Viernes 21 de Julio del 2017
Santo Domingo, República Dominicana
Buscar Noticias


Cándida Figuereo

Club de pesarosos y positivos

Los pesarosos forman parte de un "club" con una amplia membresía que en vez de exponerse a la luz prefieren seguir de brazos cruzados en la fosa de la indiferencia. Estar en esa fosa solo da lugar a contribuir a que el día sea más nublado y la noche más oscura.

A la par, pero no "reburujados", están los positivos que confían en que cada día será esplendoroso, repleto de paz y alegría, convencidos además de que no tienen que temer porque siempre saldrán con el pie derecho.

Los primeros, los pesarosos, siempre tropiezan con una piedra. Se quejan si llueve y si el día está soleado. Ponen a cien años luz la posibilidad de conseguir trabajo o de echar adelante cualquier iniciativa debido a que el esfuerzo que hacen para lograrlo es del tamaño de un grano de mostaza.

Las personas positivas tienen su fe mil por mil. Si es religiosa, se aferra a Jesucristo que todo lo puede y están convencidas de que tarde o temprano sus deseos serán realidad. No se quedan de brazos cruzados, no. Luchan para lograrlo.

Los individuos negativos no pasan de la falda de la montaña. Quieren llegar a la cima pero no hacen el mínimo esfuerzo para conseguir ese anhelo. Más bien son cobardes. En vez de afrontar la situación, rehúyen como ratas cuando ven un gato de “cuatro" patas.

Los hombres positivos cuando salen en la mañana y se encuentra con vecinos, allegados, personas de su centro de trabajo o del área a la que se dediquen ofrecen gratuitamente un saludo acompañado de una leve sonrisa.

El saludo es un gesto de cortesía y una manera de desear bienestar. Tiene la particularidad de que se puede decir a cualquiera hora del día y la noche. Es una de las palabras enseñadas por nuestros padres y que remachan los profesores en las escuelas. La leve sonrisa indica que el saludo se ofrece con agrado.

Los pesarosos te ven y "no te “ven”. No te saludan porque "no te ven". Las demás personas les pueden parecer indiferentes si no son de su clan y cuando les saludan, suelen quedarse callados.

Esa actitud de los negativos provoca que los positivos les deseen todas las bendiciones y que sus corazones se abran a los demás, conscientes de que en la viña del señor tiene que haber de todo.


Los positivos piensan que el sol sale para todos, no así los pesarosos. Los primeros no codician las bonanzas de los demás. Los segundos usualmente desean que el que tiene algo se hunda y se lo lleve el mismísimo demonio.

Los negativos esperan que la situación mejore, pero se mantiene de brazos cruzados en lugar de contribuir con esa mejoría. Y si se produce un desorden o una situación de tensión, atizan en lugar de ayudar a que se diluya.

Por ley de la vida todos no podemos ser iguales. Lo deseable es que los positivos y los negativos (hombre-mujer) se abracen como hermanos convencidos de que los cambios están en la forma de pensar, de actuar y de que juntos pueden transformar el mundo poniendo cada quien su grano de arena. En nombre de la armonía, un abrazo a pesarosos y positivos.

Otras opiniones de: Cándida Figuereo

La paz dando saltos innecesariosLa solidaridadTodo tiene su tiempoIrresponsabilidadUn amor especialDejar huellas positivasRecobrar la paz No robarás Dejen que trabajeLeyes, ¿para qué?Ayuda urgente para CamiloQuejas y reclamacionesEl aborto por violación debe incluirse en el Código PenalObama no es un show. No, es real en humildadA Obama lo van a echar de menosPouerié Cordero, un batallador del periodismoArriba la autoestimaPara no olvidar al Cardenal López Rodríguez.“A pisar el acelerador”Cuidar a los menoresPara ti, PadreNegatividad versus positividadConfesión de amorSí se puedeLa buena voluntadSanearObama-manía sin límitesLoor a Fefita la Grande Los sobrinosUn traje a la medidaAhora fue a LaikoMás que mil palabrasPulsacionesEsperanzado y “quillao”La buena feEscribir es fácilEl derecho del consumidorSalvajismoEl país que tú quieresEl más codiciado El suplicio de SuppliceEl desastre de Haití visto por la OEA Los ojos de la OEAEjercita el amorAmarás al prójimo como a ti mismoComo chivos sin leyLa inversión en la pazLa envidia corroe¿Soluciones solidarias?El arte de la prudenciaImprudencia en cuatro ruedasSe pasa de la rayaPeriodistas de “lujo”La humanizaciónZape gatoFefita, no rueguesEl olor de la pobreza Si se acalla la vozSi el norte fuera el surEstado, gobierno y gobiernitosEl silencio de los buenosSe pasó de la rayaLa avaricia rompe el sacoEvolución positivaMartínez logra ponchar BBWAARicos pobres, pobres ricosEl reto para el 2015El bono que hace feliz¡Ay Francisco!¡Ingratos!¿Este es tu país?Lamentaciones numéricasLa humildad51 kilómetros para llegar al paraísoAgricultores a ciegasRepública Dominicana es una maravillaPinta de ladrónLa mejor de las batallasLa educación y DavidLa vida es importante, ámalaPresidente, por favor, resuélvaloConfianza en DaniloOtra vez seráMartelly, sigues bailandoLa agenda de RD no es la de HaitíLa RD tiene “10 millones de médicos”La mejor madreNo actuar como "chivo sin ley"Libertad y libertinajeBoom laboral para discapacitadosMerecido galardón a la UASDComo dice ObamaNi más ni menosMás que vencedoresGregorio: Un trabajador excepcionalAtender sus cartones Ausencia de equidadHijos del dinero, hijos del amorEl triunfo ajenoEl respeto se fue de paseoAdolescencia exitosa de SeNaSaDespués de la tempestad viene la calmaSi es por honestidadCatarsis navideñaNarciso: Listo para servirMandela no tiene sustitutoHombres sin límitesNuevos trinitariosCuando un colega se vaDuarte solo necesita que lo imitenPrimero, después y siempre nosotrosPositivo 100%Mi guardia y/o policía favoritoUn pueblo bueno¿De quién es este país? Tras la oveja perdidaLa guerra y la pazLa niña de miel Hombres de mucha feEl valor del usuarioNecesito amorHombres diferentes El precio de la honestidadFrancisco y los GoliatEl Célebre FranciscoSolidaridad luctuosaCerca de DiosUn patriota en el hoyoAl maestro con cariñoEl poder abusivoLa solidaridadQue nadie piense por ti El "jumo" de RDSeñor, un franqueadorFirmaba marcando una cruzTras las rejasSe predica con el ejemploDeshumanización en crisisEl miedoDeshumanización en crisisErrores que matanPapá Dios es un tíguereSeguridad para todosAgresión calladaSeñales de humo El oro de Sánchez unió la poblaciónLa última llamada a José Miguel Montero
El tiempo
Prevision del Tiempo en Santo Domingo
Encuesta
Quien sera el candidato del PRM en el 2020?
Hipolito Mejia
Luis Abinader
David Collado
No se

Ver los resultados
Ministerio de Educación banner