Jueves 25 de Mayo del 2017
Santo Domingo, República Dominicana
Buscar Noticias


Carlos McCoy

Recordar ¿Es vivir?

El Licenciado Roberto Rodríguez Marchena, vocero oficial del Licenciado Danilo Medina, candidato presidencial del PLD, regularmente hace esta pregunta. ¿Qué recuerdan ustedes del Gobierno del Ingeniero Hipólito Mejía y su pepehache?
Nosotros nos pusimos a hacer unos ejercicios de memoria y recordamos lo siguiente.

Dice un refrán que “A quien madruga Dios lo ayuda” El Ing. Mejía en su gobierno nos enseñó a madrugar, pues para tratar de conseguir un poco de gas de cocinar, teníamos que levantarnos a las dos de la mañana para ir a hacer una larga fila en las estaciones de expendio de ese combustible.

También se preocupó porque comiéramos sano. Los médicos dicen que mientras menos cocinemos nuestros alimentos es mucho más saludable. Que es preferible, cuando se pueda, comer alimentos crudos. Pues bien, después de pasarnos horas interminables en las filas de las distribuidoras de gas propano, cuando llegaba nuestro turno, regularmente el GLP se había terminado. En consecuencia, estufa apagada y no podíamos cocer nuestros alimentos. Teníamos que inventar con frutas y vegetales que no requerían cocimiento.

El Ing. Hipólito Mejía, en su gobierno, nos conminó y lo logró, a que hiciéramos ejercicios físicos, pues es muy bueno para la salud. Cuando cansados de recorrer la mayoría de las gasolineras de la ciudad y no encontrar ni siquiera un galón de gasolina o gasoil, optábamos por guardar el vehículo y hacer todas las diligencias a pies, pues no había alternativas. ¡Tuvimos que caminar muchísimo!.

Don Hipólito nos hizo renacer el romanticismo, ya que al no haber fuel oil para mantener encendidas las plantas generadoras de energía, los apagones se hicieron cotidianos y nos acostumbraron a cenar con velas ¡Que romántico!
Como tampoco se podía ver la televisión, por las mismas razones de los apagones.

El Presidente Mejía pensó en como traerle al pueblo dominicano el suspenso y el horror de las películas de Alfred Hitchcock y sorprendió a la población con una inflación descontrolada que dispararon los precios en los supermercados los cuales pasaron a ser “La casa del terror”. Si usted quería emociones fuertes, solo tenía que ir a uno de estos centros de distribución de comestibles y preguntar por los precios de cualquier artículo de la canasta familiar.

Todo en ese gobierno, cual Chapulin Colorado, fue fríamente calculado. El dólar americano osó enfrentarse al peso dominicano y nuestra moneda le dio una pela de 60 a 1.

Si la calle estaba dura, Hipólito nos enseñaba a caminar por la acera.

Nos conminó a practicar como se pone un huevo.

Le mostró a un camarógrafo de la televisión nacional como se ahorraba energía diciéndole: “Apágame la mierda esa”
No discriminó cuando de montar a un ciudadano en el helicóptero Presidencial se trataba, pues recordamos que envió al mismísimo jefe de la Policía Nacional a buscar un ciudadano en el lejano sur que dijo que no era verdad que había agua en su comunidad.

Hipólito fue un artífice del repentismo. Lo ratificó la vez que dijo: "Ninguna Agenda, la Agenda la hago yo cuando me levanto, por la mañana".

A los jóvenes les recomendó volver al lápiz y al papel y se puso como ejemplo. "Yo no pierdo mi tiempo jugando en las estúpidas computadoras esas, con el Internet del carajo ese".

Nos convenció de que no diferenciaba a la hora de dar un boche. "El cardenal que siga rezando sus oraciones y que me deje tranquilo".

Promovió el turismo dominicano situando nuestras mujeres en la bajura, diciendo “En la República Dominicana, tenemos muchas cosas que ofrecer. . . Mujeres negras, mulatas y unas cuantas blanquitas que aun aparecen”.

El machismo llegó a su cenit en el gobierno del guapo de Gurabo "Yo mandé a Milagros (la vice presidenta) a la inauguración del mausoleo de las hermanas Mirabal en Salcedo . . . Porque eso es cosa de mujeres y yo no buscaba nada ahí".

¡Claro que recordamos! Señor Rodríguez Marchena. Como olvidarnos de un Presidente de la República que compitió en una encuesta radial con el diablo y perdió del mismísimo Satanás.
Carlos McCoy
Octubre/2011
carlosmccoy@ymail.com

Otras opiniones de: Carlos McCoy

Oportunidades migratoriasÁrboles en lugar de lápidasEl costo del populismoRobando con elegancia“Vísteme despacio, que voy de prisa”Curarse en saludCorrupción, el verdadero muroAgro foresta, ¡Cuidado!Interrogatorio (Cuento corto)¡O! DebrechtDonald Trump y la inmigraciónMargarita de TroyaImportando miseriasEl PLD, de lo moral a lo materialHerencia político militarCon la nacionalidad fríaSi hay Dios, ¡Es americano!Deshojando la margaritaNacionalizando el problema haitianoOfensiva diplomáticaLa gota que derramó el vaso haitianoCrisis de las leyesCreatividad en los empleos juveniles.El deporte como motor del desarrolloUna insensata oposiciónLa JCE y Haití CommoditiesSe volteó la tortillaEl Brexit, un alud económico y socialEl Brexit, consecuencias futurasEl derecho a portar armasTigueres con poderesEl INDEX (Instituto del Dominicano en el Exterior)Nuestras tradicionesSuicidios en la clase media americana¿Por qué somos tan pobres?En ultramar, una generación envejece y otra surgeSatisfacciónEl viejo catolicismo como retrancaFrustración y rabia en Nueva YorkEl “Pick and choose” de los refugiados sirios¿Avergonzados de nuestra historia?AxiomaMantenimiento Partidario¡Concho, estamos “jartos”!El patético Servicio Exterior DominicanoLa isla de Santo DomingoBlancos, negros y mulatosMás huacalitos y menos Provincias y MunicipiosLa diáspora, déjà vuLo que Leonel no dijoSignos muy parecidos e iguales de preocupantesTurismo, Agricultura y desarrolloNi el uno ni el otroEste lio lo provocó la Constitución del 2010Fusión y fisión¡Otra vez la iglesia!Competencia deslealEgos¡Acorralamiento!Dictadura. Democracia y corrupciónHaití……Grandes decisionesLiderazgos contaminados en ultramarDe palíndromos, capicúas, carambolas y boomerangsCarretera fronterizaEncrucijada ConstitucionalUtopía taínaMuerto el perro, se acabó la rabiaSi mi abuela tuviera ruedas…Haití, bomba de tiempoSolución al problema haitiano¿CARICOM?¡Cuidado, curva peligrosa!Bosch, la piedrita en el zapatoGrupismo en el PLDDejémonos de paños tibios¡Ayiti Ankó! ¡Haití de nuevo! Lectura de una encuestaOrgullo nacionalCrecimiento inconmensurableLos números en creoleHaití nos aleccionaCocolos y haitianosSino sangre, por lo menos esfuerzos, sudor y lágrimasHub aéreo agropecuarioArcoíris moradoLa bandera¡Bien por Haití!Él no se gobierna16 y 69 palé cuasi perfectoLa renuncia del Embajador Raúl YzaguirrePlaza del técnico¿Y el carisma?El precio del oro y la Barrick GoldObesidad del Estado¿Extemporáneo?Cuatro son muy pocos. ¿Doce, no son suficientes?Ferrocarril Cibao-SurDanilo y la reelección presidencialDesparpajo CongresualRenovarse o morirBingo Chino¡Se rompió la soga electoral!Una pausa… para verCaos en el Metro de Santo DomingoEl Metro y la OMSAPoner a circular el circulanteEchándole más leña al caosTanda extendida, pero de arriba para abajoRumbo al Puerto de origenEl barrilito, el cofrecito, las exoneraciones y otras hecesVuelta al Boschismo, utopía o hipocresía¿Y que nombre les pondremos? Matarile rile rile.El al revés del que salió¡Preñaron a la niña!Daniel y AntonioCero CameralLos Estados Unidos y el Servicio Exterior DomicanoEl Adagio de DaniloLa Barquita, el Ozama, el Isabela y el HainaEsta sociedad va en caída libre hacia el total deterioro moral¡En la china!El gabinetePaís o Nación No todo lo que brilla es oroMirándose en el espejo correctoCopiar y pegarNuestro gabineteEl gobierno de Danilo ya tiene siete mesesNo es como se comienza… El futuro del reformismoHipocondría nacionalUn mejor país, pero para todos ¿De qué te ríes?Se puede correr la roscaVergüenza ajenaDespoliticemos El Metro de Santo DomingoEncrucijada del sistema partidista¡Por favor, dame un chance!Joven, ¡Atrévete! Se parte de la solución El curroTráfico inducido¡Ojo pelao!Genio y figura… Hasta la sepultura Tránsito terrestre, fuente inagotable de recursosNi agradece ni guarda rencor PRD Personas Reburujadas y Desordenadas La pesada carga de DaniloDesesperación, mala consejeraEl Doctor Merengue¿Porqué Danilo y no Leonel?Dios los cría y ellos se juntanCon los pies sobre la tierraA confesión de partes…¡Por fin, campaña de propuestas!Continuar lo que está bienDanilo y Curitiba Percepción de corrupciónLa clase mediaBendito Plebiscito¡Llegó papá!Enmarañar lo sencillo“Dan Mar”Castrando las aristas de AmableCommodities, la oportunidad del sigloNo bajar la guardia Los viajes de LeonelSúper turismo“El pequeño Haití” espina clavada en el centro de nuestra capital¿Invernaderos? ¡Cuidado!Invadamos a Haití. Expulsémoslos de nuestro paísLos dueños del paísExplosión demográfica, educación, salud y pobrezaChina y Taiwán CarambolaEl narcotráfico y la economíaEl PRD y la reelección de Leonel El bueno, el malo y el feoNi a favor ni en contra, sino todo lo contrarioMi generaciónSin cartuchos ¡Te lo dije!Sainete electoralUnión antillanaHaití, en dos actosEl Metro o la yarda¿Matriarcado?Los gringos ¡A la carga!Tomémosle la palabraHaití, el desastre y su secuela¡Juégatela!El turismo dominicanoOperativos, patronatos, comisiones, etc.El voto negativoAhora o nuncaCorrupción y narcotráficoDeja vu¡Otro pedazo de papel!
El tiempo
Prevision del Tiempo en Santo Domingo
Encuesta
Quien sera el candidato del PRM en el 2020?
Hipolito Mejia
Luis Abinader
David Collado
No se

Ver los resultados