Miercoles 24 de Mayo del 2017
Santo Domingo, República Dominicana
Buscar Noticias


Cándida Figuereo

Al maestro con cariño

Sin pretender usurpar el título de la película con el mismo nombre protagonizada por uno de mis actores favoritos, el octogenario Sidney Poitier, la realidad salarial del maestro dominicano dista de ser comprensiva.

No es comprensiva porque se trata de la persona que lleva al niño paso a paso por el camino del conocimiento, noción que marca la diferencia entre un sujeto intuitivo y uno racional.

Se trata de 55 mil docentes del sector público, cifra que algunos subrayan en 61,214, básicamente mujeres que solo en 18 provincias son el 75% respecto a los varones. En este caso usualmente juegan la triple función de educadora madre y padre en jornadas laborales que se extienden de la escuela al hogar.

La penuria económica que acompaña al maestro es una viva expresión de la condición en que vive, viste y calza. Esa escasez material no evita que cada día llegue positivo al aula a trasmitir su saber.

Las brisas de estos tiempos-que privilegia la educación con un 4%- soplan a su favor. El profesor sale cada día hacia la escuela con el aire del héroe oculto en la humildad para dar a cada alumno lo que no pocos llaman el pan de la enseñanza.

Es justamente esa enseñanza, complementada con la que debe ofrecer el padre y la madre en el hogar, la que moldea el tipo de ciudadano para un país con futuro. Así forja al joven que ve más allá de las narices, que es reflexivo y enorgullece su patria.

Ese maestro ha tenido en el aula hasta 60 alumnos. Usualmente se lleva las tareas de éstos para corregirlas en su hogar y además prepara las clases a impartir el día siguiente.

El alumno citadino- gracias al Internet- tiene más facilidad de VER por ejemplo lo que es una mata de café, cacao, plátano..o un sapo. El maestro aún se las ingenia para llevar material práctico donde ese sistema todavía está en veremos.

Además de su oficio, el profesor observa como están sus muchachos en las tareas y envía notas a los padres cuando observa una flaqueza. No en vano se dice que es el segundo padre.

En fin, la labor del docente desborda el aula y esa parte no se remunera. Igual situación alude un estudio del Departamento de Desarrollo Humano del Banco Mundial en 12 países latinoamericanos al indicar que "en 9 de las 12 muestras, los maestros sí ganan significativamente menos que otros participantes del mercado laboral con características similares."

En nuestro medio, el caso de las maestras es más grave cuando tienen hijos sin un padres que responda a su deber y también carecen de techo propio. El maestro debe ser uno de los profesionales mejor pagados y disfrutar de un programa estatal de actualización permanente para afinar su calidad.

Todo el que pasa por las manos de un buen docente siempre le recuerda con gratitud, porque recibir sus enseñanzas y que el educador tenga que soportar todas las mojigatas de los alumnos no tiene precio, lo que hace que se vea siempre al maestro con cariño.

Otras opiniones de: Cándida Figuereo

La solidaridadTodo tiene su tiempoIrresponsabilidadUn amor especialDejar huellas positivasRecobrar la paz No robarás Dejen que trabajeLeyes, ¿para qué?Ayuda urgente para CamiloQuejas y reclamacionesEl aborto por violación debe incluirse en el Código PenalObama no es un show. No, es real en humildadA Obama lo van a echar de menosPouerié Cordero, un batallador del periodismoArriba la autoestimaPara no olvidar al Cardenal López Rodríguez.“A pisar el acelerador”Cuidar a los menoresPara ti, PadreNegatividad versus positividadConfesión de amorSí se puedeLa buena voluntadSanearObama-manía sin límitesLoor a Fefita la Grande Los sobrinosUn traje a la medidaAhora fue a LaikoMás que mil palabrasPulsacionesEsperanzado y “quillao”La buena feEscribir es fácilEl derecho del consumidorSalvajismoEl país que tú quieresEl más codiciado El suplicio de SuppliceEl desastre de Haití visto por la OEA Los ojos de la OEAEjercita el amorAmarás al prójimo como a ti mismoComo chivos sin leyLa inversión en la pazLa envidia corroe¿Soluciones solidarias?El arte de la prudenciaImprudencia en cuatro ruedasSe pasa de la rayaPeriodistas de “lujo”La humanizaciónZape gatoFefita, no rueguesEl olor de la pobreza Si se acalla la vozSi el norte fuera el surEstado, gobierno y gobiernitosEl silencio de los buenosSe pasó de la rayaLa avaricia rompe el sacoEvolución positivaMartínez logra ponchar BBWAARicos pobres, pobres ricosEl reto para el 2015El bono que hace feliz¡Ay Francisco!¡Ingratos!¿Este es tu país?Lamentaciones numéricasLa humildad51 kilómetros para llegar al paraísoAgricultores a ciegasRepública Dominicana es una maravillaPinta de ladrónLa mejor de las batallasLa educación y DavidLa vida es importante, ámalaPresidente, por favor, resuélvaloConfianza en DaniloOtra vez seráMartelly, sigues bailandoLa agenda de RD no es la de HaitíLa RD tiene “10 millones de médicos”La mejor madreNo actuar como "chivo sin ley"Libertad y libertinajeBoom laboral para discapacitadosMerecido galardón a la UASDComo dice ObamaNi más ni menosMás que vencedoresGregorio: Un trabajador excepcionalAtender sus cartones Ausencia de equidadHijos del dinero, hijos del amorEl triunfo ajenoEl respeto se fue de paseoAdolescencia exitosa de SeNaSaDespués de la tempestad viene la calmaSi es por honestidadCatarsis navideñaNarciso: Listo para servirMandela no tiene sustitutoHombres sin límitesNuevos trinitariosCuando un colega se vaDuarte solo necesita que lo imitenPrimero, después y siempre nosotrosPositivo 100%Mi guardia y/o policía favoritoUn pueblo bueno¿De quién es este país? Tras la oveja perdidaLa guerra y la pazClub de pesarosos y positivosLa niña de miel Hombres de mucha feEl valor del usuarioNecesito amorHombres diferentes El precio de la honestidadFrancisco y los GoliatEl Célebre FranciscoSolidaridad luctuosaCerca de DiosUn patriota en el hoyoEl poder abusivoLa solidaridadQue nadie piense por ti El "jumo" de RDSeñor, un franqueadorFirmaba marcando una cruzTras las rejasSe predica con el ejemploDeshumanización en crisisEl miedoDeshumanización en crisisErrores que matanPapá Dios es un tíguereSeguridad para todosAgresión calladaSeñales de humo El oro de Sánchez unió la poblaciónLa última llamada a José Miguel Montero
El tiempo
Prevision del Tiempo en Santo Domingo
Encuesta
Quien sera el candidato del PRM en el 2020?
Hipolito Mejia
Luis Abinader
David Collado
No se

Ver los resultados