Miercoles 29 de Marzo del 2017
Santo Domingo, República Dominicana
Buscar Noticias


Cándida Figuereo

Sanear

Remediar una situación que provoca escozor usualmente encuentra respaldo si se decide sanear la misma cuando de un modo u otro nos proponemos poner un stop para que no se siga agravando porque la próxima víctima puede ser quien se considera que está más protegido.

Somos dados a que nos defiendan, pero hacemos poco o nada para unirnos en pro de un bien común aunque el agua nos esté llegando al cuello.

Es posible que determinados hechos sean premeditados para provocar escozor, lo están logrando. Conozco un entorno, en un sector medio bajo, donde los vecinos se cuidan entre sí. Todos se conocen y si ven un foráneo se mantienen atentos a sus movimientos.

Nadie, absolutamente nadie, está autorizado a tomar la ley por sus manos. Esto de ningún modo implica que usted deje que entren a su casa, le roben, le den una pela y de gracias porque quedó vino.

Toda persona debe respetar el espacio sagrado de un hogar o atenerse a las consecuencias, salvo que como manda la ley se trate de una autoridad autorizada para una pesquisa por alguna sospecha de delito.

Lo cierto es que debemos aunarnos a favor de la seguridad en todos los sentidos y denunciar las debilidades que trastornan las mismas cuando se solicita auxilio y se recibe con desgano.

El país es de todos y por igual estamos llamados a cuidarlo saneando los problemas que están en nuestras manos o con la ayuda correspondiente conforme sea el caso.

Es añejo el dicho de que el dominicano pone candado cuando le roban. Lo ideal es que no le hurten ni tenga que poner cerradura.

Recuerdo el caso de un joven dominicano que estuvo por Asia. Iba acompañado de una lugareña con la que coincidió en una maestría. Allí el criollo trató de esconder su celular para evitar un posible hurto. La chinita que le vio en esa acción le dijo que si quería podía dejar su móvil en uno de los bancos y ahí lo encontraría porque los lugareños sabían perfectamente las consecuencias por una acción vandálica. A otro criollo de fuste, quien estaba de paseo en Europa, para retornar tuvo que buscar una carta de ruta tras ser asaltado en Parí.

No logro entender que gana una persona enlodándose al cometer fechorías. En los barrios es frecuente ver, principalmente los fines de semana, ingiriendo bebidas; en tanto que no faltan los pedigüeños que le dicen una mala palabrota a quien le ofrece un trabajo, porque en el negocio de pedir nunca pierden, es redondo.

En fin, sanear el entorno por estos lares es un asunto de todos. Ahora la inclusión a hogares y negocios ha cobrado mucho más fuerza y vidas. Lo peor es que no se cree en nadie, porque debajo del ropaje más elegante puede haber un gran ladrón y en el más humilde un hombre de bien. Pero como no se conoce ni a uno ni a otro, aflora la desconfianza.

Cada instancia y cada ciudadano están llamados a asumir su rol de participación o denuncia, según sea el caso, para sanear a este país maravilloso de las lacras que lo empañan.

Otras opiniones de: Cándida Figuereo

Recobrar la paz No robarás Dejen que trabajeLeyes, ¿para qué?Ayuda urgente para CamiloQuejas y reclamacionesEl aborto por violación debe incluirse en el Código PenalObama no es un show. No, es real en humildadA Obama lo van a echar de menosPouerié Cordero, un batallador del periodismoArriba la autoestimaPara no olvidar al Cardenal López Rodríguez.“A pisar el acelerador”Cuidar a los menoresPara ti, PadreNegatividad versus positividadConfesión de amorSí se puedeLa buena voluntadObama-manía sin límitesLoor a Fefita la Grande Los sobrinosUn traje a la medidaAhora fue a LaikoMás que mil palabrasPulsacionesEsperanzado y “quillao”La buena feEscribir es fácilEl derecho del consumidorSalvajismoEl país que tú quieresEl más codiciado El suplicio de SuppliceEl desastre de Haití visto por la OEA Los ojos de la OEAEjercita el amorAmarás al prójimo como a ti mismoComo chivos sin leyLa inversión en la pazLa envidia corroe¿Soluciones solidarias?El arte de la prudenciaImprudencia en cuatro ruedasSe pasa de la rayaPeriodistas de “lujo”La humanizaciónZape gatoFefita, no rueguesEl olor de la pobreza Si se acalla la vozSi el norte fuera el surEstado, gobierno y gobiernitosEl silencio de los buenosSe pasó de la rayaLa avaricia rompe el sacoEvolución positivaMartínez logra ponchar BBWAARicos pobres, pobres ricosEl reto para el 2015El bono que hace feliz¡Ay Francisco!¡Ingratos!¿Este es tu país?Lamentaciones numéricasLa humildad51 kilómetros para llegar al paraísoAgricultores a ciegasRepública Dominicana es una maravillaPinta de ladrónLa mejor de las batallasLa educación y DavidLa vida es importante, ámalaPresidente, por favor, resuélvaloConfianza en DaniloOtra vez seráMartelly, sigues bailandoLa agenda de RD no es la de HaitíLa RD tiene “10 millones de médicos”La mejor madreNo actuar como "chivo sin ley"Libertad y libertinajeBoom laboral para discapacitadosMerecido galardón a la UASDComo dice ObamaNi más ni menosMás que vencedoresGregorio: Un trabajador excepcionalAtender sus cartones Ausencia de equidadHijos del dinero, hijos del amorEl triunfo ajenoEl respeto se fue de paseoAdolescencia exitosa de SeNaSaDespués de la tempestad viene la calmaSi es por honestidadCatarsis navideñaNarciso: Listo para servirMandela no tiene sustitutoHombres sin límitesNuevos trinitariosCuando un colega se vaDuarte solo necesita que lo imitenPrimero, después y siempre nosotrosPositivo 100%Mi guardia y/o policía favoritoUn pueblo bueno¿De quién es este país? Tras la oveja perdidaLa guerra y la pazClub de pesarosos y positivosLa niña de miel Hombres de mucha feEl valor del usuarioNecesito amorHombres diferentes El precio de la honestidadFrancisco y los GoliatEl Célebre FranciscoSolidaridad luctuosaCerca de DiosUn patriota en el hoyoAl maestro con cariñoEl poder abusivoLa solidaridadQue nadie piense por ti El "jumo" de RDSeñor, un franqueadorFirmaba marcando una cruzTras las rejasSe predica con el ejemploDeshumanización en crisisEl miedoDeshumanización en crisisErrores que matanPapá Dios es un tíguereSeguridad para todosAgresión calladaSeñales de humo El oro de Sánchez unió la poblaciónLa última llamada a José Miguel Montero
El tiempo
Prevision del Tiempo en Santo Domingo
Encuesta
Quien sera el candidato del PRM en el 2020?
Hipolito Mejia
Luis Abinader
David Collado
No se

Ver los resultados