Sábado 27 de Mayo del 2017
Santo Domingo, República Dominicana
Buscar Noticias


Nelson Encarnacion

Visión Global Perdidos frente a Haití

El laborantismo internacional del gobierno haitiano para recabar la intromisión de otros países en los asuntos internos de la República Dominicana, es una actitud que no sorprende. Haití siempre ha estado presto a poner este país en las cuatro esquinas, valiéndose casi siempre mentiras y manipulaciones, en ocasiones con la complicidad de malos dominicanos.

Esa conducta haitiana ha sido tal que en su momento el presidente Aristide se despachó un discurso en Naciones Unidas atribuyéndole a la República Dominicana un comportamiento esclavista con los braceros que por años han trabajado en campos de caña. Es decir, que los haitianos han tenido frente a su vecino una tendencia clara hacia difamar y desdibujar la imagen dominicana.

Ahora bien, lo que a nosotros nos preocupa es que Haití, generalmente, logra imponer su versión en la arena internacional, pues cuenta con mejores herramientas y más en los centros de presión de la llamada comunidad internacional.

Esto significa que los diplomáticos haitianos tienen mejor formación, en todos los aspectos, que los representantes dominicanos, por lo cual tienen más posibilidades de fijar una mentira como verdad.

Los diplomáticos haitianos, en muchos casos, hablan francés, inglés, español y su criollo autóctono, mientras los nuestros se expresan solo en su lengua hispana, y a veces con dificultades. Esto, lógicamente, tiene sus excepciones.

El problema es que mientras Haití forma sus diplomáticos y los mantiene en la función sin importar el color del gobierno, nosotros improvisamos representantes en el exterior en función de los intereses partidarios o el nivel de “enllavadura” que tenga el futuro embajador.

Durante la campaña electoral pasada, el candidato Danilo Medina advertía que de ganar la Presidencia pondría fin a la costumbre de enviar al servicio exterior a quienes buscan las posiciones como vacaciones pagadas.

Sin embargo, luego de 15 meses el jefe del Estado mantiene prácticamente intacto el cuerpo diplomático y consular, y hasta donde se sabe no se ha materializado la advertencia del Presidente de implementar la modalidad de evaluación de desempeño. No es malo mantener diplomáticos de carrera, pues eso contribuye a formar una buena representación. Lo malo es que nadie les pide cuentas.

Mientras tanto no se conoce la agenda dominicana para cuando menos contrarrestar el frenesí diplomático haitiano, encabezado nada menos que por su canciller. Un país que defiende sus intereses, ya tuviera desplegado por el exterior una batería de sus mejores diplomáticos exponiendo al menos el derecho que tiene como nación independiente, a adoptar las disposiciones internas acorde con la defensa de sus intereses soberanos.

nelsonencar@gmail.com

Otras opiniones de: Nelson Encarnacion

VISIÓN GLOBAL Venezuela: diálogo, guerra civil e intervenciónVISION GLOBAL Sistema democrático y partidos políticosVISIÓN GLOBAL Disyuntiva a la hora de creer en DiosVISIÓN GLOBAL El conflicto en Duquesa y la salud ciudadanaVISIÓN GLOBAL La OEA como "ministerio de colonias"VISIÓN GLOBAL Inmigración y consulados en EE UU VISIÓN GLOBAL Felucho Jiménez y el nuevo paradigma de la comunicaciónVISIÓN GLOBAL Regreso presidencial en América LatinaVISION GLOBAL Aduanas ataca contrabando de armasVISIÓN GLOBAL El hospital Central de las Fuerzas ArmadasVISION GLOBAL La JCE apunta a permanente divisiónVisión Global Danilo en CelacVISION GLOBAL Donald Trump es un atrasoVISION GLOBAL USAID financia marcha del domingoVISION GLOBAL Caso OdebrechtVISIÓN GLOBAL 2017 inciertoVISION GLOBAL ¿Democracia?VISIÓN GLOBAL Liga MunicipalVISION GLOBAL Mi comandanteVISION GLOBAL Ley de tránsitoVISIÓN GLOBAL Lecciones y eleccionesVISIÓN GLOBAL Resonante fiascoVISIÓN GLOBAL ¿Libre comercio?VISIÓN GLOBAL InseguridadVISION GLOBAL Una mujer a la JCEVISION GLOBAL Aliados de DaniloVISION GLOBAL Lotería NacionalVISIÓN GLOBAL Leche de dudosa calidadVISIÓN GLOBAL Fondos de pensionesVISION GLOBAL Dilema de Danilo con BrasilVISIÓN GLOBAL Alberto HolguínVISION GLOBAL La voracidadVISION GLOBAL El nuevo retoVISIÓN GLOBAL El PLD y la JuntaVISION GLOBAL Hatuey De CampsVISIÓN GLOBAL El outsiderVISION GLOBAL Alerta yihadistaVISIÓN GLOBAL Leonel y la crisisVISIÓN GLOBAL ¿Cambio de horario?VISION GLOBAL Conflicto de choferesVISION GLOBAL Vigilar cuadrasVISION GLOBAL De Keiko a AbinaderVISION GLOBAL La mediocridadVISIÓN GLOBAL El inefable Luis AlmagroVISIÓN GLOBAL Abinader y la prensaVISIÓN GLOBAL Fidel y ObamaVISIÓN GLOBAL Voto preferencialVISIÓN GLOBAL Santiago es SantiagoVISION GLOBAL PRM sin estrategiaVISION GLOBAL Publicidad estatalVISIÓN GLOBAL Vargas LlosaVISIÓN GLOBAL Hamlet y AMETVISIÓN GLOBAL Candidatura SDEVISIÓN GLOBAL Reír sin saber porquéVISION GLOBAL El vacilón reformistaVISIÓN GLOBAL Cuidado con la alianza PLD-PRDVISIÓN GLOBAL Realidad de la veda haitianaVISIÓN GLOBAL Perspectiva ominosaVISION GLOBAL Libertad de tránsitoVISION GLOBAL La bofetada de los refugiadosReconocimiento eterno al TCVISION GLOBAL Obama y las repatriacionesPelear con estrategias ajenasVISION GLOBAL ¿Miguel a vicepresidente o senador DN?VISION GLOBAL Como madre Teresa: dando hasta que duelaVISION GLOBAL Una conspiración contra MiguelVISION GLOBAL La clave del problema en el PLDVISION GLOBAL Una señal del PRD y el PRMVISION GLOBAL Las inconsistencias de Barack ObamaVISION GLOBAL Leonel ante innobleza de HipólitoVISION GLOBAL El extraño limbo de QuirinoVISION GLOBAL Leonel y “el nuevo trato"VISION GLOBAL PRM en el laberinto de AbinaderVISION GLOBAL La titulación de tierrasVISION GLOBAL El boom de la mentiraVISION GLOBAL Domínguez Vs BautistaVISION GLOBAL Carlos Morales TroncosoVISION GLOBAL: Encuestas y reaccionesVISION GLOBAL La lucha por el PoderVISION GLOBAL Estilos de Danilo y de LeonelVISION GLOBAL: Dos años de DaniloVISION GLOBAL: Equilibrio en el CongresoVISION GLOBAL Danilo, Leonel y la transiciónVISION GLOBAL No pateen a Leonel FernándezVISION GLOBAL: Más que poner las dos mejillasVISION GLOBAL: 1937 y el chantaje haitianoVISION GLOBAL: Conspiración contra el SenasaVISION GLOBAL: Voto preferencialVISION GLOBAL ¿Mediatizando la soberanía?VISION GLOBAL: El Presidente y las partiturasVisión Global: Haití y el silencio de los partidosVisión Global: Campaña extemporáneaVisión Global: Medir con la misma varaVisión Global: Sacar la cara por el paísHaití nos divideVISIÓN GLOBAL Esteroides e hipocresía gringaVISION GLOBAL Mandela, ¡El Grande!VISION GLOBAL: PN y la atención selectivaVISION GLOBAL Trabas para la formalizaciónVISION GLOBAL Alan Greenspan y H. ValdezVISION GLOBAL: Justicia “tuitera”Visión Global: el PRDVISION GLOBAL El presupuesto de la JCE VISION GLOBAL Leonel y “el efecto Gortari” (1 de 2)La muerte de una mascotaLa hermenéutica de las pensiones La foto del PresidenteHipólito y la zorra sumeriaDanilo y la seguridad ciudadana Los salarios en el Estado VISION GLOBAL Los dos HipólitoVISION GLOBAL La deuda de Hipólito VISION GLOBAL Los aliados del PLD VISION GLOBAL La boina que desquició al PPHVISION GLOBAL Con encuestas no se gana...VISION GLOBAL Hipólito y la campaña sucia VISION GLOBAL Ito Bisonó: vice de HipólitoVISION GLOBAL La carretera Cibao-SurVISION GLOBAL Morales debe aclararVISION GLOBAL Interpretaciones sobre el carismaVISION GLOBAL ¿A que se debe tanta histeria? VISION GLOBAL La gente sí quiere propuestasVISION GLOBAL Después no se quejenVISION GLOBAL Hipólito carece de pudorVISION GLOBAL Frente al pánico, el allanteVISION GLOBAL Una encuesta financieraHipólito y la superposición de la personalidad VISION GLOBAL; La comunicación del gobiernoLos esfuerzos para ganarAnálisis incorrecto¡Bien por Hipólito! Elecciones 2000: media verdad¿Miguel, Hipólito o Danilo?Enfrentar la corrupciónVisión Global: Milton Ray GuevaraVisión Global: Milton Ray GuevaraVisión Global
El tiempo
Prevision del Tiempo en Santo Domingo
Encuesta
Quien sera el candidato del PRM en el 2020?
Hipolito Mejia
Luis Abinader
David Collado
No se

Ver los resultados