Domingo 28 de Mayo del 2017
Santo Domingo, República Dominicana
Buscar Noticias


Carlos Martínez Márquez

Tiempos de apocalipsis

‘’Dios no creo el mundo para que los hombres lo destruyan, sino para que vivan felices en el’’. Martin García.

Uno de mis grandes temores de esta realidad que nos ha tocado vivir, es la irracionalidad del hombre.

Las sociedades van del deterioro al exterminio, del irrespeto al vilipendio, y la falta de sensibilidad acabara en días’’ prósperamente’’ oscuros. La infelicidad y el vacío existencial, han sido una constante para que dejemos atrás nuestros propósitos de haber sido elegidos a preservar la fe y la paz del mundo.

Estamos viviendo etapas como los llamados ‘’Walking Deads’’ tal como los ilustra la serie de televisión, que lleva su propio nombre. Es la revelación de un panorama que acontece en un estado de sitio’’, en la que nadie se expone por temor a ser eliminado, de ese virus bizarro que surge de algún experimento a una realidad espantosa, que la única solución para sobrevivir del futuro incierto, es haciendo reajustes de principios básicos para mitigar la maldad que está acabando con nuestra existencia.

Entiendo que el esfuerzo por hacer un mundo mejor, para modificar las cosas que están afectándonos en el día a día, es algo que tiene que surgir de cada uno de nosotros. El mundo cambiaria para bien, si queremos que suceda en ese sentido. Asumir el compromiso moral y espiritual para crear una familia saludable, cumpliendo con los requisitos que nos otorga la divina providencia, para que nuestros hijos sean una generación de bien. Los jóvenes en el preludio de la adolescencia están confusos. Los padres llamados a protegerlos, cada vez más irresponsables, siendo ellos, los que de modo nefasto procrean criaturas, que no tienen espacios para un mundo de adaptación, y que el propio sistema les rechaza por haber escogido el camino más expedito hacia la perdición.

Estas sociedades son cada vez más indiferentes, carentes de actitudes que no propician para nada, reglas de juego, en la que tengamos de modo homogéneo una vida de respeto al prójimo, a la convivencia y armonía, en la que la igualdad de oportunidades y educación, sean imperativas, más que un ‘’privilegio’’, que por demás está decir… (Anacrónico), es decir, que no se corresponde con los principios básicos de la ley de Dios. La perversidad del hombre es mucho mayor, que las proezas alcanzadas hasta este siglo 21. La actitud de los políticos, de los hombres que administran justicia, la flagrante corrupción de funcionarios que incursionan en acciones deshonestas, los empresarios explotadores y extorsionistas y prestidigitadores de la percepción con tendencia al engaño, los ciudadanos comunes, la indiferencia etc., es la cultura que nos lleva a la involución y a la inercia.

Otras opiniones de: Carlos Martínez Márquez

La música por dentroSociedad libre de patógenos Aire de esperanza para un mundo mejorAire de esperanza para un mundo mejorDespués de la tempestad llega la calma o viceversaRadiografía en perspectiva y retrospectivaUna prosa a lo imposibleBesos bursátilesLos amigos vienen y van, pero la familia siempre estará ahíLa verdad y la mentira: (El dolor, como común denominador)Entrega especialEl uso del lenguaje y la palabra escritaHay amores que matan y otros que son inocuosIdilio del silencioAmaneceres de grandes oportunidadesLa patria que no merecemosMamíferos insaciablesDías oscuros y tardes de perrosLa violencia… un ‘’trending’’ de ribetes apocalípticosLa piel de los encantos y el recorrer de los añosLa libertad de elegir entre la pobreza o la miseriaNueva york, la ciudad de la bolsa de valoresMetamorfosis Memorias y referenciasPatrimonio que dan vidas y placeresAmores de efectos secundarios.Amores de efectos secundariosLa Democracia… orgullo de una minoríaPaternalismo, Ignorancia y exclusión social:Remedio para el alma y la pielTraseros imantadosUn poema de todos modos…El silencio de un eruditoCalumnia, odio y maledicencia: venenos que acaban con las almasCortesanas y Chapeadoras en estos tiemposOlores proletarios siempre en bogaTodo acaba cuando terminaLa alianza entre la soledad y el silencioEl costo político de la política de un políticoPatologías del almaRespeto y disciplinaPatologías del almaEntregarse en cuerpo y alma…y luego qué?Tributo al intelecto e inteligenciaRecuerdos que reivindican los buenos tiempos (Segunda parte)Recuerdos que reivindican los buenos tiemposLa Educación: Único medio para erradicar la marginalidadHigiene, educación y disciplinaÁngeles en blanco y negroFilosofía del sentimientoIntelectuales DiacrónicosSicarios ProletariosBomba de Tiempo Involución ciudadanaReguladores del transito a la inversaLos tiempos jamás serían igualesOda al mensajero de la muerteHalitosis que nos roban el alientoLa humildad de agradecerEl alto precio del sueño americano Ángeles de la muertePaquidermos sobre asfaltoDesarrollo social de la inteligencia Sencillamente, un hombre proletarioMonumentos sintéticosEl Croma de la ignorancia Estrógenos versus testosteronasLo cuántico y lo físico Oda al desconsueloCamino al patíbulo:Priorato del delito Daltónicos en un día de veranoVersatilidad de la filosofía existencialEscudo de acero Estoicismo de un giganteTrastorno de la obedienciaLa humildad de un gobernanteCrimen y violenciaSarcasmo e ironía al desnudoLa inmortalidad Ensayo filosóficoEncuentro cercano de tercer tipoArtesanía y desarrolloIn Vitro El artificio de escribirVoyeurista en el tejado Odio y dolorMás mediático que de inmediato Sicarios existencialesUn genio en la botellaEl semental y lo eruditoVientos del trópicoPensamiento de tercer mundo: El disfraz antidemocrático del conflicto paraguayoSinergismoUna tormenta en el desierto La hipocresia y su lado oscuro Crimen y delitoConspiración y tramaEducación y tecnologíaSimulación, engaño y mentiraLa herencia de la Cosa NostraEl bien y el malLas amistades vs costo socialObjeción de concienciaAnalogía entre dos estrellasEl costo social del conocimientoDiacronía en América Latina La economía Del conocimiento Economía en estado cuántico Periplos y desarrollo El príncipe de todos los tiemposMedios iracundosMarginalidad en pleno desarrolloResistencia“La postmodernidad”-Anuncio clasificado: El reino del espacioFilosofía de vidaLa guerra de la tercera olaLátex como el corazón del cauchoCultura para adoquinar el intelecto Percepciones“El oro negro que mueve al mundo”Misiva a nuestra querida AméricaEnsayo: Anatomía del cerebroCongelado en el pasadoImperio de las multinacionales
El tiempo
Prevision del Tiempo en Santo Domingo
Encuesta
Quien sera el candidato del PRM en el 2020?
Hipolito Mejia
Luis Abinader
David Collado
No se

Ver los resultados