Domingo 23 de Julio del 2017
Santo Domingo, República Dominicana
Buscar Noticias


Luis R. Decamps R.

El gobierno como la arepa y la ” Nueva Republica de la Barrick Gold“

El gobierno como la arepa

El gobierno del presidente Leonel Fernández luce bastante “quitado de bulla” a pesar de que literalmente está “cogiendo fuego” por abajo, por el medio y por arriba… Aunque las lenguas ígneas más crepitantes tienen que ver con la corrupción, la crisis energética, la ineptitud del funcionariado, la inseguridad ciudadana y el auge del narcotráfico, cada día se le suman otros rescoldos… Ahora, por ejemplo, se agitan el “ramplinazo” del gobierno de Chávez al mandatario dominicano (dejando con la “cara larga” al doctor Fernández en un escenario que le es tan caro), la nueva intoxicación de estudiantes con el desayuno escolar (por enésima ocasión en la administración del PLD), el incremento de los precios de los artículos de consumo básico (a despecho de los datos del Banco Central) y, por supuesto, la vaina de la Barrick Gold (de aristas y filos múltiples, aquí, allá, acullá y allende los mares), que tiene asustados a varios legisladores “de alto rango” y a más de un ministro cabildero…

El fuego avanza y todos de rumba

La situación del país, en general, está que arde, y al presidente Fernández parece haberle fracasado en la víspera la vieja táctica de irse al extranjero cuando el rancho humea… (La estratagema consiste en entretener con temas internacionales, ganar tiempo y, días después, regresar con las faltriqueras llenas de supuestos logros -que serán debidamente perifoneados por la claque mediática avecinada al régimen- y, sobre la base de una mejor ambientación psico-social, recomponer la inefable fábrica palaciega de retruécanos, promesas, sueños y esperanzas)… Lo extraño de todo esto, empero, es que mientras el gobierno está quemándose por los cuatro costados y el presidente Fernández aparenta no darse por enterado (pues está dedicado a “juramentar” -en buen cristiano: comprar- adversarios), la oposición parece seguir “cociéndose” en su propia salsa, por cierto con un insípido sabor electorero… O sea: la casa ardiendo y todos de rumba...

El “blindaje palaciego” de la Barrick Gold

En lo que atañe a la minera que opera en Cotuí, se impone hacer notar que poca gente se ha atrevido a decir lo que es evidente: que la compañía no daría tantas demostraciones de sordina y prepotencia ante los reclamos de la prensa no comprometida, la sociedad civil y los defensores del ecosistema si no contara con la bendición “blindada” del Palacio Nacional… Semejante inferencia no sólo se funda en la “línea” en su momento trazada para aprobar en el Congreso peledeísta el contrato que legaliza sus operaciones en el país (pecado político también atribuible a una parte de los legisladores del PRD y del PRSC); también alcanza base en la extraña postura que ha asumido el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales y, desde luego, en el silencio palaciego al respecto… Todo ello, por otra parte, complementado con algo que es público: que un “guapo” ministro (santiaguero por más señas) “sotto voce” se ha desgañitado defendiendo a la empresa en todos los escenarios…

La nueva “República de la Barrick Gold”

La gente de la Barrick Gold se siente tan protegida “desde arriba” que ha desacatado sentencias, ha impedido la entrada a sus instalaciones de autoridades públicas calificadas, ha ejecutado abiertamente represalias físicas y morales contra sus críticos y, por añadidura, en los últimos días ha manejado el grave asunto de la “intoxicación” de parte de su personal como un asunto privado, muy suyo y de nadie más.

Es decir, la minera ha actuado como un “territorio libre y soberano” dentro de la República Dominicana. Ningún poder del Estado parece tener jurisdicción sobre sus dominios contractuales… Los “jorocones” que están desembarcando todos los fines de semana en Casa de Campo o en Santo Domingo dizque “en tránsito hacia Haití” (siempre con los cañones en alto, como los buques de guerra) para “vigilar y proteger” sus intereses, no parecen ser su único apoyo (y no olviden el calibre: desde ex presidentes hasta congresistas norteamericanos activos, primera ministra canadiense incluida)… El “blindaje” de la Barrick Gold tiene necesariamente que ser de “altos quilates” nacionales...

Los grupos en la PN y la “serruchadera de palo”

La designación por decreto de varios generales “desafectos” en importantes puestos de mando (incluyendo a la AMET) ha dejado a más de uno haciendo “bembitas” en las cercanías de la actual jefatura de la Policía Nacional…

La existencia de grupos en la PN es cosa bien sabida desde los “tiempos de Cuca”, pero que en el Palacio Nacional se desestimaran recomendaciones para posiciones cruciales, evidentemente bajo los efectos de los “serruchos” que operan fuera y dentro de la institución, no es en modo alguno un buen síntoma para su jefe…

Aunque por el momento no se interprete más que como un “movimiento de cuerda” temporal (porque no es fácil cambiar de caballo policial cuando el gobierno está virtualmente en llamas), todo indica que la jefatura de la PN sigue en la mirilla del conocido grupo peledeísta uniformado que opera al amparo del poderoso ministro…

Pina Toribio: otro “Informe sobre ciegos”

El doctor César Pina Toribio, un reputado abogado y docente universitario que hace años hizo fama por su verticalidad y su apego a la verdad, parece que confronta algunos problemas de visión en las últimas semanas… Primero dijo, a propósito del desplante del presidente Chávez al doctor Fernández, que él no veía “nada extraño” en la negativa de aquel a reunirse con éste (un día después la cancillería venezolana lo desmentiría de manera inusitadamente grosera e hiriente)… Después aseguró que él no veía “nada pecaminoso” en la fotografía en que aparece el presidente Fernández, orondo, dando el primer picazo para la ya célebre Torre Atiemar…

Luego enfatizó que no veía “nada comprometedor” en la imagen en la que aparece el presidente Fernández con el presunto narcotraficante español Arturo del Tiempo y su hijo… Y hace sólo unas horas acaba de afirmar que no ve “la necesidad” de retenerle el “barrilito” en estos meses de campaña a los legisladores que aspiran a reelegirse… El hombre, pues, parece que se está quedando ciego, y no haría mal si se relee a “Sobre héroes y tumbas” (de Ernesto Sábato) y, luego, se da una “vueltecita” por el consultorio de un oftalmólogo…

Una anécdota de Ulises Heureaux (Lilí o Lilís)

Se cuenta que en cierta ocasión un compadre del entonces presidente dominicano Ulises Heureaux (Lilí o Lilís) le solicitó una audiencia a objeto de “saludarlo y entregarle un presente”…

Cuando el recio político y militar recibió en su despacho al solicitante, éste, luego de las manifestaciones correspondientes de afecto, le entregó a aquel el “obsequio”: se trataba de un cañón en miniatura, hermosamente trabajado, para ser colocado como adorno sobre el escritorio del gobernante caribeño… Heureaux agradeció efusivamente el regalo al compadre, al tiempo que, fiel a su temperamento satírico y a su agudeza expresiva, le preguntaba, moviendo una mano hacia el pecho en postura graciosamente defensiva: “Compadre, ¿el cañoncito éste no dispara?”, a lo cual el interpelado respondió con toda la seriedad del mundo: “No, compadre, claro que no, es de juguete”… La conversación entre Heureaux y el hombre se extendió unos minutos más, y a cada momento aquel repetía la pregunta: “Compadre, ¿usted está seguro que el cañoncito éste no dispara?”, recibiendo reiteradamente la negativa como contestación…

La entrevista tuvo un colofón curioso cuando el compadre, ya despidiéndose, adoptó un aire de preocupación y le dijo al mandatario: “Compadre, antes de que se me olvide, mire yo quería pedirle que usted me ayude con un asunto que me tiene mortificado”, y pasó a solicitarle su intervención en un problema económico que lo agobiaba en ese momento y que en algún sentido estaba relacionado con “su ahijado”… La respuesta de Heureaux todavía resuena en el anecdotario histórico nacional: “Usted ve, compadre, entonces no es como usted me decía: el cañoncito sí dispara…”

La frase de hoy “para darle caco” (solo para “pendejos”)

“Los políticos, en todas las épocas y bajo todas las circunstancias, son siempre lo mismo: para ganar adeptos prometen hacer un puente aunque no haya río”.
Nikita Jruschov
Hasta la próxima entrega…

(*) El autor es abogado y profesor universitario


Otras opiniones de: Luis R. Decamps R.

Mis hijos y el "principio de la infracción solidaria"Percepción, política práctica e intelectualidad Joao, la bella Monica y otras "monerías" del gobiernoHumanismo, pos modernidad y valores Leonel: !Arrinconado por el gobierno!El gobierno versus Leonel: El blanco real de Felucho Odebrecht y la lucha interna en el PLD y el PRMEl raro "antiimperialismo" del doctor Ray GuevaraDanilo y el PRD: ¿Un noviazgo sin amor?Sabores y picores en el PLD de hoyAntonostalgia del PEMELa reeleccion resbala y la oposicion en babiaLa reivindicacion historica del balaguerismo Google se parece a Dios, pero no lo es...El ostracismo de Leonel: ¿Culpa o ingratitud?La robótica ultranacionalista Hipocresia y cinismo en el panorama politicoLuis Abinader ante la historia El asesinato de Indhira Ghandi Lo que nos queda: El balaguerismo Abril 1965: El capitan que tomo por asalto la gloria La rebelión del leonelismo Luis Abinader en la cresta de la ola La “tozudez” de Leonel: ¿panico en el PLD?La reeleccion: ¿Un “maco” made in PLD?La agenda “patriotica” del conservadurismo El asesinato de Mahatma Gandhi en 1948El asesinato de Gaitan y el “Bogotazo” de 1948Baches y cachivaches de la reeleccion El asesinato de Olof Palme en 1986Las tribulaciones actuales del peledeismo historico Quirino al habla y Leonel en su ordalia “Pendejadas” de la vieja educacion domestica Brincos y mimicas con la reeleccion Leonel y el legado historico de BalaguerEl PLD y la crisis del pensamiento critico Hipolito Mejia ante la historiaEl asesinato de Isaac Rabin en 1995 Vainas y sables en el PLDEl asesinato del Che Guevara en 1967Leonel: El “zóon politikón” El asesinato de Anwar El-Sadat en 1981La reeleccion: Rosas y espinas en el PLDLeonel: ¿Camino a su primera derrota?Martin Luther King: humanista integral Malcolm X: De ratero a redentor social Kennedy: El hombre y el destino El PLD, LOma Miranda y Groucho MarxAdalai Stevenson: Un demócrata olvidado Matices históricos de la política en USATransfugas y "corchos" en la era del PLDEl legado gris de la "era" del PLDEl PRD, Majluta y la "Ley de Lemas"Trujillo: la lección ignorada La Constitución, el referendo y la reelección Danilo, Leonel y al reelección Caamaño y la prepotencia del embajador Era Trujillo realmente patriota o nacionalista?La "no reelección": ¿Una engañifa institucional?Graznidos del trujillismo historico El "vicio" del poder y la tentación totalitaria La socialdemocracia sigue siendo el camino Sobre "desfases" y “cambios de paradigmas"No es comunismo sino cristianismo La hipocresía como ideología Patriotismo, nacionalismo y antihaitianismo Ni Marx ni Cristo: ¿El signo de la época?Un articulo de Balaguer Recordando la “Izquierda Democrática” La política: ¿Pasión o profesión? La "política del gran garrote" de los EEUU El atentado de 1981 contra Juan Pablo IIEl decrepito circo del ultranacionalismo Elogio de la hipocresía Danilo versus Leonel: ¿Cambio de mando en el PLD?Verdades y mentiras en el PRD de hoy El conservadurismo dominicano; en la cresta de la olaEl disparate de la "fusión" con Haití Luis Abinader: Perfiles de un liderazgo en ascensoLa prensa digital: perfiles de una revolución mediática Liberalismo y conservadurismo en la historia dominicanaLa tirria del conservadurismo contra las ONGsSu majestad, el peledeismoSi a la regularización, no al ultranacionalismo Hipocresia y cinismo en el ultranacionalismo criolloLauros y perversiones de la democraciaEl dia que Hitler escapo de la muerte El "voto preferencial": Mitos y realidades El dia que ¨mataron¨ a Lenin Secreto a voces: el PRD necesita un nuevo liderazgoEl gobierno de Danilo, la encuesta Gallup y el pobre PRDLa "doctrina Monroe" y la "Seguridad Nacional" de Estados UnidosLa miseria ideológica de los partidos De Leonel a Danilo: Breve historia de la cosmética política PRD: El derrotero suicida de la división Se cavan las trincheras en el PRD: ¿La “tesis Betancourt" o la táctica penagomista de “ir como quiera”?El gobierno "light", la culebra que no se muerde la cola y la impronta de Barrabás en el PRDBolívar, García Márquez y la subversión de la historia Derecha e izquierda en la política del siglo XXIDe Maquiavelo a Rousseau: realismo e idealismo en politicaCorea del Norte: Ritos de una extraña monarquía "comunista" Leonel, el PLD, la Barrick Gold y el perogrulloDanilo y Leonel: el desafio silenteLos “pendejos” de la guerra restauradoraEl PRD, el liberalismo histórico y la riña de los egos Liberalismo y socialismo: Otras viejas vainas de los "pendejos"“Pendejos” Y “Realistas” en la primera república La feria de la política: pinceladas históricas para pendejosLa vieja vaina del "bien común": anatomía del político pendejoDe Marx a Bosch: la "envidia" de los "pendejos" socialistasConfucio: Un "pendejo" de antes de CristoJesucristo: Pionero de la ideologia de los "pendejos"Los Trinitarios: Nuestros primeros "pendejos" y "envidiosos"Los gobiernos del PLD: Poder, "Progreso" e Impunidad¿Se necesita o no una ley orgánica para aprobar la reforma tributaria de Danilo? Las fotos de Fidel: El contramensaje de la imagen El Feliz Bautista, los zafarranchos en el PLD y el "regalito" de Leonel a Danilo¿ Presión tributaria? Enemas y vomitivos para todosEl “eterno retorno”: Lla otra cara de las “megapensiones” El viejo imperialismo: antinostalgia de otra "Era"El "ABC" de la democracia: notas para desmeroriadosDe politica y politicos: machacando ideasVincho, Leonel y otros "bultos" del gobierno de DaniloRecordando a McLuhan: recovecos de la globalizacionMercado y doctrina: La politica en la "posmodernidad"El neoliberalismo y la crisis del capitalismo globalTodo “made in PLD”: De la mediocracia a la desesperación Nuestro "mundo posideológico"Despues del “Mundo de Yalta”Los grupos en el PRD: ¿Vicio o Virtud?¡Ay, qué miedo!: El don me quiere botar del PRDLa socialdemocracia dominicana: verdades y mentirasEl antireelecionismo: Mitos y realidadesMe derrotó el Estado, pero siento orgullo de mi voto Hipolito Mejía: Un voto por el país ¿A quien le creo? Encuestas, realidades, opiniones populares y otras vainas raras en el escenario electoral dominicano Hipólito: El elegidoHipolito: el presidente que yo conocíLas elecciones dominicanas, segun Broussonet¿La “Era” de Leonel? De encuesta Gallup a “crisis” de JCE: ¿Vericuetos de la agenda de campaña del PLD?Danilo y Margarita: ¿Es cierto que “esta linda la mar”?Fernández Domínguez: De Puerto rico a la gloria Consumatum Est: Con Margarita, Leonel le gana el primer “round” a Danilo y al Comite PoliticoLas dos encuesta de “Asisa”, las bellaquería y el “riflazo” de DaniloLeonel, doña Margarita y otras piedras en el camino de DaniloLa encuesta de "Asisa", la "cuerda" de Danilo y la candidatura de Doña MargaritaEl PLD y la “recuperación” económica del paisDanilo: ¿Bajo el contrasigno de la historia? La nómina pública, los timbales palaciegos y el festin de los “Wikileaks”La Amet, el “Progreso”y otros “bultos” gubernamentales“¡Memoria contra el olvido!”: El FMI, Leonel y el dominicano común “Se Pasa la tenaza…”: Hipólito, Perogrullo y DaniloEl “chulla” latinoamericanaDanilo y el PLD: maullidos del GatopardoEl “paquetazo”, el gobierno y el pobre Danilo El conde Abraños: de política y politiquerosEl PLD frente e Hipólito: el “cuentazo” del “retroceso” Hipólito y el PLD: Mentiras viejas, Verdades nuevasLeonel; Razones y sinrazones de una “¨declinatoria” Política, realidad y artificioLos trotes postreros de la convención del PRD...Mis apuestas en la convención del PRDEl dilema de Leonel, según BroussonetHipólito, Miguel y e PRD en el análisis de BroussonetLa “descelebración” de la navidad y ptras curiosidades Jesús de Nazaret: El gestor de una nueva civilización Leonel, la reeleción y el referendoLo que viene en el PRD: Un “choque de trenes” De Trucutú al nuevo doctor Merengue: la retórica de la política "light"La tesis reeleccionista del candidato títereEl PLD, los valores y la iniciativa de la Primera DamaIdentidad, “reingeniería” y candidatura presidencial en el PRD¿Es realmente posible una nueva reforma constituciona?El Metro en los hechos: ¿Gran obra o estafa? El Comité Político del PLD: Un anacronismo¿Reelección de Leonel? Una discusión para tontos Aspavientos y zafarranchos en el PRDLa “ceremonia de la bata blanca” ¿Par qué sirve el DNPC (antiguo DEPRECO)? Luis Abinader: impresiones fugaces sobre su discurso políticoLos desplantes del PRD al liberalismo históricoHipólito Mejía: ¿como el ave fénix? “Corran, muchachos, corran…” Milagros Ortíz Bosch en las “pinceladas” de Broussonet Una luz en el camino“Tiren coño, cobardes, tiren…”Marx y Bolívar: Notas sobre una controversia histórica “SE PASA LA TENAZA…”La candidatura del desprecio “SE PASA LA TENAZA…” La canidatura de Milagros Ortiz Bosch“SE PASA LA TENAZA…”“SE PASA LA TENAZA…”¿ingenuidad y desaprensión ?“SE PASA LA TENAZA…”: Se pusieron guapitos...“SE PASA LA TENAZA…”: La queja de algunos hipolitistas“SE PASA LA TENAZA…”: ¿Hipolito entierra el hacha? “SE PASA LA TENAZA…”Requiem por la “Constitución de Leonel”Viejas perogrulladas de la táctica política La “agenda Fernández”La portentosa voz de mando del general LuperónMiguel Vargas en la cresta de la olaLa feria de la corrupciónLa verdad como “roba la gallina”: Percepción y realidad en los gobiernos del PLD
El tiempo
Prevision del Tiempo en Santo Domingo
Encuesta
Quien sera el candidato del PRM en el 2020?
Hipolito Mejia
Luis Abinader
David Collado
No se

Ver los resultados
Ministerio de Educación banner