Domingo 23 de Julio del 2017
Santo Domingo, República Dominicana
Buscar Noticias


Cándida Figuereo

Un pueblo bueno

Doña Dulce madruga diariamente para vender té, café colado y otros productos para que el transeúnte que viaja temprano por la carretera Duarte, en dirección hacia el Cibao, no lleve el estómago vacío.

José, en cambio, se pone su machete sujeto al cinto y se dirige al conuco a sembrar, desyerbar o arreglar la empalizada según sea el caso. La mujer o el hijo le llevan la comida y retornan en la tardecita al hogar.

Cristina baña a sus hijos menores, los viste, les da de comer y los lleva al colegio o la escuela pública. Luego se dirige a su trabajo en el sector público, no sin antes encomendar a un familiar que recoja los niños si la salida de éstos no coincide con su horario.

Pedro y María trabajan y estudian. Él arreglando zapatos y ella en un salón. Se proponen ser útiles profesionales para ayudar a sus padres que se esfuerzan en contribuir a que ellos no sean otros más del montón

Juancito, un joven que tiene el barrio al garete, se acuesta bien entrada la noche luego de concluir sus andanzas nada santas en compañía de "amiguitos" de la misma calaña que él. Sus padres saben que lleva dinero a la casa, pese a que no trabaja ni saben como consigue esos fondos. Todo amén, lo importante es que lleva cuartos.

Candela solo aspira a conseguir un hombre que la mantenga a ella y a su hijo, preferiblemente que sea viejo y esté casado para ella estar "libre" la mayor parte del tiempo. Aún no ha podido identificar al padre de su vástago entre el grupo de sus adoradores. La prueba en un segundo examen de paternidad le salió foul. ¡Estudiar yooo!-dice- ¿Para qué?. No, no, noooo. La vida hay que gozarla porque es una sola y muy corta, refiere.

República Dominicana es un pueblo bueno donde abundan las personas (hombres- mujeres) trabajadoras, íntegras y con aspiraciones de superación.

Quienes tienen trabajo se esfuerzan en dar lo mejor de su experiencia, a fin de quedar bien. Otros se dedican a trabajos o negocios independientes que les permiten subsistir.

Solo los menos, como Juancito y Candela, gustan de lo fácil sin importar el costo ni el que dirán. Estos desmeritados de la vida suelen ser los más ruidosos y gustan infundir temor.

El pueblo bueno que es la mayoría, calla, observa y ocasionalmente denuncia las fechorías cuando está hastiado de ciertos abusos. Sin embargo confía y apuesta a un mundo mejor para el que todos debemos contribuir pese a lo que hagan Juancito y Candela, quienes representan las lacras sociales que tarde o temprano irán a parar al zafacón del olvido si no se enderezan.

Apostamos a este pueblo bueno, trabajador, íntegro y con aspiraciones de superación a que como siempre, unido en ese propósito, saldrá airoso a los desafíos del diario vivir.

Otras opiniones de: Cándida Figuereo

La paz dando saltos innecesariosLa solidaridadTodo tiene su tiempoIrresponsabilidadUn amor especialDejar huellas positivasRecobrar la paz No robarás Dejen que trabajeLeyes, ¿para qué?Ayuda urgente para CamiloQuejas y reclamacionesEl aborto por violación debe incluirse en el Código PenalObama no es un show. No, es real en humildadA Obama lo van a echar de menosPouerié Cordero, un batallador del periodismoArriba la autoestimaPara no olvidar al Cardenal López Rodríguez.“A pisar el acelerador”Cuidar a los menoresPara ti, PadreNegatividad versus positividadConfesión de amorSí se puedeLa buena voluntadSanearObama-manía sin límitesLoor a Fefita la Grande Los sobrinosUn traje a la medidaAhora fue a LaikoMás que mil palabrasPulsacionesEsperanzado y “quillao”La buena feEscribir es fácilEl derecho del consumidorSalvajismoEl país que tú quieresEl más codiciado El suplicio de SuppliceEl desastre de Haití visto por la OEA Los ojos de la OEAEjercita el amorAmarás al prójimo como a ti mismoComo chivos sin leyLa inversión en la pazLa envidia corroe¿Soluciones solidarias?El arte de la prudenciaImprudencia en cuatro ruedasSe pasa de la rayaPeriodistas de “lujo”La humanizaciónZape gatoFefita, no rueguesEl olor de la pobreza Si se acalla la vozSi el norte fuera el surEstado, gobierno y gobiernitosEl silencio de los buenosSe pasó de la rayaLa avaricia rompe el sacoEvolución positivaMartínez logra ponchar BBWAARicos pobres, pobres ricosEl reto para el 2015El bono que hace feliz¡Ay Francisco!¡Ingratos!¿Este es tu país?Lamentaciones numéricasLa humildad51 kilómetros para llegar al paraísoAgricultores a ciegasRepública Dominicana es una maravillaPinta de ladrónLa mejor de las batallasLa educación y DavidLa vida es importante, ámalaPresidente, por favor, resuélvaloConfianza en DaniloOtra vez seráMartelly, sigues bailandoLa agenda de RD no es la de HaitíLa RD tiene “10 millones de médicos”La mejor madreNo actuar como "chivo sin ley"Libertad y libertinajeBoom laboral para discapacitadosMerecido galardón a la UASDComo dice ObamaNi más ni menosMás que vencedoresGregorio: Un trabajador excepcionalAtender sus cartones Ausencia de equidadHijos del dinero, hijos del amorEl triunfo ajenoEl respeto se fue de paseoAdolescencia exitosa de SeNaSaDespués de la tempestad viene la calmaSi es por honestidadCatarsis navideñaNarciso: Listo para servirMandela no tiene sustitutoHombres sin límitesNuevos trinitariosCuando un colega se vaDuarte solo necesita que lo imitenPrimero, después y siempre nosotrosPositivo 100%Mi guardia y/o policía favorito¿De quién es este país? Tras la oveja perdidaLa guerra y la pazClub de pesarosos y positivosLa niña de miel Hombres de mucha feEl valor del usuarioNecesito amorHombres diferentes El precio de la honestidadFrancisco y los GoliatEl Célebre FranciscoSolidaridad luctuosaCerca de DiosUn patriota en el hoyoAl maestro con cariñoEl poder abusivoLa solidaridadQue nadie piense por ti El "jumo" de RDSeñor, un franqueadorFirmaba marcando una cruzTras las rejasSe predica con el ejemploDeshumanización en crisisEl miedoDeshumanización en crisisErrores que matanPapá Dios es un tíguereSeguridad para todosAgresión calladaSeñales de humo El oro de Sánchez unió la poblaciónLa última llamada a José Miguel Montero
El tiempo
Prevision del Tiempo en Santo Domingo
Encuesta
Quien sera el candidato del PRM en el 2020?
Hipolito Mejia
Luis Abinader
David Collado
No se

Ver los resultados
Ministerio de Educación banner