Domingo 23 de Julio del 2017
Santo Domingo, República Dominicana
Buscar Noticias


Luis R. Decamps R.

Danilo y Margarita: ¿Es cierto que “esta linda la mar”?

UNA CANDIDATURA “DE PESO” Y “DE PESOS”

La nominación vicepresidencial de la doctora Margarita Cedeño de Fernández es, ni más ni menos, el “tributo” pesado que hubo de pagar el licenciado Danilo Medina para lograr que la estructura cupular del gobierno empiece a situarse “a tono” con su candidatura (su colocación en los márgenes era evidente) y, subsecuentemente, para que fluyan el dinero y los “recursos materiales e inmateriales” necesarios para mantenerla en competencia… En los hechos, la del abanderado electoral peledeísta fue una decisión “heroica” (léase: un trago acibarado) adoptada para complacer a gente (“pesos pesados” del partido y del gobierno, tanto en la capital como en el resto del país) sin cuyo concurso él podía terminar “pasando las de Caín” en términos financieros y logísticos… Como tal decisión fue un acto de “administración” y no propiamente de estrategia política (en realidad colisiona con la que había diseñado el equipo danilista), la candidatura de la doctora Cedeño es, pues, una candidatura “de peso” y “de pesos”.

BREVE HISTORIA DE FARAONES Y DE ALIADOS

Por supuesto, antes de pagar ese “tributo” el licenciado Medina “cruzó los guantes” varias veces con los faraones del régimen peledeísta (los del palacio y los de fuera de éste), pero bastante a tiempo reparó en que ese pleito de antemano lo tenía perdido: el PLD de hoy está integrado mayoritariamente por ex balagueristas (y se ha convertido en un “partido de Estado”, como lo fue el PRSC en su mejor época), y sus más señalados esfuerzos militantes siempre se hacen “desde arriba”, es decir, estando en el poder o, alternativamente, contando con abundantes recursos… El licenciado Medina entendió que, tal y como indicaban los hechos, sin los “apoyos” citados su candidatura corría el riesgo de empantanarse, pues para el peledeismo de nuestro tiempo “no es cuestión de ñeñeñé sino de papeletas”. La mejor prueba de esto era pública: que él tenía serias dificultades para financiar su campaña electoral… Lo otro, claro, era lo relativo a la necesidad de “recoger” los trozos dispersos del antiguo Bloque Progresista, y esto sólo lo podían hacer el gobierno y sus operarios “pragmáticos”, cual se ha demostrado con los casos del BIS (clientelista de centro derecha), el PQDC (fundamentalista cristiano de derecha), el PTD (izquierda “happy”) y la FNP (ultranacionalista de derecha)… La conclusión es simple: los faraones, dueños del PLD de hoy, vencieron por el momento al licenciado Medina, y aún está pendiente la verdadera reacción de éste al efecto.

LA “TÁCTICA DE LOS TRES FRENTES” DEL PLD

Doblegada la resistencia del licenciado Medina frente a la candidatura de la doctora Cedeño, uno de sus estrategas de campaña anunció, con una algarabía olorosa a palacio y a leonelismo, que a partir de enero (esto es, no ahora) el PLD desarrollará su campaña en “tres frentes”: uno encabezado por el candidato presidencial, otro por la doctora Cedeño y el tercero por el presidente Fernández… En otras palabras: el triunfo del candidato presidencial del PLD estará desde principios del año venidero en manos del jefe de Estado y de la Primera Dama (dos son más que uno hasta en la entreverada aritmética electoral dominicana). O sea: dependerá en gran medida de la evaluación que tenga o haga el electorado sobre el gobierno actual… Es, pues, bien entendible la razón por la cual la aplicación de la “táctica de los tres frentes” se prorroga hasta enero: en el ínterin hay que tratar de “lavarle la cara” al gobierno.

DANILO: ¿TUCHE Y SIN “SACARRAYITA”?

Menos eufemísticamente: los faraones del peledeísmo acaban de quebrar una de las patas nodales de la matriz conceptual de la campaña del licenciado Medina: no estar con respecto al gobierno ni muy cerca (haciéndole un “vade retro” a su “peste” de hoy) ni muy lejos (para no sustraerse de su apoyo), y con esa “táctica de tres frentes” la candidatura de aquel se convierte, sin discusión, en más consorte del doctor Fernández que la propia doctora Cedeño… Una pregunta sencilla resume la secuela: ¿Se atreverá el licenciado Medina a diferir públicamente de las ejecutorias del gobierno teniendo como siameses de campaña a los doctores Cedeño y Fernández, que bien pudieran responderle o “hacerle el fo”? Lo menos que se podría pensar, en este sentido, es que los jefes del danilismo deben estar en estos momentos enfrascados en una ingente labor de “actualización” de sus mencionadas matrices conceptuales de campaña… La “táctica de los tres frentes”, pues, pudiera ser una encerrona para el licenciado Medina, quien podría terminar “tuche y sin sacarrayita” en medio de la actual “pareja presidencial”.

MARGARITA: “¿ESTÁ LINDA LA MAR?”

Desde luego, la candidatura de la doctora Cedeño ha inflado el entusiasmo del sector peledeísta del doctor Fernández y, en general, de todo aquel que en estos momentos es parte de la nómina pública (artistas, “misses” y comunicadores incluidos), y sin dudas en principio pueden tener razón: tal selección unifica públicamente al PLD (se dice aquí “públicamente” porque quienes conocen a esta organización saben que, en el fondo, la doctora Cedeño no es “factor de unidad” sino de “separación federada”)… El entusiasmo, empero, podría amainar si se recuerda que esa candidatura también tiene sus bemoles: a) Liga definitivamente al licenciado Medina con el gobierno, y le traspasa su impopularidad (y su responsabilidad frente a los graves problemas que afectan hoy día a los dominicanos: inseguridad, corrupción, apagones, inflación, incremento de la pobreza, etcétera); b) Existen serias dudas de que la Primera Dama pueda sumar votos fuera del propio PLD en cantidades suficientes como para justificar su escogencia; c) Concentra la fórmula electoral del PLD en la capital, liquidando la posibilidad de atraerse simpatías, por ejemplo, en el Cibao, donde la candidatura peledeísta luce bastante mal parada; d) Envía un mensaje que puede ser contraproducente: el de que con el licenciado Medina en el poder nada va a cambiar en el país; y e) Abre un nuevo frente de ataque electoral contra la candidatura del licenciado Medina: el que supone el uso de los recursos del Estado para la creación del liderazgo de la Primera Dama.… De manera, pues, que si bien para los militantes morados y los nominilleros públicos la presencia en la boleta del PLD de la doctora Cedeño puede ser motivo de exaltación y esperanza, también habría que ver lo que piensa el resto de la nación… Margarita: la mar podría no estar “tan linda” como se pinta.

DANILO, EL DOCTOR MERENGUE Y EL TEATRO DE TÍTERES

Por otra parte, el que debería estar en estos momentos altamente preocupado por su imagen pública (sobre todo más allá de las fronteras orgánicas del PLD) es el licenciado Medina, quien de opción “deslindada y diferente” frente al gobierno (recuérdese que desde este último se le levantaron múltiples “piedras”, incluyendo al final la propia precandidatura presidencial fallida de la doctora Cedeño) ha pasado a ser su representante electoral “oficial”, con “acompañamiento” de frente musical y todo… Lo cierto es que la realidad de hoy atenta contra aquella imagen de hombre serio que se creó el licenciado Medina cuando se enfrentó al doctor Fernández en 2007 y, luego, denunció que lo había vencido “el Estado”… El país tiene fama de olvidadizo, pero seguramente habrá quienes se estén preguntando: ¿Y es que esos peledeístas leonelistas que el licenciado Medina criticó hace sólo tres años y medio ahora, por obra y gracia del Espíritu Santo, ya se han reivindicado y son buenos? El asunto es que son los mismos, y no hay evidencia de que en ellos se haya operado transformación cualitativa alguna… Dadas las circunstancias, mucha gente que en su momento admiró la verticalidad de aquel licenciado Medina que no dudó en enfrentarse a sus compañeros en el poder, en estos instantes podría estar recordando al doctor Merengue y, más aún, temiendo que su campaña electoral no sea más que un mero espectáculo de títeres sabichosamente montado desde ciertas oficinas del Palacio Nacional... Naturalmente, lo que resta por ver (el rol que de verdad desempeñaría el doctor Fernández en esta campaña electoral, tras los biombos, teniendo como telón de fondo su aspiración de “regreso” en el año 2016) queda pendiente: por desventura, ya el espacio de estas notas se agotó.

UNA ANÉCDOTA DE SALVADOR DALÍ

Se cuenta que en cierta ocasión el pintor Salvador Dalí, encontrándose en la ciudad de París, realizó una visita a un hospital psiquiátrico, y durante el curso de la misma el director del centro de salud se dedicó a mostrarle algunos de los enfermos y a mencionarle al personaje que fantaseaban encarnar… Por ejemplo, abrió la puerta de una habitación y le dijo: “Mire, señor Dalí, este es Napoleón”, a lo cual el artista respondió en tono displicente: “Poco interesante”… Luego, en otra habitación, el facultativo le informó: “Este es el Padre Eterno, señor Dalí”, y éste respondió otra vez: “Poco interesante”… Y así ocurrió durante un buen rato (ninguno de los pacientes le parecía interesante) hasta que se abrió la puerta de otra habitación y vio un rostro extrañísimo, de un tipo que aparentaba fuera de sí, con los ojos desorbitados y el cabello en total desorden, y exclamó: “¡Éste sí, doctor! ¡Éste sí! Este es un loco genial de verdad, se le nota enseguida…” Entonces el director lo interrumpió, y le dijo: “Pero señor Dalí, aquí no hay nadie. Observe usted que está ante el espejo de un armario...”.

LA FRASE DE HOY “PARA DARLE CACO” (SÓLO PARA “PENDEJOS”)

“Gran parte de las dificultades por las que atraviesa el mundo se debe a que los ignorantes están completamente seguros, y los inteligentes llenos de dudas”.
Bertrand Russell

Hasta la próxima entrega…

(*) El autor es abogado y profesor universitario

Otras opiniones de: Luis R. Decamps R.

Mis hijos y el "principio de la infracción solidaria"Percepción, política práctica e intelectualidad Joao, la bella Monica y otras "monerías" del gobiernoHumanismo, pos modernidad y valores Leonel: !Arrinconado por el gobierno!El gobierno versus Leonel: El blanco real de Felucho Odebrecht y la lucha interna en el PLD y el PRMEl raro "antiimperialismo" del doctor Ray GuevaraDanilo y el PRD: ¿Un noviazgo sin amor?Sabores y picores en el PLD de hoyAntonostalgia del PEMELa reeleccion resbala y la oposicion en babiaLa reivindicacion historica del balaguerismo Google se parece a Dios, pero no lo es...El ostracismo de Leonel: ¿Culpa o ingratitud?La robótica ultranacionalista Hipocresia y cinismo en el panorama politicoLuis Abinader ante la historia El asesinato de Indhira Ghandi Lo que nos queda: El balaguerismo Abril 1965: El capitan que tomo por asalto la gloria La rebelión del leonelismo Luis Abinader en la cresta de la ola La “tozudez” de Leonel: ¿panico en el PLD?La reeleccion: ¿Un “maco” made in PLD?La agenda “patriotica” del conservadurismo El asesinato de Mahatma Gandhi en 1948El asesinato de Gaitan y el “Bogotazo” de 1948Baches y cachivaches de la reeleccion El asesinato de Olof Palme en 1986Las tribulaciones actuales del peledeismo historico Quirino al habla y Leonel en su ordalia “Pendejadas” de la vieja educacion domestica Brincos y mimicas con la reeleccion Leonel y el legado historico de BalaguerEl PLD y la crisis del pensamiento critico Hipolito Mejia ante la historiaEl asesinato de Isaac Rabin en 1995 Vainas y sables en el PLDEl asesinato del Che Guevara en 1967Leonel: El “zóon politikón” El asesinato de Anwar El-Sadat en 1981La reeleccion: Rosas y espinas en el PLDLeonel: ¿Camino a su primera derrota?Martin Luther King: humanista integral Malcolm X: De ratero a redentor social Kennedy: El hombre y el destino El PLD, LOma Miranda y Groucho MarxAdalai Stevenson: Un demócrata olvidado Matices históricos de la política en USATransfugas y "corchos" en la era del PLDEl legado gris de la "era" del PLDEl PRD, Majluta y la "Ley de Lemas"Trujillo: la lección ignorada La Constitución, el referendo y la reelección Danilo, Leonel y al reelección Caamaño y la prepotencia del embajador Era Trujillo realmente patriota o nacionalista?La "no reelección": ¿Una engañifa institucional?Graznidos del trujillismo historico El "vicio" del poder y la tentación totalitaria La socialdemocracia sigue siendo el camino Sobre "desfases" y “cambios de paradigmas"No es comunismo sino cristianismo La hipocresía como ideología Patriotismo, nacionalismo y antihaitianismo Ni Marx ni Cristo: ¿El signo de la época?Un articulo de Balaguer Recordando la “Izquierda Democrática” La política: ¿Pasión o profesión? La "política del gran garrote" de los EEUU El atentado de 1981 contra Juan Pablo IIEl decrepito circo del ultranacionalismo Elogio de la hipocresía Danilo versus Leonel: ¿Cambio de mando en el PLD?Verdades y mentiras en el PRD de hoy El conservadurismo dominicano; en la cresta de la olaEl disparate de la "fusión" con Haití Luis Abinader: Perfiles de un liderazgo en ascensoLa prensa digital: perfiles de una revolución mediática Liberalismo y conservadurismo en la historia dominicanaLa tirria del conservadurismo contra las ONGsSu majestad, el peledeismoSi a la regularización, no al ultranacionalismo Hipocresia y cinismo en el ultranacionalismo criolloLauros y perversiones de la democraciaEl dia que Hitler escapo de la muerte El "voto preferencial": Mitos y realidades El dia que ¨mataron¨ a Lenin Secreto a voces: el PRD necesita un nuevo liderazgoEl gobierno de Danilo, la encuesta Gallup y el pobre PRDLa "doctrina Monroe" y la "Seguridad Nacional" de Estados UnidosLa miseria ideológica de los partidos De Leonel a Danilo: Breve historia de la cosmética política PRD: El derrotero suicida de la división Se cavan las trincheras en el PRD: ¿La “tesis Betancourt" o la táctica penagomista de “ir como quiera”?El gobierno "light", la culebra que no se muerde la cola y la impronta de Barrabás en el PRDBolívar, García Márquez y la subversión de la historia Derecha e izquierda en la política del siglo XXIDe Maquiavelo a Rousseau: realismo e idealismo en politicaCorea del Norte: Ritos de una extraña monarquía "comunista" Leonel, el PLD, la Barrick Gold y el perogrulloDanilo y Leonel: el desafio silenteLos “pendejos” de la guerra restauradoraEl PRD, el liberalismo histórico y la riña de los egos Liberalismo y socialismo: Otras viejas vainas de los "pendejos"“Pendejos” Y “Realistas” en la primera república La feria de la política: pinceladas históricas para pendejosLa vieja vaina del "bien común": anatomía del político pendejoDe Marx a Bosch: la "envidia" de los "pendejos" socialistasConfucio: Un "pendejo" de antes de CristoJesucristo: Pionero de la ideologia de los "pendejos"Los Trinitarios: Nuestros primeros "pendejos" y "envidiosos"Los gobiernos del PLD: Poder, "Progreso" e Impunidad¿Se necesita o no una ley orgánica para aprobar la reforma tributaria de Danilo? Las fotos de Fidel: El contramensaje de la imagen El Feliz Bautista, los zafarranchos en el PLD y el "regalito" de Leonel a Danilo¿ Presión tributaria? Enemas y vomitivos para todosEl “eterno retorno”: Lla otra cara de las “megapensiones” El viejo imperialismo: antinostalgia de otra "Era"El "ABC" de la democracia: notas para desmeroriadosDe politica y politicos: machacando ideasVincho, Leonel y otros "bultos" del gobierno de DaniloRecordando a McLuhan: recovecos de la globalizacionMercado y doctrina: La politica en la "posmodernidad"El neoliberalismo y la crisis del capitalismo globalTodo “made in PLD”: De la mediocracia a la desesperación Nuestro "mundo posideológico"Despues del “Mundo de Yalta”Los grupos en el PRD: ¿Vicio o Virtud?¡Ay, qué miedo!: El don me quiere botar del PRDLa socialdemocracia dominicana: verdades y mentirasEl antireelecionismo: Mitos y realidadesMe derrotó el Estado, pero siento orgullo de mi voto Hipolito Mejía: Un voto por el país ¿A quien le creo? Encuestas, realidades, opiniones populares y otras vainas raras en el escenario electoral dominicano Hipólito: El elegidoHipolito: el presidente que yo conocíLas elecciones dominicanas, segun Broussonet¿La “Era” de Leonel? De encuesta Gallup a “crisis” de JCE: ¿Vericuetos de la agenda de campaña del PLD?Fernández Domínguez: De Puerto rico a la gloria Consumatum Est: Con Margarita, Leonel le gana el primer “round” a Danilo y al Comite PoliticoLas dos encuesta de “Asisa”, las bellaquería y el “riflazo” de DaniloLeonel, doña Margarita y otras piedras en el camino de DaniloLa encuesta de "Asisa", la "cuerda" de Danilo y la candidatura de Doña MargaritaEl PLD y la “recuperación” económica del paisDanilo: ¿Bajo el contrasigno de la historia? La nómina pública, los timbales palaciegos y el festin de los “Wikileaks”La Amet, el “Progreso”y otros “bultos” gubernamentales“¡Memoria contra el olvido!”: El FMI, Leonel y el dominicano común “Se Pasa la tenaza…”: Hipólito, Perogrullo y DaniloEl “chulla” latinoamericanaDanilo y el PLD: maullidos del GatopardoEl “paquetazo”, el gobierno y el pobre Danilo El conde Abraños: de política y politiquerosEl PLD frente e Hipólito: el “cuentazo” del “retroceso” Hipólito y el PLD: Mentiras viejas, Verdades nuevasLeonel; Razones y sinrazones de una “¨declinatoria” Política, realidad y artificioLos trotes postreros de la convención del PRD...Mis apuestas en la convención del PRDEl dilema de Leonel, según BroussonetHipólito, Miguel y e PRD en el análisis de BroussonetLa “descelebración” de la navidad y ptras curiosidades Jesús de Nazaret: El gestor de una nueva civilización Leonel, la reeleción y el referendoLo que viene en el PRD: Un “choque de trenes” De Trucutú al nuevo doctor Merengue: la retórica de la política "light"La tesis reeleccionista del candidato títereEl PLD, los valores y la iniciativa de la Primera DamaIdentidad, “reingeniería” y candidatura presidencial en el PRD¿Es realmente posible una nueva reforma constituciona?El Metro en los hechos: ¿Gran obra o estafa? El Comité Político del PLD: Un anacronismo¿Reelección de Leonel? Una discusión para tontos Aspavientos y zafarranchos en el PRDLa “ceremonia de la bata blanca” ¿Par qué sirve el DNPC (antiguo DEPRECO)? Luis Abinader: impresiones fugaces sobre su discurso políticoLos desplantes del PRD al liberalismo históricoHipólito Mejía: ¿como el ave fénix? “Corran, muchachos, corran…” Milagros Ortíz Bosch en las “pinceladas” de Broussonet Una luz en el caminoEl gobierno como la arepa y la ” Nueva Republica de la Barrick Gold““Tiren coño, cobardes, tiren…”Marx y Bolívar: Notas sobre una controversia histórica “SE PASA LA TENAZA…”La candidatura del desprecio “SE PASA LA TENAZA…” La canidatura de Milagros Ortiz Bosch“SE PASA LA TENAZA…”“SE PASA LA TENAZA…”¿ingenuidad y desaprensión ?“SE PASA LA TENAZA…”: Se pusieron guapitos...“SE PASA LA TENAZA…”: La queja de algunos hipolitistas“SE PASA LA TENAZA…”: ¿Hipolito entierra el hacha? “SE PASA LA TENAZA…”Requiem por la “Constitución de Leonel”Viejas perogrulladas de la táctica política La “agenda Fernández”La portentosa voz de mando del general LuperónMiguel Vargas en la cresta de la olaLa feria de la corrupciónLa verdad como “roba la gallina”: Percepción y realidad en los gobiernos del PLD
El tiempo
Prevision del Tiempo en Santo Domingo
Encuesta
Quien sera el candidato del PRM en el 2020?
Hipolito Mejia
Luis Abinader
David Collado
No se

Ver los resultados
Ministerio de Educación banner