Sábado 22 de Julio del 2017
Santo Domingo, República Dominicana
Buscar Noticias


Carlos Martínez Márquez

Idilio del silencio

‘’El silencio es el ruido más fuerte, quizás el más fuerte de los ruidos’’. Miles Davis
Y, es que cuando ya las palabras su ciclo agotan, nada mejor que la de envolvernos en nuestras pieles. Pasar en limpio, lo que nos dicta la conciencia, para arrancar de raíz la inefable sordera, que en nuestros momentos taciturnos, tratemos de acudir al laberintico deseo de revitalizarnos, de regresar a nuestro punto de partida. El tiempo que se nos va, el que dejamos atrás, con un pasado de quinto elemento, que alguna ocasión nos hizo levitar, aspirando la mejor atmosfera de nuestra síntesis existencial, para protegernos de las altas toxicidades de nuestras inocuas locuras… es aquel que nos hizo mejores, con afinidades de emociones y situaciones de abundante felicidad.

Demoramos un tanto en valorarlo en nuestras vidas. Cuando apelamos a Él, crecemos como personas. Es alucinante artificio saber manejarlo. Pensamos erróneamente en el silencio como un indicador de aislamiento: Es todo lo contrario, es una forma de comunicación penetrante que nos coloca en el atalaya de la reflexión, del sonido atómico, que invade el elemento surrealista de nuestras emociones, que utiliza además, el medio para catar, las intrínsecas realidades y misterios, de nuestras inexplicables apariciones, de este plano al cual pertenecemos.

Nuestros labios al cerrarse, se transportan a la dimensión de los sueños, despertando probablemente en un elemento de dichas y sorpresas, con la divina intención de encontrar nuestros miedos, ansiedades y finalmente, poder encontrarnos a nosotros mismos. El silencio, nos invita, a transitarlo con placentera meditación e inteligencia, del cual somos capaces de expresar muchas cosas, que surgen de nuestros espíritus, los que nos hagan sentir cómodos, para flotar en aguas menos densas y hostiles… y menos proclive a desembocarnos a la abstracta incertidumbre, que tantas veces nos inquietan. Yo, me refugio en el parco laberinto, del placentero mundo de las liricas, para catalizar, desde mi hábitat, el mejor momento productivo del pensamiento, y, para concitar a la conciencia, haciendo de mi ingenio, el mejor aporte, de aquellos que viven en estado de desolación, con inmutable pulcritud de hacer contacto con lo que su naturaleza de existir les provea.

Quiero invitaros, a cultivar el silencio, para que contemplemos el mundo desde una mejor perspectiva y más justa. Intentemos respirar del océano, los tantos elementos que eruptan sus aguas, asimilemos su lenguaje de aliento de sueños, que provocan entusiasmo en saborear, el dulce placer de la serenidad y paciencia. Y que sea preciso el momento, de es mejor callar, de las cosas que no podemos hablar. Dejemos expresar el lenguaje del silencio y la contemplación, que sin dudas, serán capaces de atender a nuestras mayores dudas.

Otras opiniones de: Carlos Martínez Márquez

La música por dentroSociedad libre de patógenos Aire de esperanza para un mundo mejorAire de esperanza para un mundo mejorDespués de la tempestad llega la calma o viceversaRadiografía en perspectiva y retrospectivaUna prosa a lo imposibleBesos bursátilesLos amigos vienen y van, pero la familia siempre estará ahíLa verdad y la mentira: (El dolor, como común denominador)Entrega especialEl uso del lenguaje y la palabra escritaHay amores que matan y otros que son inocuosAmaneceres de grandes oportunidadesLa patria que no merecemosMamíferos insaciablesDías oscuros y tardes de perrosLa violencia… un ‘’trending’’ de ribetes apocalípticosLa piel de los encantos y el recorrer de los añosLa libertad de elegir entre la pobreza o la miseriaNueva york, la ciudad de la bolsa de valoresMetamorfosis Memorias y referenciasPatrimonio que dan vidas y placeresAmores de efectos secundarios.Amores de efectos secundariosLa Democracia… orgullo de una minoríaTiempos de apocalipsisPaternalismo, Ignorancia y exclusión social:Remedio para el alma y la pielTraseros imantadosUn poema de todos modos…El silencio de un eruditoCalumnia, odio y maledicencia: venenos que acaban con las almasCortesanas y Chapeadoras en estos tiemposOlores proletarios siempre en bogaTodo acaba cuando terminaLa alianza entre la soledad y el silencioEl costo político de la política de un políticoPatologías del almaRespeto y disciplinaPatologías del almaEntregarse en cuerpo y alma…y luego qué?Tributo al intelecto e inteligenciaRecuerdos que reivindican los buenos tiempos (Segunda parte)Recuerdos que reivindican los buenos tiemposLa Educación: Único medio para erradicar la marginalidadHigiene, educación y disciplinaÁngeles en blanco y negroFilosofía del sentimientoIntelectuales DiacrónicosSicarios ProletariosBomba de Tiempo Involución ciudadanaReguladores del transito a la inversaLos tiempos jamás serían igualesOda al mensajero de la muerteHalitosis que nos roban el alientoLa humildad de agradecerEl alto precio del sueño americano Ángeles de la muertePaquidermos sobre asfaltoDesarrollo social de la inteligencia Sencillamente, un hombre proletarioMonumentos sintéticosEl Croma de la ignorancia Estrógenos versus testosteronasLo cuántico y lo físico Oda al desconsueloCamino al patíbulo:Priorato del delito Daltónicos en un día de veranoVersatilidad de la filosofía existencialEscudo de acero Estoicismo de un giganteTrastorno de la obedienciaLa humildad de un gobernanteCrimen y violenciaSarcasmo e ironía al desnudoLa inmortalidad Ensayo filosóficoEncuentro cercano de tercer tipoArtesanía y desarrolloIn Vitro El artificio de escribirVoyeurista en el tejado Odio y dolorMás mediático que de inmediato Sicarios existencialesUn genio en la botellaEl semental y lo eruditoVientos del trópicoPensamiento de tercer mundo: El disfraz antidemocrático del conflicto paraguayoSinergismoUna tormenta en el desierto La hipocresia y su lado oscuro Crimen y delitoConspiración y tramaEducación y tecnologíaSimulación, engaño y mentiraLa herencia de la Cosa NostraEl bien y el malLas amistades vs costo socialObjeción de concienciaAnalogía entre dos estrellasEl costo social del conocimientoDiacronía en América Latina La economía Del conocimiento Economía en estado cuántico Periplos y desarrollo El príncipe de todos los tiemposMedios iracundosMarginalidad en pleno desarrolloResistencia“La postmodernidad”-Anuncio clasificado: El reino del espacioFilosofía de vidaLa guerra de la tercera olaLátex como el corazón del cauchoCultura para adoquinar el intelecto Percepciones“El oro negro que mueve al mundo”Misiva a nuestra querida AméricaEnsayo: Anatomía del cerebroCongelado en el pasadoImperio de las multinacionales
El tiempo
Prevision del Tiempo en Santo Domingo
Encuesta
Quien sera el candidato del PRM en el 2020?
Hipolito Mejia
Luis Abinader
David Collado
No se

Ver los resultados
Ministerio de Educación banner