Miercoles 28 de Junio del 2017
Santo Domingo, República Dominicana
Buscar Noticias


Nelson Encarnacion

¿Miguel, Hipólito o Danilo?

VISION GLOBAL

En los corrillos políticos dominicanos se viene analizando con frecuencia cuál sería el comportamiento a adoptar por el Presidente Leonel Fernández en las elecciones de 2012 en caso de mantenerse el impedimento constitucional que lo inhabilitaría para optar por una segunda reelección.

Algunos analistas sostienen que el jefe del Estado preferiría que ganara un candidato del Partido Revolucionario Dominicano a que lo hiciera, por ejemplo, el licenciado Danilo Medina, en razón de que iría más cómodo a un retorno en 2016.

En primer lugar, el Presidente estaría bien posicionado para regresar en 2016, ya que cualquiera que gane las próximas elecciones no podría reelegirse para entonces. Sin embargo, ese posicionamiento tiene algunos peros que el primero que lo sabe es el Presidente.

No es verdad que el Presidente preferiría que ganaran por ejemplo el ex presidente Hipólito Mejía o el ingeniero Miguel Vargas Maldonado o cualesquiera otro de los aspirantes que tiene el PRD.

Estoy convencido que Fernández va a preferir que gane un candidato del Partido de la Liberación Dominicana a que lo haga un opositor. La experiencia es la madre de todo, más en el ejercicio de la política, y ella es tan reciente que ningún comportamiento subalterno puede desdeñarla.

En primer lugar, tenemos que remontarnos a lo que vivió el propio PRD en 1986 cuando se extendió por todo el país la percepción de que el entonces presidente Salvador Jorge Blanco estaba más inclinado a que ganara el doctor Joaquín Balaguer a que lo hiciera el licenciado Jacobo Majluta, candidato de su propio partido.

Y todo parece indicar que Jorge Blanco actuó en consecuencia, si bien adoptó algunas medias contra el líder del Partido Reformista Social Cristiano, como aquella de prohibirle desplazarse en helicóptero por algunas zonas, lo cual no fue obstáculo para que Balaguer recorriera el país en frenética campaña para regresar al Poder.

El verso extraído de las Rimas Bécquer, recitado en el borde de un escritorio presidencial y en obvia alusión a los alegatos de fraude que hacia el PRD, y aunque distorsionado en algunas líneas, parecieron confirmar lo que se decía de Jorge Blanco:

¡Los suspiros son aire y van al aire!
¡Las lágrimas son agua y van al mar!
Dime, mujer, cuando el amor se olvida
¿sabes tú adónde va?

El 16 de agosto de 1986, como recordará la mayoría, se consumó el retorno del doctor Joaquín Balaguer al Poder tras 8 años de oposición, y no fueron pocos los que alegaron que ese regreso fue facilitado por Salvador Jorge Blanco, quien entendía que Jacobo Majluta, aunque de su mismo partido, le sería más hostil que el contrario recién investido.

Pasaron apenas unos meses para que Jorge Blanco se convenciera del enorme error, ya que para entonces se había puesto en marcha una demoledora campaña judicial y mediática que en poco tiempo lo llevaría a escapar, vestido de mujer, a refugiarse en la residencia del embajador de Venezuela.

Posteriormente, aguijoneado por las más diversas acusaciones y diatribas, Jorge Blanco fue recluido en una clínica de la capital, luego sacado del país para internarse en un hospital de Atlanta, desde donde regresaría como un reo condenado en contumacia a veinte años de presidio por corrupción y otros cargos penales.

A quien supuestamente había favorecido desde el Poder contra su compañero de partido, estaba ya erigido en un verdugo que lo anularía políticamente para siempre. Esta es la experiencia más dramática de que tenemos registro más o menos reciente, de lo que significa trabajar para el enemigo en contra de un compañero.

Ahora, con miras a elecciones presidenciales de 2012, hay quienes aseguran que a Leonel al menos no le molestaría que ganara un opositor frente al candidato de su propio partido. E incluso le ponen nombre y apellido: Danilo Medina.

Para quienes así piensan, los quiero remontar a un incidente mucho más reciente que la saga de Jorge Blanco.

Pocos meses después de Leonel salir del Poder en 2000, funcionarios del recién estrenado gobierno de Hipólito Mejía, ayudados por las bocinas mediáticas del PRD, comenzaron a reclamar que el ex mandatario y sus colaboradores cercanos fueran enjuiciados por supuestos actos de corrupción.

Presionado por esa campaña, el doctor Fernández se presentó a la Procuraduría General de la República a reclamar que se le sometiera a la justicia si había méritos para una acusación.

Todos deben recordar que la respuesta del Gobierno fue el uso de la Policía Nacional, dirigida por el general Pedro de Jesús Candelier-dejado en ese puesto por Fernández-fue el lanzamiento de numerosas bombas lacrimógenas contra Leonel y sus partidarios, lo que dio como resultado el internamiento de varios de ellos, incluyendo al saliente Vicepresidente, doctor Jaime David Fernández Mirabal

La campaña diabólica del Partido Revolucionario Dominicano contra Leonel Fernández no cesó en momento alguno pidiendo que se le sometiera a juicio, mientras se llevaba a los tribunales a cuatro ex altos cargos del Gobierno por cuestiones que carecían de valor jurídico real.

Justo es reconocer que en ningún momento el Presidente Mejía hizo caso a esas reclamaciones, no porque se opusiera al sometimiento de un ex mandatario, sino porque en realidad se carecía de pruebas. Sin embargo, son muchos los dirigentes del PRD que entiende que el regreso de Leonel al poder alegadamente se debió a que no se procedió judicialmente contra él.

Con ese precedente tan reciente, podemos afirmar sin temor a duda, que si el PRD regresa al Poder en 2012 buscará todas las vías posibles-y hasta inventadas-para aniquilar políticamente al Presidente Fernández y evitar que pudiera materializar la que es su determinación no oculta de procurar el retorno en 2016.

En consecuencia, siendo Leonel el primero en saber eso, y conociendo la historia del propio PRD con Jorge Blanco, Majluta y Balaguer, no es verdad que va a favor el triunfo de un candidato opositor en desmedro de uno de sus compañeros.

Y cuando se habla de uno de sus compañeros es mejor usar el singular y decir que su compañero Danilo Medina, en razón de que muchos consideran que las heridas abiertas entre esos dos lideres del PLD durante la competencia por la candidatura de 2008, fueron tan profundas que no podrían cicatrizar.

Creo que se equivocan quienes así razonan, pues Leonel conoce muy bien a sus compañeros de partido y sabe de lo que o no capaces.

Además, y tan importante como lo anterior, es bueno recordar que el PLD tiene un proyecto de gobierno que va más allá de uno o dos períodos de una administración, y que consecuentemente quienes mejor dotados están para completar ese proyecto son los peledeístas.

Que un regreso desde la oposición pudiera ser más viable que la continuación de un partido que ya tiene cuatro términos consecutivos, es algo que pudiera tomarse en cuenta.

Empero, habría que descontar de ese enfoque el imponderable de la persecución política que desataría el PRD para tratar de arruinar el proyecto de retorno del Presidente Fernández.

En conclusión, Danilo nunca perseguiría judicialmente a Leonel ni le pondría piedras en el camino, por varias razones: son compañeros de partido, son amigos y sobre todo que Danilo no podría reelegirse en el 2016.

Cualquiera del PRD que ganara las elecciones de 2012 haría exactamente todo lo contrario.

nelsonencar@gmail.com

Otras opiniones de: Nelson Encarnacion

VISIÓN GLOBAL Venezuela: diálogo, guerra civil e intervenciónVISION GLOBAL Sistema democrático y partidos políticosVISIÓN GLOBAL Disyuntiva a la hora de creer en DiosVISIÓN GLOBAL El conflicto en Duquesa y la salud ciudadanaVISIÓN GLOBAL La OEA como "ministerio de colonias"VISIÓN GLOBAL Inmigración y consulados en EE UU VISIÓN GLOBAL Felucho Jiménez y el nuevo paradigma de la comunicaciónVISIÓN GLOBAL Regreso presidencial en América LatinaVISION GLOBAL Aduanas ataca contrabando de armasVISIÓN GLOBAL El hospital Central de las Fuerzas ArmadasVISION GLOBAL La JCE apunta a permanente divisiónVisión Global Danilo en CelacVISION GLOBAL Donald Trump es un atrasoVISION GLOBAL USAID financia marcha del domingoVISION GLOBAL Caso OdebrechtVISIÓN GLOBAL 2017 inciertoVISION GLOBAL ¿Democracia?VISIÓN GLOBAL Liga MunicipalVISION GLOBAL Mi comandanteVISION GLOBAL Ley de tránsitoVISIÓN GLOBAL Lecciones y eleccionesVISIÓN GLOBAL Resonante fiascoVISIÓN GLOBAL ¿Libre comercio?VISIÓN GLOBAL InseguridadVISION GLOBAL Una mujer a la JCEVISION GLOBAL Aliados de DaniloVISION GLOBAL Lotería NacionalVISIÓN GLOBAL Leche de dudosa calidadVISIÓN GLOBAL Fondos de pensionesVISION GLOBAL Dilema de Danilo con BrasilVISIÓN GLOBAL Alberto HolguínVISION GLOBAL La voracidadVISION GLOBAL El nuevo retoVISIÓN GLOBAL El PLD y la JuntaVISION GLOBAL Hatuey De CampsVISIÓN GLOBAL El outsiderVISION GLOBAL Alerta yihadistaVISIÓN GLOBAL Leonel y la crisisVISIÓN GLOBAL ¿Cambio de horario?VISION GLOBAL Conflicto de choferesVISION GLOBAL Vigilar cuadrasVISION GLOBAL De Keiko a AbinaderVISION GLOBAL La mediocridadVISIÓN GLOBAL El inefable Luis AlmagroVISIÓN GLOBAL Abinader y la prensaVISIÓN GLOBAL Fidel y ObamaVISIÓN GLOBAL Voto preferencialVISIÓN GLOBAL Santiago es SantiagoVISION GLOBAL PRM sin estrategiaVISION GLOBAL Publicidad estatalVISIÓN GLOBAL Vargas LlosaVISIÓN GLOBAL Hamlet y AMETVISIÓN GLOBAL Candidatura SDEVISIÓN GLOBAL Reír sin saber porquéVISION GLOBAL El vacilón reformistaVISIÓN GLOBAL Cuidado con la alianza PLD-PRDVISIÓN GLOBAL Realidad de la veda haitianaVISIÓN GLOBAL Perspectiva ominosaVISION GLOBAL Libertad de tránsitoVISION GLOBAL La bofetada de los refugiadosReconocimiento eterno al TCVISION GLOBAL Obama y las repatriacionesPelear con estrategias ajenasVISION GLOBAL ¿Miguel a vicepresidente o senador DN?VISION GLOBAL Como madre Teresa: dando hasta que duelaVISION GLOBAL Una conspiración contra MiguelVISION GLOBAL La clave del problema en el PLDVISION GLOBAL Una señal del PRD y el PRMVISION GLOBAL Las inconsistencias de Barack ObamaVISION GLOBAL Leonel ante innobleza de HipólitoVISION GLOBAL El extraño limbo de QuirinoVISION GLOBAL Leonel y “el nuevo trato"VISION GLOBAL PRM en el laberinto de AbinaderVISION GLOBAL La titulación de tierrasVISION GLOBAL El boom de la mentiraVISION GLOBAL Domínguez Vs BautistaVISION GLOBAL Carlos Morales TroncosoVISION GLOBAL: Encuestas y reaccionesVISION GLOBAL La lucha por el PoderVISION GLOBAL Estilos de Danilo y de LeonelVISION GLOBAL: Dos años de DaniloVISION GLOBAL: Equilibrio en el CongresoVISION GLOBAL Danilo, Leonel y la transiciónVISION GLOBAL No pateen a Leonel FernándezVISION GLOBAL: Más que poner las dos mejillasVISION GLOBAL: 1937 y el chantaje haitianoVISION GLOBAL: Conspiración contra el SenasaVISION GLOBAL: Voto preferencialVISION GLOBAL ¿Mediatizando la soberanía?VISION GLOBAL: El Presidente y las partiturasVisión Global: Haití y el silencio de los partidosVisión Global: Campaña extemporáneaVisión Global: Medir con la misma varaVisión Global: Sacar la cara por el paísVisión Global Perdidos frente a HaitíHaití nos divideVISIÓN GLOBAL Esteroides e hipocresía gringaVISION GLOBAL Mandela, ¡El Grande!VISION GLOBAL: PN y la atención selectivaVISION GLOBAL Trabas para la formalizaciónVISION GLOBAL Alan Greenspan y H. ValdezVISION GLOBAL: Justicia “tuitera”Visión Global: el PRDVISION GLOBAL El presupuesto de la JCE VISION GLOBAL Leonel y “el efecto Gortari” (1 de 2)La muerte de una mascotaLa hermenéutica de las pensiones La foto del PresidenteHipólito y la zorra sumeriaDanilo y la seguridad ciudadana Los salarios en el Estado VISION GLOBAL Los dos HipólitoVISION GLOBAL La deuda de Hipólito VISION GLOBAL Los aliados del PLD VISION GLOBAL La boina que desquició al PPHVISION GLOBAL Con encuestas no se gana...VISION GLOBAL Hipólito y la campaña sucia VISION GLOBAL Ito Bisonó: vice de HipólitoVISION GLOBAL La carretera Cibao-SurVISION GLOBAL Morales debe aclararVISION GLOBAL Interpretaciones sobre el carismaVISION GLOBAL ¿A que se debe tanta histeria? VISION GLOBAL La gente sí quiere propuestasVISION GLOBAL Después no se quejenVISION GLOBAL Hipólito carece de pudorVISION GLOBAL Frente al pánico, el allanteVISION GLOBAL Una encuesta financieraHipólito y la superposición de la personalidad VISION GLOBAL; La comunicación del gobiernoLos esfuerzos para ganarAnálisis incorrecto¡Bien por Hipólito! Elecciones 2000: media verdadEnfrentar la corrupciónVisión Global: Milton Ray GuevaraVisión Global: Milton Ray GuevaraVisión Global
El tiempo
Prevision del Tiempo en Santo Domingo
Encuesta
Quien sera el candidato del PRM en el 2020?
Hipolito Mejia
Luis Abinader
David Collado
No se

Ver los resultados