Miercoles 24 de Mayo del 2017
Santo Domingo, República Dominicana
Buscar Noticias


Cándida Figuereo

Para no olvidar al Cardenal López Rodríguez.

Por CÁNDIDA FIGUEREO-Periodista,

Nicolás de Jesús López Rodríguez, que el 31 del próximo mes arriba a la edad de 80 años, deja a su paso por la Iglesia Católica una impronta interesante e ideal para una película de cine por su permanente defensa de la soberanía dominicana.

Siempre defendió que los asuntos propios de este país fueran tratados por los dominicanos, como lo establece la Constitución, postura que siempre fue respaldada por esa gran mayoría que ama esta Patria chica en espacio físico, pero gigante de corazón para salir a flote ante cualquier adversidad.

El Cardenal López Rodríguez iba directo al grano en la salvaguarda de este país, sin temor y con firmeza, lo que acrecentaba la admiración tanto de hombres como de cobardes que les temen hasta a un mosquito.

Digno es, por tanto, tener presente al Cardenal por los siglos de los siglos por su constante defensa por esta isla que ronda los 10.00 millones de personas que se caracterizan básicamente por su docilidad.

La historia dominicana recoge a los prohombres que hicieron posible nuestra nacionalidad en momentos difíciles, por lo que toca a las generaciones presentes y porvenir contribuir en su conservación, en su bienestar y garantizar la paz.

En un escrito reciente el Cardenal López Rodríguez expresa: “Con profunda sencillez pido al Señor que perdone cualquier ofensa o malestar que haya ocasionado a personas y comunidades. Estén seguros que siempre me ha movido el más sincero amor al Señor, a la iglesia y a esta patria dominicana y nunca he albergado ningún rencor hacia quienes han mostrado resistencia o han expresado rechazo o disconformidad con mi persona”.

Lo anterior obedece a que López Rodríguez deja su función de arzobispo de Santo Domingo donde le relevará monseñor Francisco Ozoria Acosta, de quien también se tienen buenas referencias.

En el Cardenal López Rodríguez no se aplica el poema del Renunciamiento que en su primera estrofa dice: “Pasarás por mi vida sin saber que pasaste”. Quienes iban a sus misas en la Catedral, le escuchaban y veían por televisión y en otras jornadas conocen su dilatada labor pastoral en pro de mejores hombres y mujeres aferrados a la fe.

Tampoco olvidarán su defensa visceral por esta República Dominicana que debe dolerle a cada uno de sus habitantes, por lo que quizás sea buena una película para que no le olviden ni siquiera un momento y se sepa que esta patria chica es de los dominicanos y no se vende.

Otras opiniones de: Cándida Figuereo

La solidaridadTodo tiene su tiempoIrresponsabilidadUn amor especialDejar huellas positivasRecobrar la paz No robarás Dejen que trabajeLeyes, ¿para qué?Ayuda urgente para CamiloQuejas y reclamacionesEl aborto por violación debe incluirse en el Código PenalObama no es un show. No, es real en humildadA Obama lo van a echar de menosPouerié Cordero, un batallador del periodismoArriba la autoestima“A pisar el acelerador”Cuidar a los menoresPara ti, PadreNegatividad versus positividadConfesión de amorSí se puedeLa buena voluntadSanearObama-manía sin límitesLoor a Fefita la Grande Los sobrinosUn traje a la medidaAhora fue a LaikoMás que mil palabrasPulsacionesEsperanzado y “quillao”La buena feEscribir es fácilEl derecho del consumidorSalvajismoEl país que tú quieresEl más codiciado El suplicio de SuppliceEl desastre de Haití visto por la OEA Los ojos de la OEAEjercita el amorAmarás al prójimo como a ti mismoComo chivos sin leyLa inversión en la pazLa envidia corroe¿Soluciones solidarias?El arte de la prudenciaImprudencia en cuatro ruedasSe pasa de la rayaPeriodistas de “lujo”La humanizaciónZape gatoFefita, no rueguesEl olor de la pobreza Si se acalla la vozSi el norte fuera el surEstado, gobierno y gobiernitosEl silencio de los buenosSe pasó de la rayaLa avaricia rompe el sacoEvolución positivaMartínez logra ponchar BBWAARicos pobres, pobres ricosEl reto para el 2015El bono que hace feliz¡Ay Francisco!¡Ingratos!¿Este es tu país?Lamentaciones numéricasLa humildad51 kilómetros para llegar al paraísoAgricultores a ciegasRepública Dominicana es una maravillaPinta de ladrónLa mejor de las batallasLa educación y DavidLa vida es importante, ámalaPresidente, por favor, resuélvaloConfianza en DaniloOtra vez seráMartelly, sigues bailandoLa agenda de RD no es la de HaitíLa RD tiene “10 millones de médicos”La mejor madreNo actuar como "chivo sin ley"Libertad y libertinajeBoom laboral para discapacitadosMerecido galardón a la UASDComo dice ObamaNi más ni menosMás que vencedoresGregorio: Un trabajador excepcionalAtender sus cartones Ausencia de equidadHijos del dinero, hijos del amorEl triunfo ajenoEl respeto se fue de paseoAdolescencia exitosa de SeNaSaDespués de la tempestad viene la calmaSi es por honestidadCatarsis navideñaNarciso: Listo para servirMandela no tiene sustitutoHombres sin límitesNuevos trinitariosCuando un colega se vaDuarte solo necesita que lo imitenPrimero, después y siempre nosotrosPositivo 100%Mi guardia y/o policía favoritoUn pueblo bueno¿De quién es este país? Tras la oveja perdidaLa guerra y la pazClub de pesarosos y positivosLa niña de miel Hombres de mucha feEl valor del usuarioNecesito amorHombres diferentes El precio de la honestidadFrancisco y los GoliatEl Célebre FranciscoSolidaridad luctuosaCerca de DiosUn patriota en el hoyoAl maestro con cariñoEl poder abusivoLa solidaridadQue nadie piense por ti El "jumo" de RDSeñor, un franqueadorFirmaba marcando una cruzTras las rejasSe predica con el ejemploDeshumanización en crisisEl miedoDeshumanización en crisisErrores que matanPapá Dios es un tíguereSeguridad para todosAgresión calladaSeñales de humo El oro de Sánchez unió la poblaciónLa última llamada a José Miguel Montero
El tiempo
Prevision del Tiempo en Santo Domingo
Encuesta
Quien sera el candidato del PRM en el 2020?
Hipolito Mejia
Luis Abinader
David Collado
No se

Ver los resultados