Miercoles 28 de Junio del 2017
Santo Domingo, República Dominicana
Buscar Noticias


Cándida Figuereo

La agenda de RD no es la de Haití

A pesar de que la República Dominicana es la nación más grata y solidaria del mundo, su principal preocupación es el bienestar de sus ciudadanos, lo que implica un trabajo permanente de superación para que cada quien asuma la rienda de su destino por el camino correcto. Esto implica que no se debe distraer con frecuencia en asuntos foráneos de los vecinos porque la agenda RD no es la de Haití.

En las catástrofes que han abatido al vecino país, la primera en auxiliar es República Dominicana. Eso es lo que se llama solidaridad, espontánea y de corazón sin esperar recompensa.

Bien merecido fue el apoyo dado a Haití cuando se produjo el terremoto el 12 de enero del 2010, que en 36 segundos dejó a los vecinos hechos añicos. En un santiamén, República Dominicana facilitó que se restableciera comunicación inalámbrica.

Para entonces René Préval, al mando del gobierno haitiano, fue específico en señalar: "El presidente dominicano, Leonel Fernández, ha sido el primero en presentarse y llegó con un gran contingente de apoyo."

Ese apoyo incluyó la hechura y entrega de la primera obra, una universidad que costó US$30 millones. En ese entonces la embestida de la naturaleza dejó más de un millón de damnificados y dio al traste con la vida de 300 mil en una población que para el 2010 se estimada 9 millones.

En esa zona, la pobreza aún es lacerante pese a ayudas de organizaciones que ayudan a los más menesterosos.

En lo que a República Dominicana se refiere, la solidaridad también se expresa en la cantidad de partos hechos en hospitales de aquí a nacionales de esa zona. El año pasado se estimaba que 8,500 haitianas daban a luz en hospitales de Santiago.

El doctor Sergio Sarita Valdez, patólogo, refirió que en el Hospital José María Cabral y Báez se realizan cada mes 80 y 90 partos de haitianas, cifra que el año pasado fue de 6 mil partos a esas extranjeras.

De igual modo, los indocumentados haitianos en escuelas dominicanas es el pan nuestro de cada día. Aquí reciben enseñanzas y no se les niega el desayuno en la actualidad.

Mientras que en los 48 442 km² de territorio dominicano se trabaja por una mayor superación, en lo que cada dominicano debe poner su grano de arena.

Por ejemplo, era vital y se aplica el proceso de regularización a los extranjeros que sin documento alguno entran y salen de este país como Pedro por su casa. Esta medida que conlleva gastos, se aplica porque no podemos seguir como chivos sin ley.

También es positiva la vuelta al campo con la siembra de diversos rubros vía cooperativas que reciben del Estado recursos prestados para echar adelante.

Otro signo positivo es la tanda extendida, el desayuno y útiles para los alumnos y los avances en algunas obras. Todo bienestar tiene como zapata es esfuerzo. El que trabaja puede lograrlo. No es sentado lloriqueando como “muñecas” que se sale adelante, quejándose de que no tengo ni lo otro. Hay que fajarse, buscar con la frente en alto y dejar a un lado la mendicidad.

Además hay que seguir motivando a no depredar el medio ambiente, que quien tumbe un árbol obligatoriamente siempre cinco plantas de la especie. La agenda de la RD no es la de Haití. Éstos a lo suyo y nosotros a lo nuestro, lo que no implica que en ocasiones no haya solidaridad, pero sin confundir creyendo que somos tontos.

Otras opiniones de: Cándida Figuereo

La solidaridadTodo tiene su tiempoIrresponsabilidadUn amor especialDejar huellas positivasRecobrar la paz No robarás Dejen que trabajeLeyes, ¿para qué?Ayuda urgente para CamiloQuejas y reclamacionesEl aborto por violación debe incluirse en el Código PenalObama no es un show. No, es real en humildadA Obama lo van a echar de menosPouerié Cordero, un batallador del periodismoArriba la autoestimaPara no olvidar al Cardenal López Rodríguez.“A pisar el acelerador”Cuidar a los menoresPara ti, PadreNegatividad versus positividadConfesión de amorSí se puedeLa buena voluntadSanearObama-manía sin límitesLoor a Fefita la Grande Los sobrinosUn traje a la medidaAhora fue a LaikoMás que mil palabrasPulsacionesEsperanzado y “quillao”La buena feEscribir es fácilEl derecho del consumidorSalvajismoEl país que tú quieresEl más codiciado El suplicio de SuppliceEl desastre de Haití visto por la OEA Los ojos de la OEAEjercita el amorAmarás al prójimo como a ti mismoComo chivos sin leyLa inversión en la pazLa envidia corroe¿Soluciones solidarias?El arte de la prudenciaImprudencia en cuatro ruedasSe pasa de la rayaPeriodistas de “lujo”La humanizaciónZape gatoFefita, no rueguesEl olor de la pobreza Si se acalla la vozSi el norte fuera el surEstado, gobierno y gobiernitosEl silencio de los buenosSe pasó de la rayaLa avaricia rompe el sacoEvolución positivaMartínez logra ponchar BBWAARicos pobres, pobres ricosEl reto para el 2015El bono que hace feliz¡Ay Francisco!¡Ingratos!¿Este es tu país?Lamentaciones numéricasLa humildad51 kilómetros para llegar al paraísoAgricultores a ciegasRepública Dominicana es una maravillaPinta de ladrónLa mejor de las batallasLa educación y DavidLa vida es importante, ámalaPresidente, por favor, resuélvaloConfianza en DaniloOtra vez seráMartelly, sigues bailandoLa RD tiene “10 millones de médicos”La mejor madreNo actuar como "chivo sin ley"Libertad y libertinajeBoom laboral para discapacitadosMerecido galardón a la UASDComo dice ObamaNi más ni menosMás que vencedoresGregorio: Un trabajador excepcionalAtender sus cartones Ausencia de equidadHijos del dinero, hijos del amorEl triunfo ajenoEl respeto se fue de paseoAdolescencia exitosa de SeNaSaDespués de la tempestad viene la calmaSi es por honestidadCatarsis navideñaNarciso: Listo para servirMandela no tiene sustitutoHombres sin límitesNuevos trinitariosCuando un colega se vaDuarte solo necesita que lo imitenPrimero, después y siempre nosotrosPositivo 100%Mi guardia y/o policía favoritoUn pueblo bueno¿De quién es este país? Tras la oveja perdidaLa guerra y la pazClub de pesarosos y positivosLa niña de miel Hombres de mucha feEl valor del usuarioNecesito amorHombres diferentes El precio de la honestidadFrancisco y los GoliatEl Célebre FranciscoSolidaridad luctuosaCerca de DiosUn patriota en el hoyoAl maestro con cariñoEl poder abusivoLa solidaridadQue nadie piense por ti El "jumo" de RDSeñor, un franqueadorFirmaba marcando una cruzTras las rejasSe predica con el ejemploDeshumanización en crisisEl miedoDeshumanización en crisisErrores que matanPapá Dios es un tíguereSeguridad para todosAgresión calladaSeñales de humo El oro de Sánchez unió la poblaciónLa última llamada a José Miguel Montero
El tiempo
Prevision del Tiempo en Santo Domingo
Encuesta
Quien sera el candidato del PRM en el 2020?
Hipolito Mejia
Luis Abinader
David Collado
No se

Ver los resultados