Sábado 22 de Julio del 2017
Santo Domingo, República Dominicana
Buscar Noticias


Luis R. Decamps R.

Hipólito: El elegido

No ha importado que el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y el gobierno del presidente Leonel Fernández se hayan constituido en una monstruosa corporación político-económica cuyos tentáculos corruptores son omnipresentes en casi todos los rincones de la sociedad de hoy: los muestreos populares directos en radio y televisión continúan indicando inequívocamente que Hipólito Mejìa vencerá a Danilo Medina en las elecciones del próximo 20 de mayo.

No ha importado que el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y el gobierno del presidente Leonel Fernández hayan encargado y financiado con recursos de origen bastardo un celemín de encuestas apócrifas y embusteras (incluyendo algunas hechas en el exterior llenando formularios logados, es decir, sin hacer trabajo de campo en el territorio nacional): la percepción generalizada en el país palpitante del diario acontecer es la de que Hipólito Mejìa vencerá a Danilo Medina en las elecciones del próximo 20 de mayo.

No ha importado que el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y el gobierno del presidente Leonel Fernández hayan construido con dinero del Estado un poderoso aparato de propaganda, publicidad y manipulación de conciencia (como en los mejores tiempos del totalitarismo de Estado del siglo XX): los estudios independientes de preferencias electorales siguen señalando indeclinablemente que Hipólito Mejìa vencerá a Danilo Medina en las elecciones del próximo 20 de mayo.

No ha importado que el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y el gobierno del presidente Leonel Fernández hayan hilvanado con base en la empleomanía pública y el dinero del contribuyente (repartido en los cuatro puntos cardinales a puñados y gritos como botín de corsarios) una entreverada madeja de alianza políticas cupulares: entre las organizaciones partidistas, los militantes sociales, las estructuras gremiales y los líderes sectoriales del país hay consenso en lo atinente a que Hipólito Mejìa vencerá a Danilo Medina en las elecciones del próximo 20 de mayo.

No ha importado que el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y el gobierno del presidente Leonel Fernández se hayan prevalido de su aplastante mayoría congresual para imponer una Constitución a su medida, elegir una Cámara de Cuentas pelele y escoger una Junta Central Electoral francamente afiliada a sus designios políticos: de punta a punta en toda la geografía nacional persiste el extendido convencimiento de que Hipólito Mejìa vencerá a Danilo Medina en las elecciones del próximo 20 de mayo.

No ha importado que el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y el gobierno del presidente Leonel Fernández hayan abusado de su mayoría mecánica en el Consejo Nacional de la Magistratura para colocar militantes sectarios en la Suprema Corte de Justicia, elegir un Tribunal Constitucional con precarias referencias doctrinarias y seleccionar un Tribunal Superior Electoral políticamente parcializado: muy poca gente en el país (incluyendo a peledeìstas no fanatizados y a servidores públicos hastiados de la petulancia y el boato de sus jefes) alberga dudas respecto a que Hipólito Mejìa vencerá a Danilo Medina en las elecciones del próximo 20 de mayo.

No ha importado que el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y el gobierno del presidente Leonel Fernández hayan alquilado el apoyo de algunos artistas, intelectuales y hacedores de opinión por medio de jugosas prebendas y canonjías administrativas: la mayoría de la gente de sentimiento y pensamiento, lo mismo que los observadores políticos objetivos del país, han insistido en manifestar abiertamente su creencia de que Hipólito Mejìa vencerá a Danilo Medina en las elecciones del próximo 20 de mayo.

No ha importado que el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y el gobierno del presidente Leonel Fernández hayan obligado a hacer campaña o a manifestar adhesión a buena parte de quienes se benefician actualmente de las políticas clientelares patrocinadas desde el Estado: el grueso de los empresarios, los trabajadores, los estudiantes, las amas de casa, los profesionales, la gente de clase media y los desempleados del país entienden que Hipólito Mejìa vencerá a Danilo Medina en las elecciones del próximo 20 de mayo.

No ha importado que el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y el gobierno del presidente Leonel Fernández hayan hecho uso delictuoso e indiscriminado de los recursos públicos (facilidades físicas, caudales, vehículos, combustibles, etcétera) en la campaña electoral más apabullante y costosa de la historia dominicana: la gente de carne y hueso de este país tiene decidido que Hipólito Mejìa vencerá a Danilo Medina en las elecciones del próximo 20 de mayo.

No ha importado que el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y el gobierno del presidente Leonel Fernández se hayan desbocado a lo largo y ancho de toda nuestra media isla ofreciendo villas, castillos, cheques y promesas para tratar de comprar el apoyo de adversarios, opositores, neutrales e individuos influyentes de toda la laya: es la mayoría de la nación la que ha determinado que Hipólito Mejìa vencerá a Danilo Medina en las elecciones del próximo 20 de mayo.

Nadie de eso ha importado, valga la insistencia, por una razón simple: la candidatura de Danilo Medina opera a contracorriente del devenir en tanto representa lo que es hoy abominado y demanda ser superado radicalmente por casi toda la colectividad dominicana, mientras que, por el contrario, la de Hipólito Mejìa avanza impulsada por los vientos indetenibles de la historia porque encarna la voluntad irreductible de cambio y la imperiosa necesidad de nuevo rumbo que actualmente laten en lo hondo del alma nacional.

Sencillamente, el país está cansado de la arrogancia, la ineptitud, la indolencia, las engañifas y la postura depredadora de los peledeistas en el poder, y piensa y siente que una eventual victoria electoral de Danilo Medina (improbable porque los pueblos ni son masoquistas ni se suicidan) no entrañaría cambio alguno sino que, a la inversa, significaría la continuación pura y mera del mismo partido, la misma gente, los mismos lambiscones y la misma forma de gobernar en la cosa pública.

Los dominicanos no contaminados por el oro corruptor del peledeìsmo (que constituyen la mayoría de los que amamos este terruño) están concientes (sea por hondura de sentimiento, sea por rigor de razonamiento o sea por elemental intuición) de que en estos momentos vivimos en una virtual dictadura constitucional, y saben a ciencia cierta que sólo la victoria de Hipólito Mejìa y el PRD podría evitar que este régimen fastuoso, putrefacto y vergonzoso (que regentan el PLD, Leonel Fernández, Danilo Medina y la insaciable “nomenclatura” que los acompaña) termine transfigurándose en una verdadera tiranía institucional.

Por eso, al margen de las militancias banderizas y más allá de las apuestas ideológicas y conceptuales, el candidato presidencial del PRD es hoy el elegido de la gente para que derrote al asfixiante y purulento peledeìsmo gobernante, es el hombre de este “momento temporis”, es el líder que personifica el cambio político necesario, es el gobernante que quieren las multitudes y anhelan los sectores productivos no maleados del país, es el preferido de los dominicanos y las dominicanas que creen en el presente y el futuro de la nación… Y eso, definitivamente, eso no podrá deshacerlo ni la propaganda oficial ni el dinero malhabido ni el uso abusivo de la logística del poder.

Hipólito Mejìa es el elegido del pueblo en esta hora crucial de la historia dominicana: tal es la verdad monda y lironda, y todo lo restante es engañifa, sueño, deseo o simple quimera de mala ralea.

(*) El autor es abogado y profesor universitario

lrdecampsr@hotmail.com

Otras opiniones de: Luis R. Decamps R.

Mis hijos y el "principio de la infracción solidaria"Percepción, política práctica e intelectualidad Joao, la bella Monica y otras "monerías" del gobiernoHumanismo, pos modernidad y valores Leonel: !Arrinconado por el gobierno!El gobierno versus Leonel: El blanco real de Felucho Odebrecht y la lucha interna en el PLD y el PRMEl raro "antiimperialismo" del doctor Ray GuevaraDanilo y el PRD: ¿Un noviazgo sin amor?Sabores y picores en el PLD de hoyAntonostalgia del PEMELa reeleccion resbala y la oposicion en babiaLa reivindicacion historica del balaguerismo Google se parece a Dios, pero no lo es...El ostracismo de Leonel: ¿Culpa o ingratitud?La robótica ultranacionalista Hipocresia y cinismo en el panorama politicoLuis Abinader ante la historia El asesinato de Indhira Ghandi Lo que nos queda: El balaguerismo Abril 1965: El capitan que tomo por asalto la gloria La rebelión del leonelismo Luis Abinader en la cresta de la ola La “tozudez” de Leonel: ¿panico en el PLD?La reeleccion: ¿Un “maco” made in PLD?La agenda “patriotica” del conservadurismo El asesinato de Mahatma Gandhi en 1948El asesinato de Gaitan y el “Bogotazo” de 1948Baches y cachivaches de la reeleccion El asesinato de Olof Palme en 1986Las tribulaciones actuales del peledeismo historico Quirino al habla y Leonel en su ordalia “Pendejadas” de la vieja educacion domestica Brincos y mimicas con la reeleccion Leonel y el legado historico de BalaguerEl PLD y la crisis del pensamiento critico Hipolito Mejia ante la historiaEl asesinato de Isaac Rabin en 1995 Vainas y sables en el PLDEl asesinato del Che Guevara en 1967Leonel: El “zóon politikón” El asesinato de Anwar El-Sadat en 1981La reeleccion: Rosas y espinas en el PLDLeonel: ¿Camino a su primera derrota?Martin Luther King: humanista integral Malcolm X: De ratero a redentor social Kennedy: El hombre y el destino El PLD, LOma Miranda y Groucho MarxAdalai Stevenson: Un demócrata olvidado Matices históricos de la política en USATransfugas y "corchos" en la era del PLDEl legado gris de la "era" del PLDEl PRD, Majluta y la "Ley de Lemas"Trujillo: la lección ignorada La Constitución, el referendo y la reelección Danilo, Leonel y al reelección Caamaño y la prepotencia del embajador Era Trujillo realmente patriota o nacionalista?La "no reelección": ¿Una engañifa institucional?Graznidos del trujillismo historico El "vicio" del poder y la tentación totalitaria La socialdemocracia sigue siendo el camino Sobre "desfases" y “cambios de paradigmas"No es comunismo sino cristianismo La hipocresía como ideología Patriotismo, nacionalismo y antihaitianismo Ni Marx ni Cristo: ¿El signo de la época?Un articulo de Balaguer Recordando la “Izquierda Democrática” La política: ¿Pasión o profesión? La "política del gran garrote" de los EEUU El atentado de 1981 contra Juan Pablo IIEl decrepito circo del ultranacionalismo Elogio de la hipocresía Danilo versus Leonel: ¿Cambio de mando en el PLD?Verdades y mentiras en el PRD de hoy El conservadurismo dominicano; en la cresta de la olaEl disparate de la "fusión" con Haití Luis Abinader: Perfiles de un liderazgo en ascensoLa prensa digital: perfiles de una revolución mediática Liberalismo y conservadurismo en la historia dominicanaLa tirria del conservadurismo contra las ONGsSu majestad, el peledeismoSi a la regularización, no al ultranacionalismo Hipocresia y cinismo en el ultranacionalismo criolloLauros y perversiones de la democraciaEl dia que Hitler escapo de la muerte El "voto preferencial": Mitos y realidades El dia que ¨mataron¨ a Lenin Secreto a voces: el PRD necesita un nuevo liderazgoEl gobierno de Danilo, la encuesta Gallup y el pobre PRDLa "doctrina Monroe" y la "Seguridad Nacional" de Estados UnidosLa miseria ideológica de los partidos De Leonel a Danilo: Breve historia de la cosmética política PRD: El derrotero suicida de la división Se cavan las trincheras en el PRD: ¿La “tesis Betancourt" o la táctica penagomista de “ir como quiera”?El gobierno "light", la culebra que no se muerde la cola y la impronta de Barrabás en el PRDBolívar, García Márquez y la subversión de la historia Derecha e izquierda en la política del siglo XXIDe Maquiavelo a Rousseau: realismo e idealismo en politicaCorea del Norte: Ritos de una extraña monarquía "comunista" Leonel, el PLD, la Barrick Gold y el perogrulloDanilo y Leonel: el desafio silenteLos “pendejos” de la guerra restauradoraEl PRD, el liberalismo histórico y la riña de los egos Liberalismo y socialismo: Otras viejas vainas de los "pendejos"“Pendejos” Y “Realistas” en la primera república La feria de la política: pinceladas históricas para pendejosLa vieja vaina del "bien común": anatomía del político pendejoDe Marx a Bosch: la "envidia" de los "pendejos" socialistasConfucio: Un "pendejo" de antes de CristoJesucristo: Pionero de la ideologia de los "pendejos"Los Trinitarios: Nuestros primeros "pendejos" y "envidiosos"Los gobiernos del PLD: Poder, "Progreso" e Impunidad¿Se necesita o no una ley orgánica para aprobar la reforma tributaria de Danilo? Las fotos de Fidel: El contramensaje de la imagen El Feliz Bautista, los zafarranchos en el PLD y el "regalito" de Leonel a Danilo¿ Presión tributaria? Enemas y vomitivos para todosEl “eterno retorno”: Lla otra cara de las “megapensiones” El viejo imperialismo: antinostalgia de otra "Era"El "ABC" de la democracia: notas para desmeroriadosDe politica y politicos: machacando ideasVincho, Leonel y otros "bultos" del gobierno de DaniloRecordando a McLuhan: recovecos de la globalizacionMercado y doctrina: La politica en la "posmodernidad"El neoliberalismo y la crisis del capitalismo globalTodo “made in PLD”: De la mediocracia a la desesperación Nuestro "mundo posideológico"Despues del “Mundo de Yalta”Los grupos en el PRD: ¿Vicio o Virtud?¡Ay, qué miedo!: El don me quiere botar del PRDLa socialdemocracia dominicana: verdades y mentirasEl antireelecionismo: Mitos y realidadesMe derrotó el Estado, pero siento orgullo de mi voto Hipolito Mejía: Un voto por el país ¿A quien le creo? Encuestas, realidades, opiniones populares y otras vainas raras en el escenario electoral dominicano Hipolito: el presidente que yo conocíLas elecciones dominicanas, segun Broussonet¿La “Era” de Leonel? De encuesta Gallup a “crisis” de JCE: ¿Vericuetos de la agenda de campaña del PLD?Danilo y Margarita: ¿Es cierto que “esta linda la mar”?Fernández Domínguez: De Puerto rico a la gloria Consumatum Est: Con Margarita, Leonel le gana el primer “round” a Danilo y al Comite PoliticoLas dos encuesta de “Asisa”, las bellaquería y el “riflazo” de DaniloLeonel, doña Margarita y otras piedras en el camino de DaniloLa encuesta de "Asisa", la "cuerda" de Danilo y la candidatura de Doña MargaritaEl PLD y la “recuperación” económica del paisDanilo: ¿Bajo el contrasigno de la historia? La nómina pública, los timbales palaciegos y el festin de los “Wikileaks”La Amet, el “Progreso”y otros “bultos” gubernamentales“¡Memoria contra el olvido!”: El FMI, Leonel y el dominicano común “Se Pasa la tenaza…”: Hipólito, Perogrullo y DaniloEl “chulla” latinoamericanaDanilo y el PLD: maullidos del GatopardoEl “paquetazo”, el gobierno y el pobre Danilo El conde Abraños: de política y politiquerosEl PLD frente e Hipólito: el “cuentazo” del “retroceso” Hipólito y el PLD: Mentiras viejas, Verdades nuevasLeonel; Razones y sinrazones de una “¨declinatoria” Política, realidad y artificioLos trotes postreros de la convención del PRD...Mis apuestas en la convención del PRDEl dilema de Leonel, según BroussonetHipólito, Miguel y e PRD en el análisis de BroussonetLa “descelebración” de la navidad y ptras curiosidades Jesús de Nazaret: El gestor de una nueva civilización Leonel, la reeleción y el referendoLo que viene en el PRD: Un “choque de trenes” De Trucutú al nuevo doctor Merengue: la retórica de la política "light"La tesis reeleccionista del candidato títereEl PLD, los valores y la iniciativa de la Primera DamaIdentidad, “reingeniería” y candidatura presidencial en el PRD¿Es realmente posible una nueva reforma constituciona?El Metro en los hechos: ¿Gran obra o estafa? El Comité Político del PLD: Un anacronismo¿Reelección de Leonel? Una discusión para tontos Aspavientos y zafarranchos en el PRDLa “ceremonia de la bata blanca” ¿Par qué sirve el DNPC (antiguo DEPRECO)? Luis Abinader: impresiones fugaces sobre su discurso políticoLos desplantes del PRD al liberalismo históricoHipólito Mejía: ¿como el ave fénix? “Corran, muchachos, corran…” Milagros Ortíz Bosch en las “pinceladas” de Broussonet Una luz en el caminoEl gobierno como la arepa y la ” Nueva Republica de la Barrick Gold““Tiren coño, cobardes, tiren…”Marx y Bolívar: Notas sobre una controversia histórica “SE PASA LA TENAZA…”La candidatura del desprecio “SE PASA LA TENAZA…” La canidatura de Milagros Ortiz Bosch“SE PASA LA TENAZA…”“SE PASA LA TENAZA…”¿ingenuidad y desaprensión ?“SE PASA LA TENAZA…”: Se pusieron guapitos...“SE PASA LA TENAZA…”: La queja de algunos hipolitistas“SE PASA LA TENAZA…”: ¿Hipolito entierra el hacha? “SE PASA LA TENAZA…”Requiem por la “Constitución de Leonel”Viejas perogrulladas de la táctica política La “agenda Fernández”La portentosa voz de mando del general LuperónMiguel Vargas en la cresta de la olaLa feria de la corrupciónLa verdad como “roba la gallina”: Percepción y realidad en los gobiernos del PLD
El tiempo
Prevision del Tiempo en Santo Domingo
Encuesta
Quien sera el candidato del PRM en el 2020?
Hipolito Mejia
Luis Abinader
David Collado
No se

Ver los resultados
Ministerio de Educación banner