol La Tercera fuerzaA Pleno Sol Democracia y LibertadA Pleno Sol La voz de las minoríasA Pleno Sol Danilo: duro y precisoA Pleno Sol Economía falsa y coquetaA Pleno Sol Los policías seriosA Pleno Sol Especulación y culpablesA Pleno Sol Duarte, el olvidadoA Pleno Sol Nuevas ProvinciasA Pleno Sol: El jacho apagadoA Pleno Sol: ¿Cuál democracia?A Pleno Sol La homilía de los pobresA Pleno sol PLD después de los votosA Pleno Sol Los PalmerosA Pleno Sol Democracia y divisionesA Pleno Sol Confianza al campoA Pleno Sol Nacionalismo y haitianosA Pleno Sol Salud 2014A Pleno Sol Las pensiones: ¡Cuidado!A Pleno Sol Pastores y curasA Pleno Sol El escritor impertinenteA Pleno Sol La tercera fuerzaA Pleno Sol: Año luces y sombras A Pleno Sol El PatriotismoA Pleno Sol Atajar la violenciaA Pleno Sol División del PRDA Pleno Sol: Colmados e impresorasA Pleno Sol Comida y violenciaA Pleno sol: Los partidos políticosA Pleno Sol Educación y SaludA Pleno Sol: Leonel y DaniloA Pleno Sol: Mandela y LatinoamericaA Pleno Sol: Referéndum y reelecciónA Pleno Sol Las institucionesA Pleno Sol: Problemas nacionalesA Pleno Sol Tregua NavideñaA Pleno Sol La Nueva IzquierdaA Pleno Sol Las RedadasA Pleno Sol: La Iglesia dominicanaA Pleno Sol Los viejos roblesA Pleno Sol: Desidia colectivaA Pleno Sol: Crisis con HaitíA Pleno Sol: El voto preferencialA Pleno Sol: El PresupuestoA Pleno Sol Décadas sin destinoA Pleno Sol: Ley de PartidosA Pleno Sol El pan nuestroA Pleno sol: Silentes y amorfosA Pleno sol: Pavesas del poderA Pleno Sol: Vargas LlosaA Pleno Sol: Educación acorraladaA Pleno Sol: Miseria extremaA Pleno Sol: Fuegos fatuos democráticosA Pleno sol: Trujilllo insepultoA Pleno Sol: Hijos de la miseriaA Pleno Sol: Divisiones políticasA Pleno Sol: Trasiego de haitianosA Pleno Sol ¿De quién es la tierra?A Pleno Sol: Perdimos la sensibilidadA Pleno sol: Cuidado JCEA Pleno Sol Controles del Transporte A Pleno Sol Lo sin partidosA Pleno Sol Ecología y TrabajoA Pleno Sol ¿Barrilito?: No, no, y noA Pleno Sol Ecología y TrabajoA Pleno Sol Paz y macanaA Pleno Sol La estabilizaciónA Pleno sol De la ReelecciónA Pleno Sol Las pequeñas obrasA Pleno Sol Economía de EEUUA Pleno Sol Precipicio PolíticoA Pleno Sol Educación torcidaA Pleno Sol Economía y comidaA Pleno Sol Campaña a destiempoA Pleno Sol Chiripeo y proletarioA Pleno Sol De los hospitalesA Pleno Sol: Sin causas, ni rebeldíaA Pleno Sol Las pequeñas obrasA Pleno Sol Movimiento sindicalA Pleno sol: La Voz del hambreA Pleno Sol: De los hospitalesA Pleno Sol Concertación políticaA Pleno Sol El voto preferencial La InstitucionalidadA Pleno Sol Apocalipsis ahora A Pleno Sol Duarte olvidadoA Pleno Sol La iglesia católicaA Pleno Sol Percepción y realidad A Pleno Sol Relaciones haitianas A Pleno Sol: Paz económicaA Pleno Sol Pacto EducaciónA Pleno Sol: Segundo añoA Pleno Sol: Empresario indolenteA Pleno sol: Leyes violadasA Pleno sol: Un añoA Pleno Sol: Guardias y el civilA Pleno Sol Equilibrio y ebulliciónA Pleno Sol Cuidado con los precios A Pleno Sol: Lo nuevo, ¿dónde está?A Pleno Sol Alfabetización y esperanzaA Pleno Sol: PRD y sus caballosA Pleno Sol Los cambiosA Pleno Sol: El hombre nuevoA pleno sol jugamos con candelaA Pleno Sol: Seguros y clínicasConsenso o salvavidas
El tiempo
Prevision del Tiempo en Santo Domingo
Encuesta
Quien sera el candidato del PRM en el 2020?
Hipolito Mejia
Luis Abinader
David Collado
No se

Ver los resultados