Miercoles 29 de Marzo del 2017
Santo Domingo, República Dominicana
Buscar Noticias


Cándida Figuereo

Lamentaciones numéricas

El juego de azar es una tortura para no pocas personas que a diario dedican parte de sus escasos recursos económicos a estos fines esperanzados en duplicar o triplicar el dinero para salir definitivamente de la olla si logran pegar con una millonada, afán que involucra a hombres y mujeres.

En esos afanes abundan los que caen en el rango paranoico, sufrible, envueltos en lamentaciones numéricas cuando les fallan los cálculos o los "misterios".

Están los "pechuces" que juegan hasta lo de la leche de sus hijos y luego se inundan en lamentaciones inútiles y cualquier sugerencia para que se aparten de ese desenfreno les resulta un símil a mencionarles sus madres.

La depresión, cuando no se logra acertar en las jugadas, también trae consigo las "chanzas" de los propios involucrados que se cantan y se lloran. Se animan entre si para justificar la razón de seguir apostando.

Un chófer de la tercera edad lo dice sin sonrojo a otro vicioso que parece "conocer" el acertijo del juego de azar y cita con frecuencia a una viejecita que nunca pierde porque juega más de una veintena de números.

"Esos desgraciados es engañándome que están", reflexiona el chófer en relación a los "misterios" que le dicen los números a jugar y colige que el suyo es un "misterio" varón y el de su amigo vicioso es una hembra.

Inconforme con el resultado de sus jugadas en las loterías, el chófer se aconseja asimismo diciendo que no va a creer más en los números que les da el "misterio" e incluso lo tilda de "pájaro", de homosexual.

Para ayudarle a mitigar la depresión, su amigo jugador le sugiere apostar al derecho y al revés de un número, así como al de arriba y al de abajo. Por ejemplo si eliges el 05, también debes jugar el 50, el 51 y el 49.

Se recuerda que hace unos meses la prensa se hizo eco de que los dominicanos juegan a diario aproximadamente RD$300 millones en las bancas en todo el país.

La pérdida, más que la ganancia, no amilana al chófer que dijo a viva voz que no hará caso al "misterio" y que para sobreponerse se dará un baño, "un despojo de hojas amargas con trementina."

Todo lo anterior-obviamente- es la tónica tradicional. Se seguirán engordando las bancas y los pobres seguirán esperanzados en un golpe de suerte que les convierta en millonarios sin dejar de lado las frecuentes lamentaciones numéricas cuando no acierten en las jugadas.

Otras opiniones de: Cándida Figuereo

Recobrar la paz No robarás Dejen que trabajeLeyes, ¿para qué?Ayuda urgente para CamiloQuejas y reclamacionesEl aborto por violación debe incluirse en el Código PenalObama no es un show. No, es real en humildadA Obama lo van a echar de menosPouerié Cordero, un batallador del periodismoArriba la autoestimaPara no olvidar al Cardenal López Rodríguez.“A pisar el acelerador”Cuidar a los menoresPara ti, PadreNegatividad versus positividadConfesión de amorSí se puedeLa buena voluntadSanearObama-manía sin límitesLoor a Fefita la Grande Los sobrinosUn traje a la medidaAhora fue a LaikoMás que mil palabrasPulsacionesEsperanzado y “quillao”La buena feEscribir es fácilEl derecho del consumidorSalvajismoEl país que tú quieresEl más codiciado El suplicio de SuppliceEl desastre de Haití visto por la OEA Los ojos de la OEAEjercita el amorAmarás al prójimo como a ti mismoComo chivos sin leyLa inversión en la pazLa envidia corroe¿Soluciones solidarias?El arte de la prudenciaImprudencia en cuatro ruedasSe pasa de la rayaPeriodistas de “lujo”La humanizaciónZape gatoFefita, no rueguesEl olor de la pobreza Si se acalla la vozSi el norte fuera el surEstado, gobierno y gobiernitosEl silencio de los buenosSe pasó de la rayaLa avaricia rompe el sacoEvolución positivaMartínez logra ponchar BBWAARicos pobres, pobres ricosEl reto para el 2015El bono que hace feliz¡Ay Francisco!¡Ingratos!¿Este es tu país?La humildad51 kilómetros para llegar al paraísoAgricultores a ciegasRepública Dominicana es una maravillaPinta de ladrónLa mejor de las batallasLa educación y DavidLa vida es importante, ámalaPresidente, por favor, resuélvaloConfianza en DaniloOtra vez seráMartelly, sigues bailandoLa agenda de RD no es la de HaitíLa RD tiene “10 millones de médicos”La mejor madreNo actuar como "chivo sin ley"Libertad y libertinajeBoom laboral para discapacitadosMerecido galardón a la UASDComo dice ObamaNi más ni menosMás que vencedoresGregorio: Un trabajador excepcionalAtender sus cartones Ausencia de equidadHijos del dinero, hijos del amorEl triunfo ajenoEl respeto se fue de paseoAdolescencia exitosa de SeNaSaDespués de la tempestad viene la calmaSi es por honestidadCatarsis navideñaNarciso: Listo para servirMandela no tiene sustitutoHombres sin límitesNuevos trinitariosCuando un colega se vaDuarte solo necesita que lo imitenPrimero, después y siempre nosotrosPositivo 100%Mi guardia y/o policía favoritoUn pueblo bueno¿De quién es este país? Tras la oveja perdidaLa guerra y la pazClub de pesarosos y positivosLa niña de miel Hombres de mucha feEl valor del usuarioNecesito amorHombres diferentes El precio de la honestidadFrancisco y los GoliatEl Célebre FranciscoSolidaridad luctuosaCerca de DiosUn patriota en el hoyoAl maestro con cariñoEl poder abusivoLa solidaridadQue nadie piense por ti El "jumo" de RDSeñor, un franqueadorFirmaba marcando una cruzTras las rejasSe predica con el ejemploDeshumanización en crisisEl miedoDeshumanización en crisisErrores que matanPapá Dios es un tíguereSeguridad para todosAgresión calladaSeñales de humo El oro de Sánchez unió la poblaciónLa última llamada a José Miguel Montero
El tiempo
Prevision del Tiempo en Santo Domingo
Encuesta
Quien sera el candidato del PRM en el 2020?
Hipolito Mejia
Luis Abinader
David Collado
No se

Ver los resultados