Viernes 23 de Junio del 2017
Santo Domingo, República Dominicana
Buscar Noticias


Felipe Lora

Esperando a Duarte

Su primer nacimiento
Al nacer Duarte, nació con él, el sueño de una república libre e independiente de toda potencia extrajera; pero con él, nacieron también sus enemigos.

Muchos de éstos, basaron su oposición en el temor a lo desconocido, mientras que otros lo hicieron refugiándose en la “incapacidad del pueblo” de derrotar y repeler al ejercito haitiano.

De los enemigos de los ideales de Duarte, los más influyentes fueron el grupo pro-haitianos, el pro-español, el pro-inglés y los separatistas afrancesados quienes, con el apoyo de Buenaventura Báez, ofrecían la bahía de Samaná como pago por el apoyo de Francia.

Sin embargo, el objetivo de Duarte y los trinitarios se impuso y en 1844 se proclamaba a la República Dominicana como nación soberana e independiente.

Cualquiera esperaría que, después de tanto sufrimientos y sacrificios se estableciera una nación grandiosa, libre y dedicada al bienestar de sus ciudadanos. Pero no sucedió así.

Tan pronto como el último haitiano fue expulsado del territorio dominicano, los enemigos de Duarte comenzaron a conspirar contra la soberanía de la nueva nación.

Primera muerte de Duarte
Buenaventura Báez y Pedro Santana, bajo el pretexto de que éramos “incapaces” de mantener nuestra independencia sin el protectorado de una potencia extranjera, encadenaron y deportaron a Duarte, Sánchez, y a Mella, los principales promotores y responsables del nacimiento de nuestra patria.

El enemigo había triunfado. El sueño de Duarte había perecido y para el 1861 se daban toques finales a la “Gran Traición de Santana”, la anexión a España y el retorno de la nación al colonialismo.

Duarte vuelve a nacer
En agosto del 1863, renacen los ideales duartianos y como consecuencia, se inicia la guerra restauradoras, con la activa participación del General Luperon. La guerra de la Restauración termina el 10 de julio del 1865 con el retiro de las tropas españolas dando inicio a la Segunda República.

Tan pronto como el último español fue retirado del territorio dominicano, los enemigos de Duarte volvieron a conspirar contra la soberanía de la nación.

Algunos de los antiguos enemigos habían desaparecidos mientras que otros florecían usando como táctica el terror, el miedo y la “incapacidad” de los dominicanos para defender su nación ante la “inminente” invasión haitiana. Su objetivo permanecía igual, anexarnos a una potencia extranjera. En esta ocasión a los Estados Unidos.

Duarte vuelve a morir
Los enemigos de Duarte, sin otra visión que la de anexar la república, crean las condiciones para que Duarte vuelva a morir. Así, el 24 de noviembre del 1916 desaparece la segunda república bajos las botas del yanqui invasor y con ella, el sueño de Duarte y de todos los dominicanos que soñamos con una nación libre y soberana.

El renacimiento de Duarte
Los sufrimientos causados por la dominación haitiana, los causados por los gobernadores extranjeros, los causados por los enemigos de Duarte, los causados por la invasión yanqui y los causados por la tiranía de Trujillo crearon las condiciones para que otra clase de enemigo, los aduladores del tirano, se desarrollara. Pero además, crearon las condiciones para que la semilla duartiana germinara una vez más.

Duarte se levantaba de entre los muertos y, con el ajusticiamiento del dictador, abrió la brecha por la cual se infiltraba el rayo de luz que despertaba los adormecidos sueños de patria y libertad.

Tercera muerte de Duarte
Tan pronto como el último Trujillo abandonó el territorio dominicano, los enemigos de Duarte volvieron a conspirar contra la soberanía de la nación. Estos, haciendo uso del entreguismo trataron de mantener el poder y el estatus quo que los 30 años de atrocidades le permitieron adquirir.
Duarte se desvanece entre los sufrimientos del pueblo y el sabor a libertad que el ajusticiamiento del tirano dejó en los labios de los que se llegaron a enterar.

Otra vez Duarte
La presión ejercida por los ciudadanos que experimentaron las delicias de la libertad y las ejercidas por diferentes países extranjeros trajeron como consecuencia la implementación de sistema “democrático” y un llamado a elecciones. Duarte volvió a nacer, y con él, el triunfo del profesor Juan Bosch.

Duarte herido de muerte
Tan pronto es declarado el triunfo de Bosch, los enemigos de Duarte vuelven a conspirar contra la soberanía de la nación, hiriendo de gravedad, con un golpe militar, la tan accidentada independencia del país.

Duarte nace y muere
Duarte vuelve a nacer con los reclamos de la vuelta a la constitucionalidad, provocando así la gloriosa gesta de abril. Sin embargo, sus ideales se ven pisoteados, otra vez, por las botas del yanqui invasor, en franca violación a los mandatos democráticos que predican sus gobernantes.

El entierro de Duarte no se hace esperar y con él, la nación entierra los ideales de cientos de jóvenes intelectuales quienes son asesinados en los cruentos 12 años de Balaguer, el muñequito de papel que ahora representa los intereses del invasor y quien proporciona las condiciones propicias para el crecimiento acelerado de los nuevos enemigos de Duarte.


Duarte Abortado
Preñada con el cimiento de la libertad duartiana la nación, entre recelo y entusiasmo, ve como progresa la gestación del PRD y mas tarde la del PLD. Sin embargo, el esperado nacimiento de Duarte no llega a realizarse, pues tan pronto como estos dos “pregoneros” del cambio, de soberanía y de independencia, llegaron al poder, los enemigos de los pensamientos duartianos, apoyados por los recursos acumulados a través del saqueo del erario nacional, dan golpe bajo a la nación forzando el aborto del tan esperado Duarte.


Esperando a Duarte
Hoy, con la nación convertida en terreno árido, hoy con gobernantes que, públicamente, tratan de convertirnos en copias malas de malos originales. Hoy donde las opciones del pueblo sólo difieren en el color de los partidos, cientos de miles de ciudadanos están preparando las condiciones para que cientos de miles de Duartes germinen, se desarrollen y nazcan para escarmentar, con las armas si es necesario, a los traidores como se debe, para que así, los buenos y verdaderos dominicanos puedan recuperar la independencia y la soberanía de la nación, evitando así que se hunda la isla.

Hoy, en nombre de los cientos de miles de dominicanos que esperamos tu nacimiento, te deseamos…

Feliz Cumpleaños, Duarte

Felipe Lora
26 de enero de 2012
Felipe@lora.org

Articulo actualizado para incluir los enemigos de Duarte que se desarrollaron durante los últimos gobiernos del PRD y PLD

Otras opiniones de: Felipe Lora

¿Desobediencia civil? O ¿Enfrentamientos escalonados?De corruptos, marcha y firmas¡Por fin llegó el 2017!Informe Pisa y la demagogia gubernamentalDemandemos, en forma enérgica, una explicación de la JCEMi nietecita no existeMi fallo es… un acto de no ha lugarConvergencia por un Mejor País No, Revolucionaria síAumentaron el PanConversando con la IzquierdaReclamando lo que nunca se ha hechoCuba vs Estados UnidosTambién condeno el ataque a Charlie HedboEn Honor a los PalmerosCon votos o con botas¡Mi Madre era Comunista!Éxito Empresarial: “Triplicamos las ganancias y aumentamos la competitividad” La Paradoja del trabajo y el empleoOtra consigna más: No al Artículo 85 del Código Procesal PenalDe Convergencias y Comunismo 2 de 2De Convergencias y ComunismoSe fueDesde el Paquetazo a la Reforma LaboralCarta pública a los sindicatos...Exilados económicos y la sentencia del TC¿Sentencia del Tribunal?De tus frutos vivirásArroz con huevo o RevoluciónLa corrupción, ¿otra vez?16 de Agosto: En Busca de la RestauraciónEl Descaro HaitianoEn Defensa de la Fiscal Berenice ReynosoReconciliación: Medina, PN y FelabelLos Judas de la IzquierdaEducación ¿Inaceptable sistema educativo o sistema político? Democracia a la dominicanaHonrando a la Mujer RevolucionariaLos números en el discurso de Danilo: ¿Hazaña increíble o burla de mal gusto? El año pasado no celebré el 27 de febrero como la hacía antes¡Fuera todos los que han gobernado!La Izquierda: ¿Culpable?La Silla PresidencialEn defensa de NarcisoLógica ElectoralNuestra inaceptable economíaEn memoria de Orlando MartinezDesde la Izquierda: ¡Sí, se puede!¡Elecciones del Diablo!Sueños y EleccionesAhora le toca a Hipólito27 de FebreroA mi amigo el izquierdistaAplatanando el MarxismoLa Izquierda sólo gana si no se uneElecciones y falsos profetasNavidad de un proletarioBasta ya de las efímeras unidades de la Izquierda DominicanaEl pueblo y la Izquierda Dominicana La trinitaria: ¡Dios,Patria y Libertad!Mi última carta a LeonelCorrupto, ¿yo?Huelga y algo másDe Bonos y deuda4 % Izquierda, Recursos y PoderNo, los haitianos noEntierro de las Zonas FrancasUribe Vélez: Persona No GrataJuicio Póstumo: Trujillo en la HayaDe luto, con velas e inciensoIzquierda y Elecciones III Nuevo Curso hacia el PoderIzquierda y Elecciones II Izquierda y Elecciones IAbril ha pasado… y me pregunto:Sólo Cristo nos salvaráLas invasiones del Comando Sur de los Estados UnidosLeonel: Como PilatosEn Yola 2: Los beneficios de los viajes ilegalesVuelvo y le repito: ¡yo vivo de mis arepas!En Yola: 1 El negocio de los “viajes ilegales.”¿Quienes celebran hoy?¡Aplicando el Cristianismo!Patriotas… ¿quiénes?Cuidado: Descarados en el ExteriorCambiando burros por conejos¡Vaca muerta no da leche!La Policía y yoCuando llegue Papá La única diferencia: R en lugar de LDevaluación del VotoQuisqueyanos Valientes o Quisqueyanos Indolentes Ni el PRD ni el PLDLamento NavideñoDominicana, Mónaco o New YorkDominicanos: Quejas e inactividad"El pueblo toma la justicia en sus manos."
El tiempo
Prevision del Tiempo en Santo Domingo
Encuesta
Quien sera el candidato del PRM en el 2020?
Hipolito Mejia
Luis Abinader
David Collado
No se

Ver los resultados