Domingo 28 de Mayo del 2017
Santo Domingo, República Dominicana
Buscar Noticias


Carlos Martínez Márquez

Recuerdos que reivindican los buenos tiempos (Segunda parte)

En cada época, se van dando fenómenos musicales que retrata el pensamiento evolutivo de los pueblos- que van transitando, de generación en generación. Y a cada quien, que le corresponde vivir en el momento preciso, (lo que está ocurriendo con los contenidos que nos trae el mundo de la música) le toca una porción de ese tejido armónico, expresado en letra y melodía: ‘’la década de los 60 hasta finales de los 70, fueron importantes, en mi desarrollo integral e intelectual. Y por haberme interesado, en lo mejor de ese instante’’.

Tras el retiro de la infantería norteamericana en el 1965, poco después, surge mi interés por el

consumo musical, de los temas que se producían tanto local como internacionalmente.

-Ah! La canción que me viene a la mente, (jamás la olvidare) –‘’voy a escribir los versos más

tristes, esta noche-‘’ un poema escrito por Pablo Neruda, titulado ‘’Poema #20’’ interpretado

por la hermosa y entrañable, Lissette Álvarez, nacida en Lima-Perú, de padres provenientes de Cuba

y Puerto Rico: -‘’Sonaron hasta la saciedad, a través de la magia de las ondas hertzianas y bares

capitalinos: mañana, tarde y noche’’. Todo ese encanto musical se enraizó en el gusto de la gente.

-‘’Mi limón mi limonero, entero me gusta más, un inglés dijo yeah, yeah. Y un francés dijo la -

Me siento malo morena, cabeza hinchada morena... que no me paro morena, uuy oh, oh, oh’’-

Henry Stephen, interprete de color, lo hacía con una gracia, que nos advertía, que ya se aproximaba

el verano, y las estaciones de radio la pautaban todo el día: Las letras de la canción era muy simple,

pero contagiosa. Desde entonces, ya hubo artistas que incursionaron en el ‘’crossover’’, tal como

Charles Aznavour, actor y cantante francés, que sus mayores éxitos, se dieron a conocer en español.

Lo mismo ocurrió con la mega estrella de ébano, Nat King Cole. ’’ (Ansiedad de tenerte en mis

brazos, musitando... palabras de amor) ’’.

Las cuatro monedas, era un asedio musical en el gusto de mi generación... ‘’Ritmo del alma’’, fue

quizás la canción que más se dio a conocer. ‘’ No, no, no seas así mi amor. No me dejes, con el

alma no se puede olvidar. Por favor no me trates así. Lo que más siento, es el corazón...pobre

corazón, pobre corazón’’. El resto de sus producciones, tenían las mismas temáticas, con ritmos

similares, que de inmediato, los encasillan como uno de los buenos clásicos, de siempre. Los

hermanos O’Brien, con su música, gravitan en el tiempo y el espacio de la vieja ola.

En el umbral de los años 60, ‘’Pata Pata’’ aparece para ponerle la tapa al pomo, como uno de

los grandes éxitos de la época dorada: para que cada momento, cada instante, cada segundo,

recordemos a la inmortal Sudafricana, Miriam Makiba, que la daría a conocer a nivel mundial por

esa sola canción. Hoy día, al escucharla, me transporta a mis años maravillosos. Y la época rebelde

de aquella juventud que solía expresarse a través de los textos de contenido revolucionario, para

elevar el estado de consciencia, de que la unidad de los pueblos, era la solución para un mejor

destino, hacia un pensamiento proletario, para mejores conquistas, en todo rincón del planeta.

La transcultura trajo como consecuencia, que la riqueza musical de los pueblos, es una expresión

singular. La música es la misionera de la interpretación del alma. La memoria reivindica los buenos

tiempos, que dan vida a la nobleza humana.

Otras opiniones de: Carlos Martínez Márquez

La música por dentroSociedad libre de patógenos Aire de esperanza para un mundo mejorAire de esperanza para un mundo mejorDespués de la tempestad llega la calma o viceversaRadiografía en perspectiva y retrospectivaUna prosa a lo imposibleBesos bursátilesLos amigos vienen y van, pero la familia siempre estará ahíLa verdad y la mentira: (El dolor, como común denominador)Entrega especialEl uso del lenguaje y la palabra escritaHay amores que matan y otros que son inocuosIdilio del silencioAmaneceres de grandes oportunidadesLa patria que no merecemosMamíferos insaciablesDías oscuros y tardes de perrosLa violencia… un ‘’trending’’ de ribetes apocalípticosLa piel de los encantos y el recorrer de los añosLa libertad de elegir entre la pobreza o la miseriaNueva york, la ciudad de la bolsa de valoresMetamorfosis Memorias y referenciasPatrimonio que dan vidas y placeresAmores de efectos secundarios.Amores de efectos secundariosLa Democracia… orgullo de una minoríaTiempos de apocalipsisPaternalismo, Ignorancia y exclusión social:Remedio para el alma y la pielTraseros imantadosUn poema de todos modos…El silencio de un eruditoCalumnia, odio y maledicencia: venenos que acaban con las almasCortesanas y Chapeadoras en estos tiemposOlores proletarios siempre en bogaTodo acaba cuando terminaLa alianza entre la soledad y el silencioEl costo político de la política de un políticoPatologías del almaRespeto y disciplinaPatologías del almaEntregarse en cuerpo y alma…y luego qué?Tributo al intelecto e inteligenciaRecuerdos que reivindican los buenos tiemposLa Educación: Único medio para erradicar la marginalidadHigiene, educación y disciplinaÁngeles en blanco y negroFilosofía del sentimientoIntelectuales DiacrónicosSicarios ProletariosBomba de Tiempo Involución ciudadanaReguladores del transito a la inversaLos tiempos jamás serían igualesOda al mensajero de la muerteHalitosis que nos roban el alientoLa humildad de agradecerEl alto precio del sueño americano Ángeles de la muertePaquidermos sobre asfaltoDesarrollo social de la inteligencia Sencillamente, un hombre proletarioMonumentos sintéticosEl Croma de la ignorancia Estrógenos versus testosteronasLo cuántico y lo físico Oda al desconsueloCamino al patíbulo:Priorato del delito Daltónicos en un día de veranoVersatilidad de la filosofía existencialEscudo de acero Estoicismo de un giganteTrastorno de la obedienciaLa humildad de un gobernanteCrimen y violenciaSarcasmo e ironía al desnudoLa inmortalidad Ensayo filosóficoEncuentro cercano de tercer tipoArtesanía y desarrolloIn Vitro El artificio de escribirVoyeurista en el tejado Odio y dolorMás mediático que de inmediato Sicarios existencialesUn genio en la botellaEl semental y lo eruditoVientos del trópicoPensamiento de tercer mundo: El disfraz antidemocrático del conflicto paraguayoSinergismoUna tormenta en el desierto La hipocresia y su lado oscuro Crimen y delitoConspiración y tramaEducación y tecnologíaSimulación, engaño y mentiraLa herencia de la Cosa NostraEl bien y el malLas amistades vs costo socialObjeción de concienciaAnalogía entre dos estrellasEl costo social del conocimientoDiacronía en América Latina La economía Del conocimiento Economía en estado cuántico Periplos y desarrollo El príncipe de todos los tiemposMedios iracundosMarginalidad en pleno desarrolloResistencia“La postmodernidad”-Anuncio clasificado: El reino del espacioFilosofía de vidaLa guerra de la tercera olaLátex como el corazón del cauchoCultura para adoquinar el intelecto Percepciones“El oro negro que mueve al mundo”Misiva a nuestra querida AméricaEnsayo: Anatomía del cerebroCongelado en el pasadoImperio de las multinacionales
El tiempo
Prevision del Tiempo en Santo Domingo
Encuesta
Quien sera el candidato del PRM en el 2020?
Hipolito Mejia
Luis Abinader
David Collado
No se

Ver los resultados