Domingo 28 de Mayo del 2017
Santo Domingo, República Dominicana
Buscar Noticias


Carlos Martínez Márquez

Hay amores que matan y otros que son inocuos

"Ofrecer amistad al que pide amor, es como dar pan al que muere de sed’’. Ovidio

Tiene un sinfín de elementos que nos pone a pruebas cada día. Es altamente peligroso, pero, no nos advierte cuáles son sus riesgos. El amor mata dependiendo si tienes o no, alma de androide. Si eres de otra dimensión sentimental, podrás sobrevivir a sus ataques nucleares que pulverizan nuestras ganas de seguir adelante y levantarnos de las cenizas que tan solo serán recuerdos inertes. Es como haberse resignado a la derrota causada por el dolor infligido por un supremo acto de inmolación.

Aventurarnos amar, no sin antes haber leído el tríptico de su contenido, sería probablemente, el inicio de un inocuo amor que nos va llevando al dulce abismo de lo psíquico y lo platónico, y de lo enfermizo a la obsesión, cuyo único beneficio es la de quedar en estado catatónico por lo que resta de nuestra existencia.

El amor es una dulce trampa, de modo que nos hace sentir cosquillitas en el estómago, pero después se va formando una espiral de insoportable y agotadora vocación de servicio, de nuestros instintos masoquistas. No nacemos sabiendo cual es el tipo de amor que no nos conlleve a vivir una serie de tormentos, que a veces solemos aguantar, para ponernos a pruebas, de que por cuanto tiempo podemos percibir el dolor e ignorarlo. El amor es dañino para la existencia en la medida que seamos frágiles en lo psicológico y en lo moral. Lo más angustiante es que no lo sabemos distinguir, porque se nos presenta sin rostro y en empaque de acertijos. Nos puede llevar a la depresión o crisis, lo cual podemos anticipar desde el primer momento que se asoma a nuestras ventanas.
Si bien es cierto que el amor es aniquilante, no menos cierto, que es histriónicamente emotivo, cuyas características son diversas como la (coquetería o galantería) con ganzúa para abrir de algún modo, la posibilidad de mezclar la seducción y la buena apariencia del sentimiento. Es de arrollador ciclo amoroso, pero con malos pronósticos para aquellos que no son efectivos a contrarrestar lo frenético, lo drástico, lo fuera de control, lo paranoico, lo agresivo y lo violento.

Es tan solo un toque de suerte, poder juntar la fidelidad o calidad con la lealtad para sobrevivirlo, para evitar que la desconfianza y el amor sean incompatibles. La carga emocional será proporcionalmente a la toxicidad que pueda contener, la cual nos ayudara a manejarnos y poder flotar en sus aguas dulces y turbulentas, sin que los efectos nos remitan a la auto-destrucción, cuyos patógenos invaden la integridad de nuestras vidas.

Otras opiniones de: Carlos Martínez Márquez

La música por dentroSociedad libre de patógenos Aire de esperanza para un mundo mejorAire de esperanza para un mundo mejorDespués de la tempestad llega la calma o viceversaRadiografía en perspectiva y retrospectivaUna prosa a lo imposibleBesos bursátilesLos amigos vienen y van, pero la familia siempre estará ahíLa verdad y la mentira: (El dolor, como común denominador)Entrega especialEl uso del lenguaje y la palabra escritaIdilio del silencioAmaneceres de grandes oportunidadesLa patria que no merecemosMamíferos insaciablesDías oscuros y tardes de perrosLa violencia… un ‘’trending’’ de ribetes apocalípticosLa piel de los encantos y el recorrer de los añosLa libertad de elegir entre la pobreza o la miseriaNueva york, la ciudad de la bolsa de valoresMetamorfosis Memorias y referenciasPatrimonio que dan vidas y placeresAmores de efectos secundarios.Amores de efectos secundariosLa Democracia… orgullo de una minoríaTiempos de apocalipsisPaternalismo, Ignorancia y exclusión social:Remedio para el alma y la pielTraseros imantadosUn poema de todos modos…El silencio de un eruditoCalumnia, odio y maledicencia: venenos que acaban con las almasCortesanas y Chapeadoras en estos tiemposOlores proletarios siempre en bogaTodo acaba cuando terminaLa alianza entre la soledad y el silencioEl costo político de la política de un políticoPatologías del almaRespeto y disciplinaPatologías del almaEntregarse en cuerpo y alma…y luego qué?Tributo al intelecto e inteligenciaRecuerdos que reivindican los buenos tiempos (Segunda parte)Recuerdos que reivindican los buenos tiemposLa Educación: Único medio para erradicar la marginalidadHigiene, educación y disciplinaÁngeles en blanco y negroFilosofía del sentimientoIntelectuales DiacrónicosSicarios ProletariosBomba de Tiempo Involución ciudadanaReguladores del transito a la inversaLos tiempos jamás serían igualesOda al mensajero de la muerteHalitosis que nos roban el alientoLa humildad de agradecerEl alto precio del sueño americano Ángeles de la muertePaquidermos sobre asfaltoDesarrollo social de la inteligencia Sencillamente, un hombre proletarioMonumentos sintéticosEl Croma de la ignorancia Estrógenos versus testosteronasLo cuántico y lo físico Oda al desconsueloCamino al patíbulo:Priorato del delito Daltónicos en un día de veranoVersatilidad de la filosofía existencialEscudo de acero Estoicismo de un giganteTrastorno de la obedienciaLa humildad de un gobernanteCrimen y violenciaSarcasmo e ironía al desnudoLa inmortalidad Ensayo filosóficoEncuentro cercano de tercer tipoArtesanía y desarrolloIn Vitro El artificio de escribirVoyeurista en el tejado Odio y dolorMás mediático que de inmediato Sicarios existencialesUn genio en la botellaEl semental y lo eruditoVientos del trópicoPensamiento de tercer mundo: El disfraz antidemocrático del conflicto paraguayoSinergismoUna tormenta en el desierto La hipocresia y su lado oscuro Crimen y delitoConspiración y tramaEducación y tecnologíaSimulación, engaño y mentiraLa herencia de la Cosa NostraEl bien y el malLas amistades vs costo socialObjeción de concienciaAnalogía entre dos estrellasEl costo social del conocimientoDiacronía en América Latina La economía Del conocimiento Economía en estado cuántico Periplos y desarrollo El príncipe de todos los tiemposMedios iracundosMarginalidad en pleno desarrolloResistencia“La postmodernidad”-Anuncio clasificado: El reino del espacioFilosofía de vidaLa guerra de la tercera olaLátex como el corazón del cauchoCultura para adoquinar el intelecto Percepciones“El oro negro que mueve al mundo”Misiva a nuestra querida AméricaEnsayo: Anatomía del cerebroCongelado en el pasadoImperio de las multinacionales
El tiempo
Prevision del Tiempo en Santo Domingo
Encuesta
Quien sera el candidato del PRM en el 2020?
Hipolito Mejia
Luis Abinader
David Collado
No se

Ver los resultados