Domingo 23 de Julio del 2017
Santo Domingo, República Dominicana
Buscar Noticias


Luis R. Decamps R.

¿A quien le creo? Encuestas, realidades, opiniones populares y otras vainas raras en el escenario electoral dominicano

SE PASA LA TENAZA

Notas y reflexiones a vuela pluma de un necio empedernido

LA FIABILIDAD DE LA GALLUP-HOY NO LA HACE INFALIBLE

La encuesta Gallup-Hoy tiene en el país una bien ganada reputación, pues sus pronósticos, tras producirse los eventos comiciales a los que se han referido, casi siempre han llegado a las vecindades de la realidad… Por eso, y hasta prueba en contrario, los suyos, entre todos los estudios de preferencias políticas que se realizan en el país, son los que se han considerado más fiables o, para decirlo con toda exactitud, menos sospechosos de parcialidad disfrazada… Que conste, empero: eso hace en principio a la Gallup-Hoy confiable, pero no necesariamente infalible.

FALLOS HISTÓRICOS DE LA GALLUP-HOY

La verdad es que los pronósticos de la Gallup-Hoy nunca han tenido exactitud matemática (lo que, desde luego, no es anormal en asuntos que tengan que ver con las manifestaciones humanas)… Por el contrario, históricamente han tendido a subestimar la fuerza real del PRD y a sobrestimar las del PLD, si bien de manera no muy voluminosa (aunque siempre por encima del margen técnicamente razonable de error)… Esto se puede comprobar si se revisan los estudios finales de preferencias de la Gallup-Hoy para las últimas cuatro elecciones presidenciales dominicanas y se contrastan con los resultados reales… Invariablemente, los pronósticos sobre la votación del PRD envolvieron valores menores de los efectivamente obtenidos por éste (1996: 2.90%; 2000: 4.87%; 2004: 8%; y 2008:5.48%) con un promedio de subestimación de 5.31%… Asimismo, los mismos estudios indeclinablemente atribuyeron al PLD porcentajes mayores que los que finalmente éste obtuvo: en promedio un 3.1 %.

VAINAS RARAS AL GRANEL

Establecidos los criterios que preceden, se puede pasar a decir que los números de la última encuesta Gallup-Hoy resultan increíbles para mucha gente porque chocan con realidades que todos vimos actualmente… La más evidente: por primera vez (esto nunca había ocurrido en una campaña electoral) los números que arroja el estudio son contradictorios con los muestreos informales y las encuestas directas o “in voce” (en empresas, por radio, por televisión o por Internet), que dan a Hipólito Mejìa ganador “mucho a poco”… Otra: al tiempo que la encuesta confirma que los asuntos que más preocupan a los dominicanos son el desempleo, el costo de la vida, la inseguridad ciudadana y la educación (temas cuya prevalencia en cualquier sociedad hace añicos la popularidad del partido de gobierno), insólitamente reseña que el presidente Fernández, el PLD y su candidato presidencial están bastante bien parados ante el “juicio” popular… Una más: la encuesta presenta un cuadro de distribución de preferencias electorales por región (verbigracia: el Sur se convierte en peledeìsta, el Distrito Nacional en perredeísta, el Norte “recula” por las visitas de la Primera Dama a Santiago, y Amable Aristy pierde su liderazgo en el Este) que, de ser cierto, indica que tanto el PLD como el PRD se han erosionado en sus bastiones fundamentales y, del otro lado, que los dominicanos han cambiado de la noche a la mañana sus simpatías políticas tradicionales.

SINRAZONES, CURIOSIDADES Y PARADOJAS

Naturalmente, los “hallazgos” más asombrosos de la encuesta Gallup-Hoy son los que se refieren al comportamiento político coyuntural de la población dominicana frente al accionar de los partidos y los candidatos… Primero: sorpresivamente indican un declive de las simpatías de Hipólito Mejìa luego de que éste recuperara la ofensiva política (que había perdido en octubre del año pasado tras la designación de Margarita Cedeño como compañera de boleta de Danilo) y lograra el apoyo de Hubieres, Hatuey, Amable, Sued, Rodríguez Pimentel, Osiris de León, Tìtole Taveras y muchos otros ciudadanos a los que se les reputa algún liderazgo en el país. Es decir, la ofensiva y estos apoyos, a la luz de la citada encuesta, no sólo no significaron suma para Hipólito sino que aparentemente les restaron… Segundo: curiosamente pautan un crecimiento sostenido de la candidatura de Danilo en momentos en que éste, el PLD y el gobierno están a la defensiva ante el fuego graneado de diversos sectores que les imputan corrupción, caradurismo e incapacidad para solucionar los grandes problemas nacionales. Esto es: las simpatías de Danilo crecen cuando su partido y su gobierno están a la defensiva y en medio de ataques y presentaciones de pruebas sobre sus prácticas antipopulares y antinacionales.… Tercero: el 63.2% de la población entiende que el gobierno está usando los recursos del Estado para apoyar a Danilo Medina, el 57% cree que el país “va por mal camino” y el 52% sostiene que su situación económica personal es mala, pero al mismo tiempo el grueso aprueba la gestión del gobierno y el 50.6% apoya su candidato. O sea: Chacumbele, el Pájaro Loco y Polichinela en acción y en el mismo escenario… ¿Conclusión? Si todo esto es cierto entonces estamos en presencia de una sociedad mayoritariamente compuesta por masoquistas, díscolos y tontos (por no decir peleles, “locos viejos” y sinvergüenzas).

SECUELAS INEVITABLES Y COMENSALES ININVITABLES

Todo eso, valga la insistencia, ha dejado boquiabiertos, incrédulos y patidifusos a muchos observadores y analistas, pues parecería como si la opinión clara y pública que el dominicano emite mientras se encuentra en la calle quedara desmentida por la que ofrece calladamente cuando está en su casa y frente a un encuestador con lápiz y papel en la mano… Obviamente, al margen de la muy dominicana tendencia a evadir trampas y “caer en gancho”, la lógica más elemental sugiere que debió ocurrir exactamente lo contrario… Más aún: gente que creía a pie juntillas en los estudios de opinión de la Gallup-Hoy actualmente duda, y mil historias sobre una alegada “intervención” del gobierno en la recolección de las muestras corren de boca en boca… La razón es simple: nadie con un mínimo de decencia y de conciencia preferiría a Danilo frente a Hipólito (no por el candidato presidencial del PLD sino por los descarados que lo acompañan y aupan) en esta hora crítica de la historia dominicana… Por eso, sólo por eso y nada más, una ominosa interrogante ha quedado en el aire: ¿no será, simplemente, que hay demasiado gente en el país con dinero en el bolsillo proveniente del erario sin hacer bulla? Como la mano larga del gobierno (con pezuñas y todo) se siente por todos los lados en estos momentos, la sospecha ha asomado su cabeza de Medusa… ¿Poderoso caballero? ¿Táctica del rábano? ¿Engañifa tipo Goebbels?... La verdad es que quienes viven la abracadabrante realidad cotidiana de la República Dominicana tienen serias dificultades para digerir muchos aspectos de la encuesta Gallup-Hoy, y mucho más cuando reparan en que entre la gente de carne y hueso de este país (la que habla y vota, no la que es encuestada en secreto) sigue escuchándose el grito de guerra electoral más penetrante y exitoso de los últimos tiempos: “¡Llegó papá! ¡Llegó papá!”

UNA ANÈCDOTA DE DON ANTONIO CÀNOVAS DEL CASTILLO

En cierta ocasión, el brillante político e historiador Antonio Cánovas del Castillo, siendo presidente del Consejo de Ministros de la España de la Restauración, recibió en su despacho a varias mujeres que fueron en comisión a solicitarle un favor, y la vocera de éstas introdujo la conversación disculpándose por el motivo de su visita:
“¡Ay, don Antonio -le dijo sentidamente la señora-, debe usted de estar harto de nosotras, porque no dejamos de pedirle cosas”. La respuesta del famoso estadista conservador fue relampagueante y, como de costumbre, matizada de primorosa ironía: “No se preocupe, señora, pues a mí las mujeres no me molestan por lo que me piden sino por lo que me niegan.”

LA FRASE DE HOY PARA “DARLE CACO” (SÒLO PARA PENDEJOS)

“La tiranía totalitaria no se edifica sobre las virtudes de los totalitarios sino sobre las faltas de los demócratas”. Albert Camus

Hasta la próxima entrega…

lrdecampsr@hotmail.com

Otras opiniones de: Luis R. Decamps R.

Mis hijos y el "principio de la infracción solidaria"Percepción, política práctica e intelectualidad Joao, la bella Monica y otras "monerías" del gobiernoHumanismo, pos modernidad y valores Leonel: !Arrinconado por el gobierno!El gobierno versus Leonel: El blanco real de Felucho Odebrecht y la lucha interna en el PLD y el PRMEl raro "antiimperialismo" del doctor Ray GuevaraDanilo y el PRD: ¿Un noviazgo sin amor?Sabores y picores en el PLD de hoyAntonostalgia del PEMELa reeleccion resbala y la oposicion en babiaLa reivindicacion historica del balaguerismo Google se parece a Dios, pero no lo es...El ostracismo de Leonel: ¿Culpa o ingratitud?La robótica ultranacionalista Hipocresia y cinismo en el panorama politicoLuis Abinader ante la historia El asesinato de Indhira Ghandi Lo que nos queda: El balaguerismo Abril 1965: El capitan que tomo por asalto la gloria La rebelión del leonelismo Luis Abinader en la cresta de la ola La “tozudez” de Leonel: ¿panico en el PLD?La reeleccion: ¿Un “maco” made in PLD?La agenda “patriotica” del conservadurismo El asesinato de Mahatma Gandhi en 1948El asesinato de Gaitan y el “Bogotazo” de 1948Baches y cachivaches de la reeleccion El asesinato de Olof Palme en 1986Las tribulaciones actuales del peledeismo historico Quirino al habla y Leonel en su ordalia “Pendejadas” de la vieja educacion domestica Brincos y mimicas con la reeleccion Leonel y el legado historico de BalaguerEl PLD y la crisis del pensamiento critico Hipolito Mejia ante la historiaEl asesinato de Isaac Rabin en 1995 Vainas y sables en el PLDEl asesinato del Che Guevara en 1967Leonel: El “zóon politikón” El asesinato de Anwar El-Sadat en 1981La reeleccion: Rosas y espinas en el PLDLeonel: ¿Camino a su primera derrota?Martin Luther King: humanista integral Malcolm X: De ratero a redentor social Kennedy: El hombre y el destino El PLD, LOma Miranda y Groucho MarxAdalai Stevenson: Un demócrata olvidado Matices históricos de la política en USATransfugas y "corchos" en la era del PLDEl legado gris de la "era" del PLDEl PRD, Majluta y la "Ley de Lemas"Trujillo: la lección ignorada La Constitución, el referendo y la reelección Danilo, Leonel y al reelección Caamaño y la prepotencia del embajador Era Trujillo realmente patriota o nacionalista?La "no reelección": ¿Una engañifa institucional?Graznidos del trujillismo historico El "vicio" del poder y la tentación totalitaria La socialdemocracia sigue siendo el camino Sobre "desfases" y “cambios de paradigmas"No es comunismo sino cristianismo La hipocresía como ideología Patriotismo, nacionalismo y antihaitianismo Ni Marx ni Cristo: ¿El signo de la época?Un articulo de Balaguer Recordando la “Izquierda Democrática” La política: ¿Pasión o profesión? La "política del gran garrote" de los EEUU El atentado de 1981 contra Juan Pablo IIEl decrepito circo del ultranacionalismo Elogio de la hipocresía Danilo versus Leonel: ¿Cambio de mando en el PLD?Verdades y mentiras en el PRD de hoy El conservadurismo dominicano; en la cresta de la olaEl disparate de la "fusión" con Haití Luis Abinader: Perfiles de un liderazgo en ascensoLa prensa digital: perfiles de una revolución mediática Liberalismo y conservadurismo en la historia dominicanaLa tirria del conservadurismo contra las ONGsSu majestad, el peledeismoSi a la regularización, no al ultranacionalismo Hipocresia y cinismo en el ultranacionalismo criolloLauros y perversiones de la democraciaEl dia que Hitler escapo de la muerte El "voto preferencial": Mitos y realidades El dia que ¨mataron¨ a Lenin Secreto a voces: el PRD necesita un nuevo liderazgoEl gobierno de Danilo, la encuesta Gallup y el pobre PRDLa "doctrina Monroe" y la "Seguridad Nacional" de Estados UnidosLa miseria ideológica de los partidos De Leonel a Danilo: Breve historia de la cosmética política PRD: El derrotero suicida de la división Se cavan las trincheras en el PRD: ¿La “tesis Betancourt" o la táctica penagomista de “ir como quiera”?El gobierno "light", la culebra que no se muerde la cola y la impronta de Barrabás en el PRDBolívar, García Márquez y la subversión de la historia Derecha e izquierda en la política del siglo XXIDe Maquiavelo a Rousseau: realismo e idealismo en politicaCorea del Norte: Ritos de una extraña monarquía "comunista" Leonel, el PLD, la Barrick Gold y el perogrulloDanilo y Leonel: el desafio silenteLos “pendejos” de la guerra restauradoraEl PRD, el liberalismo histórico y la riña de los egos Liberalismo y socialismo: Otras viejas vainas de los "pendejos"“Pendejos” Y “Realistas” en la primera república La feria de la política: pinceladas históricas para pendejosLa vieja vaina del "bien común": anatomía del político pendejoDe Marx a Bosch: la "envidia" de los "pendejos" socialistasConfucio: Un "pendejo" de antes de CristoJesucristo: Pionero de la ideologia de los "pendejos"Los Trinitarios: Nuestros primeros "pendejos" y "envidiosos"Los gobiernos del PLD: Poder, "Progreso" e Impunidad¿Se necesita o no una ley orgánica para aprobar la reforma tributaria de Danilo? Las fotos de Fidel: El contramensaje de la imagen El Feliz Bautista, los zafarranchos en el PLD y el "regalito" de Leonel a Danilo¿ Presión tributaria? Enemas y vomitivos para todosEl “eterno retorno”: Lla otra cara de las “megapensiones” El viejo imperialismo: antinostalgia de otra "Era"El "ABC" de la democracia: notas para desmeroriadosDe politica y politicos: machacando ideasVincho, Leonel y otros "bultos" del gobierno de DaniloRecordando a McLuhan: recovecos de la globalizacionMercado y doctrina: La politica en la "posmodernidad"El neoliberalismo y la crisis del capitalismo globalTodo “made in PLD”: De la mediocracia a la desesperación Nuestro "mundo posideológico"Despues del “Mundo de Yalta”Los grupos en el PRD: ¿Vicio o Virtud?¡Ay, qué miedo!: El don me quiere botar del PRDLa socialdemocracia dominicana: verdades y mentirasEl antireelecionismo: Mitos y realidadesMe derrotó el Estado, pero siento orgullo de mi voto Hipolito Mejía: Un voto por el país Hipólito: El elegidoHipolito: el presidente que yo conocíLas elecciones dominicanas, segun Broussonet¿La “Era” de Leonel? De encuesta Gallup a “crisis” de JCE: ¿Vericuetos de la agenda de campaña del PLD?Danilo y Margarita: ¿Es cierto que “esta linda la mar”?Fernández Domínguez: De Puerto rico a la gloria Consumatum Est: Con Margarita, Leonel le gana el primer “round” a Danilo y al Comite PoliticoLas dos encuesta de “Asisa”, las bellaquería y el “riflazo” de DaniloLeonel, doña Margarita y otras piedras en el camino de DaniloLa encuesta de "Asisa", la "cuerda" de Danilo y la candidatura de Doña MargaritaEl PLD y la “recuperación” económica del paisDanilo: ¿Bajo el contrasigno de la historia? La nómina pública, los timbales palaciegos y el festin de los “Wikileaks”La Amet, el “Progreso”y otros “bultos” gubernamentales“¡Memoria contra el olvido!”: El FMI, Leonel y el dominicano común “Se Pasa la tenaza…”: Hipólito, Perogrullo y DaniloEl “chulla” latinoamericanaDanilo y el PLD: maullidos del GatopardoEl “paquetazo”, el gobierno y el pobre Danilo El conde Abraños: de política y politiquerosEl PLD frente e Hipólito: el “cuentazo” del “retroceso” Hipólito y el PLD: Mentiras viejas, Verdades nuevasLeonel; Razones y sinrazones de una “¨declinatoria” Política, realidad y artificioLos trotes postreros de la convención del PRD...Mis apuestas en la convención del PRDEl dilema de Leonel, según BroussonetHipólito, Miguel y e PRD en el análisis de BroussonetLa “descelebración” de la navidad y ptras curiosidades Jesús de Nazaret: El gestor de una nueva civilización Leonel, la reeleción y el referendoLo que viene en el PRD: Un “choque de trenes” De Trucutú al nuevo doctor Merengue: la retórica de la política "light"La tesis reeleccionista del candidato títereEl PLD, los valores y la iniciativa de la Primera DamaIdentidad, “reingeniería” y candidatura presidencial en el PRD¿Es realmente posible una nueva reforma constituciona?El Metro en los hechos: ¿Gran obra o estafa? El Comité Político del PLD: Un anacronismo¿Reelección de Leonel? Una discusión para tontos Aspavientos y zafarranchos en el PRDLa “ceremonia de la bata blanca” ¿Par qué sirve el DNPC (antiguo DEPRECO)? Luis Abinader: impresiones fugaces sobre su discurso políticoLos desplantes del PRD al liberalismo históricoHipólito Mejía: ¿como el ave fénix? “Corran, muchachos, corran…” Milagros Ortíz Bosch en las “pinceladas” de Broussonet Una luz en el caminoEl gobierno como la arepa y la ” Nueva Republica de la Barrick Gold““Tiren coño, cobardes, tiren…”Marx y Bolívar: Notas sobre una controversia histórica “SE PASA LA TENAZA…”La candidatura del desprecio “SE PASA LA TENAZA…” La canidatura de Milagros Ortiz Bosch“SE PASA LA TENAZA…”“SE PASA LA TENAZA…”¿ingenuidad y desaprensión ?“SE PASA LA TENAZA…”: Se pusieron guapitos...“SE PASA LA TENAZA…”: La queja de algunos hipolitistas“SE PASA LA TENAZA…”: ¿Hipolito entierra el hacha? “SE PASA LA TENAZA…”Requiem por la “Constitución de Leonel”Viejas perogrulladas de la táctica política La “agenda Fernández”La portentosa voz de mando del general LuperónMiguel Vargas en la cresta de la olaLa feria de la corrupciónLa verdad como “roba la gallina”: Percepción y realidad en los gobiernos del PLD
El tiempo
Prevision del Tiempo en Santo Domingo
Encuesta
Quien sera el candidato del PRM en el 2020?
Hipolito Mejia
Luis Abinader
David Collado
No se

Ver los resultados
Ministerio de Educación banner