Jueves 22 de Junio del 2017
Santo Domingo, República Dominicana
Buscar Noticias


Cándida Figuereo

¿Este es tu país?

El dominicano tiene la convicción de que el lugar donde nace, se cría, está legalmente reconocido y convive con todo un conglomerado le da derecho a decir a viva voz que este es su país.

Es loable que en buena lid se tenga esa creencia, pero también que se tenga presente que nuestra Constitución dice "el pueblo dominicano constituye una nación organizada en Estado libre e independiente, con el nombre de República Dominicana".

En una especie de jaque mate, el artículo 2 subraya: La soberanía reside exclusivamente en el pueblo, de quien emanan todos los poderes, los cuales ejercen por medio de sus representantes o en forma directa, en los términos que establecen esta Constitución y las leyes".

Estos decires no dan derecho a deshacer el país con acciones vergonzosas que den lugar a que te puedan preguntar con ojerizas: ¿Este es tu país?

Si este es tu país lo debes cuidar, defender y convertirte en un modelo positivo a seguir. Debes comenzar respetando a todos los miembros de tu familia, a tus vecinos y a tu entorno en sentido general.

Jamás hagas a otros lo que no deseas que te hagan a ti. De seguro no te gustaría que un "desconocido" arranque la verja de tu casa para venderla por unos centavos al mejor postor.

Del mismo modo que defiendes tu espacio físico, debes defender el espacio país no usurpando lo que se hace con el dinero de todos. Cada carretera, cada faro, las empresas públicas, sus verjas, las calles y avenidas, las fuentes de agua, los árboles y los recursos económicos en sentido general son fruto de los aportes de cada ciudadano.

Si el país, en sus distintas etapas, es el resultado de los aportes de los contribuyentes que se licuan en diversas obras y acciones, nuestro deber es preservarlas, jamás destruirlas.

El Metro de Santo Domingo, por ejemplo, es tuyo, mío, de todos. ¿Cómo así? Se preguntarían algunos y alegarían que no han recibido el primer centavo de los ingresos por el transporte de pasajeros.

Lo cierto es que si has recibido tus aportes. ¿Cómo? ¿Cuándo? Cuando abordas uno de los trenes, te ahorras dinero. Este ahorro contribuye a retribuir lo que has invertido.

De igual modo cuando transitas en tu vehículo por calles y avenidas bien pavimentadas e iluminadas te sientes a gusto. De este modo te reembolsan lo descontado.

Es deber de cada dominicano velar por el cuidado de los 48 442 km² de territorio que tenemos, aportando nuestro grano de arena. Las acciones negativas hacia las personas o las instituciones, sean públicas o privadas no favorecen en nada.

¿Por qué dañar a otros? ¿Por egoísmo? ¿Por unos cuantos pesos? Donde quieras que te encuentres, una acción positiva te enaltecerás y una sola acción negativa para dañar a otros te embarras y embarras al país.

Crécete para que seas tan digno como el que más. La dignidad no la da el dinero, sino esa convicción muy personal que tiene que ver con la crianza, con la formación, con los principios. El dinero no daña, lo que suele dañar es que no se obtenga bien habido.
Así cuando te pregunten, ¿Este es tu país? Lo importante es que te sientas orgulloso por contribuir a que sea mejor y no que tengas que bajar la mirada porque no has hecho nada para enaltecerlo..

Otras opiniones de: Cándida Figuereo

La solidaridadTodo tiene su tiempoIrresponsabilidadUn amor especialDejar huellas positivasRecobrar la paz No robarás Dejen que trabajeLeyes, ¿para qué?Ayuda urgente para CamiloQuejas y reclamacionesEl aborto por violación debe incluirse en el Código PenalObama no es un show. No, es real en humildadA Obama lo van a echar de menosPouerié Cordero, un batallador del periodismoArriba la autoestimaPara no olvidar al Cardenal López Rodríguez.“A pisar el acelerador”Cuidar a los menoresPara ti, PadreNegatividad versus positividadConfesión de amorSí se puedeLa buena voluntadSanearObama-manía sin límitesLoor a Fefita la Grande Los sobrinosUn traje a la medidaAhora fue a LaikoMás que mil palabrasPulsacionesEsperanzado y “quillao”La buena feEscribir es fácilEl derecho del consumidorSalvajismoEl país que tú quieresEl más codiciado El suplicio de SuppliceEl desastre de Haití visto por la OEA Los ojos de la OEAEjercita el amorAmarás al prójimo como a ti mismoComo chivos sin leyLa inversión en la pazLa envidia corroe¿Soluciones solidarias?El arte de la prudenciaImprudencia en cuatro ruedasSe pasa de la rayaPeriodistas de “lujo”La humanizaciónZape gatoFefita, no rueguesEl olor de la pobreza Si se acalla la vozSi el norte fuera el surEstado, gobierno y gobiernitosEl silencio de los buenosSe pasó de la rayaLa avaricia rompe el sacoEvolución positivaMartínez logra ponchar BBWAARicos pobres, pobres ricosEl reto para el 2015El bono que hace feliz¡Ay Francisco!¡Ingratos!Lamentaciones numéricasLa humildad51 kilómetros para llegar al paraísoAgricultores a ciegasRepública Dominicana es una maravillaPinta de ladrónLa mejor de las batallasLa educación y DavidLa vida es importante, ámalaPresidente, por favor, resuélvaloConfianza en DaniloOtra vez seráMartelly, sigues bailandoLa agenda de RD no es la de HaitíLa RD tiene “10 millones de médicos”La mejor madreNo actuar como "chivo sin ley"Libertad y libertinajeBoom laboral para discapacitadosMerecido galardón a la UASDComo dice ObamaNi más ni menosMás que vencedoresGregorio: Un trabajador excepcionalAtender sus cartones Ausencia de equidadHijos del dinero, hijos del amorEl triunfo ajenoEl respeto se fue de paseoAdolescencia exitosa de SeNaSaDespués de la tempestad viene la calmaSi es por honestidadCatarsis navideñaNarciso: Listo para servirMandela no tiene sustitutoHombres sin límitesNuevos trinitariosCuando un colega se vaDuarte solo necesita que lo imitenPrimero, después y siempre nosotrosPositivo 100%Mi guardia y/o policía favoritoUn pueblo bueno¿De quién es este país? Tras la oveja perdidaLa guerra y la pazClub de pesarosos y positivosLa niña de miel Hombres de mucha feEl valor del usuarioNecesito amorHombres diferentes El precio de la honestidadFrancisco y los GoliatEl Célebre FranciscoSolidaridad luctuosaCerca de DiosUn patriota en el hoyoAl maestro con cariñoEl poder abusivoLa solidaridadQue nadie piense por ti El "jumo" de RDSeñor, un franqueadorFirmaba marcando una cruzTras las rejasSe predica con el ejemploDeshumanización en crisisEl miedoDeshumanización en crisisErrores que matanPapá Dios es un tíguereSeguridad para todosAgresión calladaSeñales de humo El oro de Sánchez unió la poblaciónLa última llamada a José Miguel Montero
El tiempo
Prevision del Tiempo en Santo Domingo
Encuesta
Quien sera el candidato del PRM en el 2020?
Hipolito Mejia
Luis Abinader
David Collado
No se

Ver los resultados