Sábado 27 de Mayo del 2017
Santo Domingo, República Dominicana
Buscar Noticias


Nelson Encarnacion

Pelear con estrategias ajenas

Uno de los errores fundamentales que comete la oposición al Partido de la Liberación Dominicana es el mismo en que incurriendo en su momento todos actores contrarios al doctor Joaquín Balaguer. Incluyendo al propio PLD.

El nivel de esos errores de la oposición frente al PLD alcanza cotas de inundación, debido a que suele jugar con cartas conocidas.

El principal factor de desequilibrio en la lucha contra el partido oficialista, lo encontramos en el hecho que, con una frecuencia inusitada, la oposición estructura su presupuesto electoral en base a estrategias ajenas.

Y toca la casualidad que si usted se vale de estrategias ajenas, al no dominarlas, corre el riesgo de fracasar cuando el dueño de dichas estrategias decida cambiarlas.

Que es lo que ha sucedido con el Partido de la Liberación Dominicana en la presente coyuntura, es decir, que cambió su estrategia dejando a sus oponentes sin aliento para reaccionar.

La oposición real en este proceso, representada en el Partido Revolucionario Moderno y un poco Alianza País, jugó a la seguridad de que el doctor Leonel Fernández sería el candidato del PLD, y sobre esa base armaron su tren de pelea.

O sean jugó con estrategias ajenas y estas fueron cambiadas a partido de que se puso en marcha el proceso de reforma constitucional que permitirá la re postulación del presidente Danilo Medina. Todo ese movimiento–críticas a parte–obliga a la oposición a un viraje total de su estrategia, pudiendo ser el caso de que el tiempo no resultare suficiente para que esta madure y proporcione los resultados buscados.

Si en los partidos del PLD existiese real visión de conjunto, nada impedía que al mismo tiempo que se buscaba hacer añicos a Leonel–como él lo denunciara en su discurso de mayo–, también se le hiciera oposición al presidente Medina, tomando en cuenta que siempre estuvo latente la posibilidad de que el mandatario buscase lo que ya es una realidad.

Sin embargo, el odio a Leonel Fernández es tan profundo, que los estrategas de la oposición–si es que existen–, olvidaron que la política se ejerce con el cerebro y el amor con el corazón.

Error que arrastran desde el proceso electoral de 2012 cuando desde la campaña de Hipólito Mejía se atacaba ferozmente a Leonel mientras el candidato Danilo Medina navegaba sobre mar tranquilo y crecía hasta ganar las elecciones.

En esta ocasión gastaron sus mejores municiones contra un espejismo, pues Leonel nunca dijo oficialmente que quería ser candidato el próximo año, sino que observaba el movimiento de los vientos.

Y además suponiendo que al haber un impedimento constitucional y la palabra empeñada de un gobernante que había dicho no buscaría la reelección, eran elementos poderosos para apuntar su artillería hacia quien parecía inminente.

Al doctor Balaguer durante su dilatada lucha por el poder, siempre le dio resultado su plan de mantener dividida la oposición, merced a cuya estrategia logró ganar con minoría de votos, en razón de que dicha minoría era una mayoría al ser confrontada con las individualidades de sus contrarios.

Tal fue el caso de 1990 cuando logró vencer con poco más del 34.7% del cómputo final, siendo que los liberales, representados en Juan Bosch, José Francisco Peña Gómez y Jacobo Majluta—líderes todos ya fallecidos—, obtuvieron los respectivos porcentajes de 33.7, 23.1 y 7.

Es decir, que el ganador lo hizo con poco más de la tercera parte de los votos, mientras los liberales, tronco y ramas de un mismo árbol (el Partido Revolucionario Dominicano fundado en Cuba) sumaban los tercios de la votación, pero de manera individual.

Significa que el doctor Balaguer impuso las reglas del juego aplicando la teoría maquiavélica de “divide y vencerás”, con la cual jugaron sus oponentes, quienes al dominar la estrategia porque era ajena, terminaron derrotados.

En conclusión: Los elementos enumerados arriba más la alianza o acuerdo electoral con el PRD son cuestiones de mucho peso que los adversarios del PLD soslayaron o no previeron.

Y no podían prever, en razón de que el proceso en marcha lo han jugado con fichas de otro, lo cual debería servir como experiencia para que los partidos estructuren sus estrategias con los insumos que controlan.
nelsonencar@gmail.com

Otras opiniones de: Nelson Encarnacion

VISIÓN GLOBAL Venezuela: diálogo, guerra civil e intervenciónVISION GLOBAL Sistema democrático y partidos políticosVISIÓN GLOBAL Disyuntiva a la hora de creer en DiosVISIÓN GLOBAL El conflicto en Duquesa y la salud ciudadanaVISIÓN GLOBAL La OEA como "ministerio de colonias"VISIÓN GLOBAL Inmigración y consulados en EE UU VISIÓN GLOBAL Felucho Jiménez y el nuevo paradigma de la comunicaciónVISIÓN GLOBAL Regreso presidencial en América LatinaVISION GLOBAL Aduanas ataca contrabando de armasVISIÓN GLOBAL El hospital Central de las Fuerzas ArmadasVISION GLOBAL La JCE apunta a permanente divisiónVisión Global Danilo en CelacVISION GLOBAL Donald Trump es un atrasoVISION GLOBAL USAID financia marcha del domingoVISION GLOBAL Caso OdebrechtVISIÓN GLOBAL 2017 inciertoVISION GLOBAL ¿Democracia?VISIÓN GLOBAL Liga MunicipalVISION GLOBAL Mi comandanteVISION GLOBAL Ley de tránsitoVISIÓN GLOBAL Lecciones y eleccionesVISIÓN GLOBAL Resonante fiascoVISIÓN GLOBAL ¿Libre comercio?VISIÓN GLOBAL InseguridadVISION GLOBAL Una mujer a la JCEVISION GLOBAL Aliados de DaniloVISION GLOBAL Lotería NacionalVISIÓN GLOBAL Leche de dudosa calidadVISIÓN GLOBAL Fondos de pensionesVISION GLOBAL Dilema de Danilo con BrasilVISIÓN GLOBAL Alberto HolguínVISION GLOBAL La voracidadVISION GLOBAL El nuevo retoVISIÓN GLOBAL El PLD y la JuntaVISION GLOBAL Hatuey De CampsVISIÓN GLOBAL El outsiderVISION GLOBAL Alerta yihadistaVISIÓN GLOBAL Leonel y la crisisVISIÓN GLOBAL ¿Cambio de horario?VISION GLOBAL Conflicto de choferesVISION GLOBAL Vigilar cuadrasVISION GLOBAL De Keiko a AbinaderVISION GLOBAL La mediocridadVISIÓN GLOBAL El inefable Luis AlmagroVISIÓN GLOBAL Abinader y la prensaVISIÓN GLOBAL Fidel y ObamaVISIÓN GLOBAL Voto preferencialVISIÓN GLOBAL Santiago es SantiagoVISION GLOBAL PRM sin estrategiaVISION GLOBAL Publicidad estatalVISIÓN GLOBAL Vargas LlosaVISIÓN GLOBAL Hamlet y AMETVISIÓN GLOBAL Candidatura SDEVISIÓN GLOBAL Reír sin saber porquéVISION GLOBAL El vacilón reformistaVISIÓN GLOBAL Cuidado con la alianza PLD-PRDVISIÓN GLOBAL Realidad de la veda haitianaVISIÓN GLOBAL Perspectiva ominosaVISION GLOBAL Libertad de tránsitoVISION GLOBAL La bofetada de los refugiadosReconocimiento eterno al TCVISION GLOBAL Obama y las repatriacionesVISION GLOBAL ¿Miguel a vicepresidente o senador DN?VISION GLOBAL Como madre Teresa: dando hasta que duelaVISION GLOBAL Una conspiración contra MiguelVISION GLOBAL La clave del problema en el PLDVISION GLOBAL Una señal del PRD y el PRMVISION GLOBAL Las inconsistencias de Barack ObamaVISION GLOBAL Leonel ante innobleza de HipólitoVISION GLOBAL El extraño limbo de QuirinoVISION GLOBAL Leonel y “el nuevo trato"VISION GLOBAL PRM en el laberinto de AbinaderVISION GLOBAL La titulación de tierrasVISION GLOBAL El boom de la mentiraVISION GLOBAL Domínguez Vs BautistaVISION GLOBAL Carlos Morales TroncosoVISION GLOBAL: Encuestas y reaccionesVISION GLOBAL La lucha por el PoderVISION GLOBAL Estilos de Danilo y de LeonelVISION GLOBAL: Dos años de DaniloVISION GLOBAL: Equilibrio en el CongresoVISION GLOBAL Danilo, Leonel y la transiciónVISION GLOBAL No pateen a Leonel FernándezVISION GLOBAL: Más que poner las dos mejillasVISION GLOBAL: 1937 y el chantaje haitianoVISION GLOBAL: Conspiración contra el SenasaVISION GLOBAL: Voto preferencialVISION GLOBAL ¿Mediatizando la soberanía?VISION GLOBAL: El Presidente y las partiturasVisión Global: Haití y el silencio de los partidosVisión Global: Campaña extemporáneaVisión Global: Medir con la misma varaVisión Global: Sacar la cara por el paísVisión Global Perdidos frente a HaitíHaití nos divideVISIÓN GLOBAL Esteroides e hipocresía gringaVISION GLOBAL Mandela, ¡El Grande!VISION GLOBAL: PN y la atención selectivaVISION GLOBAL Trabas para la formalizaciónVISION GLOBAL Alan Greenspan y H. ValdezVISION GLOBAL: Justicia “tuitera”Visión Global: el PRDVISION GLOBAL El presupuesto de la JCE VISION GLOBAL Leonel y “el efecto Gortari” (1 de 2)La muerte de una mascotaLa hermenéutica de las pensiones La foto del PresidenteHipólito y la zorra sumeriaDanilo y la seguridad ciudadana Los salarios en el Estado VISION GLOBAL Los dos HipólitoVISION GLOBAL La deuda de Hipólito VISION GLOBAL Los aliados del PLD VISION GLOBAL La boina que desquició al PPHVISION GLOBAL Con encuestas no se gana...VISION GLOBAL Hipólito y la campaña sucia VISION GLOBAL Ito Bisonó: vice de HipólitoVISION GLOBAL La carretera Cibao-SurVISION GLOBAL Morales debe aclararVISION GLOBAL Interpretaciones sobre el carismaVISION GLOBAL ¿A que se debe tanta histeria? VISION GLOBAL La gente sí quiere propuestasVISION GLOBAL Después no se quejenVISION GLOBAL Hipólito carece de pudorVISION GLOBAL Frente al pánico, el allanteVISION GLOBAL Una encuesta financieraHipólito y la superposición de la personalidad VISION GLOBAL; La comunicación del gobiernoLos esfuerzos para ganarAnálisis incorrecto¡Bien por Hipólito! Elecciones 2000: media verdad¿Miguel, Hipólito o Danilo?Enfrentar la corrupciónVisión Global: Milton Ray GuevaraVisión Global: Milton Ray GuevaraVisión Global
El tiempo
Prevision del Tiempo en Santo Domingo
Encuesta
Quien sera el candidato del PRM en el 2020?
Hipolito Mejia
Luis Abinader
David Collado
No se

Ver los resultados