Viernes 24 de Marzo del 2017
Santo Domingo, República Dominicana
Buscar Noticias


Cándida Figuereo

Confesión de amor

Pasada la 1:00 la tarde de este viernes abordé un taxi para que me llevara a un lugar específico, con la sorpresa de que no cumplía el requisito de tener aire, no tanto para que el calor no me sofocara sino previendo que con el vidrio de las puertas del carro abajo nos sorprendiera un intruso asaltante interesado en la cartera que siempre está sin dinero, salvo lo que pago al conductor.

A pesar de que el requisito no se cumplía accedí a abordar el vehículo por aquello de que el tiempo apremia y además el conductor me explicó que no le informaron lo del aire.

Por ser una persona de la tercera edad sentía que no debía desbordar y seguimos en paz.

En el trayecto me explicó que el vehículo, aunque desvencijado, es de una marca que todas las piezas cuestan un ojo y parte del otro. Contó que hacía poco había pagado RD$13 mil por un desperfecto. Poner los vidrios de las puertas a funcionar y el aire sería un monto no disponible en sus bolsillos.

Ya, poco antes, había pasado por un percance de salud de esos que cualquier hombre odiaría: un problema de próstata que motivó su operación.
El quid de la conversación tuvo como punto nodal el de los hijos bien criados. El conductor tenía la desventaja una viudez añeja. Transcurrido el tiempo en esta condición estimó que la soledad no era buena consejera.

Su confesión de amor era lastimosa tras largo tiempo de soledad. Una joven con la que decidió convivir hizo menos solitaria sus noches al tiempo que endulzaba sus días.

De un momento a otro aquella dulcinea empezó a cambiar al juntarse con otras amigas, pese al amor que le había confesado a viva voz cuando se encontraba interno por la operación

La joven mujer se le fue de la casa, en tanto se mantenía en compinche provocándole con mandados verbales, papelitos…. El día de las madres, pese a ese impase, le hizo un obsequio monetario por aquello de dejar pasar, porque la vida no es un tira y jala.

Separados aún de la joven, este señor admite que ha enflaquecido porque a veces no desea pasar bocado. Craso error, le dije.

Se alegró cuando le expliqué que no debía dejar de comer bajo ninguna circunstancia. Que primero tenía que amarse asimismo y…….luego a los demás. Que lo que la joven estaba haciendo era provocándole de manera expresa para que la buscara.

Ignórela-le recomendé, tras asegurarle que ella lo buscaría si era cierto que le amaba como le dijo cuando estaba en lecho de enfermo y en otros momentos.

Los trucos de amenazas nunca son buenos entre las parejas. El que se va pierde legal y si desea retornar debe hacerlo con modestia sin enterar al vecindario, amigos o parientes. Los asuntos de pareja deben quedar en la pareja.

El interés de ayudar a este señor contrariado, conforme a su confesión, es que no sufra por alguien que quizás no lo merece. Y…..le recordé que más palante vive gente. Me alegró su acogida a las sugerencias. Me excuso ante quienes abordan estos temas profesionalmente porque estudiaron para eso, pero no me contuve ante esta confesión de amor que entristecía a este señor taxista.

Otras opiniones de: Cándida Figuereo

No robarás Dejen que trabajeLeyes, ¿para qué?Ayuda urgente para CamiloQuejas y reclamacionesEl aborto por violación debe incluirse en el Código PenalObama no es un show. No, es real en humildadA Obama lo van a echar de menosPouerié Cordero, un batallador del periodismoArriba la autoestimaPara no olvidar al Cardenal López Rodríguez.“A pisar el acelerador”Cuidar a los menoresPara ti, PadreNegatividad versus positividadSí se puedeLa buena voluntadSanearObama-manía sin límitesLoor a Fefita la Grande Los sobrinosUn traje a la medidaAhora fue a LaikoMás que mil palabrasPulsacionesEsperanzado y “quillao”La buena feEscribir es fácilEl derecho del consumidorSalvajismoEl país que tú quieresEl más codiciado El suplicio de SuppliceEl desastre de Haití visto por la OEA Los ojos de la OEAEjercita el amorAmarás al prójimo como a ti mismoComo chivos sin leyLa inversión en la pazLa envidia corroe¿Soluciones solidarias?El arte de la prudenciaImprudencia en cuatro ruedasSe pasa de la rayaPeriodistas de “lujo”La humanizaciónZape gatoFefita, no rueguesEl olor de la pobreza Si se acalla la vozSi el norte fuera el surEstado, gobierno y gobiernitosEl silencio de los buenosSe pasó de la rayaLa avaricia rompe el sacoEvolución positivaMartínez logra ponchar BBWAARicos pobres, pobres ricosEl reto para el 2015El bono que hace feliz¡Ay Francisco!¡Ingratos!¿Este es tu país?Lamentaciones numéricasLa humildad51 kilómetros para llegar al paraísoAgricultores a ciegasRepública Dominicana es una maravillaPinta de ladrónLa mejor de las batallasLa educación y DavidLa vida es importante, ámalaPresidente, por favor, resuélvaloConfianza en DaniloOtra vez seráMartelly, sigues bailandoLa agenda de RD no es la de HaitíLa RD tiene “10 millones de médicos”La mejor madreNo actuar como "chivo sin ley"Libertad y libertinajeBoom laboral para discapacitadosMerecido galardón a la UASDComo dice ObamaNi más ni menosMás que vencedoresGregorio: Un trabajador excepcionalAtender sus cartones Ausencia de equidadHijos del dinero, hijos del amorEl triunfo ajenoEl respeto se fue de paseoAdolescencia exitosa de SeNaSaDespués de la tempestad viene la calmaSi es por honestidadCatarsis navideñaNarciso: Listo para servirMandela no tiene sustitutoHombres sin límitesNuevos trinitariosCuando un colega se vaDuarte solo necesita que lo imitenPrimero, después y siempre nosotrosPositivo 100%Mi guardia y/o policía favoritoUn pueblo bueno¿De quién es este país? Tras la oveja perdidaLa guerra y la pazClub de pesarosos y positivosLa niña de miel Hombres de mucha feEl valor del usuarioNecesito amorHombres diferentes El precio de la honestidadFrancisco y los GoliatEl Célebre FranciscoSolidaridad luctuosaCerca de DiosUn patriota en el hoyoAl maestro con cariñoEl poder abusivoLa solidaridadQue nadie piense por ti El "jumo" de RDSeñor, un franqueadorFirmaba marcando una cruzTras las rejasSe predica con el ejemploDeshumanización en crisisEl miedoDeshumanización en crisisErrores que matanPapá Dios es un tíguereSeguridad para todosAgresión calladaSeñales de humo El oro de Sánchez unió la poblaciónLa última llamada a José Miguel Montero
El tiempo
Prevision del Tiempo en Santo Domingo
Encuesta
Quien sera el candidato del PRM en el 2020?
Hipolito Mejia
Luis Abinader
David Collado
No se

Ver los resultados