Jueves 20 de Julio del 2017
Santo Domingo, República Dominicana
Buscar Noticias


Cándida Figuereo

La buena voluntad

Si la buena voluntad es la forma más expedita de decidir y ordenar la propia conducta, lo que de un modo u otro puede ser motivo de que le imiten, puedes afirmar que contribuyes a que se tengan buenos hijos y un mejor país.

Hombres y mujeres de buena voluntad se ven por doquier cada día dando lo mejor para lograr propósitos tangibles e intangibles que de un modo u otro repercuten en su familia y su entorno.

Así se les ve levantarse temprano cada día para llevar a sus hijos a la escuela, velar porque éstos realicen sus tareas y se trazan mentalmente el implícito deseo de que en su trayecto estos menores se conviertan en excelentes profesionales dignos de toda sociedad.

¡Y….lo logran! Estos caballeros y damas son vistos a diario en empresas públicas, autónomas, privadas y mixtas entregados con ahínco a la labor que les corresponde. Así, detrás de cada jefe o jefa que les supervisan en las compañías hay una legión de hacedores que hacen posible en el crecimiento de las instituciones y de sus hijos.

Esa entrega en el crecimiento las diversas, áreas entre las que se pueden citar la educación con sus maestros, la agricultura, la salud y las empresas en todas sus denominaciones y rubros, sin obviar a quienes por cuenta propia levantan su propio negocio o modus vivendi en buena lid, son hombres y mujeres honestos, sin manchas.

La buena voluntad de estos dominicanos que enorgullecen su país tiene un valor inestimable, a ser imitados por los pocos que prefieren delinquir.

El filósofo prusiano Immanuel Kan, uno de los pensadores más influyentes de Europa que se ausentó del área terrenal hace 202 años y cuatro meses, consideraba que a buena voluntad la determina la intención de quien realiza los actos, ya fuere positivo o negativo. Lo primero es lo que interesa para este planteamiento.

Sin pretender ser santos en la tierra, lo importante es la buena voluntad para entregarnos en cuerpo y alma en realizaciones que contribuyan a enaltecer al país.

Padre y madre son los modelos a seguir. Las influencias de entornos y de los diversos medios de comunicación también son parte de su responsabilidad porque por esta última vía hay de todo, pero lo que ayuda al crecimiento sano es lo que debe prevalecer.

En fin la buena voluntad en pro de una conducta sana debe ser el anhelo de quienes añoran un mundo mejor. Es una responsabilidad compartida del hombre y de la mujer o del que tenga más agallas. Así podrán decir con orgullo, esos son mis hijos. Este es mi país.

Otras opiniones de: Cándida Figuereo

La paz dando saltos innecesariosLa solidaridadTodo tiene su tiempoIrresponsabilidadUn amor especialDejar huellas positivasRecobrar la paz No robarás Dejen que trabajeLeyes, ¿para qué?Ayuda urgente para CamiloQuejas y reclamacionesEl aborto por violación debe incluirse en el Código PenalObama no es un show. No, es real en humildadA Obama lo van a echar de menosPouerié Cordero, un batallador del periodismoArriba la autoestimaPara no olvidar al Cardenal López Rodríguez.“A pisar el acelerador”Cuidar a los menoresPara ti, PadreNegatividad versus positividadConfesión de amorSí se puedeSanearObama-manía sin límitesLoor a Fefita la Grande Los sobrinosUn traje a la medidaAhora fue a LaikoMás que mil palabrasPulsacionesEsperanzado y “quillao”La buena feEscribir es fácilEl derecho del consumidorSalvajismoEl país que tú quieresEl más codiciado El suplicio de SuppliceEl desastre de Haití visto por la OEA Los ojos de la OEAEjercita el amorAmarás al prójimo como a ti mismoComo chivos sin leyLa inversión en la pazLa envidia corroe¿Soluciones solidarias?El arte de la prudenciaImprudencia en cuatro ruedasSe pasa de la rayaPeriodistas de “lujo”La humanizaciónZape gatoFefita, no rueguesEl olor de la pobreza Si se acalla la vozSi el norte fuera el surEstado, gobierno y gobiernitosEl silencio de los buenosSe pasó de la rayaLa avaricia rompe el sacoEvolución positivaMartínez logra ponchar BBWAARicos pobres, pobres ricosEl reto para el 2015El bono que hace feliz¡Ay Francisco!¡Ingratos!¿Este es tu país?Lamentaciones numéricasLa humildad51 kilómetros para llegar al paraísoAgricultores a ciegasRepública Dominicana es una maravillaPinta de ladrónLa mejor de las batallasLa educación y DavidLa vida es importante, ámalaPresidente, por favor, resuélvaloConfianza en DaniloOtra vez seráMartelly, sigues bailandoLa agenda de RD no es la de HaitíLa RD tiene “10 millones de médicos”La mejor madreNo actuar como "chivo sin ley"Libertad y libertinajeBoom laboral para discapacitadosMerecido galardón a la UASDComo dice ObamaNi más ni menosMás que vencedoresGregorio: Un trabajador excepcionalAtender sus cartones Ausencia de equidadHijos del dinero, hijos del amorEl triunfo ajenoEl respeto se fue de paseoAdolescencia exitosa de SeNaSaDespués de la tempestad viene la calmaSi es por honestidadCatarsis navideñaNarciso: Listo para servirMandela no tiene sustitutoHombres sin límitesNuevos trinitariosCuando un colega se vaDuarte solo necesita que lo imitenPrimero, después y siempre nosotrosPositivo 100%Mi guardia y/o policía favoritoUn pueblo bueno¿De quién es este país? Tras la oveja perdidaLa guerra y la pazClub de pesarosos y positivosLa niña de miel Hombres de mucha feEl valor del usuarioNecesito amorHombres diferentes El precio de la honestidadFrancisco y los GoliatEl Célebre FranciscoSolidaridad luctuosaCerca de DiosUn patriota en el hoyoAl maestro con cariñoEl poder abusivoLa solidaridadQue nadie piense por ti El "jumo" de RDSeñor, un franqueadorFirmaba marcando una cruzTras las rejasSe predica con el ejemploDeshumanización en crisisEl miedoDeshumanización en crisisErrores que matanPapá Dios es un tíguereSeguridad para todosAgresión calladaSeñales de humo El oro de Sánchez unió la poblaciónLa última llamada a José Miguel Montero
El tiempo
Prevision del Tiempo en Santo Domingo
Encuesta
Quien sera el candidato del PRM en el 2020?
Hipolito Mejia
Luis Abinader
David Collado
No se

Ver los resultados
Ministerio de Educación banner