Jueves 25 de Mayo del 2017
Santo Domingo, República Dominicana
Buscar Noticias


Carlos Martínez Márquez

Un genio en la botella

Sus treinta y cinco años de existencia parecería que fuesen tan exiguos, con una trayectoria esplendorosa, que lo llevaría a tocar con sus manos, el infinito de las teclas de un piano y las cuerdas de un violin. Dió tiempo para todo en cuanto hizo; ’’su réquiem’’, convertido en mito, cuyo presagio le advertiría una partida a destiempo, en donde la especulación daba una categoría o apariencia de misterio.

Vió sus finanzas menguadas, tras su despido en la corte de Salzburgo, pero por cosas del destino lo lleva a instalarse a Viena, quedando atrapado en medio de la fama para el resto de su vida.Fué todo un pródigo voraz, cuyas composiciones e interpretaciones, eran del aprecio de la aristocracia y realeza europea: A sus cinco años tuvo el- ‘’Don’’ virtuoso de dominar composiciones de obras musicales, proliferando de manera vertiginosa su ingenio, y, a los diez y siete años había sido contratado por la corte de Salzburgo, lugar donde lo ve nacer.

De muy chico devoraba con improvisaciones, frases musicales, en la que, las lecturas a primera vista, eran asimiladas por la gran memoria prodigiosa que poseía.Su niñez pasó desapercibida, por su comportamiento de gran madurez; sus diestras manos le bastaban para vencer con grado de dificultad, el Clavicordio, el Clavecín y Violín.

Fué un gran aventajado por la influencia de Bach en sus composiciones de gran dominio, sus dotes, le mereció despertar simpatía por la madre del emperador, madame María Teresa.

En Milán encontró la fuente de inspiración para la opera Mitridate, re di ponto en el 1770; Motete Exultate, jubilate- fué- una de las primeras obras famosas que escribió, siendo en la actualidad la más interpretada: Concierto para piano y orquesta no.9 en mi bemol mayor, fué el punto de inflexión de su obra, ponderada por sus críticos en el 1777. Viena, la ciudad que vio partir a aquel hombre notable, de figura pálida y delgada, cuya cabellera de cabellos claros lo hacían lucir vanidoso, fué quien acogió a unos de los mas grandes genios de la historia musical, por sus improvisaciones y recitales.

Joseph Haydn citaba, que’’ la posteridad no vería tal talento otra vez en cientos de años, haciendo referencia al egregio, Wolfgang Amadeus Mozart.



Otras opiniones de: Carlos Martínez Márquez

La música por dentroSociedad libre de patógenos Aire de esperanza para un mundo mejorAire de esperanza para un mundo mejorDespués de la tempestad llega la calma o viceversaRadiografía en perspectiva y retrospectivaUna prosa a lo imposibleBesos bursátilesLos amigos vienen y van, pero la familia siempre estará ahíLa verdad y la mentira: (El dolor, como común denominador)Entrega especialEl uso del lenguaje y la palabra escritaHay amores que matan y otros que son inocuosIdilio del silencioAmaneceres de grandes oportunidadesLa patria que no merecemosMamíferos insaciablesDías oscuros y tardes de perrosLa violencia… un ‘’trending’’ de ribetes apocalípticosLa piel de los encantos y el recorrer de los añosLa libertad de elegir entre la pobreza o la miseriaNueva york, la ciudad de la bolsa de valoresMetamorfosis Memorias y referenciasPatrimonio que dan vidas y placeresAmores de efectos secundarios.Amores de efectos secundariosLa Democracia… orgullo de una minoríaTiempos de apocalipsisPaternalismo, Ignorancia y exclusión social:Remedio para el alma y la pielTraseros imantadosUn poema de todos modos…El silencio de un eruditoCalumnia, odio y maledicencia: venenos que acaban con las almasCortesanas y Chapeadoras en estos tiemposOlores proletarios siempre en bogaTodo acaba cuando terminaLa alianza entre la soledad y el silencioEl costo político de la política de un políticoPatologías del almaRespeto y disciplinaPatologías del almaEntregarse en cuerpo y alma…y luego qué?Tributo al intelecto e inteligenciaRecuerdos que reivindican los buenos tiempos (Segunda parte)Recuerdos que reivindican los buenos tiemposLa Educación: Único medio para erradicar la marginalidadHigiene, educación y disciplinaÁngeles en blanco y negroFilosofía del sentimientoIntelectuales DiacrónicosSicarios ProletariosBomba de Tiempo Involución ciudadanaReguladores del transito a la inversaLos tiempos jamás serían igualesOda al mensajero de la muerteHalitosis que nos roban el alientoLa humildad de agradecerEl alto precio del sueño americano Ángeles de la muertePaquidermos sobre asfaltoDesarrollo social de la inteligencia Sencillamente, un hombre proletarioMonumentos sintéticosEl Croma de la ignorancia Estrógenos versus testosteronasLo cuántico y lo físico Oda al desconsueloCamino al patíbulo:Priorato del delito Daltónicos en un día de veranoVersatilidad de la filosofía existencialEscudo de acero Estoicismo de un giganteTrastorno de la obedienciaLa humildad de un gobernanteCrimen y violenciaSarcasmo e ironía al desnudoLa inmortalidad Ensayo filosóficoEncuentro cercano de tercer tipoArtesanía y desarrolloIn Vitro El artificio de escribirVoyeurista en el tejado Odio y dolorMás mediático que de inmediato Sicarios existencialesEl semental y lo eruditoVientos del trópicoPensamiento de tercer mundo: El disfraz antidemocrático del conflicto paraguayoSinergismoUna tormenta en el desierto La hipocresia y su lado oscuro Crimen y delitoConspiración y tramaEducación y tecnologíaSimulación, engaño y mentiraLa herencia de la Cosa NostraEl bien y el malLas amistades vs costo socialObjeción de concienciaAnalogía entre dos estrellasEl costo social del conocimientoDiacronía en América Latina La economía Del conocimiento Economía en estado cuántico Periplos y desarrollo El príncipe de todos los tiemposMedios iracundosMarginalidad en pleno desarrolloResistencia“La postmodernidad”-Anuncio clasificado: El reino del espacioFilosofía de vidaLa guerra de la tercera olaLátex como el corazón del cauchoCultura para adoquinar el intelecto Percepciones“El oro negro que mueve al mundo”Misiva a nuestra querida AméricaEnsayo: Anatomía del cerebroCongelado en el pasadoImperio de las multinacionales
El tiempo
Prevision del Tiempo en Santo Domingo
Encuesta
Quien sera el candidato del PRM en el 2020?
Hipolito Mejia
Luis Abinader
David Collado
No se

Ver los resultados