Viernes 24 de Marzo del 2017
Santo Domingo, República Dominicana
Buscar Noticias


Cándida Figuereo

La RD tiene “10 millones de médicos”

La República Dominicana tiene “10 millones de médicos”, todos con la mejor de las intenciones, pese a que solo una parte tiene la autorización que le acredita para ejercer y a que datos oficiales aluden la existencia de 8.1 de estos facultativos por cada 10 mil personas.

Tener tantos “médicos” puede ser desfavorable. De quienes están formados para ejercer ese sagrado oficio con honestidad, sapiencia y humildad, todos se fían y hasta los endiosan.

En el grupo de esos sagrados médicos de nuestro país, los hay que trabajan calladamente sin la menor petulancia, pero sus pacientes o quienes han estado cerca de ellos saben que son confiables en lo que hacen.

Prefiero no citar a los tantos con cualidades que motivan aprecio y respeto porque la lista es larga, sino a algunos que se marcharon dejando un vacío insustituible, a Saber: Los doctores Marcelino Vélez Santana, quien fue director de Bacteriología del hospital Salvador B. Gautier; Hugo Mendoza y Teófilo Gautier Abreu tutelaron el Hospital infantil Robert Reid Cabral; José Vinicio Calventi Gaviño lideró durante 31 años la Maternidad Nuestra Señora de la Altagracia y Haydee Rondón Sánchez, condecorada por sus aportes a medicina pediátrica, entre otros.

Viene al caso lo anterior por la retahíla de personas que sin ser médicos indican medicamentos y brebajes a diestra y siniestra, con la sana intención de aliviar un problema de salud ajeno, sin pensar en las posibles consecuencias negativas.

Recuerdo el caso de una señora que tenía un problema de salud y su médico le indicó una receta cuyo medicamento fue muy efectivo. Poco después una amiga suya presentó un síntoma parecido, y la primera sugirió que tomara lo que le habían dado a ella porque era un medicamento muy efectivo.

Al tomar el medicamento indicado por la amiga, la señora sufrió un colapso instantáneo porque era alérgica a ese medicamento. Para suerte suya, residía cerca de un centro de salud y pudieron salvarla

A la señora le preguntaron quién le había indicado ese producto, a lo que refirió que fue una amiga, pero se opuso a que la detuvieran tras sostener que lo hizo con la mejor buena fe.

El común de la población suele indicar productos farmacéuticos y de otra índole como presión arterial alta o baja, gripe, dolor de cabeza, gotas para los ojos, para la inapetencia, para bajar de peso, para el estreñimiento, para prevenir el cáncer y hasta para ejercitarse.

Abundan los percances por esas indicaciones de buena fe, pero que pueden resultar fatales.

De todos es sabido que si somos poco más de 10 millones de personas, se podría afirmar que igual somos en RD “10 millones de médicos” por el hábito de recomendar remedios en una especialidad muy delicada como es la salud. Es bueno que se deje a los galenos jugar su rol.

Otras opiniones de: Cándida Figuereo

No robarás Dejen que trabajeLeyes, ¿para qué?Ayuda urgente para CamiloQuejas y reclamacionesEl aborto por violación debe incluirse en el Código PenalObama no es un show. No, es real en humildadA Obama lo van a echar de menosPouerié Cordero, un batallador del periodismoArriba la autoestimaPara no olvidar al Cardenal López Rodríguez.“A pisar el acelerador”Cuidar a los menoresPara ti, PadreNegatividad versus positividadConfesión de amorSí se puedeLa buena voluntadSanearObama-manía sin límitesLoor a Fefita la Grande Los sobrinosUn traje a la medidaAhora fue a LaikoMás que mil palabrasPulsacionesEsperanzado y “quillao”La buena feEscribir es fácilEl derecho del consumidorSalvajismoEl país que tú quieresEl más codiciado El suplicio de SuppliceEl desastre de Haití visto por la OEA Los ojos de la OEAEjercita el amorAmarás al prójimo como a ti mismoComo chivos sin leyLa inversión en la pazLa envidia corroe¿Soluciones solidarias?El arte de la prudenciaImprudencia en cuatro ruedasSe pasa de la rayaPeriodistas de “lujo”La humanizaciónZape gatoFefita, no rueguesEl olor de la pobreza Si se acalla la vozSi el norte fuera el surEstado, gobierno y gobiernitosEl silencio de los buenosSe pasó de la rayaLa avaricia rompe el sacoEvolución positivaMartínez logra ponchar BBWAARicos pobres, pobres ricosEl reto para el 2015El bono que hace feliz¡Ay Francisco!¡Ingratos!¿Este es tu país?Lamentaciones numéricasLa humildad51 kilómetros para llegar al paraísoAgricultores a ciegasRepública Dominicana es una maravillaPinta de ladrónLa mejor de las batallasLa educación y DavidLa vida es importante, ámalaPresidente, por favor, resuélvaloConfianza en DaniloOtra vez seráMartelly, sigues bailandoLa agenda de RD no es la de HaitíLa mejor madreNo actuar como "chivo sin ley"Libertad y libertinajeBoom laboral para discapacitadosMerecido galardón a la UASDComo dice ObamaNi más ni menosMás que vencedoresGregorio: Un trabajador excepcionalAtender sus cartones Ausencia de equidadHijos del dinero, hijos del amorEl triunfo ajenoEl respeto se fue de paseoAdolescencia exitosa de SeNaSaDespués de la tempestad viene la calmaSi es por honestidadCatarsis navideñaNarciso: Listo para servirMandela no tiene sustitutoHombres sin límitesNuevos trinitariosCuando un colega se vaDuarte solo necesita que lo imitenPrimero, después y siempre nosotrosPositivo 100%Mi guardia y/o policía favoritoUn pueblo bueno¿De quién es este país? Tras la oveja perdidaLa guerra y la pazClub de pesarosos y positivosLa niña de miel Hombres de mucha feEl valor del usuarioNecesito amorHombres diferentes El precio de la honestidadFrancisco y los GoliatEl Célebre FranciscoSolidaridad luctuosaCerca de DiosUn patriota en el hoyoAl maestro con cariñoEl poder abusivoLa solidaridadQue nadie piense por ti El "jumo" de RDSeñor, un franqueadorFirmaba marcando una cruzTras las rejasSe predica con el ejemploDeshumanización en crisisEl miedoDeshumanización en crisisErrores que matanPapá Dios es un tíguereSeguridad para todosAgresión calladaSeñales de humo El oro de Sánchez unió la poblaciónLa última llamada a José Miguel Montero
El tiempo
Prevision del Tiempo en Santo Domingo
Encuesta
Quien sera el candidato del PRM en el 2020?
Hipolito Mejia
Luis Abinader
David Collado
No se

Ver los resultados