Sábado 27 de Mayo del 2017
Santo Domingo, República Dominicana
Buscar Noticias


Cándida Figuereo

Hombres diferentes

Periodista Cándida Figuereo
Por ser diferentes no dejan de ser humanos con todo lo que implica esa envoltura en cada criatura nacida para un propósito de bien, aunque se tuerzan en el camino. Pregúntele a cada madre cuál es el mejor hijo y todas dirán en coro: ¡EL MÍO!

Cada hombre (varón-hembra) resume en su esencia la enseñanza, cuido y amor brindados por sus padres, fruto de una titánica tarea que se inicia cuando nacen los chiquillos y concluye cuando los progenitores se ausentan de este mundo cuando llega su día.

Razones diversas-marginales a las enseñanzas de los padres- pueden dar lugar a cambios en los hijos que no escapan al conocimiento de papá y mamá. Otras veces es tan oculto que los “viejos” no se enteran pese a que la voz pópuli los sella con los apelativos de cundango, gay, homosexual, mariquita…

Una metamorfosis de esa naturaleza crea dificultades en países donde enseñaron que el varón se une a la hembra, no una fusión de igual a igual. ¿Qué hacer? Los principios marcarán la diferencia, pese a que las liberalidades de estos tiempos autorizan al casamiento entre iguales en Holanda, Bélgica, España, Canadá, Sudáfrica, Noruega, Suecia, Portugal, Islandia,-Argentina, Dinamarca (los luteranos), Uruguay, Nueva Zelanda, En capital estadounidense y a sus territorios Massachusetts, Connecticut, Iowa, Vermont, New Hampshire, Nueva York, Maryland y Maine, pero prohibido en más de 30 de sus demarcaciones.

Levítico 18:22 dice al respecto de esta conducta lo siguiente: "No te echarás con varón como con mujer; es abominación".

Toca a los padres-los primeros maestros-seguir trazando el camino con más fe. Estas uniones son tan antiguas como la vida misma, salvo que ahora se formalizan de manera legal.

Lo anterior no reniega la cualidad y calidad de una persona porque sea diferente, y menos pretender tratarla como a un parásito y mancillarla. Como seres humanos a diario cometemos errores y no tememos calidad para juzgar, pero podemos arrepentirnos y ser mejores.

Guardo un grato recuerdo de un colega periodista con el que tuve el privilegio de trabajar en uno de los periódicos donde pasé casi la mitad de mi vida. Se decía que él era gay, pese a que no hacía exhibicionismo ni alarde de esas maneras.

Nunca le presté importancia a esos decires sobre su persona. Lo que recuerdo de él es que era un excelente escritor y un gran hijo. Esto último me quedó colgado en el corazón pese a que han pasado muchos años de su fallecimiento.

Y no lo he olvidado nunca porque fue una acción vivencial: Una mañana ese compañero de faena se presentó a la redacción con su anciana madre y la llevó a saludar a los periodistas uno por uno. !!Cómo quería a su vieja!! Había que ver eso. Estaba orgulloso, súper orgulloso de ella. Por eso nunca lo he olvidado.

Nadie es tan grande para temerle ni tan pequeño para ignorarle. Las heridas son más fáciles de curar con amor que con a patadas. Un país depende de cada uno de sus ciudadanos y cada quien es responsable de que tengamos hombres diferentes, dignos.

Otras opiniones de: Cándida Figuereo

La solidaridadTodo tiene su tiempoIrresponsabilidadUn amor especialDejar huellas positivasRecobrar la paz No robarás Dejen que trabajeLeyes, ¿para qué?Ayuda urgente para CamiloQuejas y reclamacionesEl aborto por violación debe incluirse en el Código PenalObama no es un show. No, es real en humildadA Obama lo van a echar de menosPouerié Cordero, un batallador del periodismoArriba la autoestimaPara no olvidar al Cardenal López Rodríguez.“A pisar el acelerador”Cuidar a los menoresPara ti, PadreNegatividad versus positividadConfesión de amorSí se puedeLa buena voluntadSanearObama-manía sin límitesLoor a Fefita la Grande Los sobrinosUn traje a la medidaAhora fue a LaikoMás que mil palabrasPulsacionesEsperanzado y “quillao”La buena feEscribir es fácilEl derecho del consumidorSalvajismoEl país que tú quieresEl más codiciado El suplicio de SuppliceEl desastre de Haití visto por la OEA Los ojos de la OEAEjercita el amorAmarás al prójimo como a ti mismoComo chivos sin leyLa inversión en la pazLa envidia corroe¿Soluciones solidarias?El arte de la prudenciaImprudencia en cuatro ruedasSe pasa de la rayaPeriodistas de “lujo”La humanizaciónZape gatoFefita, no rueguesEl olor de la pobreza Si se acalla la vozSi el norte fuera el surEstado, gobierno y gobiernitosEl silencio de los buenosSe pasó de la rayaLa avaricia rompe el sacoEvolución positivaMartínez logra ponchar BBWAARicos pobres, pobres ricosEl reto para el 2015El bono que hace feliz¡Ay Francisco!¡Ingratos!¿Este es tu país?Lamentaciones numéricasLa humildad51 kilómetros para llegar al paraísoAgricultores a ciegasRepública Dominicana es una maravillaPinta de ladrónLa mejor de las batallasLa educación y DavidLa vida es importante, ámalaPresidente, por favor, resuélvaloConfianza en DaniloOtra vez seráMartelly, sigues bailandoLa agenda de RD no es la de HaitíLa RD tiene “10 millones de médicos”La mejor madreNo actuar como "chivo sin ley"Libertad y libertinajeBoom laboral para discapacitadosMerecido galardón a la UASDComo dice ObamaNi más ni menosMás que vencedoresGregorio: Un trabajador excepcionalAtender sus cartones Ausencia de equidadHijos del dinero, hijos del amorEl triunfo ajenoEl respeto se fue de paseoAdolescencia exitosa de SeNaSaDespués de la tempestad viene la calmaSi es por honestidadCatarsis navideñaNarciso: Listo para servirMandela no tiene sustitutoHombres sin límitesNuevos trinitariosCuando un colega se vaDuarte solo necesita que lo imitenPrimero, después y siempre nosotrosPositivo 100%Mi guardia y/o policía favoritoUn pueblo bueno¿De quién es este país? Tras la oveja perdidaLa guerra y la pazClub de pesarosos y positivosLa niña de miel Hombres de mucha feEl valor del usuarioNecesito amorEl precio de la honestidadFrancisco y los GoliatEl Célebre FranciscoSolidaridad luctuosaCerca de DiosUn patriota en el hoyoAl maestro con cariñoEl poder abusivoLa solidaridadQue nadie piense por ti El "jumo" de RDSeñor, un franqueadorFirmaba marcando una cruzTras las rejasSe predica con el ejemploDeshumanización en crisisEl miedoDeshumanización en crisisErrores que matanPapá Dios es un tíguereSeguridad para todosAgresión calladaSeñales de humo El oro de Sánchez unió la poblaciónLa última llamada a José Miguel Montero
El tiempo
Prevision del Tiempo en Santo Domingo
Encuesta
Quien sera el candidato del PRM en el 2020?
Hipolito Mejia
Luis Abinader
David Collado
No se

Ver los resultados