Viernes 23 de Junio del 2017
Santo Domingo, República Dominicana
Buscar Noticias


Felipe Lora

Devaluación del Voto

Me acuerdo de aquella época cuando el voto valía algo en la Republica Dominicana.

Votaba para que se acabaran los crímenes y los asesinatos.

Votaba para que terminara la dictadura, la represión, las redadas policiales y las bandas par-militares.

Mi voto valía. Tenia el peso de una población que quería justicia para los corruptos y los traficantes de influencias. Votaba para terminar el desempleo y el destierro, forzado por la pobreza, de mis hermanos.

Votaba porque en aquella época el voto tenía el valor de la esperanza. Esperanza que energizaba la población en contra de los que, en cada elección tenía que agigantar el fraude para mantenerse en el poder.

Votaba para acabar con los barrios marginados, con el analfabetismo y con el subempleo.

Quería que terminara el endeudamiento externo, la producción en masa de bonos y la devaluación de nuestra moneda. Sí, por eso votaba.
Votaba para que se acabaran los apagones, las carreteras y calles deterioradas, el racismo y la marginación de la mujer en puestos gubernamentales.

Votaba porque mi voto valía. Mi voto exigía salud, educación, empleos, seguridad social y económica para toda la población.
Pero principalmente votaba para que se terminara la venta del país al mejor postor, para que terminara la venta de la nación para cubrir los gastos de ineptos políticos.

Pero ahora, ¿Por qué votar? ¿Por cual partido?

El país ya se dio el lujo de experimentar, llevando al poder las “principales” corrientes partidistas que existen en nuestra nación, y hoy, ni siquiera los que gozaron o gozan del poder se atreven a decir que: ¡Por fin se acabaron!

No más Bonos Soberanos, no más abultamiento de la nómina del estado, no más incremento en la deuda externa o la deuda interna.

¿Quien puede decir que ya nadie se larga del país, que se eliminaron los apagones, al alza de los precios de primera necesidad y analfabetismo?

¿Quienes dicen que se acabaron los crímenes, los defalco de los dineros de estado, las calles destartaladas y los policías atracadores?

Nadie puede decir que se erradicó el lavado de dinero, el desempleo, la incertidumbre, la delincuencia juvenil y la violencia doméstica.

¿Quien se atreve a decir que ya no existen empleados ineptos en el gobierno, ni jueces que vendan sentencias, que ya no existe el tráfico de influencia?

Y sobre todo, ¿quien puede asegurar que ya “la guardia” lee como se debe, pues la educación ha sido la prioridad de esos gobiernos?

Hoy, al igual que mi otrora valioso peso, mi voto no me vale nada.

Sin embargo, a los que se encargaron de devaluarlo, le puede ayudar a “legalizar” su forma de usar el poder. Es por eso que hay quienes se dedican a obligarme a votar.

felipe@lora.org

Otras opiniones de: Felipe Lora

¿Desobediencia civil? O ¿Enfrentamientos escalonados?De corruptos, marcha y firmas¡Por fin llegó el 2017!Informe Pisa y la demagogia gubernamentalDemandemos, en forma enérgica, una explicación de la JCEMi nietecita no existeMi fallo es… un acto de no ha lugarConvergencia por un Mejor País No, Revolucionaria síAumentaron el PanConversando con la IzquierdaReclamando lo que nunca se ha hechoCuba vs Estados UnidosTambién condeno el ataque a Charlie HedboEn Honor a los PalmerosCon votos o con botas¡Mi Madre era Comunista!Éxito Empresarial: “Triplicamos las ganancias y aumentamos la competitividad” La Paradoja del trabajo y el empleoOtra consigna más: No al Artículo 85 del Código Procesal PenalDe Convergencias y Comunismo 2 de 2De Convergencias y ComunismoSe fueDesde el Paquetazo a la Reforma LaboralCarta pública a los sindicatos...Exilados económicos y la sentencia del TC¿Sentencia del Tribunal?De tus frutos vivirásArroz con huevo o RevoluciónLa corrupción, ¿otra vez?16 de Agosto: En Busca de la RestauraciónEl Descaro HaitianoEn Defensa de la Fiscal Berenice ReynosoReconciliación: Medina, PN y FelabelLos Judas de la IzquierdaEducación ¿Inaceptable sistema educativo o sistema político? Democracia a la dominicanaHonrando a la Mujer RevolucionariaLos números en el discurso de Danilo: ¿Hazaña increíble o burla de mal gusto? El año pasado no celebré el 27 de febrero como la hacía antes¡Fuera todos los que han gobernado!La Izquierda: ¿Culpable?La Silla PresidencialEn defensa de NarcisoLógica ElectoralNuestra inaceptable economíaEn memoria de Orlando MartinezDesde la Izquierda: ¡Sí, se puede!¡Elecciones del Diablo!Sueños y EleccionesAhora le toca a Hipólito27 de FebreroA mi amigo el izquierdistaAplatanando el MarxismoEsperando a DuarteLa Izquierda sólo gana si no se uneElecciones y falsos profetasNavidad de un proletarioBasta ya de las efímeras unidades de la Izquierda DominicanaEl pueblo y la Izquierda Dominicana La trinitaria: ¡Dios,Patria y Libertad!Mi última carta a LeonelCorrupto, ¿yo?Huelga y algo másDe Bonos y deuda4 % Izquierda, Recursos y PoderNo, los haitianos noEntierro de las Zonas FrancasUribe Vélez: Persona No GrataJuicio Póstumo: Trujillo en la HayaDe luto, con velas e inciensoIzquierda y Elecciones III Nuevo Curso hacia el PoderIzquierda y Elecciones II Izquierda y Elecciones IAbril ha pasado… y me pregunto:Sólo Cristo nos salvaráLas invasiones del Comando Sur de los Estados UnidosLeonel: Como PilatosEn Yola 2: Los beneficios de los viajes ilegalesVuelvo y le repito: ¡yo vivo de mis arepas!En Yola: 1 El negocio de los “viajes ilegales.”¿Quienes celebran hoy?¡Aplicando el Cristianismo!Patriotas… ¿quiénes?Cuidado: Descarados en el ExteriorCambiando burros por conejos¡Vaca muerta no da leche!La Policía y yoCuando llegue Papá La única diferencia: R en lugar de LQuisqueyanos Valientes o Quisqueyanos Indolentes Ni el PRD ni el PLDLamento NavideñoDominicana, Mónaco o New YorkDominicanos: Quejas e inactividad"El pueblo toma la justicia en sus manos."
El tiempo
Prevision del Tiempo en Santo Domingo
Encuesta
Quien sera el candidato del PRM en el 2020?
Hipolito Mejia
Luis Abinader
David Collado
No se

Ver los resultados