Miercoles 24 de Mayo del 2017
Santo Domingo, República Dominicana
Buscar Noticias


Cándida Figuereo

Mi guardia y/o policía favorito

El descrédito parecería arropar a todos por igual, pero sería injusto meter a la totalidad en un mismo saco de manera medalaganaria enlodando la entereza de no pocos guardias y policías que tienen la sagrada misión de servir al país desde sus respectivas posiciones.

La mancha de unos pocos no arropa a la totalidad, por lo que la ligereza mal empleada hiere inmerecidamente los sentimientos de hombres y mujeres que son buenos y trabajadores.

No siempre las voces de sirena tienen la razón, de ahí la importancia del margen a la duda ante el dedo acusador que cree tener toda la verdad en sus manos, pero que se puede revertir en el delator que se considera sabelotodo.

Una noche me encontraba en uno de los centros comerciales de la Avenida Winston Churchill. Para llegar a mi casa abordé uno de los taxistas que trabaja en el lugar y en el trayecto conversamos de diferentes tópicos tras un comentario que puse en el tapete.

Fue entonces cuando el taxista me dijo que era militar y refirió los cambios positivos en la institución, pero que en sus horas libres trabajaba como taxista porque estudiaba y tenía cuatro hijos.

Cuando llegué a mi destino le pasé al taxista lo que creí eran los RD$150.00 que costaba el pasaje. Al pasarle el dinero me dijo: “yo solo quiero lo que me he ganado. Usted me dio mil cincuenta pesos”. La falta de visibilidad dio lugar a que pasara una papeleta por otra.

Nunca he olvidado a ese taxista militar por su honradez y no creo que sea una excepción a la regla. Es un guardia bueno que se faja para incrementar sus ingresos.

Un taxista civil me contó en otra ocasión que tuvo que abordar un taxi para dirigirse a un lugar equis y que, para su asombro, el taxista que abordó era un capitán. Ante el asombro del taxista civil, el militar le dijo: "Soy capitán y un pendejo porque soy serio. Y no voy a dejar de ser un hombre serio."

Entonces el taxista civil me explicó que cuando el hombre es serio se faja a trabajar porque ejemplo de la familia, de sus hijos.

A seguidas el taxista civil me hizo el relato de dos jóvenes pilotos graduados con honores hace tres o cuatro gobierno antes al actual.

Un día el jefe de la institución en ese momento -conforme al relato del taxista civil- iba en su vehículo hacia el establecimiento cuando vio a los flamantes pilotos vestidos de civil cada uno al lado de su taxi.

El jefe le preguntó qué hacían, a lo que los pilotos indicaron que trabajaban en sus horas libres. A seguidas el superior les instruyó a pasar por su oficina el día siguiente.

El jefe -siguiendo el relato del taxista civil-explicó a los jóvenes pilotos que no podían seguir con ese trabajo. Ellos replicaron que tenían hijos que necesitan leche y el dinero no les alcanzaba. Lo que dio lugar a que se dispusiera un aumento en el sueldo y los pilotos siguieron dando brillo solo a su uniforme.

Razones diversas mueven a un ser humano a actuar de tal o cual forma en su interés por sobrevivir. Lo importante es como lo hace sin denigrar su persona, a la institución que representa y mucho menos a la población que tiene todos sus ojos él.

Ningún trabajo deshonra. Lo que denigra es hacer lo mal hecho. Como hija de un guardia que pasó casi 24 años en la institución y al final lo pasaron a la Policía, ínterin en que llegó a ser oficial, se que casi siempre las esposas ayudan en la crianza y educación de los hijos.

Lo anterior me motiva a decir que mi guardia y/o policía favorito es mi padre, que en paz descanse, y todos los que como él en su momento trabajaron para esas instituciones y los que actualmente siguen laborando con honradez, fila que es bastante larga y no se siente porque los buenos casi siempre hacen poco ruido.

El común de la gente llama guardias a los miembro del Ejercito Nacional, fruto de la influencia que tuvo la Guardia Nacional organizada en el país por la fuerza de ocupación Norteamericana. Las Fuerzas Armadas dominicanas están formadas por el Ejército Nacional, la Marina de Guerra y Fuerza Aérea Dominicana.

A la Policía Nacional, con un amplio historial al dorso, corresponde tener las herramientas pertinentes para la prevención e investigación, el control del crimen, el delito y las contravenciones para proteger la seguridad ciudadana en el país.

Toca a la población en general que es sana y trabajadora, apoyar a estos hombres y mujeres de uniformes, llámese guardias o policías, en esta titánica tarea por la paz, por la honradez.

LA AUTORA es periodista. Reside en Santo Domingo.

Otras opiniones de: Cándida Figuereo

La solidaridadTodo tiene su tiempoIrresponsabilidadUn amor especialDejar huellas positivasRecobrar la paz No robarás Dejen que trabajeLeyes, ¿para qué?Ayuda urgente para CamiloQuejas y reclamacionesEl aborto por violación debe incluirse en el Código PenalObama no es un show. No, es real en humildadA Obama lo van a echar de menosPouerié Cordero, un batallador del periodismoArriba la autoestimaPara no olvidar al Cardenal López Rodríguez.“A pisar el acelerador”Cuidar a los menoresPara ti, PadreNegatividad versus positividadConfesión de amorSí se puedeLa buena voluntadSanearObama-manía sin límitesLoor a Fefita la Grande Los sobrinosUn traje a la medidaAhora fue a LaikoMás que mil palabrasPulsacionesEsperanzado y “quillao”La buena feEscribir es fácilEl derecho del consumidorSalvajismoEl país que tú quieresEl más codiciado El suplicio de SuppliceEl desastre de Haití visto por la OEA Los ojos de la OEAEjercita el amorAmarás al prójimo como a ti mismoComo chivos sin leyLa inversión en la pazLa envidia corroe¿Soluciones solidarias?El arte de la prudenciaImprudencia en cuatro ruedasSe pasa de la rayaPeriodistas de “lujo”La humanizaciónZape gatoFefita, no rueguesEl olor de la pobreza Si se acalla la vozSi el norte fuera el surEstado, gobierno y gobiernitosEl silencio de los buenosSe pasó de la rayaLa avaricia rompe el sacoEvolución positivaMartínez logra ponchar BBWAARicos pobres, pobres ricosEl reto para el 2015El bono que hace feliz¡Ay Francisco!¡Ingratos!¿Este es tu país?Lamentaciones numéricasLa humildad51 kilómetros para llegar al paraísoAgricultores a ciegasRepública Dominicana es una maravillaPinta de ladrónLa mejor de las batallasLa educación y DavidLa vida es importante, ámalaPresidente, por favor, resuélvaloConfianza en DaniloOtra vez seráMartelly, sigues bailandoLa agenda de RD no es la de HaitíLa RD tiene “10 millones de médicos”La mejor madreNo actuar como "chivo sin ley"Libertad y libertinajeBoom laboral para discapacitadosMerecido galardón a la UASDComo dice ObamaNi más ni menosMás que vencedoresGregorio: Un trabajador excepcionalAtender sus cartones Ausencia de equidadHijos del dinero, hijos del amorEl triunfo ajenoEl respeto se fue de paseoAdolescencia exitosa de SeNaSaDespués de la tempestad viene la calmaSi es por honestidadCatarsis navideñaNarciso: Listo para servirMandela no tiene sustitutoHombres sin límitesNuevos trinitariosCuando un colega se vaDuarte solo necesita que lo imitenPrimero, después y siempre nosotrosPositivo 100%Un pueblo bueno¿De quién es este país? Tras la oveja perdidaLa guerra y la pazClub de pesarosos y positivosLa niña de miel Hombres de mucha feEl valor del usuarioNecesito amorHombres diferentes El precio de la honestidadFrancisco y los GoliatEl Célebre FranciscoSolidaridad luctuosaCerca de DiosUn patriota en el hoyoAl maestro con cariñoEl poder abusivoLa solidaridadQue nadie piense por ti El "jumo" de RDSeñor, un franqueadorFirmaba marcando una cruzTras las rejasSe predica con el ejemploDeshumanización en crisisEl miedoDeshumanización en crisisErrores que matanPapá Dios es un tíguereSeguridad para todosAgresión calladaSeñales de humo El oro de Sánchez unió la poblaciónLa última llamada a José Miguel Montero
El tiempo
Prevision del Tiempo en Santo Domingo
Encuesta
Quien sera el candidato del PRM en el 2020?
Hipolito Mejia
Luis Abinader
David Collado
No se

Ver los resultados