Domingo 30 de Abril del 2017
Santo Domingo, República Dominicana
Buscar Noticias


Cándida Figuereo

Tras la oveja perdida

La oveja perdida se ha convertido una práctica recurrente de nuestro diario vivir que se expresa en "envolturas" que motivan reacciones que están pasando del asombro a la naturalidad y en dejar pasar.

Esa oveja que se pierde no es exclusiva del territorio dominicano, no. Es repetitiva en las grandes y pequeñas naciones a nivel mundial. Cada quien en su escenario debe procurar que vuelva al redil.

En el caso nuestro es frecuente que la oveja tome el camino equivocando, para afrenta de la mayoría de buenos dominicanos. ¿Como? Esa oveja es la persona que mata en un santiamén por cualquier quítame esta paja, en vez de dialogar y llegar a un entendimiento.

También la vemos en el que asalta, en el que se introduce en un hogar o negocio para llevar lo que no es suyo, el que roba en cualquier modalidad y en el que vende un producto pasado de fecha a sabiendas de que no sirve.

La oveja perdida se encuentra en los violadores de menores, en quien daña el medio ambiente consciente de su implicación en la vida del ser humano.

Por igual se encuentra la oveja perdida en el "yoismo", o sea, creerse el centro del universo. Yo, yo y solo yo; los demás no importan. En el egoísmo rampante por el éxito ajeno, en el irrespeto a su madre y a su padre.

Cae en esa categoría quien rebaja su dignidad por unos cuantos pesos, consciente de que se engaña porque sabe que no está bien lo que hace, así como reincidir en hechos abominables.

Al margen del caso que de lugar a un desacierto, lo importante es que la oveja rectifique su modo de ser. Que se valore como ser humano transitorio en este mundo y deje huellas positivas para los que le sucederán.

La tarea de quienes no siguen las andanzas de la oveja perdida es ayudarla a dejar el camino equivocado. Recordarle que aunque hay caminos que conducen a la felicidad en diferentes vertientes no es mejor ni más feliz el que más tiene en términos económicos, sino el que sabe vivir para servir sin que le señalen con el dedo acusador.

En ningún caso se le debe llamar oveja negra, no. Imperfectos, como somos todos, tenemos el chance de la reivindicación para una mejor convivencia. Por eso hay que ir tras la oveja perdida para ayudarla aunque sea con un buen consejo.

Ir tras la oveja perdida no es una novedad. La tradición se recoge en Mateo 18-12-14. Desde entonces ha llovido mucho, pero lo importante es lo que tú hagas ahora.

Otras opiniones de: Cándida Figuereo

IrresponsabilidadUn amor especialDejar huellas positivasRecobrar la paz No robarás Dejen que trabajeLeyes, ¿para qué?Ayuda urgente para CamiloQuejas y reclamacionesEl aborto por violación debe incluirse en el Código PenalObama no es un show. No, es real en humildadA Obama lo van a echar de menosPouerié Cordero, un batallador del periodismoArriba la autoestimaPara no olvidar al Cardenal López Rodríguez.“A pisar el acelerador”Cuidar a los menoresPara ti, PadreNegatividad versus positividadConfesión de amorSí se puedeLa buena voluntadSanearObama-manía sin límitesLoor a Fefita la Grande Los sobrinosUn traje a la medidaAhora fue a LaikoMás que mil palabrasPulsacionesEsperanzado y “quillao”La buena feEscribir es fácilEl derecho del consumidorSalvajismoEl país que tú quieresEl más codiciado El suplicio de SuppliceEl desastre de Haití visto por la OEA Los ojos de la OEAEjercita el amorAmarás al prójimo como a ti mismoComo chivos sin leyLa inversión en la pazLa envidia corroe¿Soluciones solidarias?El arte de la prudenciaImprudencia en cuatro ruedasSe pasa de la rayaPeriodistas de “lujo”La humanizaciónZape gatoFefita, no rueguesEl olor de la pobreza Si se acalla la vozSi el norte fuera el surEstado, gobierno y gobiernitosEl silencio de los buenosSe pasó de la rayaLa avaricia rompe el sacoEvolución positivaMartínez logra ponchar BBWAARicos pobres, pobres ricosEl reto para el 2015El bono que hace feliz¡Ay Francisco!¡Ingratos!¿Este es tu país?Lamentaciones numéricasLa humildad51 kilómetros para llegar al paraísoAgricultores a ciegasRepública Dominicana es una maravillaPinta de ladrónLa mejor de las batallasLa educación y DavidLa vida es importante, ámalaPresidente, por favor, resuélvaloConfianza en DaniloOtra vez seráMartelly, sigues bailandoLa agenda de RD no es la de HaitíLa RD tiene “10 millones de médicos”La mejor madreNo actuar como "chivo sin ley"Libertad y libertinajeBoom laboral para discapacitadosMerecido galardón a la UASDComo dice ObamaNi más ni menosMás que vencedoresGregorio: Un trabajador excepcionalAtender sus cartones Ausencia de equidadHijos del dinero, hijos del amorEl triunfo ajenoEl respeto se fue de paseoAdolescencia exitosa de SeNaSaDespués de la tempestad viene la calmaSi es por honestidadCatarsis navideñaNarciso: Listo para servirMandela no tiene sustitutoHombres sin límitesNuevos trinitariosCuando un colega se vaDuarte solo necesita que lo imitenPrimero, después y siempre nosotrosPositivo 100%Mi guardia y/o policía favoritoUn pueblo bueno¿De quién es este país?La guerra y la pazClub de pesarosos y positivosLa niña de miel Hombres de mucha feEl valor del usuarioNecesito amorHombres diferentes El precio de la honestidadFrancisco y los GoliatEl Célebre FranciscoSolidaridad luctuosaCerca de DiosUn patriota en el hoyoAl maestro con cariñoEl poder abusivoLa solidaridadQue nadie piense por ti El "jumo" de RDSeñor, un franqueadorFirmaba marcando una cruzTras las rejasSe predica con el ejemploDeshumanización en crisisEl miedoDeshumanización en crisisErrores que matanPapá Dios es un tíguereSeguridad para todosAgresión calladaSeñales de humo El oro de Sánchez unió la poblaciónLa última llamada a José Miguel Montero
El tiempo
Prevision del Tiempo en Santo Domingo
Encuesta
Quien sera el candidato del PRM en el 2020?
Hipolito Mejia
Luis Abinader
David Collado
No se

Ver los resultados