Miercoles 29 de Marzo del 2017
Santo Domingo, República Dominicana
Buscar Noticias


Luis R. Decamps R.

“SE PASA LA TENAZA…”

(Notas y reflexiones a vuelapluma de un necio empedernido)

¿SE RECONSIDERA LA “AGENDA FERNÁNDEZ”?

En el último trimestre del año pasado, cuando el país y el mundo cabalgaban sobre el brioso corcel de la crisis financiera, parecía un hecho que el presidente de la República Dominicana, Leonel Fernández, recién reelecto en el marco de un proceso electoral caracterizado por el uso voluminoso e indiscriminado de los recursos del Estado, había diseñado una agenda política y personal que tenía como horizonte estratégico la entrega del poder a un adversario en el año 2012 para relanzarse tras la caza de éste en el 2016… Las conveniencias personales, el sentido de la historia, el peso político de la referida crisis, el desgaste natural de la opción que él representa, la necesidad de una “alternabilidad dirigida” y las demandas inaplazables de la lucha por el liderazgo al interior del PLD, entre otros, eran factores que le daban solidez a la presunción de la existencia de la “agenda” en cuestión… Los pasos que ha dado Fernández en el último mes y medio, empero, dan pie a la sospecha de que el hombre está dejando abierta la posibilidad de considerar otras opciones…¡Ojo al Cristo, señores!

RECOVECOS DE LA “REAL POLITIK”

Es más que obvio que el presidente Fernández no sólo es el líder sino también el “propietario” actual del PLD… Aunque a veces se proyecta la idea de que en esa organización política las providencias cardinales las adopta el Comité Político (órgano de conducción antediluviano que sin rubor alguno reivindica el verticalismo y la “aristocracia” directiva, bajo el disfraz de la “disciplina” y el “orden”, en esta época de “democracia abierta”, horizontalismo y masificación), lo cierto es que muy pocas veces sus miembros han contrariado los deseos de Fernández… Desde luego, eso no tiene nada de particular en un partido que ha mantenido el estilo boschista de dirección (no marxista sino leninista, a la inversa de lo otro) y el “librito” de Balaguer (copiado más de Azorín que de Maquiavelo) para llegar y conservarse en el poder… En realidad, lo que es de lamentar es que los líderes subalternos del PLD (talvez con la excepción de Danilo Medina) no reparen en que dando asentimiento a todo ello están hipotecando sus posibilidades para el futuro (tal y como se vio con Bosch y Balaguer, y luego también con Peña Gómez en la etapa postrera de su liderazgo)… Sólo falta la consigna: “mientras Leonel respire que nadie aspire”… De ahí que las proclamadas aspiraciones presidenciales de ciertos peledeístas parezcan, más que cualquier otra cosa, meros ejercicios de marketing personal para mantener su principalía política de segunda (la paradoja es adrede) y su imagen ante Fernández a los fines de preservarse en el tren gubernamental…

LEONEL, EL SEMBRADOR DE EXPECTATIVAS

Es también evidente que Fernández, como político, es un excelente sembrador de expectativas históricas… Tanto a nivel nacional como a escala internacional, el líder del PLD va dejando a su paso “semillas” que con el paso del tiempo pudieran eventualmente fructificar a su favor… La maestría de Fernández en la siembra de posibilidades y opciones para el mañana inmediato puede ilustrarse con dos ejemplos recientes: 1. La decisión de aceptar la “sugerencia” de la administración Obama en el caso de Honduras (aunque ello haya dado “pique” a Chávez), que apuntala su imagen como “mediador” o “componedor” con posibilidades de ser considerado para un puesto de gerencia interamericana; y 2. La proclamación de la nueva Carta Magna (en lo adelante, la Constitución del 26 de enero de 2010), que no sólo reafirma su liderazgo nacional sino que también lo coloca en el número de los gobernantes dominicanos que han dado su nombre a textos constitucionales… En los dos escenarios (uno de allá y el otro de aquí) el hombre deja su simiente… Y que conste, todo al mejor estilo de lo postulado por el escribano florentino: absolutamente al margen de la ética.

LA CONSTITUCIÓN DE LEONEL

En lo que concierne a la Constitución del 26 de enero de 2010, no está de más insistir en que la misma, más allá del significado del “compromiso” (así, entre comillas) con la cúpula del PRD y de la parafernalia “reformista” y “globalizante” que la envolvió, resuelve cuando menos las tres preocupaciones fundamentales de Leonel Fernández para el porvenir inmediato: la posibilidad de retornar al poder (liquidando el “sistema norteamericano”, que lo excluía para siempre de la carrera presidencial); la creación de un Tribunal Constitucional (disminuyendo el poder la Suprema Corte de Justicia y minimizando los alcances del viejo derecho ciudadano al efecto, por si las moscas alguien quiere “inventar” contra él); y la ampliación del período congresual-municipal (en el entendido de que el PLD obtendría la victoria en las elecciones de mayo próximo, lo que le permitiría erigirse en “dueño” del Congreso y de los ayuntamientos por los próximos seis años y, colateralmente, ejercer una influencia insoslayable en la escogencia de los integrantes de las instituciones de elección indirecta, como la Cámara de Cuentas o la Junta Central Electoral)… Hay que reiterarlo: la simple verdad es que no le ha quedado nada mal el asunto a Fernández, sobre todo porque ahora entrará a la historia como propulsor de una “nueva” Constitución (aunque en realidad sólo se trate de una mascarada, con “chifles” y todo)… Eso es la política actual: lo que importa no es tener la razón (cosa de intelectuales y románticos, según los “valores” ahora predominantes) ni defender el espíritu de la justicia (ésta, como se sabe, hoy en día sabichosamente se le deja a Dios, que es el especialista en tales “asuntillos”), sino ganar… ¿Se leyó bien? Lo que importa en la política del siglo XXI es ganar…Lo otro, por desventura, es pura “pendejada”.


UNA ANÉCDOTA SOBRE EL REGRESO DE NAPOLEÓN EN 1815

En marzo de 1815, tras casi un año de reclusión en la isla de Elba (en abril de 1814 había sido obligado a abdicar flagelado por el descrédito y la impopularidad de su gobierno imperial), Napoleón Bonaparte protagonizó una espectacular evasión y, al frente de algo más de un millar de hombres, marchó sobre París… Casi nadie pensaba que Bonaparte tuviera posibilidad alguna de triunfar en esta nueva aventura, y por eso no resultó extraño que el periódico “El Constitucional” publicara sobre el hecho una reseña noticiosa cuyo título rezaba: “El sanguinario ogro ha abandonado su guarida”….

Cuando el general corso desembarcó en Francia, el mismo órgano de prensa publicó una información con el siguiente titular: “El bandido de Córcega está en Francia”… Sin embargo, en los siguientes días Bonaparte ya avanzaba victoriosamente y por doquier se le sumaban entusiastas simpatizantes… Así las cosas, la dirección de “El Constitucional”, ni tonta ni perezosa, empezó a cambiar convenientemente sus titulares: cuando Napoleón llegó a Grenoble, en su ruta hacia París, el periódico desplegó el siguiente epígrafe: “Bonaparte se encamina hacia París”; tres días más adelante el encabezado era: “Napoleón prosigue su avance triunfal”; dos días después cambió a este tono: “Mañana hará su entrada en París el Emperador de los franceses”; y ya cuando Napoleón había entrado a la capital francesa, publicó una nota que encabezaba con las palabras que siguen: “Su Majestad Real e Imperial ha llegado a la capital de sus Estados…” En cuestión de horas se inauguraría la administración napoleónica conocida como los Cien Días… ¿Moraleja? El “cambiazo de chaqueta”, que es tan viejo como universal, no es patrimonio exclusivo de los políticos…

LA FRASE DE HOY “PARA DARLE CACO” (SOLO PARA “PENDEJOS”)

“La política es un asunto demasiado serio para dejarlo únicamente en manos de los políticos”.
Charles De Gaulle

Hasta la próxima entrega…

(*) El autor es abogado y profesor universitario

DR. LUIS R. DECAMPS R.
829 804 3261
809 786 7632

Otras opiniones de: Luis R. Decamps R.

El gobierno versus Leonel: El blanco real de Felucho Odebrecht y la lucha interna en el PLD y el PRMEl raro "antiimperialismo" del doctor Ray GuevaraDanilo y el PRD: ¿Un noviazgo sin amor?Sabores y picores en el PLD de hoyAntonostalgia del PEMELa reeleccion resbala y la oposicion en babiaLa reivindicacion historica del balaguerismo Google se parece a Dios, pero no lo es...El ostracismo de Leonel: ¿Culpa o ingratitud?La robótica ultranacionalista Hipocresia y cinismo en el panorama politicoLuis Abinader ante la historia El asesinato de Indhira Ghandi Lo que nos queda: El balaguerismo Abril 1965: El capitan que tomo por asalto la gloria La rebelión del leonelismo Luis Abinader en la cresta de la ola La “tozudez” de Leonel: ¿panico en el PLD?La reeleccion: ¿Un “maco” made in PLD?La agenda “patriotica” del conservadurismo El asesinato de Mahatma Gandhi en 1948El asesinato de Gaitan y el “Bogotazo” de 1948Baches y cachivaches de la reeleccion El asesinato de Olof Palme en 1986Las tribulaciones actuales del peledeismo historico Quirino al habla y Leonel en su ordalia “Pendejadas” de la vieja educacion domestica Brincos y mimicas con la reeleccion Leonel y el legado historico de BalaguerEl PLD y la crisis del pensamiento critico Hipolito Mejia ante la historiaEl asesinato de Isaac Rabin en 1995 Vainas y sables en el PLDEl asesinato del Che Guevara en 1967Leonel: El “zóon politikón” El asesinato de Anwar El-Sadat en 1981La reeleccion: Rosas y espinas en el PLDLeonel: ¿Camino a su primera derrota?Martin Luther King: humanista integral Malcolm X: De ratero a redentor social Kennedy: El hombre y el destino El PLD, LOma Miranda y Groucho MarxAdalai Stevenson: Un demócrata olvidado Matices históricos de la política en USATransfugas y "corchos" en la era del PLDEl legado gris de la "era" del PLDEl PRD, Majluta y la "Ley de Lemas"Trujillo: la lección ignorada La Constitución, el referendo y la reelección Danilo, Leonel y al reelección Caamaño y la prepotencia del embajador Era Trujillo realmente patriota o nacionalista?La "no reelección": ¿Una engañifa institucional?Graznidos del trujillismo historico El "vicio" del poder y la tentación totalitaria La socialdemocracia sigue siendo el camino Sobre "desfases" y “cambios de paradigmas"No es comunismo sino cristianismo La hipocresía como ideología Patriotismo, nacionalismo y antihaitianismo Ni Marx ni Cristo: ¿El signo de la época?Un articulo de Balaguer Recordando la “Izquierda Democrática” La política: ¿Pasión o profesión? La "política del gran garrote" de los EEUU El atentado de 1981 contra Juan Pablo IIEl decrepito circo del ultranacionalismo Elogio de la hipocresía Danilo versus Leonel: ¿Cambio de mando en el PLD?Verdades y mentiras en el PRD de hoy El conservadurismo dominicano; en la cresta de la olaEl disparate de la "fusión" con Haití Luis Abinader: Perfiles de un liderazgo en ascensoLa prensa digital: perfiles de una revolución mediática Liberalismo y conservadurismo en la historia dominicanaLa tirria del conservadurismo contra las ONGsSu majestad, el peledeismoSi a la regularización, no al ultranacionalismo Hipocresia y cinismo en el ultranacionalismo criolloLauros y perversiones de la democraciaEl dia que Hitler escapo de la muerte El "voto preferencial": Mitos y realidades El dia que ¨mataron¨ a Lenin Secreto a voces: el PRD necesita un nuevo liderazgoEl gobierno de Danilo, la encuesta Gallup y el pobre PRDLa "doctrina Monroe" y la "Seguridad Nacional" de Estados UnidosLa miseria ideológica de los partidos De Leonel a Danilo: Breve historia de la cosmética política PRD: El derrotero suicida de la división Se cavan las trincheras en el PRD: ¿La “tesis Betancourt" o la táctica penagomista de “ir como quiera”?El gobierno "light", la culebra que no se muerde la cola y la impronta de Barrabás en el PRDBolívar, García Márquez y la subversión de la historia Derecha e izquierda en la política del siglo XXIDe Maquiavelo a Rousseau: realismo e idealismo en politicaCorea del Norte: Ritos de una extraña monarquía "comunista" Leonel, el PLD, la Barrick Gold y el perogrulloDanilo y Leonel: el desafio silenteLos “pendejos” de la guerra restauradoraEl PRD, el liberalismo histórico y la riña de los egos Liberalismo y socialismo: Otras viejas vainas de los "pendejos"“Pendejos” Y “Realistas” en la primera república La feria de la política: pinceladas históricas para pendejosLa vieja vaina del "bien común": anatomía del político pendejoDe Marx a Bosch: la "envidia" de los "pendejos" socialistasConfucio: Un "pendejo" de antes de CristoJesucristo: Pionero de la ideologia de los "pendejos"Los Trinitarios: Nuestros primeros "pendejos" y "envidiosos"Los gobiernos del PLD: Poder, "Progreso" e Impunidad¿Se necesita o no una ley orgánica para aprobar la reforma tributaria de Danilo? Las fotos de Fidel: El contramensaje de la imagen El Feliz Bautista, los zafarranchos en el PLD y el "regalito" de Leonel a Danilo¿ Presión tributaria? Enemas y vomitivos para todosEl “eterno retorno”: Lla otra cara de las “megapensiones” El viejo imperialismo: antinostalgia de otra "Era"El "ABC" de la democracia: notas para desmeroriadosDe politica y politicos: machacando ideasVincho, Leonel y otros "bultos" del gobierno de DaniloRecordando a McLuhan: recovecos de la globalizacionMercado y doctrina: La politica en la "posmodernidad"El neoliberalismo y la crisis del capitalismo globalTodo “made in PLD”: De la mediocracia a la desesperación Nuestro "mundo posideológico"Despues del “Mundo de Yalta”Los grupos en el PRD: ¿Vicio o Virtud?¡Ay, qué miedo!: El don me quiere botar del PRDLa socialdemocracia dominicana: verdades y mentirasEl antireelecionismo: Mitos y realidadesMe derrotó el Estado, pero siento orgullo de mi voto Hipolito Mejía: Un voto por el país ¿A quien le creo? Encuestas, realidades, opiniones populares y otras vainas raras en el escenario electoral dominicano Hipólito: El elegidoHipolito: el presidente que yo conocíLas elecciones dominicanas, segun Broussonet¿La “Era” de Leonel? De encuesta Gallup a “crisis” de JCE: ¿Vericuetos de la agenda de campaña del PLD?Danilo y Margarita: ¿Es cierto que “esta linda la mar”?Fernández Domínguez: De Puerto rico a la gloria Consumatum Est: Con Margarita, Leonel le gana el primer “round” a Danilo y al Comite PoliticoLas dos encuesta de “Asisa”, las bellaquería y el “riflazo” de DaniloLeonel, doña Margarita y otras piedras en el camino de DaniloLa encuesta de "Asisa", la "cuerda" de Danilo y la candidatura de Doña MargaritaEl PLD y la “recuperación” económica del paisDanilo: ¿Bajo el contrasigno de la historia? La nómina pública, los timbales palaciegos y el festin de los “Wikileaks”La Amet, el “Progreso”y otros “bultos” gubernamentales“¡Memoria contra el olvido!”: El FMI, Leonel y el dominicano común “Se Pasa la tenaza…”: Hipólito, Perogrullo y DaniloEl “chulla” latinoamericanaDanilo y el PLD: maullidos del GatopardoEl “paquetazo”, el gobierno y el pobre Danilo El conde Abraños: de política y politiquerosEl PLD frente e Hipólito: el “cuentazo” del “retroceso” Hipólito y el PLD: Mentiras viejas, Verdades nuevasLeonel; Razones y sinrazones de una “¨declinatoria” Política, realidad y artificioLos trotes postreros de la convención del PRD...Mis apuestas en la convención del PRDEl dilema de Leonel, según BroussonetHipólito, Miguel y e PRD en el análisis de BroussonetLa “descelebración” de la navidad y ptras curiosidades Jesús de Nazaret: El gestor de una nueva civilización Leonel, la reeleción y el referendoLo que viene en el PRD: Un “choque de trenes” De Trucutú al nuevo doctor Merengue: la retórica de la política "light"La tesis reeleccionista del candidato títereEl PLD, los valores y la iniciativa de la Primera DamaIdentidad, “reingeniería” y candidatura presidencial en el PRD¿Es realmente posible una nueva reforma constituciona?El Metro en los hechos: ¿Gran obra o estafa? El Comité Político del PLD: Un anacronismo¿Reelección de Leonel? Una discusión para tontos Aspavientos y zafarranchos en el PRDLa “ceremonia de la bata blanca” ¿Par qué sirve el DNPC (antiguo DEPRECO)? Luis Abinader: impresiones fugaces sobre su discurso políticoLos desplantes del PRD al liberalismo históricoHipólito Mejía: ¿como el ave fénix? “Corran, muchachos, corran…” Milagros Ortíz Bosch en las “pinceladas” de Broussonet Una luz en el caminoEl gobierno como la arepa y la ” Nueva Republica de la Barrick Gold““Tiren coño, cobardes, tiren…”Marx y Bolívar: Notas sobre una controversia histórica “SE PASA LA TENAZA…”La candidatura del desprecio “SE PASA LA TENAZA…” La canidatura de Milagros Ortiz Bosch“SE PASA LA TENAZA…”¿ingenuidad y desaprensión ?“SE PASA LA TENAZA…”: Se pusieron guapitos...“SE PASA LA TENAZA…”: La queja de algunos hipolitistas“SE PASA LA TENAZA…”: ¿Hipolito entierra el hacha? “SE PASA LA TENAZA…”Requiem por la “Constitución de Leonel”Viejas perogrulladas de la táctica política La “agenda Fernández”La portentosa voz de mando del general LuperónMiguel Vargas en la cresta de la olaLa feria de la corrupciónLa verdad como “roba la gallina”: Percepción y realidad en los gobiernos del PLD
El tiempo
Prevision del Tiempo en Santo Domingo
Encuesta
Quien sera el candidato del PRM en el 2020?
Hipolito Mejia
Luis Abinader
David Collado
No se

Ver los resultados