Viernes 24 de Marzo del 2017
Santo Domingo, República Dominicana
Buscar Noticias


Cándida Figuereo

Escribir es fácil

La vida universitaria concede el privilegio de que no pocos alumnos recuerden gratamente a los profesores entregados a sus enseñanzas para que los discípulos saquen el mejor provecho. Igual ocurre en los escalones que preceden a este peldaño.

Fue la expresión “escribir es fácil”, reiterada por el profesor Alberto Malagón a sus alumnos de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), la que dejó un recuerdo positivo, motivador, entre los imberbes que nos privilegiábamos con su cátedra.

Y luego de decir “escribir es fácil”, este catedrático al que siempre se le veía leyendo y con libros en una valija, musitaba: “Escribir no es fácil nada”.

A pesar de que el profesor Malagón probablemente nunca lo supo, sus alumnos admiraban su dedicación y la de otros catedráticos muy apreciados, entre los que también figura el doctor Rafael González Tirado, una biblia de la gramática.

Aún sin aprender con tesón esas enseñanzas, recuerdo y valoro en todo lo que vale el esfuerzo de esos mentores en la formación para un mejor producto.

A propósito de los signos de puntuación abordado en ese ínterin, se fijó en mi recuerdo una enseñanza aparentemente simple de uno de los profesores que decía que una simple coma te puedes salvar o matar.

Lo anterior lo ilustraba el maestro con este ejemplo: “Muerto, no vivo. Muerto no, vivo”.

A pesar de que sé muy poco de esto trataré de esforzarme para que nadie resulte muerto por una coma, evitando esa palabra que pocos quieren escuchar en el afán de una vida prolongada.

Expertos en la gramática tratan estos temas con cierta frecuencia y, supongo, y también hay libros de fácil digestión sobre esta temática donde pretendo hurgar en procura de mejora.

En el transcurso de mis años de estudiante escuchaba a mi madre decir: “Saber no pesa”. Su interés en que sus hijos se educaran era tan arraigado que cuando concluíamos un siglo de escolaridad se mudaba donde había planteles para los niveles siguientes.

Admito que le daba crédito a eso que decía mi mamá. Sin embargo, a veces siento la aprehensión de que saber no sirve de nada a pesar de que “escribir es fácil” como refería el excelso profesor Malagón.

De todos modos, a costa del mundo entero, seguiré haciendo caso a lo que decía mi principal maestra, mi progenitora ausente, aunque escribir sea fácil o no y los títulos obtenidos sirvan de poco donde se privilegia el padrinazgo.

Otras opiniones de: Cándida Figuereo

No robarás Dejen que trabajeLeyes, ¿para qué?Ayuda urgente para CamiloQuejas y reclamacionesEl aborto por violación debe incluirse en el Código PenalObama no es un show. No, es real en humildadA Obama lo van a echar de menosPouerié Cordero, un batallador del periodismoArriba la autoestimaPara no olvidar al Cardenal López Rodríguez.“A pisar el acelerador”Cuidar a los menoresPara ti, PadreNegatividad versus positividadConfesión de amorSí se puedeLa buena voluntadSanearObama-manía sin límitesLoor a Fefita la Grande Los sobrinosUn traje a la medidaAhora fue a LaikoMás que mil palabrasPulsacionesEsperanzado y “quillao”La buena feEl derecho del consumidorSalvajismoEl país que tú quieresEl más codiciado El suplicio de SuppliceEl desastre de Haití visto por la OEA Los ojos de la OEAEjercita el amorAmarás al prójimo como a ti mismoComo chivos sin leyLa inversión en la pazLa envidia corroe¿Soluciones solidarias?El arte de la prudenciaImprudencia en cuatro ruedasSe pasa de la rayaPeriodistas de “lujo”La humanizaciónZape gatoFefita, no rueguesEl olor de la pobreza Si se acalla la vozSi el norte fuera el surEstado, gobierno y gobiernitosEl silencio de los buenosSe pasó de la rayaLa avaricia rompe el sacoEvolución positivaMartínez logra ponchar BBWAARicos pobres, pobres ricosEl reto para el 2015El bono que hace feliz¡Ay Francisco!¡Ingratos!¿Este es tu país?Lamentaciones numéricasLa humildad51 kilómetros para llegar al paraísoAgricultores a ciegasRepública Dominicana es una maravillaPinta de ladrónLa mejor de las batallasLa educación y DavidLa vida es importante, ámalaPresidente, por favor, resuélvaloConfianza en DaniloOtra vez seráMartelly, sigues bailandoLa agenda de RD no es la de HaitíLa RD tiene “10 millones de médicos”La mejor madreNo actuar como "chivo sin ley"Libertad y libertinajeBoom laboral para discapacitadosMerecido galardón a la UASDComo dice ObamaNi más ni menosMás que vencedoresGregorio: Un trabajador excepcionalAtender sus cartones Ausencia de equidadHijos del dinero, hijos del amorEl triunfo ajenoEl respeto se fue de paseoAdolescencia exitosa de SeNaSaDespués de la tempestad viene la calmaSi es por honestidadCatarsis navideñaNarciso: Listo para servirMandela no tiene sustitutoHombres sin límitesNuevos trinitariosCuando un colega se vaDuarte solo necesita que lo imitenPrimero, después y siempre nosotrosPositivo 100%Mi guardia y/o policía favoritoUn pueblo bueno¿De quién es este país? Tras la oveja perdidaLa guerra y la pazClub de pesarosos y positivosLa niña de miel Hombres de mucha feEl valor del usuarioNecesito amorHombres diferentes El precio de la honestidadFrancisco y los GoliatEl Célebre FranciscoSolidaridad luctuosaCerca de DiosUn patriota en el hoyoAl maestro con cariñoEl poder abusivoLa solidaridadQue nadie piense por ti El "jumo" de RDSeñor, un franqueadorFirmaba marcando una cruzTras las rejasSe predica con el ejemploDeshumanización en crisisEl miedoDeshumanización en crisisErrores que matanPapá Dios es un tíguereSeguridad para todosAgresión calladaSeñales de humo El oro de Sánchez unió la poblaciónLa última llamada a José Miguel Montero
El tiempo
Prevision del Tiempo en Santo Domingo
Encuesta
Quien sera el candidato del PRM en el 2020?
Hipolito Mejia
Luis Abinader
David Collado
No se

Ver los resultados