Miercoles 29 de Marzo del 2017
Santo Domingo, República Dominicana
Buscar Noticias


Cándida Figuereo

República Dominicana es una maravilla

María es muy optimista, tanto que suele contagiar a quines están en su entorno de modo que se involucren en esa magia que eleva el espíritu y da al traste con la apatía.

Esa disposición de ánimo le llevó a un viaje por todo el país que le permitió constatar que República Dominicana es una maravilla, al tiempo de ofrecer los detalles de esa aseveración al ratificar lo siguiente:

Las mejores personas son los dominicanos por sus características de honestos, trabajadores, afables, preocupados por la formación propia y la de sus hijos, además de que en su vocabulario el adverbio NO es de poco uso.

En un símil con los banilejos que se distinguen por tener los negocios mejor organizados y las calles limpias en toda la demarcación de la provincia Peravia, a nivel nacional cada ciudadano reedita ese ejemplo y no permite que le echen vasos y platos desechables en sus puertas tras la "gozadera" de algunos los fines de semana.

El hacinamiento habitacional pasó a mejor suerte, gracias a una reordenación lógica, con regla y seguimiento para evitar baches innecesarios.



Todo conductor de vehículos privados y del trasporte público aprendió que la ley es igual para todos. Ya no se ve a quienes conchan en carros y autobuses sin el cinturón de seguridad y descontinuaron la competencia de algunos que se exponían a aplastar a quien no cediera el paso cuando a toda velocidad deseban pasar de un carril a otro en una loca competencia por los pasajeros de a pie.



Nadie cruza el semáforo en rojo, estén o no presentes quienes velan por el cumplimiento de ese servicio. Y todo el que anda sobre dos ruedas, al margen de su ropaje, lleva placa y casco protector.



A nivel nacional hay energía eléctrica y agua las 24 horas. Cada ciudadano está consciente del uso racional que debe dar a esos servicios y si se produce una avería en éstas prestaciones, la rapidez con que se acude para su corrección supera a un rayo.



No hay niños ni abuelos mendigando por las calles por un pedazo de pan porque sus necesidades están cubiertas.



Además, el país cuenta con un probo sistema judicial. Cualquier queja es injusta o proviene de un enemigo que solo quiere hacer daño. Nunca ha habido desarmonía en ninguno de los partidos y mucho menos necesidad de alzarse en la creación de alianzas.



En las plazas, los precios de los productos siempre están en baja y la palabra agiotista está en desuso, amén de que las etiquetas de productos foráneos no deben tener como obligatorio el español porque el dominicano habla todas las lenguas.

Y si se produjeran alzas en los precios, lo que nunca ha ocurrido en este país, los nativos saben perfectamente que pueden revertir la situación sin decir siquiera esta boca es mía. ¿Como? absteniéndose de comprar lo que sube y eligiendo otras alternativas.

Más importante que todo lo anterior es el nivel de conciencia de cada dominicano cuando participa de manera libérrima en certámenes electorales, porque no hay modo de que le hagan cambiar su parecer por la dádiva de un pollo, RD$500.00 y una botella de ron.

Fuertes tronadas acompañadas de relámpagos despertaron a María justo cuando se iba a detener para cumplir con el rigor del izamiento de la bandera tricolor que engalana las instituciones pública. Entonces María se arropó de pies a cabeza para seguir dando cancha a su imaginación con la retahíla que justifica que República Dominicana es una maravilla y en lo que ella cree de manera vehemente.

Otras opiniones de: Cándida Figuereo

Recobrar la paz No robarás Dejen que trabajeLeyes, ¿para qué?Ayuda urgente para CamiloQuejas y reclamacionesEl aborto por violación debe incluirse en el Código PenalObama no es un show. No, es real en humildadA Obama lo van a echar de menosPouerié Cordero, un batallador del periodismoArriba la autoestimaPara no olvidar al Cardenal López Rodríguez.“A pisar el acelerador”Cuidar a los menoresPara ti, PadreNegatividad versus positividadConfesión de amorSí se puedeLa buena voluntadSanearObama-manía sin límitesLoor a Fefita la Grande Los sobrinosUn traje a la medidaAhora fue a LaikoMás que mil palabrasPulsacionesEsperanzado y “quillao”La buena feEscribir es fácilEl derecho del consumidorSalvajismoEl país que tú quieresEl más codiciado El suplicio de SuppliceEl desastre de Haití visto por la OEA Los ojos de la OEAEjercita el amorAmarás al prójimo como a ti mismoComo chivos sin leyLa inversión en la pazLa envidia corroe¿Soluciones solidarias?El arte de la prudenciaImprudencia en cuatro ruedasSe pasa de la rayaPeriodistas de “lujo”La humanizaciónZape gatoFefita, no rueguesEl olor de la pobreza Si se acalla la vozSi el norte fuera el surEstado, gobierno y gobiernitosEl silencio de los buenosSe pasó de la rayaLa avaricia rompe el sacoEvolución positivaMartínez logra ponchar BBWAARicos pobres, pobres ricosEl reto para el 2015El bono que hace feliz¡Ay Francisco!¡Ingratos!¿Este es tu país?Lamentaciones numéricasLa humildad51 kilómetros para llegar al paraísoAgricultores a ciegasPinta de ladrónLa mejor de las batallasLa educación y DavidLa vida es importante, ámalaPresidente, por favor, resuélvaloConfianza en DaniloOtra vez seráMartelly, sigues bailandoLa agenda de RD no es la de HaitíLa RD tiene “10 millones de médicos”La mejor madreNo actuar como "chivo sin ley"Libertad y libertinajeBoom laboral para discapacitadosMerecido galardón a la UASDComo dice ObamaNi más ni menosMás que vencedoresGregorio: Un trabajador excepcionalAtender sus cartones Ausencia de equidadHijos del dinero, hijos del amorEl triunfo ajenoEl respeto se fue de paseoAdolescencia exitosa de SeNaSaDespués de la tempestad viene la calmaSi es por honestidadCatarsis navideñaNarciso: Listo para servirMandela no tiene sustitutoHombres sin límitesNuevos trinitariosCuando un colega se vaDuarte solo necesita que lo imitenPrimero, después y siempre nosotrosPositivo 100%Mi guardia y/o policía favoritoUn pueblo bueno¿De quién es este país? Tras la oveja perdidaLa guerra y la pazClub de pesarosos y positivosLa niña de miel Hombres de mucha feEl valor del usuarioNecesito amorHombres diferentes El precio de la honestidadFrancisco y los GoliatEl Célebre FranciscoSolidaridad luctuosaCerca de DiosUn patriota en el hoyoAl maestro con cariñoEl poder abusivoLa solidaridadQue nadie piense por ti El "jumo" de RDSeñor, un franqueadorFirmaba marcando una cruzTras las rejasSe predica con el ejemploDeshumanización en crisisEl miedoDeshumanización en crisisErrores que matanPapá Dios es un tíguereSeguridad para todosAgresión calladaSeñales de humo El oro de Sánchez unió la poblaciónLa última llamada a José Miguel Montero
El tiempo
Prevision del Tiempo en Santo Domingo
Encuesta
Quien sera el candidato del PRM en el 2020?
Hipolito Mejia
Luis Abinader
David Collado
No se

Ver los resultados