Lunes 22 de Mayo del 2017
Santo Domingo, República Dominicana
Buscar Noticias


Olmedo Pineda

El periodismo de investigación como amenaza político-social

El método de la Investigación es una herramienta muy eficaz para la realización de trabajos periodísticos siempre y cuando no se use con el propósito perverso y predeterminado de hacer daño o de chantajear a funcionarios y personas de la vida social y política de quien se haya tomado como objetivo para realizar dicho encargo.

En la República Dominicana se está utilizando la práctica de realizar la labor de investigación periodística para calumniar y chantajear a las personas o funcionario público y privado que no están acorde con los intereses económicos de quien o quienes pagan estas labores chantajistas.

El periodismo ético se debe ejercer con imparcialidad y pluralidad no movido por apasionamiento e interés marcado de sectores que desean desalojar a los que ellos identifican como sus contrarios.

Para que conozcamos mejor la definición y la utilidad de esta técnica tomamos de la página de internet: monografias.com http://www.monografias.com/usuario/perfiles/hcardoso

Qué se entiende por Periodismo de Investigación?

Para el común de sus cultivadores, éste se distingue del resto de las rutinas profesionales tradicionales fundamentalmente por la selección de determinados temas y su mayor profundidad en el tratamiento del objeto o asunto que se aborda, lo cual supone o es el resultado a su vez del empleo combinado de métodos y técnicas rigurosas de indagación en la búsqueda de los datos y, por supuesto, de un consumo de tiempo y otros recursos superior a la media del reportaje convencional.

Autores como Robert W. Greene y Gerardo Reyes, entre otros, en un intento de definición, precisan que el periodismo de investigación es la reportería que se realiza a través de la iniciativa y el trabajo del periodista, sobre asuntos de importancia que algunas personas u organizaciones desean mantener en secreto. Los tres elementos básicos son: que la investigación sea el trabajo del reportero, no un informe sobre una investigación hecha por alguien más; que el tema de la información trate algo de razonable importancia para el lector o televidente, y que haya quienes se empeñen en esconder esos asuntos al público.

También William Gaines lo plantea en similares términos, cuando señala en su obra que "se considera historia investigativa: 1) aquella que es producto original del periodista, en contraposición a un informe sobre la investigación de una entidad pública; 2) aquella en la que haya existido algún intento de ocultar la información; 3) aquella que sea de importancia para el público."

Aunque la experiencia relatada por éstos y otros autores (Scanella, Quesada, etc.) que han abordado el tema reconocen las ventajas de un trabajo en equipo y del empleo de distintas técnicas de investigación, la mayoría de ellos asume como válido el papel predominante del reportero individual y la condición de que los datos a manejar deben ser un resultado del esfuerzo propio. Ello podría llevar a la idea de excluir importantes procedimientos indagatorios que se apoyan en el trabajo y la opinión de expertos u otros investigadores que a menudo suelen constituirse en valiosas fuentes de información para el reportero, dispuestas por lo general a colaborar en forma desinteresada con éste.

El interés social del tema, condición inobjetable, no puede conducir sin embargo al criterio de que todo lo que atrae la curiosidad y atención del público debe ser tratado por la prensa. No podemos coincidir con Reyes cuando admite como idea generalizadora que: La gente busca información para satisfacer una amplia variedad de necesidades. Una de ellas es la de conocer las acciones u omisiones de sus gobernantes, legisladores, jueces y militares, de los comerciantes e industriales que dominan el sector económico de la nación, de los banqueros que tienen en sus manos el dinero de miles de familias y empresas y, en general, de las personas que participan de algunas maneras en el manejo de los destinos de su ciudad o país.

El público quiere saber qué pasa con sus impuestos, a dónde va a parar el dinero de las privatizaciones y de las bonanzas, y cómo está cuidando el Estado los recursos naturales; quiere enterarse sobre la integridad moral de sus gobernantes, si tienen relaciones con narcotraficantes o mafias de juego y el contrabando y, sobre todo, quiere saber quién lo engaña. Al mismo tiempo, el lector busca chismes en el periódico para satisfacer su curiosidad personal sobre la vida privada de artistas, comediantes, grandes empresarios, deportistas y delincuentes famosos.
Por supuesto que hay límites que sitúan la ética, los intereses del país, la intimidad de las personas, y otros factores de política editorial, que no pueden dejarse de tener en cuenta, y que a la corta o a la larga podrían dar al traste con las posibilidades de que muchos temas abordados sin una valoración previa vean la luz pública.

Por último, suponer la existencia de intereses antagónicos con la fuente como condición de toda investigación periodística convierte en esencial un rasgo que puede ser y es sin duda ocasional, dependiente más bien de las características de determinados sistemas sociales y temas que de las complejidades de muchos asuntos que la prensa debe abordar con enfoque científico, y en los cuales a menudo sus principales fuentes de información podrían estar tan interesadas como el reportero en un buen tratamiento periodístico.

En síntesis, al valorar de conjunto el Periodismo de Investigación podemos subrayar como rasgos positivos los siguientes:

La necesidad de un despliegue constante de iniciativas y habilidades profesionales para la búsqueda y solución de nuevos temas o aspectos de determinados temas en ocasiones desconocidos, pero esenciales.

Una concepción integral y estratégica del trabajo con las fuentes de información y ulterior presentación de los resultados, a través de una serie o conjunto de trabajos periodísticos.

Un aprovechamiento adecuado de las amplias posibilidades que se abren al periodista con la introducción de las modernas tecnologías de la comunicación e información.

A su cuenta negativa se ubicarían, por el contrario:

El énfasis en los lados obscuros de la vida, las personas y los hechos.

La incursión frecuente en facetas de la vida íntima de las personas y adopción de una postura hipercrítica de la actividad de las instituciones públicas, asumiendo papeles de jueces y fiscales de la conducta ciudadana.

Una concepción antagónica de las relaciones entre el periodista y las fuentes y protagonistas de muchos hechos que trata.

De todo ello se desprende que asumimos el Periodismo de Investigación como una propuesta válida, es decir, como una posible actitud y acción profesional ante los hechos, con rasgos específicos propios que lo separan del trabajo de reportaje convencional, apremiado por la inmediatez y facilitado por los necesarios lugares comunes de la cotidianeidad. Sería un error, sin embargo, asumirlo sin una posición crítica ante sus lados opuestos a toda ética y deontología profesional.

--
OLMEDO PINEDA, CDP-SNTP
PERIODISTA SIN FRONTERA
olmepine4645@hotmail.com
olmedopineda@gmail.com
olmepine21@yahoo.es

Otras opiniones de: Olmedo Pineda

Felicitaciones para EL NUEVO DIARIO, "Titán de los periódicos matutinos".“La Ligia que yo conozco”.Quennide (Kenia) Ortíz, in memoriam El oportunismo versus el dolor ajeno.Agradecimientos y perfil de un artista: Manuel Romero Solano.Felicitaciones al Nuevo Diario en su 32 AniversarioLa Psicopatía: Trastorno Antisocial de la PersonalidadQue suerte obtuve de salir a tiempo del PRD.La sabiduría del Pueblo dominicanoCarta a mis Padres, Hoy Día de los Fieles Difuntos.Las Malas Palabras en Política: causas y consecuencias En medio de la crisis económica de España los dominicanos añoran su paísDesde España se ve que el triunfo es del PLDLa Crisis Económica Mundial, la Unión Europea y la imprudencia de los grandes bancosMovimiento Cero Retroceso, respalda discurso de Leonel FernándezRelanzamiento de AcroartePronostican la quinta derrota del PRDLa Soberanía Nacional dominicanaLos dominicanos ante el cóleraEl Defensor del Pueblo de República DominicanaHay que poner bozal al equus asinusA Cándida OrtegaNadie esta obligado a quedarse en un partidoEl perfil de un buen candidato a regidor por el PLD¿Quien será el senador y los diputados de Barahona por el PLD? "por sus hechos os conocereis"Edeeste incumple con la población¿Campaña en contra o realidad institucionalizada?Principios y vocacion periodisticaManuel de Jesús Pérez Sánchez, único Jefe PN que ha combatido mafia policialFelicitaciones a diariodigitalrd.com en su tercer aniversario Ruido político contamina ambiente democrático Carta de un colega a sus amigos en España Atrapados por la hipoteca en España Wilton Guerrero, una reserva moral
El tiempo
Prevision del Tiempo en Santo Domingo
Encuesta
Quien sera el candidato del PRM en el 2020?
Hipolito Mejia
Luis Abinader
David Collado
No se

Ver los resultados