Miercoles 29 de Marzo del 2017
Santo Domingo, República Dominicana
Buscar Noticias


Luis R. Decamps R.

Milagros Ortíz Bosch en las “pinceladas” de Broussonet

El reputado politólogo franco-belga Jean Jacques Broussonet ha estado varios días en la República Dominicana compartiendo una vez más con sus discípulos y amigos, y resultó puntos menos que imposible (dada su reiterada confesión de ser “un observador a la distancia” de nuestra realidad política, la que ha considerado “fascinante y de gran riqueza fenomenológica”) evitar la tentación de recabar algunas de sus opiniones sobre la marcha y las perspectivas de los acontecimientos político-electorales vernáculos.

Con sus proverbiales reservas (derivadas de una obstinada actitud de “circunspección pública” frente a los sucesos políticos de los países que visita), Broussonet accedió a “intercambiar algunos juicios mas allá de la curva” sobre la campaña electoral en desarrollo, y al autor de estas líneas le han parecido particularmente interesantes sus “pinceladas” sobre la candidatura senatorial de la doctora Milagros Ortiz Bosch y su “posible sesgo implosivo” (la expresión es de él, no quien escribe) dentro del PRD, en caso de terminar victoriosa, una vez concluya la jornada comicial.

En la parte de sus reflexiones que no objetó “para aireamiento” (por ser “humildísimos elementos de discusión”), Brussonet empezó recordando que el concepto de “igualdad de género”, directa o indirectamente, se ha estado imponiendo (básicamente en últimos tres decenios) en muchas de las legislaciones sustantivas y adjetivas del planeta, y que aunque todavía no ha alcanzado plena realización desde el punto de vista psico-social, como es comprobable cotidianamente en cualquier latitud, “no parece ya que circunstancias políticas, amaneramientos ideológicos o voluntades cavernarias puedan hacer reversible la realidad que entraña”.

(El distinguido intelectual confesó, en un breve paréntesis, que siempre ha albergado “cierta hostilidad” frente el mencionado concepto tanto desde el punto de vista semántico como desde la mira filosófica, sobre todo porque entiende que el mismo no sólo designa una aspiración contraproducente a la luz de la “desigualdad natural e insoluble” y de la “pluralidad psico-sexual” actual de los géneros humanos sino que también implica una “reclamación de paridad” basada en las diferencias anatómico-espirituales y no en el esfuerzo, el talento, el mérito y la capacidad).

“La presencia de la mujer en las diferentes esferas de la dinámica social (producción, gerencia, cultura, política, etcétera) es actualmente caudalosa y decisiva en casi todas las naciones organizadas, y en lo atinente a la conducción y administración de la vida humana desde los resortes de Estado es perceptible un fenómeno novedoso y sugestivo que pauta una ruptura en la vieja y excluyente ingeniería del poder: sus ejecutorias son cada vez más exitosas, tal y como se pone de manifiesto en el hecho de que naciones que han alcanzado altos grados de eficiencia gubernativa y de promoción de la solidaridad y el bienestar humanos han sido o son regenteadas políticamente por mujeres”.

(Broussonet recordó, para ilustrar su tesis, que la primera mujer exaltada a las cumbres del poder estatal en la época contemporánea lo fue Sirimavo Bandaranaike, “premier” de Sri Lanka, antiguo Ceilán, en 1959, y la segunda Indira Gandhi, en la India, en 1966. Luego vendrían la israelí Golda Meir, primera ministra en 1969; la británica Margaret Tatcher, primera ministra en 1979; la filipina Corazón Aquino, presidenta en 1986; y la pakistaní Benazir Butho, primera ministra en 1988… En los últimos tiempos, el mundo ha visto ascender, entre otras, a Mary Mcaleese, presidenta de Irlanda desde 1997; Vaira Vīķe-Freiberga, presidenta de Letonia en 1999; Sila Calderón, gobernadora de Puerto Rico en el 2001; Tarja Kaarina Halonen, presidenta de Finlandia; Angela Merkel, canciller de Alemania desde 2005; Michel Bachelet, presidenta de Chile en 2006; Cristina Fernández, presidenta de Argentina desde 2007; y más recientemente, a Laura Chinchilla, que acaba de ser electa presidenta de Costa Rica).

Broussonet afirmó que sus “auscultaciones de historia dominicana” le permiten deducir que, aunque desde el decenio de los años cincuenta las hermanas Mirabal había establecido “un importante precedente de presencia política beligerante” de la mujer, hasta hace muy poco tiempo éste era uno de los países latinoamericanos en los que se percibían mayores prejuicios con respecto al protagonismo de las féminas en la vida pública. “No es que ustedes no contaran”, aclaró, “con mujeres de excepcional talento y de consagrado liderazgo (¿cómo olvidar a las grandes damas que en su momento descollaron al lado de Bosch, Balaguer, Peña Gómez y Majluta?) sino que el reconocimiento político y social virtualmente se frenaba cuando se mencionaba la posibilidad de llevar a una de ellas a la jefatura del gobierno…Hasta Puerto Rico se les fue adelante…”.

Para el destacado pensador político, no hay dudas de que quien empezó a “romper de manera consistente e irrebatible” con los prejuicios citados (“desarrollando un liderazgo presidenciable de dimensiones considerables en la política militante y una ascendencia moral aún más grande e incontestable en la generalidad de la sociedad dominicana”), lo fue la doctora Milagros Ortiz Bosch, que no sólo ha quedado registrada en las páginas de la historia de este país como la primera mujer que aspiró (“en firme y no como expresión de una engañifa masculina politiquera para ganarse el voto femenino”) a ser elegida presidenta sino también como la única que ha ocupado la vicepresidencia por un período constitucional y ejercido la presidencia interinamente.

“La doctora Ortiz Bosch es, además”, enfatizó Broussonet, “la mujer que hasta el momento ha logrado mayor grado de ascendencia y autoridad político-social en este país y, al mismo tiempo, la que más experiencia de Estado ha acumulado, ya que no sólo ocupó posiciones públicas relativamente subalternas (tanto en la administración central como en la municipal) sino que también ha sido senadora de la república y se ha desempeñado desde una posición ministerial… En pocas palabras: ninguna otra dirigenta política dominicana se ha encumbrado políticamente tanto como ella, y no hablo únicamente de los resortes de la cosa pública, pues su penetración en la conciencia ciudadana y en la imaginería colectiva ha sido aún de mayor profundidad”.

Broussonet igualmente argumentó que si bien es cierto que en el PRD de hoy (sin ignorar los sólidos liderazgos del ex presidente Hipólito Mejía y el licenciado Luis Abinader), el ingeniero Miguel Vargas (transfigurado desde hace algún tiempo en el líder partidario mayor) está “ventajosamente situado en la carrera por la nominación presidencial”, también lo es que “los resultados de las próximas elecciones, de no ser satisfactorios para la militancia de esa organización política” y no ser “adecuadamente administrados” por la cúpula directiva, pudiesen desencadenar “turbulencias mayores que las actuales y eventos inesperados al interior de esa organización política”.

“En el marco de ese cuadro de posibilidades”, continúa diciendo el eximio politólogo, “en el PRD podrían producirse algunos trastornos de percepción y expectativas generadores de drásticas recomposiciones interiores, y no es de descartar que mucha gente (si la doctora Ortiz Bosch logra derrotar al PLD en la capital, valga la reiteración) se vea tentada u obligada a volver el rostro hacia ella para construir una precandidatura presidencial que compita con posibilidades de éxito frente al hoy todopoderoso sector interno del ingeniero Vargas, que sería el chivo expiatorio de los mencionados trastornos en la hipótesis de que el PRD resultase aplastado electoralmente por el PLD... A la postre, obviamente, con la doctora Ortiz Bosch podrían pactar los desafectos de Vargas, muchos de los cuales parecen estar aguardando por una crisis post-electoral interna con base en los ya señalados presupuestos de debacle electoral y rebelión de las bases”.

Conforme a Broussonet, “ya la República Dominicana está preparada para ser gobernada por una mujer”, y hasta el día de hoy (sin desconocer la proyección que actualmente exhiben otras damas, como la doctora Margarita Cedeño de Fernández) “la doctora Ortiz Bosch es la dominicana con más definido liderazgo nacional y con mayor perfil presidencial”. Más aún: su reciente decisión de aceptar la candidatura a senadora del Distrito Nacional por el PRD la relanza políticamente y, por consiguiente, la convierte en figura a ser considerada (esté o no en su agenda) para una eventual candidatura presidencial de cara a las elecciones del año 2012.

“Por supuesto”, concluyó Broussonet, “estas son perspectivas lanzadas a partir de lo que se observa en el panorama político dominicano actual (y, especialmente, dentro del PRD), pero su conversión en realidades operantes tiene dos grandes premisas condicionantes: primero, que la doctora Ortiz Bosch defina al tenor su “mapa de ruta” hacia el porvenir inmediato, y segundo, el desenlace que finalmente tengan los graves desafíos electorales que encara el cada vez menos revolucionario y menos socialdemócrata partido de Peña Gómez…”.

El autor de este artículo (que en esta ocasión ha tenido más bien la calidad de simple traductor y transcriptor libre), como ha sido su costumbre, no hará ningún comentario en torno a este nuevo análisis del profesor Broussonet sobre una de las aristas más interesantes del horizonte político-electoral de la República Dominicana.

(*) El autor es abogado y profesor universitario

lrdecampsr@hotmail.com

Otras opiniones de: Luis R. Decamps R.

El gobierno versus Leonel: El blanco real de Felucho Odebrecht y la lucha interna en el PLD y el PRMEl raro "antiimperialismo" del doctor Ray GuevaraDanilo y el PRD: ¿Un noviazgo sin amor?Sabores y picores en el PLD de hoyAntonostalgia del PEMELa reeleccion resbala y la oposicion en babiaLa reivindicacion historica del balaguerismo Google se parece a Dios, pero no lo es...El ostracismo de Leonel: ¿Culpa o ingratitud?La robótica ultranacionalista Hipocresia y cinismo en el panorama politicoLuis Abinader ante la historia El asesinato de Indhira Ghandi Lo que nos queda: El balaguerismo Abril 1965: El capitan que tomo por asalto la gloria La rebelión del leonelismo Luis Abinader en la cresta de la ola La “tozudez” de Leonel: ¿panico en el PLD?La reeleccion: ¿Un “maco” made in PLD?La agenda “patriotica” del conservadurismo El asesinato de Mahatma Gandhi en 1948El asesinato de Gaitan y el “Bogotazo” de 1948Baches y cachivaches de la reeleccion El asesinato de Olof Palme en 1986Las tribulaciones actuales del peledeismo historico Quirino al habla y Leonel en su ordalia “Pendejadas” de la vieja educacion domestica Brincos y mimicas con la reeleccion Leonel y el legado historico de BalaguerEl PLD y la crisis del pensamiento critico Hipolito Mejia ante la historiaEl asesinato de Isaac Rabin en 1995 Vainas y sables en el PLDEl asesinato del Che Guevara en 1967Leonel: El “zóon politikón” El asesinato de Anwar El-Sadat en 1981La reeleccion: Rosas y espinas en el PLDLeonel: ¿Camino a su primera derrota?Martin Luther King: humanista integral Malcolm X: De ratero a redentor social Kennedy: El hombre y el destino El PLD, LOma Miranda y Groucho MarxAdalai Stevenson: Un demócrata olvidado Matices históricos de la política en USATransfugas y "corchos" en la era del PLDEl legado gris de la "era" del PLDEl PRD, Majluta y la "Ley de Lemas"Trujillo: la lección ignorada La Constitución, el referendo y la reelección Danilo, Leonel y al reelección Caamaño y la prepotencia del embajador Era Trujillo realmente patriota o nacionalista?La "no reelección": ¿Una engañifa institucional?Graznidos del trujillismo historico El "vicio" del poder y la tentación totalitaria La socialdemocracia sigue siendo el camino Sobre "desfases" y “cambios de paradigmas"No es comunismo sino cristianismo La hipocresía como ideología Patriotismo, nacionalismo y antihaitianismo Ni Marx ni Cristo: ¿El signo de la época?Un articulo de Balaguer Recordando la “Izquierda Democrática” La política: ¿Pasión o profesión? La "política del gran garrote" de los EEUU El atentado de 1981 contra Juan Pablo IIEl decrepito circo del ultranacionalismo Elogio de la hipocresía Danilo versus Leonel: ¿Cambio de mando en el PLD?Verdades y mentiras en el PRD de hoy El conservadurismo dominicano; en la cresta de la olaEl disparate de la "fusión" con Haití Luis Abinader: Perfiles de un liderazgo en ascensoLa prensa digital: perfiles de una revolución mediática Liberalismo y conservadurismo en la historia dominicanaLa tirria del conservadurismo contra las ONGsSu majestad, el peledeismoSi a la regularización, no al ultranacionalismo Hipocresia y cinismo en el ultranacionalismo criolloLauros y perversiones de la democraciaEl dia que Hitler escapo de la muerte El "voto preferencial": Mitos y realidades El dia que ¨mataron¨ a Lenin Secreto a voces: el PRD necesita un nuevo liderazgoEl gobierno de Danilo, la encuesta Gallup y el pobre PRDLa "doctrina Monroe" y la "Seguridad Nacional" de Estados UnidosLa miseria ideológica de los partidos De Leonel a Danilo: Breve historia de la cosmética política PRD: El derrotero suicida de la división Se cavan las trincheras en el PRD: ¿La “tesis Betancourt" o la táctica penagomista de “ir como quiera”?El gobierno "light", la culebra que no se muerde la cola y la impronta de Barrabás en el PRDBolívar, García Márquez y la subversión de la historia Derecha e izquierda en la política del siglo XXIDe Maquiavelo a Rousseau: realismo e idealismo en politicaCorea del Norte: Ritos de una extraña monarquía "comunista" Leonel, el PLD, la Barrick Gold y el perogrulloDanilo y Leonel: el desafio silenteLos “pendejos” de la guerra restauradoraEl PRD, el liberalismo histórico y la riña de los egos Liberalismo y socialismo: Otras viejas vainas de los "pendejos"“Pendejos” Y “Realistas” en la primera república La feria de la política: pinceladas históricas para pendejosLa vieja vaina del "bien común": anatomía del político pendejoDe Marx a Bosch: la "envidia" de los "pendejos" socialistasConfucio: Un "pendejo" de antes de CristoJesucristo: Pionero de la ideologia de los "pendejos"Los Trinitarios: Nuestros primeros "pendejos" y "envidiosos"Los gobiernos del PLD: Poder, "Progreso" e Impunidad¿Se necesita o no una ley orgánica para aprobar la reforma tributaria de Danilo? Las fotos de Fidel: El contramensaje de la imagen El Feliz Bautista, los zafarranchos en el PLD y el "regalito" de Leonel a Danilo¿ Presión tributaria? Enemas y vomitivos para todosEl “eterno retorno”: Lla otra cara de las “megapensiones” El viejo imperialismo: antinostalgia de otra "Era"El "ABC" de la democracia: notas para desmeroriadosDe politica y politicos: machacando ideasVincho, Leonel y otros "bultos" del gobierno de DaniloRecordando a McLuhan: recovecos de la globalizacionMercado y doctrina: La politica en la "posmodernidad"El neoliberalismo y la crisis del capitalismo globalTodo “made in PLD”: De la mediocracia a la desesperación Nuestro "mundo posideológico"Despues del “Mundo de Yalta”Los grupos en el PRD: ¿Vicio o Virtud?¡Ay, qué miedo!: El don me quiere botar del PRDLa socialdemocracia dominicana: verdades y mentirasEl antireelecionismo: Mitos y realidadesMe derrotó el Estado, pero siento orgullo de mi voto Hipolito Mejía: Un voto por el país ¿A quien le creo? Encuestas, realidades, opiniones populares y otras vainas raras en el escenario electoral dominicano Hipólito: El elegidoHipolito: el presidente que yo conocíLas elecciones dominicanas, segun Broussonet¿La “Era” de Leonel? De encuesta Gallup a “crisis” de JCE: ¿Vericuetos de la agenda de campaña del PLD?Danilo y Margarita: ¿Es cierto que “esta linda la mar”?Fernández Domínguez: De Puerto rico a la gloria Consumatum Est: Con Margarita, Leonel le gana el primer “round” a Danilo y al Comite PoliticoLas dos encuesta de “Asisa”, las bellaquería y el “riflazo” de DaniloLeonel, doña Margarita y otras piedras en el camino de DaniloLa encuesta de "Asisa", la "cuerda" de Danilo y la candidatura de Doña MargaritaEl PLD y la “recuperación” económica del paisDanilo: ¿Bajo el contrasigno de la historia? La nómina pública, los timbales palaciegos y el festin de los “Wikileaks”La Amet, el “Progreso”y otros “bultos” gubernamentales“¡Memoria contra el olvido!”: El FMI, Leonel y el dominicano común “Se Pasa la tenaza…”: Hipólito, Perogrullo y DaniloEl “chulla” latinoamericanaDanilo y el PLD: maullidos del GatopardoEl “paquetazo”, el gobierno y el pobre Danilo El conde Abraños: de política y politiquerosEl PLD frente e Hipólito: el “cuentazo” del “retroceso” Hipólito y el PLD: Mentiras viejas, Verdades nuevasLeonel; Razones y sinrazones de una “¨declinatoria” Política, realidad y artificioLos trotes postreros de la convención del PRD...Mis apuestas en la convención del PRDEl dilema de Leonel, según BroussonetHipólito, Miguel y e PRD en el análisis de BroussonetLa “descelebración” de la navidad y ptras curiosidades Jesús de Nazaret: El gestor de una nueva civilización Leonel, la reeleción y el referendoLo que viene en el PRD: Un “choque de trenes” De Trucutú al nuevo doctor Merengue: la retórica de la política "light"La tesis reeleccionista del candidato títereEl PLD, los valores y la iniciativa de la Primera DamaIdentidad, “reingeniería” y candidatura presidencial en el PRD¿Es realmente posible una nueva reforma constituciona?El Metro en los hechos: ¿Gran obra o estafa? El Comité Político del PLD: Un anacronismo¿Reelección de Leonel? Una discusión para tontos Aspavientos y zafarranchos en el PRDLa “ceremonia de la bata blanca” ¿Par qué sirve el DNPC (antiguo DEPRECO)? Luis Abinader: impresiones fugaces sobre su discurso políticoLos desplantes del PRD al liberalismo históricoHipólito Mejía: ¿como el ave fénix? “Corran, muchachos, corran…” Una luz en el caminoEl gobierno como la arepa y la ” Nueva Republica de la Barrick Gold““Tiren coño, cobardes, tiren…”Marx y Bolívar: Notas sobre una controversia histórica “SE PASA LA TENAZA…”La candidatura del desprecio “SE PASA LA TENAZA…” La canidatura de Milagros Ortiz Bosch“SE PASA LA TENAZA…”“SE PASA LA TENAZA…”¿ingenuidad y desaprensión ?“SE PASA LA TENAZA…”: Se pusieron guapitos...“SE PASA LA TENAZA…”: La queja de algunos hipolitistas“SE PASA LA TENAZA…”: ¿Hipolito entierra el hacha? “SE PASA LA TENAZA…”Requiem por la “Constitución de Leonel”Viejas perogrulladas de la táctica política La “agenda Fernández”La portentosa voz de mando del general LuperónMiguel Vargas en la cresta de la olaLa feria de la corrupciónLa verdad como “roba la gallina”: Percepción y realidad en los gobiernos del PLD
El tiempo
Prevision del Tiempo en Santo Domingo
Encuesta
Quien sera el candidato del PRM en el 2020?
Hipolito Mejia
Luis Abinader
David Collado
No se

Ver los resultados